Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 20 de febrero de 2010

¿Ignoran los medios la ayuda cubana a Haití?

Por: Tom Fawthrop
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens
Entre las numerosas naciones donantes que ayudan a Haití, Cuba y sus equipos médicos han jugado un papel importante en la atención de las víctimas del terremoto.
Expertos en salud pública dicen que los cubanos fueron los primeros en establecer instalaciones médicas entre los escombros y en rehabilitar hospitales inmediatamente después del terremoto.
Sin embargo, su trabajo esencial en el sector de la salud ha recibido poca cobertura en los medios.
“Es impresionante que no haya habido virtualmente ninguna mención en los medios del hecho de que Cuba tuvo cientos de profesionales de la salud en el terreno antes de cualquier otro país” dijo David Sanders, profesor de salud pública de Western Cape University de Suráfrica.
El coordinador del equipo cubano en Haití, doctor Carlos Alberto García, dice que los doctores, enfermeros y otro personal cubano han estado trabajando sin cesar, día y noche, con salas de operación abiertas 18 horas al día.
Durante una visita al hospital La Paz en la capital haitiana Puerto Príncipe, la doctora Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO, por sus siglas en inglés) que está a cargo de la coordinación médica entre los doctores cubanos, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y numerosas ONG del sector de la salud, describe la ayuda suministrada por los doctores cubanos como “excelente y maravillosa”.
La Paz es uno de cinco hospitales en Haití que está dotado en gran parte de profesionales de la salud de La Habana.
Historia de cooperación
Haití y Cuba firmaron un acuerdo de cooperación médica en 1998.
Antes del terremoto, 344 profesionales cubanos de la salud ya se encontraban en Haití, suministrando atención primaria y servicios obstétricos, así como operaciones para devolver la vista a haitianos cegados por enfermedades de los ojos.
Más doctores llegaron poco después del terremoto, como parte de la Brigada Médica Henry Reeve de reacción rápida formada por especialistas en desastres. La brigada tiene amplia experiencia en el enfrentamiento de las consecuencias de terremotos, por haber actuado en semejantes desastres en China, Indonesia y Pakistán.
“En el caso de los doctores cubanos, son especialistas en la reacción rápida ante desastres, porque el manejo de desastres es parte integral de su capacitación” explica María a Hamlin Zúñiga, especialista en salud pública de Nicaragua.
“Tienen plena conciencia de la necesidad de reducir riesgos y tienen gente preparada para actuar en cualquier situación de desastre.”
Los doctores cubanos han estado organizando instalaciones médicas en tres hospitales rehabilitados y cinco hospitales de campo, así como cinco centros de diagnóstico, con un total de 22 puestos de atención, con apoyo financiero de Venezuela. También operan nueve centros de rehabilitación, dotados con cerca de 70 fisioterapeutas y especialistas en rehabilitación cubanos, aparte de personal médico haitiano.
El equipo cubano ha contado con la ayuda de 100 especialistas de Venezuela, Chile, España, México, Colombia y Canadá, y 17 monjas.
La Habana también ha enviado 400.000 vacunas contra el tétano para los heridos.
Eduardo Núñez Valdés, un epidemiólogo cubano que está actualmente en Puerto Príncipe, ha subrayado que las actuales condiciones insalubres podrían llevar a una epidemia de enfermedades parasitarias e infecciosas si no se actúa rápido.
Silencio en los medios
Sin embargo, al informar sobre el esfuerzo internacional de ayuda, los medios occidentales no han destacado generalmente a Cuba en la lista de naciones donantes.
La lista de donantes de una importante agencia internacional de noticias mencionó a Cuba con el envío de más de 30 doctores a Haití, cuando la cifra real es de más de 350, incluyendo a 280 jóvenes doctores haitianos graduados en Cuba. La cifra total representa un total combinado de 930 profesionales de la salud en todos los equipos médicos cubanos, lo que lo convierte en el mayor contingente médico en el terreno.
Otro grupo de 200 doctores, formados en Cuba, de 24 países de África y Latinoamérica, y una docena de doctores estadounidenses graduados en La Habana, están actualmente en camino a Haití y reforzarán los equipos médicos cubanos presentes.
En comparación, los internacionalmente conocidos Médicos Sin Fronteras (MSF) tienen aproximadamente 269 profesionales de la salud trabajando en Haití. MSF está mucho mejor financiado y cuenta con suministros médicos mucho más amplios que el equipo cubano.
Excluidos
Pero mientras representantes de MSF y del CICR están frecuentemente ante las cámaras de televisión discutiendo prioridades sanitarias y necesidades médicas, los equipos médicos cubanos están ausentes de la cobertura mediática.
Richard Gott, el ex editor para el extranjero del periódico Guardian y especialista en Latinoamérica, declara: “Los medios occidentales están programados para mostrarse indiferentes a la ayuda que proviene de sitios inesperados. En el caso haitiano, los medios han ignorado no sólo la contribución cubana, sino también los esfuerzos hechos por otros países latinoamericanos”.
Brasil está suministrando 70 millones de dólares en 10 unidades de atención de urgencia, 50 unidades móviles para atención de emergencia, un laboratorio y un hospital, entre otros servicios sanitarios.
Venezuela ha cancelado toda la deuda de Haití y ha prometido suministrar petróleo gratuitamente hasta que el país se haya recuperado del desastre.
