Tira Cuba

Tira Cuba

jueves, 23 de julio de 2009

Nace un nuevo Blog

La Asociación de Cubanos en Cataluya José Martí, abre sus puertas con un nuevo blog para sus asociados y demás lectores que deseen visitar sus páginas; en las cuales, dentro de la incipiente organización, aparece su primera entrada. La misma, reproduzco en mi blog.

Muchos dicen que con la muerte llega el olvido. Pero la razón les asiste en un diminuto grado de justificación. No es menos cierto que la pérdida de los seres más preciados anida en todo corazón la sensación de desgarre infinito, se nublan los ojos con las gotas del amor y el alma se recoge muda en gritos.

Por instantes, puede que no estén en el mañana. Más, se repararán en el futuro si ellos _los ausentes_ nos señalan el camino con el legado construido en el andar de sus vidas. Afortunadamente, para el que logró sembrar el bien en el surco de los suyos, vivirá su fruto en la modestia de los que lo imitan para honrarlo.

En una pequeña pero profunda mirada a la historia de nuestra Patria, se observa que muchas luces centellean en las raíces de sus páginas. La pléyade de mujeres y hombres que han entregado sus cuerpos enteros a la tierra que les dio su nombre (Cuba-nos) recibieron de ella, también los que hoy obramos, la guía inmensa de quien con su verbo y actuar plasmó el camino difícil pero seguro a la independencia: José Martí.

La privación de su existencia física no mermó en ninguno de aquellos que agregaron sus ardores por este presente. Ellos sintieron que el Maestro tocó con mesura y rescoldo de pasión sus fibras, y la brasa engrandecida los hizo hermanos como árboles al ponerse en filas de combate contra el gigante despiadado del norte y sus oportunistas feudatarios.

El Apóstol desplegó entereza y perseverancia, y levantó toda una masa de pueblo con la hermosa y dignificante bandera de la unión por el bien del hombre. Desde que alzó su voz juvenil para condenar la injusticia, él quedó en la dicha de nuestra naturaleza y se hizo universal.

El ejemplo de Martí no ha sido una horma para acomodar a la inteligencia, sino una guía honrada para fortalecer el carácter, una poesía que enamora el optimismo para crear y una canción que llama a ser flor y no producto estéril. Toda una humanidad se alimenta de su sapiencia y fundación.

Desde su nacimiento el 28 de enero de 1853 conocidos, amigos y enemigos se han estremecido con su temple. Jóvenes de todas las posteriores generaciones han encontrado en él la fuente redentora que invoca a la lucha contra la opresión y a dar paso dulcísono al ejercicio íntegro de nuestra marcha.

Vivir su vida entre lecturas, en su enorme obra, sentir el sudor de su frente para gozar su esfuerzo y llevar su acto a la realidad del nuestro, es burlarse de las sombras de la defunción. Solidificar su discurso en el nuestro, educarnos en su entero arrojo y proclamar con patriotismo todo justo ideal, nos levanta como una antorcha más encendida en el firmamento.

Nos enfurece ese hender irrevocable cuando pensamos en la bala homicida que golpeó su cuerpo con el intento de apagar su verbo, pero vivimos llenos de orgullo sabiendo que la imagen del “Mentor de nuestra Revolución cubana” nunca se ha vuelto distante y oscura.

Y si alguien se atreve a sentenciar su inexistencia, cito las palabras de su entrañable amigo Fermín Valdés Domínguez cuando escribió al Coronel del Ejército Mambí Bernabé Boza: “Para todos los cubanos, para los que ofrecemos a la Patria el tributo necesario hoy de nuestras vidas, para los que sentimos en el corazón las grandezas que el genio supo encarnar en un hombre, para los discípulos y para los hermanos de aquel incansable apóstol de la verdad,… para esos, Martí no ha muerto”.

