Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¡Feliz nuevo año 2011! y ¡Viva Cuba Socialista!


Hola compañeros

Cuba, el caimán del Caribe, está inmersa en una nueva lucha por defender las conquistas alcanzadas en la Revolución socialista, donde la participación de la masa, una vez más, es la clave de la unión de todo un pueblo por mantener suyas la independencia y soberanía alcanzadas en enero de 1959.

La política hostil del gobierno de los Estados Unidos no cambia ni un ápice y sigue fomentando toda opción para derrocar la obra social emancipadora de Cuba: la Revolución Socialista.

Actualizando las palabras del compañero Fidel, expresadas un 4 de febrero de 1962, hoy digo:

Cuba libra una gran batalla ideológica contra el agresivo imperialismo yanqui. ¿Qué representan cada uno de ellos?

■Cuba representa los pueblos; Estados Unidos representa los monopolios.

■Cuba habla a favor de las masa explotadas del mundo; Estados Unidos por los intereses oligárquicos explotadores e imperialistas.

■Cuba lucha por la soberanía; Estados Unidos por la intervención.

■Cuba trabaja por mantener la nacionalización de sus empresas y recursos; Estados Unidos y sus lacayos disidentes por la anexión y la implementación de capital norteamericano y el robo de recursos.

■Cuba aboga por el respeto y la ampliación de la cultura; Estados Unidos por mantener la ignorancia.

■Cuba trabaja por el desarrollo agrario; Estados Unidos por el latifundio.

■Cuba defiende la industrialización para los países subdesarrollados; Estados Unidos por el subdesarrollo de quienes ha servido de por siglos de (neo)colonias.

■Cuba promueve el desarrollo sostenible y el respeto a la naturaleza; Estados Unidos por el desarrollo del consumismo a merced del deterioro del planeta.

■Cuba representa al trabajador creador; Estados Unidos al sabotaje y el terror contrarrevolucionario que practican sus agentes.

■Cuba promueve la igualdad, Estados Unidos el reducido privilegio de unos y la discriminación de muchos.

■Cuba va con la verdad; Estados Unidos con la mentira y el engaño.

■Cuba defiende la liberación; Estados Unidos impone la opresión.

■Cuba se integra por el porvenir luminoso de la humanidad; Estados Unidos por el pasado sin esperanzas.

■Cuba representa la honra de los héroes de nuestras gestas de liberación y de los que cayeron en Girón para salvar la Patria del dominio extranjero; Estados Unidos representa a los mercenarios y traidores que sirven al extranjero bajo mezquinos intereses económicos y con ansias poder.

■Cuba busca la paz entre los pueblos; Estados Unidos la agresión y la guerra.

■Cuba hace amigos; Estados Unidos compra cómplices y adquiere aliados por medio del chantaje.

■Cuba exige el respeto a su libre determinación de mantener su camino por el socialismo; Estados Unidos quiere imponerle a la isla un camino salvaje y desigual por las sendas del capitalismo.

En la situación actual de crisis económica mundial, provocada por esas mismas capas de poder del capitalismo, además del recrudecimiento del bloqueo norteamericano a la Isla; Cuba ve necesaria el replanteamiento de su vida interna para la supervivencia de la Revolución, rectificando errores internos cometidos y fortaleciendo el camino de combate frente a las constantes amenazas y agresiones del imperio y sus lacayos, para lo cual se plantea nuevas reestructuraciones que se llevarán a cabo, una vez analizados, ratificados y/o rectificados los Lineamientos de la Política Económica y Social, en cada colectivo de la sociedad cubana, y aprobados finalmente en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

La confianza y el apoyo solidario e incondicional de todos los cubanos buenos residentes en el exterior y de los amigos de diferentes países, son parte esencial para que el ardor de la verdad no deje de flamear en el espíritu de construir un mundo mejor para todos.

En aras del arduo trabajo que realiza la sociedad cubana, extiendo mis felicitaciones a todo el pueblo, trabajadores de todos los sectores, amas de casa, jubilados, intelectuales, personal diplomático, miembros del MININT, MINFAR y sus delegaciones; también al personal de la salud, la educación y el deporte que realzan el nombre de Cuba con su labor solidaria e internacionalista.

¡Felicidades Cuba!

¡Felicidades Fidel!

¡Felicidades Raúl!