Las ONG occidentales emplean funcionarios encargados de los medios para asegurarse de que el mundo sepa lo que están haciendo.
Según Gott, los medios occidentales se han acostumbrado a tratar con semejantes ONG, posibilitando el desarrollo de una relación de ayuda mutua.
Los equipos médicos cubanos, sin embargo, están fuera de ese circuito humanitario-mediático predominantemente occidental y por lo tanto es probable que sólo reciban atención de medios latinoamericanos y de locutores y medios impresos en idioma español.
Ha habido, sin embargo, notables excepciones en este síndrome periodístico. El 19 de enero, un periodista de CNN rompió el silencio sobre el papel cubano en Haití con un informe sobre doctores cubanos en el hospital La Paz.
Cooperación Cuba/EE.UU.
Cuando EE.UU. solicitó que se permitiera que sus aviones militares volaran por el espacio aéreo cubano con el propósito de evacuar haitianos a hospitales en Florida, Cuba estuvo inmediatamente de acuerdo a pesar de casi 50 años de animosidad entre los dos países.
Josefina Vidal, directora del departamento Norteamérica del ministerio de Exteriores cubano, declaró: “Cuba está dispuesta a cooperar con todas las naciones en el terreno, incluyendo a EE.UU., para ayudar al pueblo haitiano y salvar más vidas”.
Este acuerdo redujo en 90 minutos el tiempo de vuelo en la evacuación médica de la base naval de EE.UU. en Guantánamo, en el extremo sur de Cuba, a Miami.
Según Darby Holladay, portavoz del departamento de Estado de EE.UU., también ha comunicado su disposición a suministrar material médico a los doctores cubanos en Haití.
“La potencial cooperación estadounidense-cubana podría llegar lejos en la satisfacción de las necesidades de Haití” dice la doctora Julie Feinsilver, autora de Healing the Masses, un libro sobre la diplomacia cubana de la salud, quien afirma que se requiere urgentemente el máximo de cooperación.
Rica en recursos humanos
Aunque Cuba es un país pobre en desarrollo, su riqueza de recursos humanos -doctores, ingenieros y expertos en el manejo de desastres- ha posibilitado que la pequeña nación del Caribe juegue un papel global en la atención sanitaria y en la ayuda humanitaria junto a naciones mucho más ricas de Occidente.
Equipos médicos cubanos tuvieron un papel esencial después del tsunami del océano Índico y suministraron el mayor contingente de doctores después del terremoto de Pakistán de 2005. También fueron los que permanecieron más tiempo en el país de todos los equipos médicos internacionales que trataron a las víctimas del terremoto indonesio de 2006.
En la operación de ayuda a Pakistán, EE.UU. y Europa enviaron equipos médicos. Cada uno tenía un campamento de base en el cual la mayoría de los doctores permanecían durante un mes. Los cubanos, en cambio, desplegaron siete campamentos de base principales, operaron 32 hospitales de campo y permanecieron durante seis meses.
Bruno Rodríguez, actual ministro de Exteriores de Cuba, dirigió la misión y vivió en las montañas de Pakistán durante más de seis meses.
Poco después del terremoto indonesio del año siguiente, me reuní con el coordinador sanitario regional de entonces, Dr Ronny Rockito.
Cuba había enviado 135 trabajadores de la salud y dos hospitales de campo. Rockito dijo que mientras los equipos médicos de otros países partieron al cabo de un mes, solicitó al equipo médico cubano que extendieran su estadía.
“Aprecio al equipo médico cubano. Su estilo es muy amistoso. Su estándar médico es muy alto” me dijo.
“Los hospitales [de campo] cubanos son muy completos y son gratuitos, sin apoyo financiero de nuestro gobierno.”
Rockito dice que nunca había esperado que unos médicos cubanos llegaran a ayudar a su país.
“Nos sentimos muy sorprendidos por médicos provenientes de un país pobre, de un país tan alejado del que sabemos muy poco.
Podemos aprender del sistema de salud cubano. Son muy rápidos en el tratamiento de heridas y fracturas. Hacen radiografías y luego operan directamente.”
¿Una ‘nueva alborada’?
La cumbre de Montreal, la primera reunión de 20 naciones donantes, acordó realizar una importante conferencia sobre el futuro de Haití en Naciones Unidas en marzo.
Algunos analistas ven la rehabilitación de Haití como una oportunidad potencial para que EE.UU. y Cuba dejen atrás sus diferencias ideológicas y combinen sus recursos -EE.UU. tiene la logística, mientras Cuba tiene los recursos humanos- para ayudar a Haití.
Feinsilver está convencida de que “Cuba debiera recibir un sitio en la mesa con todas las demás naciones y organizaciones y agencias multilaterales en una y en todas las reuniones para discutir, planificar y coordinar los esfuerzos de ayuda para la reconstrucción de Haití”.
“Sería en reconocimiento por la antigua política y práctica de diplomacia médica de Cuba, así como su ayuda general de desarrollo a Haití” dice.
Pero ¿podrá brindar Haití al gobierno de EE.UU., que incluye a Cuba en su lista de países que supuestamente “apoyan el terrorismo”, una “nueva alborada” en sus relaciones con Cuba?
A fines de enero, Hillary Clinton, la secretaria de Estado de EE.UU., agradeció a Cuba sus esfuerzos en Haití y saludó la ulterior ayuda y cooperación.
En el gran plan de reconstrucción de Haití, argumenta Feinsilver, “no puede haber imposición de sistemas de ningún país, agencia o institución. El propio pueblo haitiano, mediante lo que queda de su gobierno y ONG, debe proveer la dirección política, y Cuba ha sido y debería seguir siendo un participante clave en el sector de la salud en Haití”.