domingo, 19 de julio de 2009

Lo que debe demandarse a Estados Unidos

La reunión de Costa Rica no conducía ni podía conducir a la paz. El pueblo de Honduras no está en guerra, solo los golpistas usan las armas contra él. A ellos habría que demandarles el cese de su guerra contra el pueblo. Tal reunión entre Zelaya y los golpistas solo serviría para desmoralizar al Presidente Constitucional y desgastar las energías del pueblo hondureño.
La opinión pública mundial conoce lo ocurrido en ese país a través de las imágenes difundidas por la televisión internacional, fundamentalmente Telesur, que sin perder un segundo transmitió fielmente cada uno de los hechos ocurridos en Honduras, los discursos pronunciados y los acuerdos unánimes de los organismos internacionales contra el golpe.
El mundo pudo apreciar los golpes que se descargaban sobre hombres y mujeres, los miles de gases lacrimógenos lanzados contra la multitud, los groseros gestos con armas de guerra y disparos para intimidar, herir o asesinar a ciudadanos.
Es absolutamente falsa la idea de que el embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Hugo Llorens, ignorara o desalentara el golpe. Lo conocía, al igual que los asesores militares norteamericanos, que no cesaron un minuto de entrenar a las tropas hondureñas.
Hoy se conoce que la idea de promover una gestión de paz a partir de Costa Rica surgió en las oficinas del Departamento de Estado, para contribuir a la consolidación del golpe militar.
El golpe fue concebido y organizado por personajes inescrupulosos de la extrema derecha, que eran funcionarios de confianza de George W. Bush y habían sido promovidos por él.
Todos, sin excepción, tienen un grueso expediente de actividades contra Cuba. Hugo Llorens, embajador en Honduras desde mediados del 2008, es cubano americano. Forma parte del grupo de agresivos embajadores de Estados Unidos en Centroamérica, constituido por Robert Blau, embajador en El Salvador; Stephen McFarland, en Guatemala, y Robert Callahan, en Nicaragua, nombrados todos por Bush en los meses de julio y agosto del 2008.
Los cuatro siguen la línea de Otto Reich y John Negroponte, que junto a Oliver North fueron responsables de la guerra sucia contra Nicaragua y de los escuadrones de la muerte en Centroamérica, que costaron a los pueblos de la región decenas de miles de vidas.
Negroponte fue representante de Bush en las Naciones Unidas, Zar de la inteligencia norteamericana, y finalmente subsecretario de Estado. Tanto él como Otto Reich, por diversas vías, estuvieron detrás del golpe de Honduras.
La base de Soto Cano en ese país, sede de la “Fuerza de Tarea Conjunta Bravo” perteneciente a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, es el punto de apoyo principal del golpe de Estado en Honduras.
Estados Unidos tiene el tenebroso plan de crear cinco bases militares más alrededor de Venezuela, con el pretexto de sustituir la de Manta en Ecuador.
La disparatada aventura del golpe de Estado en Honduras ha creado una situación realmente complicada en Centroamérica que no se resuelve con trampas, engaños y mentiras.
Cada día se conocen nuevos detalles de la implicación de Estados Unidos en esa acción, que tendrá también seria repercusión en toda América Latina.
La idea de una iniciativa de paz a partir de Costa Rica fue transmitida al Presidente de ese país desde el Departamento de Estado cuando Obama estaba en Moscú y declaraba, en una universidad rusa, que el único Presidente de Honduras era Manuel Zelaya.
Los golpistas estaban en apuros. La iniciativa transmitida a Costa Rica buscaba el objetivo de salvarlos. Es obvio que cada día de retraso tiene un costo para el Presidente Constitucional y tiende a diluir el extraordinario apoyo internacional que ha recibido. La maniobra yanki no incrementa las posibilidades de paz, sino todo lo contrario, las disminuye, y el peligro de violencia crece, ya que los pueblos de nuestra América no se resignarán jamás al destino que les tienen programado.
Con la reunión de Costa Rica se cuestiona la autoridad de la ONU, la OEA y demás instituciones que comprometieron su apoyo al pueblo de Honduras.
Cuando Micheletti, Presidente de facto, proclamó ayer que está dispuesto a renunciar a su cargo si Zelaya renunciaba, sabía ya que el Departamento de Estado y los militares golpistas habían acordado sustituirlo y enviarlo de nuevo al Congreso como parte de la maniobra.
Lo único correcto en este momento es demandar del gobierno de Estados Unidos que cese su intervención, deje de prestar apoyo militar a los golpistas y retire de Honduras su Fuerza de Tarea.
Lo que se pretende exigir al pueblo de Honduras en nombre de la paz, es la negación de todos los principios por los cuales lucharon todas las naciones de este hemisferio.
“El respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo Juárez.

