Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 13 de marzo de 2010

DECLARACION DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR.

Después de una campaña concertada por poderosas empresas mediáticas, fundamentalmente de Europa, que han atacado ferozmente a Cuba, el Parlamento Europeo acaba de aprobar, luego de un sucio debate, una resolución de condena contra nuestro país que manipula sentimientos, tergiversa hechos, esgrime mentiras y oculta realidades.

El pretexto utilizado ha sido la muerte de un recluso, sancionado primero por delito común y luego manipulado por intereses norteamericanos y la contrarrevolución interna, quien por voluntad propia se negó a ingerir alimentos a pesar de las advertencias y la intervención de los especialistas médicos cubanos.

Este hecho lamentable no puede ser utilizado para condenar a Cuba aduciendo que pudo haber evitado una muerte. Si en un campo nuestro país no tiene que defenderse con palabras, pues la realidad es irrefutable, es en el de la lucha por la vida de los seres humanos, ya sean nacidos en Cuba o en otros países. Un solo ejemplo es la presencia de los médicos cubanos en Haití, desde once años antes del terremoto de enero último, silenciada por la prensa hegemónica.

Detrás de esa condena hay un profundo cinismo. Cuántas vidas de niños se han perdido en las naciones pobres por la decisión de los países ricos, representados en el Parlamento Europeo, de no cumplir sus compromisos de ayuda al desarrollo. Todos sabían que era una sentencia de muerte masiva, pero optaron por preservar los niveles de derroche y ostentación de un consumismo a la larga suicida.

Ofende a los cubanos también ese intento de darnos lecciones, en momentos en que en Europa se reprimen a inmigrantes y desempleados, mientras aquí el pueblo libremente, en reuniones de vecinos propone a sus candidatos para las elecciones municipales, libremente y sin intermediarios.

No tienen moral aquellos que participaron o permitieron el contrabando aéreo de detenidos, el establecimiento de cárceles ilegales y la práctica de torturas, para evaluar a un pueblo agredido y brutalmente bloqueado.

Condena tan discriminatoria y selectiva, solo puede explicarla el fracaso de una política incapaz de poner de rodillas a un pueblo heroico. Ni la Ley Helms Burton, ni la Posición Común europea, surgidas en el mismo año, en las mismas circunstancias y con iguales propósitos, ambas lesivas a nuestra soberanía y dignidad nacionales, tienen el más mínimo futuro, pues los cubanos rechazamos la imposición, la intolerancia y la presión como norma en las relaciones internacionales.

Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba11 de marzo de 2010

miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Hasta cuando el mecanismo yanqui de desinformación?

http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/03/10/hasta-cuando-mecanismo-yanqui-desinformacion/

10 Marzo 2010

Por Jean-Guy Allard

Después de organizaciones identificadas a la CIA, del terrorista internacional y también agente Luis Posada Carriles, es el turno del llamado Comité para la Protección de los Periodistas, radicado en Nueva York, apadrinado por grandes corporaciones y claramente vinculado a la inteligencia norteamericana, de sumarse a la campaña mediática contra Cuba desencadenada en las últimas semanas desde Miami.

Los Dow Jones, Citigroup, American Express, Goldman Sachs & Co aparecen entre los que entregan regularmente sus donaciones al “Committee to Protect Journalists” (CPJ), una organización abiertamente financiada por gigantes de la prensa corporativa tales como McClatchy Company (dueños del Miami Herald), Forbes Inc., Bloomberg, CNN, Time Warner y Associated Press.

El CPJ acaba de emitir una declaración - difundida por la propia Associated Press - a favor de Guillermo “Coco” Fariñas, delincuente que se pretende “periodista” y que vive desde años de “remesas” mafiosas.

La organización radicada en el piso 11 del 330 7th Avenue en Nueva York y quién supuestamente se dedica a defender a los periodistas, ha tomado últimamente el relevo del francés Robert Menard, de Reporteros Sin Fronteras, quién se hizo millonario con el mismo cuento y que disfruta hoy de su nuevo estatuto en su yate, anclado en los Emiratos.