jueves, 18 de febrero de 2010

Encuentro no, despedida

LA JIRIBILLA. REVISTA CULTURAL CUBANA.
Año VIII. La Habana 15 de FEBRERO de 2010
Y.P. Fernández • La Habana
En el más reciente informe sobre el presupuesto militar presentado ante el Congreso norteamericano alarman los datos sobre los 517,8 mil millones de dólares previstos por este concepto para 2010, e inquieta también la solicitud de unos 708 millardos de dólares para 2011 anunciada por el presidente Barack Obama.

A propósito del tema, el periodista David Brooks expone en un artículo para La Jornada que "Robert Gates, secretario de Defensa, declaró a reporteros que al desarrollar estrategias militares se debe tomar en cuenta que se enfrenta un mundo donde las amenazas más probables y letales emanarán de estados fracasados o fracturados. Gates y los jefes del estado mayor enfatizaron que hay una gama de nuevos desafíos que van más allá de los marcos tradicionales. De hecho, elevaron el universo del ciberespacio como un nuevo terreno de conflicto".

Mientras los analistas tratan de explicar las razones para la aprobación del gasto militar más grande de la historia, según un estudio comparativo hecho por Doug Bandow del Cato Institute de Washington publicado en El Universal, y teniendo en cuenta el contexto de una crisis económica global, que ya está registrando profundas huellas sociales, en el cual esto ocurre, algunos se detienen en tratar de descifrar el significado de la noticia sobre la posibilidad de que el sitio digital Cubaencuentro.com se despidiera de sus seguidores, la cual circuló en Internet, convenientemente poco replicada aunque con las consiguientes versiones sobre posibles causas y azares.

Por un lado, el Presupuesto de Defensa de los EE.UU. parece una gran fuente que no cesa de manar, y por el otro se anuncian cierres imputados a faltas de financiamiento. Con tan cuantiosas sumas de dinero previstas para gastos militares podría pensarse que todos los proyectos posibles destinatarios de estos fondos para la subversión de los órdenes establecidos por otros estados o grupos sociales, sobre todo aquellos que habitan en el "peligroso" mundo digital, gozan de buena salud; pero una vez más se constata que en tiempos de crisis se vuelve recurrente la alegoría del barco que se hunde y quiénes son los primeros en abandonarlo.

El escritor Pablo Díaz Espí, ex director editorial de la versión digital de Encuentro, en una carta dirigida a los lectores, afirmaba que su renuncia se debía a "la falta de visión del proyecto", que "se ha desvirtuado". Qué visión y quién lo desvirtuó nunca se dejó muy claro en el mencionado anuncio; pero según adelantaron los editores, tras su renuncia, el equipo del sitio comenzaría a trabajar para presentar Diario de Cuba que, al decir del propio Espí, nace sin ninguna ayuda institucional y aspira a constituirse en "un espacio de opinión plural que contribuya a enriquecer la cultura y la política cubanas".

El otrora directivo de Cubaencuentro afirma también que "Diario de Cuba garantizará el periodismo honesto y la pluralidad de opiniones, promoviendo, además de la información, el análisis, la opinión y el entretenimiento". Habría que preguntarse cuánto de diferente como propuesta editorial tendrá realmente este sitio y si realmente unos redactores que abandonaron el anterior por falta de financiamiento serán capaces de sostener esta "nueva publicación" a través del, "¡oh terrible término!", trabajo voluntario.

Cubaencuentro surgió en el año 2000 como un modo de poner en la red la revista Encuentro que se editaba en Madrid desde el año 1995 y pertenecía a la Asociación Encuentro de la Cultura Cubana (AECC), con lo cual sus objetivos y propuestas "culturales" con respecto a Cuba seguían los mismos lineamientos que los de esta asociación base.