Fidel Castro Ruz
Julio 16 de 2009
1 y 12 p.m.
Publicado en http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2009/07/16/lo-que-debe-demandarse-a-estados-unidos/

viernes, 10 de julio de 2009

DOBLEMOS NUESTRAS VOCES CONTRA LA INJUSTICIA

El cinismo se desborda en las sombras de la derecha, la manipulación de los derechos civiles son vilmente violados por esta esfera social que solo se escuda en la defensa de “sus riquezas”, las cuales han sido arrebatadas por siglos a los pueblos: los indígenas, campesinos, obreros; a los pobres y explotados que han sido despojados de los más elementales derechos humanos y que son mantenidos bajo subyugación.

La plena desfachatez de la conducta de todos los implicados en este golpe de estado, perpetrado en Honduras, se ve reflejada en las palabras de declaración del Coronel Herberth Bayardo Inestoza a El Faro y el Miami Herald.

El miedo a los cambios y transformaciones sociales que se llevan a cabo en la América conlleva a estas pérfidas acciones de la oligarquía y la burguesía contra el verdadero derecho democrático de los pueblos.

Prefieren violar las leyes, asesinar, imponer la fuerza y mantener el silencio y la mentira a flote, que permitir que los pueblos se alcen en la lucha por su propia emancipación e independencia, por alcanzar mejorías sociales de carácter equitativas para todos.

Una consulta popular, verdadero acto democrático de participación de toda la sociedad, ha llevado a la derecha a cometer el alto crimen de poner las fuerzas del ejército e instituciones del país contra su propio pueblo.

Es preferible apabullar, mantener la bota sobre la cabeza de los pueblos, que permitir que se liberen del yugo. Así se muestra este títere de Coronel, que llega hasta el impune descaro de amenazar a otro presidente como el caso de Hugo Chávez.

Los países como Venezuela, Bolivia y Ecuador, simplemente están siendo más justos con sus propios pueblos. Ellos, como otros que conforman el ALBA no se dejan utilizar de servilletas del imperio o de un sector en minoría de la sociedad que solo emana desprecio por sus coterráneos.

Tomo esta entrevista del sitio web Cel.lula Che Guevara del Partido de las y los Comunistas Catalanes y la pongo a disposición de quienes leen mi blog. De esta forma, continuamos doblando nuestras voces contra actos de esta calaña.

Autorretrato del fascismo hondureño: Entrevista con el Coronel Herberth Bayardo Inestroza, asesor jurídico del Ejército hondureño

Publicado por Cel.lula Che Guevara del Partido de las y los Comunistas Catalanes
http://tuqueridapresencia.blogspot.com/2009/07/autorretrato-del-fascismo-hondureno.html

El principal asesor jurídico del Ejército hondureño admite que trasgredieron la ley al sacar al presidente Zelaya en un avión hacia Costa Rica, y que esa decisión la tomó la cúpula mlitar “para evitar un derramamiento de sangre”. El coronel Bayardo Inestroza dice que el presidente venezolano, Hugo Chávez, hace bien en temer de un francotirador en Honduras, y que el ejército de este país no podría convivir con un gobierno de izquierda. Si Zelaya vuelve, dice, sería el final del estado de derecho en Honduras. Esta es la entrevista que el coronel Bayardo concedió a El Faro y el Miami Herald.