Para dar un solo ejemplo de las virtudes “humanitarias” de los padrinos del CPJ, el banco de inversiones Goldman Sachs acaba de estar denunciado en Europa por haber manipulado las finanzas nacionales de Grecia a favor de su clientela de inversionistas multimillonarios provocando una desastrosa crisis financiera cuya cuenta tendrá que asumir el contribuyente griego.

También en la lista de los “benefactores” del grupo que pretende predicar el respecto a los derechos humanos, se encuentra el muy controvertido Open Society Institute del magnate George Soros, descrito por James Petras como “uno de los más grandes y rapaces especuladores del mundo”.

Más sucio aún, el CPJ que se preocupa con Fariñas, tiene entre sus repetidoras más fervientes a órganos de propaganda de estado norteamericano - este mismo que sigue mantiene a 200 presos en sus jaulas de tortura de Guantanamo - tales como Radio Free Europe, Radio Liberty, la Voz de América y hasta inventos tan identificados a la versión estadounidense de la libertad de prensa como la mafiosa Radio-TV Martí.

La última intervención del CPJ contra Cuba es característica de las maniobras propagandísticas desplegadas por la CIA, siempre con más frecuencia, en situaciones que privilegia en el escenario de la guerra sucia contra América Latina,

Cuando la CIA mediatiza la muerte que programó

Hace poco, la CIA tenía todo listo, ya antes de que ocurra, su plan para mediatizar la muerte de Orlando Zapata que sus propios servicios convirtieron en “disidente” y cuyo suicidio por huelga de hambre programó.

El coro de las distintas dependencias “informativas” de la Agencia y del Departamento de Estado generó instantáneamente - según el instrumento de búsqueda Google - la publicación en más de 2000 medios de prensa toda una serie de intervenciones cuyas características demuestran un plan propagandístico bien planificado.

El Nuevo Herald de Miami, que la CIA usa de buque madre en este tipo de operación, junto con El País de Madrid y las agencias EFE y AFP, dirigió el concierto de ataques, acudiendo a todas las organizaciones subsidiadas por la USAID ya concertadas desde rato para este golpe mediático.

El Directorio Democrático Cubano (DDC) de Miami, arquetipo de la falsa ONG subsidiada por Washington a golpe de millones, fue tal vez el más estridente de los participantes en un gigantesco show que fue retomado de manera fulminante por todo la telaraña de agresión mediática preparada, instruida y orientada por los distintos mecanismos afiliados.

A este show “anticastrista” se sumaron en una perfecta sincronización la Fundación Nacional Cubano Americana, el llamado Consejo por la Libertad de Cuba cuyos miembros, todos simpatizantes del terrorismo contra la Isla, también se distinguieron en el transcurso del año pasado por su apoyo a la dictadura hondureña.

De la misma forma, apologistas de Roberto Micheletti, tales como la congresista Ileana Ros-Lehtinen, el “intelectual” CIA de oficio Carlos Alberto Montaner (escritor y periodista), que aplaudieron la policía asesina de la dictadura, se aparecieron “espontáneamente” para “defender los derechos humanos”. Lo que hicieron al lado de los habituales protagonistas de shows “anticastristas”, tales como el terrorista Ángel De Fana, Silvia Iriondo y Ramón Saúl Sánchez, todos colaboradores eminentes de la CIA.

Sánchez que lloró al referirse a Zapata, se abstuvo de recordar su pasado de sicario con Omega 7, cuando mandó a Pedro Remón a asesinar ante su hijo de 12 años al exilado Eulalio José Negrin, el 25 de noviembre de 1979.

Pero el colmo surgió cuando el propio Luis Posada Carriles fue a exhibirse en Miami, frente a las cámaras del mafioso Canal 41, después de un desfilé de unos 500 fanaticos que el Nuevo Herald evaluó a 5 000.