¡Felicidades a toda la generación de los rebeldes de la Sierra Maestra!

¡Felicidades a los cinco cubanos prisioneros del imperio! Dignos héroes aguerridos que con inalcanzable valor enfrentan la bárbara injusticia imperial y siguen dando el ejemplo de lucha. Todos tenemos la certeza que regresarán a casa.

Felicito a los pueblos del ALBA, que fundan una página digna e imborrable en el libro de la historia de nuestra América.

También extiendo mis felicitaciones a todos ustedes, compañeras y compañeros de lucha, miembros de DEFENSEM Cuba (en Barcelona) y diversas asociaciones de solidaridad de todo el mundo, quienes también aportan al desarrollo de esa magnánima obra revolucionaria cubana, con el denuedo de la labor solidaria.
¡Feliz año 2011!

martes, 28 de diciembre de 2010

¿Por qué actualización y no reforma económica en Cuba?

Tomado de JuventudRebelde.cu: http://www.juventudrebelde.cu/ 


Por José Alejandro Rodríguez
26 de Diciembre del 2010 0:05:11 CDT

El Doctor en Ciencias Económicas Hugo Pons percibe las transformaciones recién comenzadas en la economía cubana, como un proceso de continuidad y ruptura que nos ha traído hasta aquí.

«Estamos haciendo un bonsái en esta pequeña isla», me contesta Hugo Pons, Doctor en Ciencias Económicas, cuando trato de explicarme la movida que está comenzando a registrarse en la economía cubana. Y la sorprendente respuesta, aferrada al símbolo, nos lleva por un laberinto coloquial.

¿Quién habla y conceptualiza? ¿El profesor titular de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana? ¿El investigador?, ¿o el especialista de la Consultoría CANEC? ¿Quizá el vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba? Todos a la vez, en una sola persona pausada, amante de las conceptualizaciones…

Hugo explica su símil: «Un bonsái es aparentemente pobre e insignificante por su pequeñez, pero expresa una singularidad atrayente, una individualidad muy fuerte. Estamos en un proceso sui géneris, que responde a nuestros orígenes y nuestro destino; a la cultura, historia e identidad de esta nación».

Este preguntón le hace el juego al estilo alegórico del entrevistado, y supone que antes de plantearnos «la actualización del modelo económico cubano» en que nos va la vida, estuvimos mucho tiempo haciendo injertos de abedules y abetos siberianos en el «tronco» de la economía cubana.

Pero Hugo vuelve a sorprender con su visión dialéctica del camino recorrido en más de 50 años. Lo ve como un proceso permanente de ruptura y continuidad. El bonsái lo estamos fomentando como una especie única e irrepetible desde 1959, una verdadera experimentación renovadora que, tropiezo tras tropiezo, avances y retrocesos incluidos, siempre nos conduce a un arbolito extraño en el bosque de la economía global.

Mira hacia atrás, pero no con anatemas ni ácidos resentimientos por los vaivenes y tumbos que ha dado la economía cubana, los cuales califica como estadíos o momentos de una larga corriente de ruptura y continuidad que nos atraviesa: «El bonsái se logra cortando y podando meticulosamente las ramas y las raíces que te limitan. Muchas raíces y ramas se han ido extirpando en sucesivos procesos de cambio, acuciados por las circunstancias».

—¿Cuándo mira atrás, no cree que demoramos demasiado para promover estos cambios?

—Solo es posible decir que pudo haberse hecho antes esto o lo otro, si logramos llegar al después. Cuando volteo la cabeza trato de mirar lo que se ha logrado; como mismo cuando miro hacia delante me sitúo el reclamo de lo que se debe hacer.

«Cuando miras hacia atrás, te das cuenta de que este país se ha visto en tres ocasiones en el fuego cruzado, en la necesidad de reestructurar la base de sustentación de su economía y su producción: A inicios de los 60, tras el cisma con Estados Unidos, hubo que reorientarse hacia los recursos del campo socialista europeo, y a su particular ámbito científico y tecnológico. En 1972, cuando nos integramos al CAME, institucionalizamos nuestras relaciones económicas en aquel sistema. Y con la caída del socialismo real, en la mayor soledad del bonsái, tuvimos que vérnoslas apenas con nosotros mismos, con nuestras virtudes y defectos».