En esa dirección apuntan los resultados de una investigación de José Antonio García Miranda publicada en 2002 en un dossier de La Jiribilla titulado "Encuentros, desencuentros" en la cual se aseveraba que "Un análisis de los contenidos de los dieciséis números de Encuentro (algunos de ellos dobles), revela que el 52,4% de su espacio, el 45,9% de los textos, y prácticamente todos sus trabajos de fondo, son absolutamente políticos… Esta politización resulta aún más descarnada en la versión digital de la revista Encuentro en la Red… Si se despojara a Encuentro de su barniz cultural, quedaría al desnudo una agenda política completamente coincidente con la del gobierno norteamericano y la ultraderecha de origen cubano".

García Miranda recordaba también que una revista llamada Encounter (Encuentro) aparecida entre 1953 y 1967 fue financiada por la Fundación Farfield con dinero que recibió de la CIA. Aquella "primera temporada" ocupó, según Frances Stonor Saunders en su libro La CIA y la guerra fría cultural, “una posición clave en la historia intelectual de la posguerra”.

Varias décadas después el ecuménico nombre intentó posicionarse nuevamente en la palestra; pero su financiamiento despertó también la suspicacia de unos y las sospechas de otros. Pronto comenzaron a aparecer las primeras revelaciones acerca de quiénes verdaderamente financiaban estos "encuentros". En el citado artículo, Miranda explica: "Años después, aparece otra revista Encuentro, esta vez en español y de mucha menos calidad que su antecesora, que recibe también fondos procedentes del gobierno de EE.UU., a través de la National Endowment for Democracy y la Fundación Ford, junto a contribuciones del Instituto de Cooperación Iberoamericana de España, y el Instituto Open Society, de EE.UU. Inicialmente, Encuentro había recibido fondos del Centro Internacional Olof Palme y del Partido Socialdemócrata, de Suecia."

Según refiere el periodista español Pascual Serrano en su texto "Sin dinero no": "la revista Encuentro lleva recibiendo fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) al menos desde el año 2000. Solo en 2008 recibió 500 mil euros de esta institución perteneciente al gobierno de España. A esta cifra hay que añadir el dinero recibido de la Dirección General del Libro del Ministerio de Cultura español; gobiernos regionales españoles (Junta de Andalucía, Comunidad Autónoma de Cantabria, gobierno de Aragón); una institución europea (Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos, Comisión Europea); banca pública española (Fundación ICO, Fundación Caja Madrid); instituciones ligadas al gobierno estadounidense (National Endowment for Democracy ―1.033.135 dólares entre 2000 y 2007―, The Ford Foundation ―400 mil en 2008―, The Open Society Institute, Cuba Study Group) y organizaciones ligadas a la internacional socialdemócrata (Centro Internacional Olof Palme de Suecia y Fundación Pablo Iglesias de España)."

Afirma Pascual Serrano que "Encuentro se creó en España de la mano del periódico El País en el año 1995. Muchas de las informaciones de la revista son rebotadas posteriormente en el diario del grupo Prisa (ver 30 y 31 de julio 2003). Ambos medios coordinaron un manifiesto contra Cuba en abril del año 2003." Muchas otras coberturas pueden dar fe de la estrategia editorial del Grupo Prisa respecto a la Isla. Valdría preguntarse: ¿casualidad o comunidad de intereses?

Con tanto dinero y apoyo de por medio, nadie logra una explicación convincente para entender los verdaderos porqués sobre los despidos que en octubre del pasado año comenzaron a sucederse. Fue mayor la sorpresa cuando el 4 de diciembre de 2009 apareció en la web de la revista el comunicado a los lectores donde se informaba que el equipo completo de la publicación abandonaba el proyecto, precisamente por falta de… ¡¿dinero?!

El texto señalaba que desde el 7 de octubre el equipo de redacción y el de la revista impresa habían dejado de cobrar y estaban trabajando —ya desde entonces— de forma voluntaria, y junto a ellos muchos de sus colaboradores también continuaban "entregando sus textos sin recibir honorarios a cambio".

Y afirmaba: "un proyecto como este solo puede continuar exitosamente desde otro modelo de gestión", por lo cual, "ante esta situación, nos vemos obligados a interrumpir definitivamente nuestro trabajo en este portal". En otras palabras: la desbandada.

Habría que preguntarse cómo hubiera sorteado estos vaivenes el gestor principal del proyecto, el cineasta, escritor y periodista Jesús Díaz quien defendía lo que rezaba en el editorial del primer número de la revista impresa: "ENCUENTRO DE LA CULTURA CUBANA no representa ni está vinculada en modo alguno a ningún partido u organización política de Cuba o del exilio". Ya se ha podido constatar quiénes han estado detrás de cada cheque o intereses editoriales. No obstante, el "crédulo" Jesús seguía afirmando que la publicación "solo aplicará el criterio de calidad en la selección de sus colaboraciones" y que "A partir de estas premisas (…) estará abierta a puntos de vista contradictorios e incluso opuestos, dará acogida y aun estimulará las polémicas". Lo que nunca imaginó JD es que las contradicciones estuvieran en el propio seno de quienes estaban predestinados a sostener su añorado Encuentro. El chiste de turno en los pasillos de Internet es: "Dios los cría y Anabell los desjunta".