Coronel Herberth Bayardo Inestroza, ¿Como explica jurídicamente lo que ha pasado en Honduras?
antes estábamos asesorando al jefe del Estado Mayor Conjunto. Desde mediados de abril.
¿Asesorándolo para qué?Para que no fuera a comprometer a las Fuerzas Armadas en una probable orden ilegal que podía emitir el Ejecutivo
¿Qué les hacía pensar en abril que les podían dar una orden de ese tipo?
Por la situación que se venía dando desde el convenio con Venezuela sobre el ALBA y la firma en la plaza de La Libertad, en la que estuvieron jefes militares en una ceremonia política. Y una comparecencia más del Ejecutivo que, en vez de que estuviera el ministro o el viceministro de Defensa, estuvo el subjefe del Estado Mayor Conjunto. Eso no era normal, porque la parte política la manejan el ministro y el viceministro, nosotros solo vemos la parte operativa.
¿Y le manifestaron su inconformidad al presidente Manuel Zelaya?
Mi obligación no era decirle al presidente Zelaya. Mi obligación era decírselo al jefe del Estado Mayor Conjunto.
¿Y qué le respondió?
Él era consciente, pero tenía que esperar a que en determinado momento le dieran las órdenes para tener una suficiente base legal y responder. Es que no hay que ser tan inteligente para darse cuenta de lo que ha sucedido en Bolivia, Ecuador y Venezuela, para saber qué es lo que viene. En esos países han establecido control sobre el ejército, y controlando el ejército se da lo demás.
Desde entonces ustedes ya evaluaban el riesgo de tener a Zelaya como presidente…
… No. Nosotros evaluábamos la situación y existía un alto riesgo de que el presidente diera una orden illegal al jefe del Estado Mayor. Con el presidente Zelaya mantuvimos una excelente relación. El problema se da cuando él da esa orden ilegal de emplear las Fuerzas Armadas para apoyar el proceso de la encuesta. El 27 de abril nos reunimos con el señor presidente. El 26, en la tarde, le presenté al jefe del Estado Mayor Conjunto una opinión que concluía que jurídica, ética y moralmente no era posible proporcionar apoyo porque el artículo 272 nos da un papel de garantes de la Constitución, de la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia. Y nosotros como soldados no estamos subordinados a una persona, sino al cargo, a la ley.
Y llegamos al 24 de junio.
Sí, era la fecha tope para apoyar eso. Nos apersonamos a Casa Presidencial con la Junta de Comandantes y se le dijo al señor Presidente oficialmente que la orden no se iba a cumplir porque era ilegal. Hay un principio que se llama obediencia debida, que está claramente establecida en el artículo 24 del Código Penal que indica que ningún ciudadano civil o militar está obligado a cumplir órdenes ilegales. La orden que se imparte tiene que ser legalmente válida. Al no cumplir esos requisitos la orden que el presidente daba y que contrariaba a todo el estamento jurídico del Estado se le dijo que no se iba a cumplir; y él, en una conferencia de prensa, destituyó al jefe del Estado Mayor Conjunto. La Junta de Comandantes en pleno puso a disposición su cargo al señor Presidente.
¿Usted también?No, porque yo no estaba en esa reunion. Si no, se lo hubiera puesto a disposición también. Pero los comandantes le renunciaron ahí, y cualquier oficial que él hubiera nombrado en cualquier grado no lo iban a recibir. Para nosotros el jefe del Estado Mayor Conjunto seguía siendo el que teníamos.
Pero el Comandante en Jefe seguía siendo el Presidente de la República.
Pero estaba fuera de ley.
Solo en una orden específica, coronel.En todo el estamento jurídico del Estado. Debería usted investigar la historia de todos los desastres que hizo él en el país.
Es decir que el Ejército en pleno veía con recelo a este presidente
Si. Porque el señor Presidente estaba utilizando a la Fuerza Armada como una herramienta política, y el hecho de llegar por el voto a la presidencia no le da derecho a delinquir.