—Hay quien prefiere olvidar aquellos años más cruentos del Período Especial…

—Yo creo que habrá que recordar siempre el Período Especial no solo por lo que se desarticuló, sino porque también fue un punto de inflexión que nos trajo hasta aquí. Hay que estudiarlo científicamente, además de recordarlo para que no vuelva a repetirse. Uno de los efectos más graves fue el deterioro de la institucionalidad, la desarticulación de los vínculos entre los órganos de dirección, incluido el Ministerio de Economía y Planificación y las empresas. Hubo que preservar con cierta premura el sistema empresarial, arreciando la centralización. Y esta no fue siempre un error, sino una necesidad. El problema es cuando trasciende y desborda los marcos de la necesidad histórica.

«Ya ves, para mí el Período Especial fue la demostración de la inmensa capacidad de prevención que tuvimos para sobrevivir a tantos retos juntos, por encima del precio que ha habido que pagar en todos los órdenes. Fue también parte del largo proceso de ruptura y continuidad».

—Por cierto, usted menciona el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, a fines de los 80, como un momento especial en la evolución del bonsái. Aunque parezca especulación, ¿adónde cree que hubiéramos llegado de no producirse el desplome del socialismo europeo?

—El proceso de rectificación de errores y tendencias negativas marcó una pauta, porque identificó los aspectos de la política económica, y sus instrumentos, que no se correspondían con nuestras características e identidad, con las posibilidades de desarrollar nuestro bonsái. Se clarificaron muchos errores y se ponderaron muchos aspectos motivadores en los procesos productivos en cuanto a la utilización de la fuerza de trabajo y su participación activa, se estimuló el vínculo salarial con los resultados, se criticaron debilidades del proceso inversionista, y en general se fustigó mucho el copismo de otras realidades.

«¿Adónde hubiéramos llegado? Nos hubiera acercado mucho más a realidades que hoy nos planteamos. Al menos creo que nos hubiera acercado a fórmulas más idóneas de redistribución de las riquezas».

—¿Encuentra usted algún nexo entre el proceso de rectificación de errores y la actualización del modelo económico a la que está abocada Cuba?

—Tanto uno como el otro han pretendido transformaciones preservando el socialismo, pero en contextos históricos muy diferentes.

—¿Por qué el socialismo europeo no pudo resolver sus propias contradicciones?

—Siempre pienso en lo que motivó ese proceso. La esencia del problema es que no se supo interpretar a tiempo los intereses de la sociedad que estaban construyendo. Se alejaron y no fueron a las raíces, a las esencias de sus singularidades culturales e históricas. Aplicaron raseros igualitarios a todo.

«El apego al poder en la URSS causó mucho daño, y el no tener una visión realista de sus capacidades como potencia para competir con el capitalismo; el negar las realidades del capitalismo y esconder los avances de la ciencia, la técnica y la cultura en otras realidades, hizo mucho daño».

—En su consideración, ¿por qué se identifica el proceso en que está enrolada Cuba como una actualización del modelo económico y no como una reforma?

—Antes te sugiero que profundices en la actualidad de esta reflexión martiana: «Solo lo genuino es fructífero. Solo lo directo es poderoso. Lo que otro nos lega es como manjar recalentado. Toca a cada hombre reconstruir su vida: a poco que mire en sí, la reconstruye».

«Y te agrego: El agotamiento del modelo copista se expresa entre nosotros a finales de los 80, con el proceso de rectificación de errores. Ahora estamos en un proceso de cambio, pero no puede ser identificado jamás con otras reformas, porque ello se hará sin minar las bases del socialismo y de su ideología, sin modificar las relaciones de producción preponderantes».

—¿El proceso de actualización del modelo económico no supone que lo que hoy pensemos necesario mañana puede ser ya inoperante? ¿No implicará una revisión permanente?

—No hay nada más parecido a la labor del médico que los procesos de dirección y gestión económica. El economista tiene su paciente o cuerpo vivo en la economía. Cuando el economista analiza una situación, elabora un diagnóstico. Y a partir del diagnóstico se deben tomar un conjunto de medidas, que serían la prescripción facultativa, la receta. Luego debe monitorearse lo que está pasando en el comportamiento de ese paciente que es la economía.