Se supone que como órgano de la mafia local, el canal 41 no ignora que Posada es el hombre que mando a matar en 1976 a los 73 inocentes del avión de Cubana, que ordenó en Caracas a sus esbirros entrarles a patadas en la barriga a mujeres embarazadas, que traficó armas y droga en lo que se llamó luego el escándalo Iran-Contra y que ordenó los atentados asesinos de La Habana de 1997.
Sin embargo, frente al monumento de los mercenarios de la brigada 2506 de Playa Girón, operación por la cual se le había contratado de esbirro, el viejo asesino declaró refiriéndose a Zapata que se “unía al dolor de los cubanos por la muerte de ese héroe”.

La llamada “gran prensa”, escrita, televisiva o radiofónica, no es más que la parte más visible de la maquinaria imperial de injerencia que conforman también, además de los propios órganos de espionaje, las sucursales de la NED, de Freedom House, el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Instituto Demócrata Nacional (NDI), la Development Alternatives Inc. (DAI) las “fundaciones” europeas y seudo ONGs tales como Reporteros Sin Fronteras y semejantes.

El engaño sistemático practicado por estos órganos de comunicación erigidos en monopolios de la información en el curso de varias décadas de autenticas conspiraciones, con la cooperación activa y culpable de las agencias de prensa “internacionales”, se ha convertido en el fenómeno más pernicioso de la lucha del capital para garantizar su sobrevivencia. Una lucha encabezada y rigorosamente controlada por un imperio insaciable, agresivo y traicionero que nunca entiende la voz de la razón salvo cuando los pueblos se la imponen.

lunes, 8 de marzo de 2010

MONOPOLIOS MEDIÁTICOS, LA DERECHA CUBANOAMERICANA DE MIAMI Y DISIDENCIA VERSUS CUBA.

Desde mi llegada a Barcelona, en mayo del año 2007, he tenido la oportunidad de cruzar palabras con varias personas, desde aquellos que alcanzaron un alto nivel académico hasta quienes sólo han logrado alcanzar un nivel medio; pero el nivel cultural informativo de muchos es bien bajo o nulo cuando se habla de Cuba. Evidentemente, la desinformación que nutre a gran parte de esta sociedad (como a la de otros países del área) en referencia a la vida política, económica y social de Cuba, llega de manera bien planificada por parte de los monopolios mediáticos del capitalismo: Cuba constituye un símbolo peligroso que hay que apagar; por lo tanto, se debe hacer de todo para empalarla como si fuera un desecho y sirva de manera ejemplarizante frente a los que se atreven a desafiar al imperio y así se plieguen frente al poderío y dominio de este último.

En este fenómeno de manejo de la información juega un importante papel la filosofía de la extrema derecha, formada por las altas capas sociales más enriquecidas del planeta (alta burguesía), la cual confabula toda artimaña para manipular la opinión pública como si los seres humanos fueran marionetas o rebaño que hay que guiar a su propio matadero.

Al hablarse sobre Cuba se menciona de la presencia de Fidel y, ahora, Raúl Castro como dictadores que se transfieren por dinastía el puesto presidencial. Se exacerba la situación económica de la Isla, adjudicando ineptitud en la alta dirección solamente y presentando un cuadro peor que la existente en 1897, cuando Valeriano Weyler implantó los campos de concentración. Igualmente, se acusa por presunta “falta de derechos”, de prohibiciones forzadas y de muchas otras cosas más; entre éstas últimas incluyen la carencia de la práctica democrática por sostener un modelo político-social diferente al que desea imponer el imperialismo.

Para resaltar mucho más sobre esto, también se trabaja en la compra de personeros que optan por conductas contrarias (llamada oposición o disidencia) para apoyarse así en hacer creer al resto del mundo (ya confundido) de que en Cuba hay un descontento generalizado con la llamada dictadura de Castro.

El caso del ciudadano, lamentablemente fallecido, Orlando Zapata ha sido objeto de tergiversación mezquina, con el único objetivo de satisfacer a la jauría (interna y externa de Cuba) que hace de esto un negocio cerrado y bien lucrativo, a través de su cacería contra el proceso socialista de Cuba.