¿Usted estuvo en una reunión el sábado cuando deciden arrestar al presidente?Es que hubo una orden de la Corte Suprema de Justicia. Yo me enteré el sábado por la noche, pero el documento lo emitieron el viernes. La Corte ordena a las Fuerzas Armadas confiscar todos los materiales relacionados con esta encuesta. Esa es la orden inicial que nos dan a nosotros. Ya ellos tenían la orden de captura lista y la entregaron la noche del sábado.
Pero Micheletti se reunió con la cúpula militar.Nosotros no nos reunimos con Micheletti ni jueves ni viernes. Yo, por lo menos no.
¿Ni la cúpula militar?Ah, bueno, eso ya es otra cosa, pero yo no he estado en ninguna reunion ni puedo dar fe de una reunion de la junta de comandantes, porque no estuve ahí. Mi función como asesor jurídico es asesorar al jefe del Estado Mayor Conjunto. Yo estuve cuando entregaron la orden de parte de la Corte Suprema de Justicia.
Y supongo que se reunieron a medir las consecuencias.
Ya esa parte ya no la puedo tocar por situaciones que ustedes conocen…
… ¿No?O que ustedes se imaginan…
… Tampoco.
Bueno…
¿Y cómo justifica legalmente llevarse al presidente en un avión?
El viernes el presidente a la cabeza de una turba asaltó la Fuerza Aérea para llevarse un material que había confiscado el Ministerio Público. El comandante de la Fuerza Aérea tenía dos opciones: disparar a la muchedumbre o abrir los portones. Uno como soldado mide qué pesa más y eso en derecho se llama Estado de Necesidad. Aunque no nos gustó que se invadiera la Fuerza Aérea , el comandante tomó la decisión acertada, porque midió las consecuencias de cualquier otra decisión. Cuando decidimos sacar a este señor del país se hizo en una situación similar. ¿Qué era más beneficioso, sacar a este señor de Honduras o presentarlo al Ministerio Público y que una turba asaltara y quemara y destruyera, y que nosotros tuviéramos que disparar?
Dice “nosotros tomamos la decisión…” ¿Quiénes la tomaron?
Yo hablo del conjunto de la Fuerza Armada. La decisión de sacarlo a Costa Rica la tomamos nosotros como Fuerza Armada. La Junta de Comandantes.
¿Y el general Romeo Vázquez estaba ahí?Sí, claro. Medimos las consecuencias de lo que iba a suceder si nosotros lo déjábamos en el país. Medimos los riesgos y lo que podia suceder.
Hay una orden de la Corte Suprema y ustedes actúan en función de esta orden, pero cuando deciden sacar al presidente del país lo hacen por encima de todos los estamentos jurídicos del Estado.Claro, pero porque era para el bienestar del Estado. Ese Estado de Necesidad que le digo es un eximiente en el Código Penal, artículo 24. Analizamos la situación jurídicamente y se le dijo al general que era más conveniente sacar a ese señor.
¿Cuándo se toma esta decisión?El domingo en la madrugada, cuando ya estaba en marcha la operación.
Cuando ustedes deciden ir a capturar al presidente, ¿quién es la cabeza del Estado?Obviamente hay un vacío de poder. Por ley quien lo tiene que suceder es el presidente del Congreso, y nosotros en ningún momento asumimos funciones de poder porque tanto la Corte Suprema que había dado la orden como el Ministerio Público y el Congreso Nacional estaban encima de la situación.
Esa decisión de sacar al presidente Zelaya del país tiene consecuencias políticas y jurídicas, y la Fuerza Armada se abrogó la facultad de tomar una decisión que iba a tener este tipo de consecuencias.
Son riesgos que se tienen que correr. Si lo hubiéramos dejado acá ahorita estuviéramos enterrando un montón de gente. Pero las personas que lo ven de afuera lo ven de otra manera. Por ejemplo, este señor Insulza toma una decisión, cuando Chávez ha hecho un montón de cosas en Venezuela y la OEA no ha dicho nada.
¿Se da usted cuenta de que para la comunidad internacional el punto de ruptura es cuando el ejército llega a la casa del presidente de la República y lo rapta y lo pone en un avión?No, no se le rapta. Hay un juez ejecutor.