No hay duda de que desde aquellas reuniones y textos fundacionales trataron de encubrir bajo una apariencia loable los objetivos de Encuentro. Insistían en hacernos creer que se proponían reunir en una misma publicación autores cubanos de dentro y fuera de la Isla, pero ya se sabe que de buenas intenciones está empedrado el camino hacia el Dinero. Ni siquiera algunos de sus colaboradores o los autores reaccionarios del "exilio" comulgaban con esta revista; algunos se olían el gato, aunque no estuviera encerrado.

Dentro de un artículo lleno de acusaciones a la publicación en el cual pretendía desmontar los motivos de su nacimiento, la escritora Zoé Valdés reclamaba y aseveraba a un tiempo: "El móvil más peligroso, y el tercero ―igual me equivoco en el orden― ha sido el del dinero. Recibieron ayudas y subvenciones inimaginables, como no ha recibido ninguna revista en el exilio, que se perdieron en la noche de los tiempos. ¿A dónde fueron a parar esas ayudas?".

A propósito de la estampida anunciada, el antiguo codirector de Cubaencuentro, Antonio José Ponte, explica que renunciaba a sus responsabilidades porque la presidenta, Annabelle Rodríguez, "antepone su interés personal al interés general del proyecto". En una carta distribuida a los miembros del Consejo Editorial, Ponte cuestiona que se despidiera a la totalidad de los empleados de la revista y el diario, excepto a la presidenta de la Asociación, y se mantuviera la oficina en funcionamiento, "con todos los gastos que ello supone". O sea, que el dinero no fuera repartido a partes iguales como en las películas del oeste, sino que solo una persona se lo embolsillara.

En un blog habitual en Internet se publicó un comentario sobre la noticia del cierre que afirmaba lapidariamente que ante una situación similar la cucarachita "Martina, más realista, se preguntaba naturalmente ‘¿Qué me compraré?’ aceptando que el dinero establece las fronteras del mundo y de las cosas". En conclusión: No money, no work. Si no hay dinero, no hay encuentro.

Entre quienes abandonaron el barco, ahora que hace aguas, estuvieron también el poeta y periodista Raúl Rivero, el profesor de la Universidad de Kentucky Enrico Mario Santí y el ex director de la revista Unión, el escritor Jorge Luis Arcos. Este último afirmó además en una carta que "después de los últimos y amargos sucesos" tiene la "suficiente información como para no querer participar" en la "resurrección" de Encuentro "bajo la actual presidencia". Hasta para ellos que ya tienen cierta experiencia en eso de abandonar posiciones también es válido el viejo grito de: ante el desastre, sálvese quien pueda.

De cualquier manera, lo cierto es que las noticias acerca de que la salud del sitio venía quebrantándose, rondaba hacía rato. En febrero de 2008 el activo blogger Jorge A. Pomar avisaba: "el cadáver de Encuentro hiede" en un artículo titulado premonitoriamente ¡Encuentro ha muerto!... ¿Viva Encuentro? y que terminaba con las satíricas estrofas:
¿'Encuentro' ya falleció?
¿Y de qué habrá muerto 'Encuentro'?
Ha muerto de desencuentro.
Del desencuentro murió.
RELACIÓN DE ARTÍCULOS:

ENCUENTROS, DESENCUENTROS José Antonio García Miranda
-
Reconocimiento y Autorreconocimiento
- La National Endowment for Democracy (NED)
- "Canales Silenciosos"
-
De Encounter a Encuentro
- "La cultura cubana es una"
- La comunidad exiliada más exitosa de la historia
- Dossiers de aniversario
- Siguiendo la línea: Los "derechos humanos"
- Invitando a la agresión
- "La Cuba posible" según Encuentro
- Al desnudo la agenda de Washington y Miami
- Encuentro Total
- Al final del "Encuentro"
El equipo de la revista Encuentro abandona el proyecto tras dos meses sin cobrar• Sin dinero no Pascual Serrano
¿QUÉ ES LA NED?
Gobierno español, estadounidense y fundaciones privadas se unen para financiar Encuentro• Guerra fría cultural contra Cuba Pascual Serrano
PROYECTO CONTRARREVOLUCIONARIO QUE MÁS DINERORECIBE DE LOS EE.UU., LA REVISTA ENCUENTRO
El dinero de la NED a los grupos contrarrevolucionarios en el 2005 NED Cuba Opposition Funding FYI
Organizaciones financiadas por la NED contra Cuba en 1999
Financiamiento de la Fundación Ford a la revista Encuentro
LA confesión del inocente M. H. Lagarde
Las redes de la injerencia «democrática» Thierry Meyssan
SOSPECHAS REALES Frances Stonor Saunders
LA MANO OCULTA DE LA CIA M. H. Lagarde
¿QUIÉN PAGÓ AL PLOMERO? LA CIA Y LA GUERRA FRÍA CULTURAL Frances Stonor Saunders
REPORTE ESPECIAL: Las mentiras de El País
ENCUENTRO DE LA CULTURA CUBANA y FNCA ¿JEKYLL & MISTER HYDE? Randy Alonso
El Herald se lava las manos Ernesto Pérez Castillo
De Valencia a Babelia: ¿Un viaje en primera clase? Iroel Sánchez
BILLETE TRAS BILLETE: La guerra perdida de la NED contra Cuba Ernesto Pérez Castillo
Las arcas doradas de Encuentro se nutren de la NED Pedro de la Hoz
Bond y la Asistencia a una Cuba Libre Antonio Maira