Pero se hace más conveniente convertir a un preso común en “héroe disidente” por cumplir fines políticos que decir la realidad de lo ocurrido. Los medios internacionales al servicio del enemigo de la Revolución cubana no hablan del historial delictivo de Orlando Zapata, como no dicen nada del historial delictivo de Guillermo Fariñas (disidente actualmente declarado, otra vez, en huelga de hambre). Es más fácil ubicarlos en el papel de “patriotas” que luchan contra el régimen, ya que de esta manera se puede seguir confundiendo al mundo y formular una mentira más.

¿Por qué Orlando Zapata no cambió su conducta delictiva por una mejor para lograr su reinserción en la sociedad y continuar con vida? La decisión de Orlando Zapata de entregar su vida por demandar lujos inmerecidos en su celda es lamentable; pero lo es más que buitres se alimenten del hecho para hacerlo una campaña política contra Cuba.

Varios medios de Europa se han hecho eco de esta nueva manipulación. El País, El Diario Montanes, El ABC, Público, Agencia EFE, Europa press, la BBC Mundo; así como diversas cadenas televisivas (Tele 5, La Sexta y tantas otras más) se han centrado con fuerza en continuar la campaña de difamación formulada con el caso de Orlando Zapata (fallecido) y Guillermo Fariñas; incluso, algunos de estos medios también levantaron la adarga para aniquilar al actor y productor de teatro español Guillermo (Willy) Toledo por atreverse a desmentir las falsedades creadas por la prensa europea sobre la condición penal de Orlando Zapata.

Para efectuar el ataque, sólo se necesita montar un show y aprovecharlo al máximo y así ejercer susodicha "libertad de expresión"; pero para decir las verdades sobre Cuba se abre un pozo y se dejan escondidas allá dentro: se hace silencio de la presencia de las brigadas médicas cubanas de solidaridad en casi todos los continentes (siendo los primeros en estar en Haití desde antes del terremoto y aún siguen allí prestando ayuda), de los profesionales de la educación y deporte prestando colaboración en otras tierras para atender las necesidades de las esferas más desfavorecidas; de la participación del pueblo cubano en las multitudinarias manifestaciones a favor de su proceso revolucionario y en apoyo a sus dirigentes, del involucramiento activo y directo de la sociedad en su proceso electoral y sin mediar campañas propagandísticas millonarias con fines políticos de partido, de la creación de los miles de programas sociales que ayudan a mejorar el nivel de vida de la población; de los diferentes espacios que se abren en el barrio, centros de trabajo, estudio y demás escenarios para que los ciudadanos expongan sus inquietudes y sus sugerencias para resolver los diferentes problemas existentes; de la participación del pueblo en los fórums científicos y didácticos para alcanzar soluciones a las dificultades económicas, de los avances alcanzados en la educación, la salud y otros sectores; así como de otras conquistas alcanzadas sólo con la Revolución.

Pero también se silencian sobre el genocida bloqueo impuesto por los gobiernos de los Estados Unidos al pueblo cubano para sumirlo en las carencias materiales y de alimentos, de los sabotajes a contratos mercantiles de empresas cubanas con empresas internacionales; de los ataques de mercenarios a objetivos sociales y económicos del país, propiciando daños materiales, pérdidas económicas y lesiones o muertes a seres humanos; del financiamiento directo e indirecto de redes contrarrevolucionarias (entre ellas la perteneciente a la disidencia); de los atentados perpetrados con productos químicos y bacteriológicos sobre las plantaciones y animales de cría destinadas al consumo nacional; de los más de seiscientos intentos de asesinatos complotados contra Fidel Castro, de las exaltaciones de ataques a embajadas y personal diplomático cubano en otros países; de la presencia de cinco cubanos injustamente encarcelados en prisiones de los Estados Unidos por procesos amañados judicialmente y la privación de recibir la visita de familiares en el caso de algunos de ellos.