«En términos prácticos, los compartimentos estancos no existen en economía. La solución a los problemas de hoy no tendrá que ser la del mañana. Siempre voy a gestionar, rectificar y accionar».

—¿Cómo se podría aplicar eso a nuestro socialismo?

—Hay una dimensión aspirada en nuestro socialismo, porque este sistema es el único que se construye a voluntad y a conciencia. Eso requiere de la instrumentación de la planificación. La estrategia es lo que se pretende alcanzar a largo plazo, la política es el conjunto de acciones que deben lograrse para resolver los problemas en la consecución de la estrategia. Y el modelo de gestión es el mecanismo con que aseguras el conjunto de políticas para lograr la estrategia. Esta interacción debe ser orgánica y coherente, pero progresiva. A fuer de marxistas, sabemos que nunca hay soluciones definitivas.

—Algunos creen ver un antes y un después de los Lineamientos del Congreso del Partido y del último discurso de Raúl en la Asamblea Nacional del Poder Popular…

—Creo que vivimos un momento de reforzamiento de la confianza en la Revolución, por la precisión con que se están identificando y abordando los problemas; y porque esa identificación está expresada desde el sentir popular, desde las necesidades y los objetivos de la mayoría. Por lo dialéctico y flexible que caracteriza este proceso, sin tener que abandonar principios esenciales.

«Para mí EL QUÉ de los Lineamientos son las transformaciones estratégicas que requerimos. El CÓMO son los instrumentos para actualizar nuestro modelo económico. El CUÁNDO es el horizonte temporal en que se vayan definiendo los alcances. Y El QUIÉN, es lo más importante: el pueblo, nuestra gente, que siempre será la garantía.

«Esa capacidad de identificar, analizar y desarrollar se garantizará en la medida en que la construcción del socialismo en Cuba responda a la mayoría de la población. El socialismo se construye a voluntad, y esa voluntad hay que educarla, desarrollarla y preservarla. Esa será la única forma de mantener vivo y sano el bonsái».

jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Viva Wikileaks! Sicko no fue prohibida en Cuba.

Por Michael Moore.


Wikileaks hizo ayer algo increíble y publicó un cable clasificado por el Departamento de Estado que trataba, en parte, sobre mí y mi película, ‘Sicko’.

Es una mirada impresionante a la naturaleza orwelliana de cómo los burócratas del Estado hacen girar sus mentiras y tratan de recrear la realidad (supongo que para aplacar a sus jefes y decirles lo que quieren escuchar).

La fecha es el 31 de enero del 2008. Tan sólo unos días después que Sicko fuera nominada al Oscar como Mejor Documental. Esto debe de haber vuelto loco a alguien en el Departamento de Estado de Bush (su Departamento del Tesoro que enseguida me había notificado que estaban investigando cuáles son las leyes que podía haber roto al llevar a tres de los primeros rescatistas del 11 de noviembre a Cuba para que se les diera la atención médica que se le había negado en los Estados Unidos).

El ex-ejecutivo de seguros de salud Wendell Potter reveló recientemente que la industria del seguro - que había decidido gastar millones para ir en mi contra y, si fuese necesario “empujar a Michael Moore por un precipicio “- había comenzado a trabajar con los cubanos anticastristas en Miami con el fin de hacerlos hablar para que calumniaran mi película.

Así, el 31 de enero del 2008, un funcionario del Departamento de Estado estacionado en La Habana tomó una historia inventada y la envió de regreso a su sede en Washington. Esto es lo que ellos sugerían:

XXXXXXXXXXXX declaró que las autoridades cubanas han prohibido el documental de Michael Moore, “Sicko”, por ser subversivo. Aunque la intención de la película es desacreditar el sistema de salud de los EE.UU., poniendo de relieve la excelencia del sistema cubano, dijo que el régimen sabe que la película es un mito y no quiere arriesgarse a una reacción popular al mostrar a los cubanos instalaciones que claramente no están disponibles para la gran mayoría de ellos.

¿Suena convincente eh? ¡Sólo hay un problema: todo el pueblo de Cuba vio la película en la televisión nacional el 25 de abril del 2008! A los cubanos les gustó tanto la película que se convirtió en una de esas raras películas norteamericanas que recibió una distribución en los cines de Cuba. Personalmente, me encargué que una copia de 35 mm llegara al Instituto de Cine de La Habana.