domingo, 14 de febrero de 2010

Para los enamorados

Día de San Valentín: 14 de febrero.

Dedico esta página a mi hija, a mi hijo y mi esposa (Jessica, Martí y Geno). También a mi tierra querida: Cuba.

“El amor me ronda el cuerpo con tus manos y me acoge en tus senos con el fuego de su dulzura. Yo me desplomo en la fantasía de esta adhesión como un eterno descanso después de la enardecida lujuria”.
G.T.M.


La humanidad se ha enardecido por siglos con los mitos y leyendas de esos incontables enamorados caballeros que han ido a batallar por defender a su amada o de aquellos plebeyos que han dejado correr su vida en el filo de la suerte para deponer sus propias vidas por quienes aman. San Jordi y San Valentín son ejemplos de esos que han pasado a la historia como eternos cantos para ese dadivoso sentimiento, que es el amor.

De igual manera que el amor ha tenido su eterno guardián, el ángel Cupido, desde sus inicios posee todo un álbum de historias, cuentos y canciones que continúan deleitando con alto frenesí a todos sus seguidores y esto ha conllevado a todos aquellos que desean premiar la durabilidad de la unión de parejas, con el acierto de bautizos para cada año de acompañía.

Entonces, los aniversarios de esfuerzos, dedicación y entrega amorosa comenzaron a tener nombres, estableciéndose como costumbres en todas las etapas del desarrollo de la sociedad, las cuales embellecieron su objetivo.

Esta costumbre de bautizar aniversarios comenzó en la Edad Media, cuando tomaron los calificativos de todos aquellos objetos que se daban como regalos, en correspondencia con los materiales con que estaban hechos.
“Ponme en tu corazón, como un sello en tu brazo”.Cantar de los cantares.

Un día
Todo está oscuro, y en desesperación, en
Agonía
Uno quiere morir
Pero otro día
El velo suavísimo, y profundo del amor
Lo ilumina todo.
Y entonces uno quiere vivir
Porque la vida, con alegría apoyada
Al delicado brazo del amor,
Más poderosa es que la muerte.

Emilio Sagourín Fornaris

Pero no solo aquellos que han dado su rúbrica para oficializar su amoroso compromiso son los que tienen la virtuosa suerte de nombrar sus aniversarios; sino, que los que aun se encuentran en ese trance romántico del noviazgo, tienen también nombres para celebrar. Estos son:

Pero el amor no es solo expresión de un sentimiento carnal; sino, que su concepto se expande a toda la esfera social, política y cultural del hombre. Expresión fidedigna de la reafirmación de su diáfano uso conceptual de “Amor”, se muestra en toda la vida y obra del Apóstol de la Revolución cubana, José Martí y Pérez. Apoyándome en las palabras de Jorge Lozano Ros: “Para Martí un hombre logra la felicidad en el terreno personal cuando piensa lo bello, siente lo grande, ama una mujer, sirve a la Patria, habla su lengua o escribe un libro. Pero todo aquello es legítimo moralmente si ‹‹con presentes dichas enamora y canta agradecido la buena forma y el buen empleo de la existencia››”.

No hay mayor expresión de amor a la humanidad que la demostrada por José Martí: su infranqueable convicción de luchar por la libertad de los pueblos oprimidos, su total entrega a la defensa de su Patria y la dignidad entera del hombre, su optimismo en el mejoramiento del futuro y el uso útil de la virtud, su explícita confesión sentimental tallada con tinta en sus poemas y epistolario. A todos lo que sienten las brazas de este sentimiento noble en los salones de su corazón, los invito a poner mayor dedicación a todo aquello que merezca nuestro amor y haremos una vida más admirable para todos los que alcancen nuestro espacio sobre esta tierra. 

“No te salves”
No te quedes inmóvil al borde del camino
No congeles el júbilo
No quieras con desgano
No te salves ahora
Ni nunca
……………… no te salves
No te llenes de calma
No reserves del mundo
Solo un rincón tranquilo
No dejes caer los párpados
Pesados como juicios
No te quedes sin labios
No te duermas sin sueños
No te pienses sin sangre
No te juzgues sin tiempo
Pero si
………….. pese a todo
No puedes evitarlo
Y congelas el júbilo
y quieres con desgano
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
solo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te quedas sin labios
y te duermes sin sueños
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
………………. Entonces
No te quedes conmigo.