No, el juez les pide literalmente ponerlo a la orden de la autoridad correspondiente.
Pero había que correr ese riesgo, sopesando los peligros de lo que aquí iba a suceder.
¿Usted dice que por evitar un derramamiento de sangre desobedecieron esa orden de la Corte Suprema ?Correcto.
¿Así es?Así es. Mire, la Corte lo debería haber inhabilitado porque el presidente ya no respetaba a nadie aquí. Públicamente acusaba al presidente del Congreso de estar drogado. Amenazaba públicamente al Fiscal del Estado. Estaba totalmente fuera de orden. ¿Qué se puede esperar de una persona en ese estado? Pensar que a ese señor lo tuvimos como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas… Nos da frío. Esa es la realidad. Sé que es complicado para ustedes entender esto, pero así es. Nosotros somos hombres de principios, hombres de honor. Fue una decisión dolorosa dar ese paso.
Pero coronel, ese señor que usted dice que les da frío tenerlo de comandante fue electo por el pueblo para ser presidente.
Él es de un partido de centro izquierda y empieza a dar el giro a partir de que el año pasado el presidente Chávez lo pone en evidencia públicamente.
¿Alguien dudó de la decisión de sacarlo del país? ¿Alguien?No, nadie dudó.
Zelaya dice que con los soldados que entraron iban civiles encapuchados
No es cierto.
La canciller dice lo mismo. ¿Por qué procedieron contra la canciller? ¿También había orden de captura?Sí, claro.
¿Y a ella de qué la acusaban?Mejor diga de qué no la acusaban, porque qué no hizo esta gente…
… ¿Y dónde está esa orden de captura?En su momento van a salir todas esas órdenes de captura.
¿Por qué cree que la comunidad internacional le llama Golpe de Estado a esto?Porque no entienden lo que ha pasado en Honduras. Para que haya un golpe de Estado se tiene que romper el orden constitucional, y aquí no se ha roto.
El Fiscal General Adjunto ha anunciado que se ha abierto una investigación a quienes dieron la orden de sacar al presidente Zelaya del país.Es un procedimiento normal. En su momento nos van a llamar a nosotros y cuando ellos se encuentren con eso…
… ¿No los han llamado aún?
No, pero van a hacer los requerimientos. Para el caso, yo recibí cuatro citatorios para otros tantos oficiales de la Fuerza Aérea por la invasión del presidente a la Fuerza Aérea. Porque independientemente de la medida y las razones por las que se haya tomado, siempre existe el delito. Lógicamente en el momento en que ellos analizan, van a considerar las condiciones en que se cometió el delito y van a ver qué pesa más, si el hecho de que hayan ingresado y hayan invadido y hayan sustraído o secuestrado el material que estaba bajo la custodia de la Fuerza Aérea o que se hubiera empleado la fuerza para defenderlo y matado a un montón de gente.
¿Aceptarían un acuerdo político para que regrese Zelaya?No sabría contestarle, porque no me corresponde tomar esa decisión. Sinceramente… no sé qué se haría. Si eso llega a suceder eso va a ser el principio del fin del Estado de Derecho en Honduras. Porque él no va a cambiar, va a seguir con sus ideas izquierdistas. Él lo tiene claro. Si esa encuesta de opinión se hubiera realizado el domingo, con el resultado ellos legitimaban el proceso, y a las 18 horas del mismo domingo 28 instalaban la Constituyente. Y una vez instalada disolvían el Congreso y la Corte Suprema , destituían al Fiscal General y descabezaban los mandos de las Fuerzas Armadas. Lo mismo se ha hecho en otros lados.
Probablemente si el presidente Zelaya hubiera hecho eso ahora sería él el que estaría…