En el vacío también se dejan quieto los casos de torturas en la Base Naval de Guantánamo (llevadas a cabo por soldados norteamericanos); las organizaciones con tapaderas de empresas en países de Latinoamérica para lograr la desestabilización de esos gobiernos en transformación de sus sistemas y que se alejan del modelo capitalista; o de las presiones que ejercen personeros al servicio de los Estados Unidos en las diferentes secciones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para que países bajo la presión del chantaje económico o político voten en contra de Cuba; así como de los privilegios que le otorgan a connotados terroristas en suelo estadounidense, como los casos de Luís Posada Carriles y Orlando Bosh.

Pero como ya sabemos, a todas estas campañas de falacias y de mutismo las llaman en el mundo capitalista: “libertad de expresión”: Abogarse el derecho en qué mentir y de cuál tema callar.

Es curioso apreciar cómo acusan a Cuba de la falta de libertad de expresión por la opresión que reciben los disidentes y el encarcelamiento y persecución a los mismos por sus pronunciamientos políticos contrarios al gobierno cubano y, sin embargo, por las calles de Cuba se pasean libremente las llamadas Damas de Blanco portando carteles contra el gobierno; pero también se encuentra en libertad la renombrada bloguera Yoany Sánchez y su esposo, o los famosos disidentes Oswaldo Payá, Marta Beatriz Roque y Vladimiro Roca, entre otros más. Entonces, ¿Cómo es posible que se diga que son encarcelados por sus ideales si éstos mencionados andan sueltos? Simplemente que los llamados presos de conciencia son no más que actores directos de actos vandálicos o de espionaje a favor del gobierno norteamericano. En muchos otro países la condición de traidor o espía puede conllevar a duras sanciones penales o la condena de muerte; si por intereses “estratégicos” no desaparecen antes de entrar en el camino de ser procesados.

Pero los monopolios mediáticos no son los únicos, es lamentable ver a ciertos líderes políticos sumarse al circo y que redireccionan sus agendas para adentrarse en la comparsa; ejemplo de ellos en España se encuentran en el estrellato Esperanza Fuencisla Aguirre, condesa de Murillo y Presidenta de la Comunidad de Madrid, y Mariano Rajoy Brey, Presidente del PP, quienes deponen los intereses en beneficio de la sociedad por montarse en otra barca de derivas y buscar beneficios políticos para su partido de derecha. Estos dos ilustres personajes son uña y carne de la extrema derecha cubanoamericana de Miami y del expresidente de gobierno José María Aznar, promotor del Acuerdo de la Posición Común de la Comunidad Europea contra Cuba (cuando éste buscaba congraciarse con determinados sectores mayoritarios del Congreso y la clase pudiente norteamericanos).

Quienes no conocen bien de Cuba o sólo conocen lo que los grandes medios interesan crear como opinión, les sugiero que se interesen por una información más seria, fidedigna y esclarecedora.

Estoy de acuerdo que el sistema socialista cubano no es perfecto y tienen mucho en lo que trabajar, pero desarrolla un limpio proceso bajo ideales humanistas; No deseamos la muerte innecesaria de los Orlando Zapata (utilizados vilmente por la contrarrevolución); pero ni el chantaje ni la presión es vía de lograr acuerdos justos en el proceso social socialista.

Como dijo nuestro apóstol José Martí: “La honra puede ser mancillada. La justicia puede ser vendida. Todo puede ser desgarrado. Pero la noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás”. Por tanto, amén de los que quieran o no el imperialismo y sus lacayos, los monopolios mediáticos, la derecha cubanoamericana de Miami y/o la disidencia, la Revolución cubana va con su paso firme, sin rendirse ni venderse.

http://es.wikipedia.org/wiki/Valeriano_Weyler
http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/02/24/zapata-un-muerto-util/
www.kaosenlared.net/noticia/hablemos-prisiones-regimen-carcelario-cuba
http://www.granma.cubaweb.cu/2010/03/08/nacional/artic02.html
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=14031&Itemid=86
http://www.publico.es/espana/300455/rajoy/critica/zapatero/apoyar/garzon/velasco

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...