Mario Benedetti.

De la misma manera que todo un pueblo lucha con pasión por el amor que sienten por su Patria y su independencia (Cubanos), creciendo en su desarrollo a pesar de las agresiones imperialistas y abanderando solidaridad en su quehacer cotidiano; con ese mismo amor aguerrido y lleno de desprendimiento, entregado al día a día, cinco cubanos se encuentrar injustamente en cárceles de los Estados Unidos por el simple hecho de defender a su Patria y a la humanidad. Ellos han sido detenidos y sentenciados por el sistema judicial imperialista, en procesos apañados con perversa complicidad para intentar destruir a todo el pueblo cubano.
Gerardo, Ramón, Fernando, René y Antonio llevan en sus corazónes un sentimiento más grande que ellos: el amor a Cuba.

He conservado intacto tu paisaje
en este paso por rasgados rocíos
y a pesar de propuestas de desvíos
no he cambiado mi ruta y mi carruaje.
No he olvidado tus grietas y tus cumbres
ni he apartado tu dignidad ilesa.
Claro que volveré, uno siempre regresa
si el profesado amor no es tan sólo costumbre.
Y mientras aguardemos el reencuentro indudable,
sin renunciar a nada de lo que hemos vivido,
sin ceder ni siquiera un segundo al olvido,
estaré con firmeza y pasión entrañable
sustentando el valor y el honor que nos funda,
abrazando tu sueño en mi prisión fecunda.
Antonio Guerrero Rodríguez

martes, 9 de febrero de 2010

Aguirre regala decenas de miles de euros a su socio fascista Montaner


Por Jean-Guy Allard


La presidenta falangista de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de nuevo ha cubierto su socio Carlos Alberto Montaner de euros en el 2009, a través de subsidios que quitó a organizaciones sociales, a pesar de la severa situación económica que sufren decenas de miles de familias de la capital española.

La Asociación Iberoamericana por la Libertad, un invento de Montaner vinculado a su partido Unión Liberal Cubana “cuya membrecía cabe en un sofá”, ha recibido en el 2009 unos 70 000 euros (cerca de 100 000 dólares) que se añaden a los 79 000 euros del año anterior, para organizar “foros de debate” sobre Cuba a pesar de que su página web no se actualizó desde 2005.

El regalo a Montaner, un personaje que se exhibió en los últimos meses como el partidario extranjero más frenético de la dictadura hondureña de Roberto Micheletti, tiene como propósito predicar en Cuba “valores como la libertad, la igualdad, la justicia, el pluralismo y la democracia”.

Montaner acaba de participar en Panamá a un “seminario” organizado por corresponsales de los servicios de inteligencia norteamericanos con la participación del agente Jaime Suchlicki, jefe del ICCAS de Miami subsidiado por la USAID, de James Cason, el ex jefe de la Sección de Intereses Norteamericanos en La Habana y de unos cuantos otros personeros más de la fauna mafiosa de Miami.

Aguirre tiene una larga historia de conspiración con elementos identificados a las actividades anticubanas de la inteligencia norteamericana en la península. Sin embargo, Montaner se destaca como su favorito que más acceso tiene al tesoro público.

El primero de febrero del año pasado, Aguirre encabezó una micromanifestación que convocó con Montaner en la histórica Puerta del Sol. En esta exhibición de rabia “anticastrista”, se destacaron los neonazis del Frente Nacional y de Alternativa Española, grupos de extrema derecha que se definen como representantes en España del neofascismo europeo.

Hay varios antecedentes de ataques de “anticastrismo” en el expediente de Aguirre, muchos acompañados de jugosos cheques a favor de sus amigos.

Dirigió en otros momentos la manguera de las subvenciones hacia sus amistades de la llamada Fundación Hispano Cubana - creada con la colaboración de Montaner y de José Antonio “Toñín” Llamas, entonces miembro de la directiva de la Fundación Nacional Cubano-americana (FNCA) y de su comité paramilitar.

La Fundación española se generó como sucursal de la organización miamense con Guillermo Gortázar Echeverría, miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular, de secretario general.

Lo más escandaloso es que los euros destinados a Montaner y sus intentos de subversión salen del presupuesto de la Consejería de Inmigración de la dicha comunidad, encargada de mantener, entre otras cosas, a comedores de beneficencia para decenas de miles de inmigrantes desempleados.

Esta situación ha sido denunciada por la portavoz de Inmigración del PSOE en la Asamblea de Madrid, María Antonia García, que expuso como Aguirre privilegia una “selección ideológica” en el reparto de la ayuda social, descuidando a colectivos de inmigrantes para favorecer a las llamadas “organizaciones anticastristas” y a una amplia colección de “fundaciones” derechistas.