La proyección de ‘Sicko’ se realizó en ciudades a lo largo de todo el país. En La Habana, ‘Sicko’ fue proyectado en el famoso Cine Yara. Pero el cable secreto dijo que a los cubanos se les prohibió ver mi película. Hmmm.

También sabemos por otro documento secreto de los EE.UU. que “el desencanto de las [masas en Cuba] se ha extendido por todas las provincias” y que “toda la provincia de Oriente está hirviendo de odio” contra el régimen de Castro. Existe una gran rebelión subterránea activa, y “los trabajadores fácilmente dan todo el apoyo necesario,” con todo el mundo involucrado en un “sabotaje sutil” contra el gobierno. La moral es pésima en todas las ramas de las fuerzas armadas, y en caso de guerra el ejército “no va a pelear.” Tremendo - ¡este cable está caliente!

Por supuesto, este cable secreto de los EE.UU. es del 31 de marzo de 1961, tres semanas antes de que Cuba pateó algunos traseros en la Bahía de Cochinos.

El gobierno de los EE.UU. ha estado pasando estos documentos “secretos” a sí mismo en estos últimos cincuenta años, explicando en detalle minucioso cuán terrible está la situación en Cuba y cómo los cubanos están sufriendo en silencio para que podamos regresar y asumir el control. No sé por qué escribimos estos cables, supongo que sólo nos hace sentir mejor con nosotros mismos. (Cualquier persona curiosa puede encontrar un museo entero de cables de deseos cumplidos de los EE.UU. en el sitio web del Archivo de seguridad Nacional.)

Entonces, ¿qué hacer con un casi falso cable “secreto”, especialmente uno que lo involucra a usted y la película? Bueno, usted espera que un periódico responsables investigue y que grite a los cuatro vientos lo que descubra.

Pero WikiLeaks dio ayer a conocer el cable de ‘Sicko’ en Cuba a los medios de comunicación - y ¿qué hicieron con él? ¡Lo hicieron circular como si fuera verdad! Aquí está el titular en el periódico The Guardian: “Wikileaks: Cuba prohibió Sicko por describir ‘un mítico’ sistema de salud. Las autoridades temían que las imágenes de los relucientes hospitales en el filme de Michael Moore, nominado al Oscar, provocara una reacción popular.”

Y ni un ápice de una investigación profunda para saber si Cuba había prohibido realmente la película! De hecho, todo lo contrario. La prensa de derecha comenzó a tener un día de maniobras reportando una mentira (Andy Levy, de Fox - dos veces - Revista Reason y Hot Air, además de un montón de blogs). Lamentablemente, incluso BoingBoing y mis amigos de The Nation escribieron sobre ella sin escepticismo. Así que aquí tenemos a Wikileaks, que se ha puesto en la línea para encontrar y liberar estos cables a la prensa - y los periodistas tradicionales, una vez más demasiado perezosos para levantar un dedo, apuntar y hacer clic en el ratón para acceder a Nexis o buscar a través de Google, y mira a ver si Cuba realmente “prohibió la película.” Si tan solo un reportero hubiera hecho esto, esto es lo que habría encontrado:

16 de junio del 2007 Sábado 1:41 GMT [esto es siete meses antes del cable falso]

TITULAR: Ministro de Salud cubano dice que la película de Michael Moore Sicko muestra”valores humanos” de un sistema comunista.
Byline: Por ANDREA RODRIGUEZ, escritor de Associated Press
LA HABANA
El ministro de salud de Cuba José Ramón Balaguer, dijo el viernes que el documental del cineasta estadounidense Michael Moore “Sicko” pone de relieve los valores humanos del gobierno comunista de la isla… “No puede existir ninguna duda este documental de una personalidad como lo es el Sr. Michael Moore ayuda a promover los principios profundamente humanos de la sociedad cubana.

¿Qué tal esta pequeña noticia del 25 de abril del 2008 en CubaSí.cu (traducción de Google):

Sicko se estrenó en Cuba 25/04/2008
El documental Sicko, del cineasta norteamericano Michael Moore, que trata sobre el deplorable estado del sistema de salud estadounidense será estrenado hoy a las 5:50 p.m., en el espacio de la Mesa Redonda de Cubavisión y el Canal Educativo.