… No. A la comunidad internacional no le interesa eso. Lo ha hecho Chávez, lo ha hecho Correa, lo ha hecho el otro allá… Y nadie ha dicho nada. Nadie ha dicho nada. Chávez acaba de extraditar al alcalde de Caracas, que es elegido por votación popular, y ha nombrado un alcalde él. ¿Y quién le ha dicho algo? Nadie. Sencillamente nadie. Ha confiscado distintas empresas, de diferentes rubros, de diferentes países, y nadie ha dicho nada. Ha confiscado medios, ustedes lo saben, y nadie dice nada.
¿Y aquí ustedes no han hecho lo mismo con medios de comunicación?
Nosotros no hemos confiscado.
Los han cerrado.Solo hubo dos medios. Radio Globo, que ya está en operación y Canal 36, que ya está por entregarse pero los dueños del canal dijeron que no lo van a recibir. Ya la fiscalía está al tanto del caso.
¿Y por qué lo hicieron?
Se tomó la medida por la situación en que estábamos.
¿Pero por qué esos medios?
Por la postura que habían tomado. En ese momento, si hubiese habido algún levantamiento que ellos hubieran promovido habría sido terrible. Nosotros lo que cuidamos en todo momento fue que no hubiese muertos. Y gracias a Dios no los hubo.
¿Se siente más cómodo el ejército con un Comandante en jefe de derecha que con uno de izquierda?
Nosotros en 1980, yo era subteniente, combatimos los movimientos subversivos acá y fuimos el único país que no tuvo una guerra fratricida como los demás. Difícilmente nosotros, con nuestra formación, podemos tener relación con un gobierno de izquierda. Eso es imposible. Yo personalmente me hubiera retirado, porque mi pensamiento, mis principios, no me hubieran permitido comulgar con eso.
¿Y Zelaya no es de izquierda?
Él es de una izquierda de mentiras, porque es un ganadero de la zona sur que ha vivido siempre acomodado. Lo que pasa es que aprovechó la coyuntura de los petrodólares, pero está acostumbrado a vivir cómodamente, como un burgués. Desgraciadamente, se había abocado a eso.
¿Ve difícil que Zelaya vuelva al país?Imposible. Si él es inteligente no va a regresar a Honduras. Ya Chávez dijo que no venía a Honduras y dijo por qué, y ustedes lo saben: dijo que tenía temor a un francotirador.
¿Y debería tener temor a un francotirador?
Cuando vino acá nos insultó a todos, y el gobierno lo permitió.
O sea, que sí debe tener miedo a un francotirador.Debe tener miedo, claro. Porque nos faltó al respeto a todos. Nos trató de gorilas y todo. Yo no entiendo cómo un golpista puede tener moral de insultarlo a uno.
¿Está usted de acuerdo en que cuesta entender una acción militar en la que un presidente es sacado de su país?Cuesta entenderlo, claro. Pero nosotros preferimos correr ese riesgo a que él instalara una Asamblea Constituyente en el país, porque hubiera cambiado la forma de gobierno y todo lo demás.
Cuando dice “preferimos”, ¿a quienes se refiere?
A la Fuerza Armada. Porque no fue una acción de dos o tres personas. Estaba respaldada por todos los que estaban detrás. El presidente se equivoca cuando dice que el ejército está dividido.
Lo que dice suena a un golpe militar.
No, lo que quiero decir que estábamos unidos en la decisión de acatar la orden. Los menos interesados en llegar a esa situación éramos nosotros. Nuestro jefe del Estado Mayor trató de convencer a los diferentes sectores políticos sociales, del Estado, de que había que dialogar, y el único que se opuso fue el señor que estaba en casa presidencial.
Viendo las consecuencias, la retirada de embajadores, etc… ¿Piensa que se pudo hacer de una manera mejor?No. personalmente estoy convencido de que fue la mejor decisión que se pudo haber tomado. Con ese señor no había otra solución.
Da la impresión al escucharle de que el ejército es el único que se dio cuenta de lo que sucedía.No es que solo nosotros éramos, la sociedad sabía. Pero nosotros nunca nos pronunciamos sobre eso. El primero que se pronunció fue el fiscal general.
¿Y si al final se dan las condiciones para que Zelaya regrese a la presidencia?
Yo pido la baja y me voy del país, porque nos van a perseguir igual que los políticos que han estado involucrados en esto.