Los archivos nos recuerden por otra parte como el cariño de Aguirre para Montaner se expresó en 2008 con otro cheque cuando la Comunidad de Madrid regaló al terrorista hispano-cubano su Premio Tolerancia simultáneamente a la activista feminista senegalesa Kadhi Koitia… sin tener en cuenta que en noviembre de 1990, en un programa de televisión de la cadena norteamericana Univision, Montaner había acusado a las mujeres puertoriqueñas emigradas de prostituirse para conseguir parejas y de ser responsables de la pobreza de sus compatriotas. Lo que había desencadenado un enorme escándalo.

El investigador español Alfredo Grimaldos Feito documentó en su libro La Lidere S.A. los numerosos negocios ocultos de la presidenta regional, comparada a Mireya Moscoso, la presidenta corrupta de Panamá quién indultó al terrorista internacional Luis Posada Carriles.

En su afán de satisfacer a sus correligionarios, Aguirre fue hasta subsidiar a la Fundación Iberoamericana Europa- CIPIE, manejada por Pablo Izquierdo, un ex jefe de prensa de otro socio, José María Aznar, e investigada por fraude por la Unión Europea.

Por su parte, el viejo agente CIA Montaner, prófugo de la justicia cubana por haber almacenado en la casa de sus padres, en La Habana, explosivos que le proveía la CIA, y haber sido cómplice de atentados en tiendas y cines de esta capital, se niega a jubilarse a pesar de su edad. Comparte su tiempo entre su residencia del Parque del Retiro en Madrid y su propiedad horizontal de Brickell Avenue, en Miami.

miércoles, 3 de febrero de 2010

De crítico de danza a patético.

El artículo de Roger Salas, “Cuba se cuela en la gala del Real”, publicado en El País, el 9 de enero del presente año, no sólo encierra un mensaje xenófobo al intentar desacreditar a los bailarines cubanos por estar presentes en la Gala Inaugural de la Presidencia Española de la Unión Europea; sino que también intenta crear un estado de opinión que conlleve a enfrentar a dos pueblos con tanta conexión histórica y cultural como Cuba y España.

Este “eminente” escritor y periodista, deja claro su partidaria inclinación a la enemistad, a la separación de culturas, al áspero enfrentamiento por diferencias ideológicas y al poco acercamiento cultural de los pueblos. ¡Vaya cultura la de este señor! No alcanza más que ver asperezas en el mundo, cuando expone en su artículo lo siguiente: “Se vio anoche una versión de la ya famosa e histórica "diplomacia del pimpón" que regló los albores de las relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos, como también ha existido la "diplomacia del ballet", pero en versión más refinada, cuando en plena guerra fría viajaron el Ballet Bolshoi de Moscú y el Ballet Kirov de Leningrado a Londres y Nueva York respectivamente.”

¿Debido a las diferencias de sistemas políticos, China y Estados Unidos no pueden sostener relaciones diplomáticas para llegar a acuerdos de cualquier tipo, incluyendo los culturales? ¿Debido a la absurda y maquiavélica Guerra Fría implementada por el área capitalista una vez terminada la Segunda Guerra Mundial y encabezada por el imperialismo norteamericano, los londinenses no tenían derecho a deleitarse con la presentación artística del Ballet Bolshoi de Moscú ni los neoyorquinos con el Ballet Kirov de Leningrado? ¿Las diferencias políticas o los mezquinos mecanismos de la Guerra Fría tenían obligatoriamente que levantar barreras como el muros que separa a México de los Estados Unidos o el que se levanta por Israel para aislar al territorio palestino?

Es mucho más lamentable que la ciega hipercrítica de Roger Salas, la cual ciertamente quita el espacio a lo subliminar para desdibujar su criterio artístico con el ataque político, dirigido a los bailarines Lienz Chang y Romel Frómeta, quienes se han ganado con alto prestigio los aplausos en varios lugares del mundo y también el merecido puesto en el Ballet Nacional de Cuba; de igual manera, descarga inmerecidamente su desdeño al sistema social cubano, el cual es sostenido por la lucha del propio pueblo de la Isla; un sistema del cual Roger Salas se excluyó de ser parte, haciéndose evidentemente contrario a los miles de prestigiosos artistas, escritores y periodistas cubanos que colaboran al desarrollo de Cuba y al amistoso intercambio cultural entre los pueblos.

Roger Salas, en su artículo “Cuba se cuela en la gala del Real”, publicado en El País, deja su túnica de crítico de danza para convertirse en otro personero de ese fardo de cubanos indignos que se ciegan con rabia contra Cuba, por el simplón hecho de hacerse uno más de la lista que la agreden con críticas mediocres y falacias dentro de las campañas de descrédito que engendran los monopolios mediáticos del capitalismo.

Los dos artistas cubanos que participaron en dicha gala no estaban para subvalorar la valía de bailarines españoles (valía que no se cuestiona en lo absoluto); sino, para estrechar los vínculos culturales que unen a nuestros pueblos desde hace siglos y que de igual manera nos hace más humanos.

Creo que de crítico de danza pasó a ser un patético.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...