miércoles, 8 de julio de 2009

Contra el Golpe de Estado en Honduras


Los miembros de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí creemos muy justo y necesario sumar nuestro voto por el respeto a la decisión del pueblo y gobierno constitucional hondureños; condenar enérgicamente todo acto antidemocrático, lacerador, indigno y golpista, que se ha ejecutado por la mano de la oligarquía y la burguesía hondureñas, la cual solo desea mantener sus intereses por encima del bienestar social de ese pueblo hermano.

Actos vandálicos como este son el resultado de la mezquina actitud de la minoría enriquecida, oportunista y temerosa del desarrollo de los pueblos y su avance en la construcción de un futuro mejor, de verdadera participación popular de todos los sectores en la transformación de las bases sociales y económicas de los países latinoamericanos.

Nosotros, como lo ha hecho el pueblo de Cuba y el resto de los países de la América, debemos levantar nuestra voz desde aquí, Catalunya, y hacer fila en el reclamo de la práctica de la justicia, con el regreso de Manuel Zelaya a la presidencia del gobierno de Honduras y el procesamiento judicial de los golpistas.


¡GOLPE DE ESTADO! ¡NO!

martes, 7 de julio de 2009

Me sumo a esta DENUNCIA

Hoy no escribiré un artículo de mi tutoría; sino, que me atreveré a reproducir textualmente un artículo publicado en la Revista Cultural Cubana "La Jiribilla". Este artículo fue escrito por Idelfonso Finol y yo me sumo a esta denuncia que él realiza sobre el injustificable, vandálico y genocida golpe de estado perpetrado en Honduras, no sólo cometido contra el presidente Manuel Zelaya, sino contra todo un pueblo, contra la dignidad humana, contra la independencia y autodeterminación de un pueblo, contra el justo cambio que se hace necesario y se va gestando en nuestros pueblos de América Latina.

Pongo a la dispocisión de ustedes, el artículo.

Enigmas de Honduras
Ildefonso Finol • Caracas
"lajiribilla": Revista Cultural Cubana: Nº 425. Año VIII, La Habana. 27 de junio

Todavía ningún vocero del Golpe de Estado en Honduras ha explicado en cuál artículo de la Constitución o de alguna ley o código de ese país, se establece la sanción penal de sacarlo a uno en pijamas de su propia habitación y echarlo al aeropuerto de otro país sin más ni más. Ojo, sin juicio previo. Una rareza, verdad?

La rebuscada juridicidad de los golpistas es de un absurdo desconcertante. Uno no pudo imaginar que entre tantas lumbreras que tiene la derecha en sus filas, intelectuales como Vargas Llosa, pajúos como Jorge Castañeda, charlatanes como Montaner, ex presidentes impotentes como Aznar, pudieran pecar de una ignorancia ilimitada en un acto de tal significación para sus planes restauradores.

Es que la derecha, maldita, cobarde, traidora y asesina como es, se está reagrupando para arremeter desde su despecho de desplazada por las fuerzas de la historia. Se decidieron a volver y Honduras es la cabeza de playa escogida para desembarcar. Al plan lo han llamado “Resurrección Neoliberal”. No olvidemos que las crisis capitalistas siempre generan engendros endemoniados como el nazismo.

No es extraño que así sea. Este pobre país ha sido base gringa desde sus inicios. Aún manda allí la innombrable base de Palmerola. Es un país hecho por la CIA.

El supuesto “canciller” de los usurpadores habla con soberbia brutal. A una valiente periodista de Radio Globo-Honduras la quiso vapulear con arrogantes citas parisinas. Pero no pudo responderle la pregunta: de cuál presidente electo habla usted, aquí el único Presidente electo en Manuel Zelaya.

A los tipos se les salía lo mafioso por la mirada. Lo cierto es que jurídicamente los golpistas no han pegado una. Siendo el plano escogido por ellos para legitimarse, con la ayuda espontánea de CNN y sus similares, no han logrado hilvanar una sola idea coherente con sus acciones.
Acaban de asesinar a los primeros mártires de esta gesta popular. Mientras se proponían impedir la llegada de Zelaya al aeropuerto de Tegucigalpa, no aguantaron las ganas de disparar, para que no fallaran las santas predicciones del Monseñor que en nombre de dios una vez más se cagó en el nombre de Jesucristo.

Las gentes buenas del planeta esperamos que cese la barbarie y la impunidad. Pero en Honduras no se sabe quién da las órdenes. Es un misterio. Los golpistas se ven todos tan incapaces, tan ineptos, tan brutos. El megalómano usurpador es un sátrapa energúmeno que sólo abre la jeta para rebuznar. El general traidor parece combinar el cerebro de un “Sargento García” con la crueldad de un buen discípulo de la Escuela de las Américas. ¿Quién los dirige?

No es que estemos insinuando que sea el comandante de la Base de Palmerola, pero Negroponte anduvo por allí hace poco tiempo, y, por el envalentonamiento de los golpistas, se nota que los delincuentes están guapos y apoyados.

El Canciller de los Trabajadores y de la Dignidad Bolivariana Nicolás Maduro informó desde Washington, de los retrasos inexplicables de la salida del avión venezolano que llevaría a Zelaya hasta su Patria. ¿Qué pudiéramos suponer?

Por Obama no me pregunten. Cada vez me recuerda más a Mónika Lewinsky.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...