Luego está este de Juventud Rebelde.cu. O este editorial cubano. Hay incluso un clip largo de la sección de Cuba que aparece en ‘Sicko’ en la página de multimedia del sitio webCubaSí.cu en el canal de la Mesa Redonda.

OK, sabemos que los medios de comunicación son perezosos y la mayoría no sirven. Pero el problema más grande aquí es cómo nuestro gobierno parecía estar en confabulación con la industria de seguros de salud para destruir una película que podría echar una mano en inducir lo que ya los cubanos tienen en un país del tercer mundo asolado por la pobreza: salud gratuita y universal. Y porque ellos la tienen y nosotros no, Cuba tiene una tasa de mortalidad infantil más baja que la nuestra, su esperanza de vida está a sólo 7 meses por debajo de la nuestra, y, según la OMS, están posicionadas sólo dos lugares por detrás del país más rico del mundo en términos de calidad en su atención médica.

Esta es la historia, para que lo sepan los principales medios de comunicación y los enemigos de derecha.

Ahora que se le han presentado los hechos, ¿qué van a hacer al respecto? Me van a atacar porque mi película fue proyectada en la televisión estatal cubana? ¿O me van atacan porque no proyectaron mi película en la televisión estatal cubana?

Tienen que elegir una, no pueden ser ambas cosas.

Y ya que los hechos demuestran que la película fue proyectada en la televisión estatal y en los cines, creo que es mejor que me ataquen por haber proyectado mis películas en Cuba.

¡Viva Wikileaks!
(Traducción de CubaSí)

martes, 21 de diciembre de 2010

"Mientras más ideas seamos capaces de provocar en el análisis de un problema, más cerca estaremos de su solución apropiada"

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del Sexto Período de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 18 de diciembre de 2010, “Año 52 de la Revolución”.
Compañeras y compañeros:

Llevamos varios días reunidos debatiendo asuntos trascendentales para el futuro de la nación. En esta oportunidad, además del habitual trabajo en comisiones, los diputados han sesionado en plenaria, con el propósito de analizar los detalles de la situación económica actual, así como las propuestas del presupuesto y el plan de la economía para el año 2011.

También los diputados han dedicado largas horas a valorar a profundidad y esclarecer dudas e inquietudes acerca del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Nuestros medios de difusión han publicado con amplitud el desarrollo de estos debates, para facilitar la información de la población.

A pesar de la incidencia en la economía nacional de los efectos de la crisis mundial, el irregular comportamiento de las lluvias durante 19 meses, desde noviembre de 2008 hasta junio del actual año, y sin excluir errores propios, puedo afirmar que el plan del 2010 ha tenido un desempeño aceptable para los tiempos que vivimos. Se alcanzará la meta de crecimiento de 2.1 por ciento del Producto Interno Bruto, más conocido por sus siglas P.I.B; se elevaron las exportaciones de mercancías y servicios, sin concluir el año ya se alcanzó la cifra prevista de visitantes extranjeros, aunque nuevamente se incumplirán los ingresos, se consolida el equilibrio financiero interno y, por vez primera en varios años, comienza a apreciarse una dinámica favorable, todavía limitada, en la productividad del trabajo en comparación con el salario medio.

Continúan disminuyendo las retenciones de transferencias al exterior, o lo que es lo mismo, las limitaciones que nos vimos obligados a imponer a finales del año 2008 en los pagos desde los bancos cubanos a los suministradores extranjeros, las cuales serán suprimidas totalmente el próximo año y, al propio tiempo, se han logrado significativos avances en la renegociación de la deuda con nuestros principales acreedores.

Nuevamente deseo agradecer la confianza y comprensión de nuestros socios comerciales y financieros, a quienes ratifico el más firme propósito de honrar puntualmente los compromisos contraídos. El Gobierno ha impartido instrucciones precisas de no asumir nuevas deudas sin la seguridad de cumplimentar su pago en los plazos pactados.

Como fue explicado por el Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo Jorge, el plan del próximo año prevé un crecimiento del P.I.B del 3.1%, que deberá alcanzarse en medio de un escenario no menos complejo y tenso.

El año 2011 es el primero de los cinco incluidos en la proyección a mediano plazo de nuestra economía, período en el que, de manera gradual y progresiva, se irán introduciendo cambios estructurales y de conceptos en el modelo económico cubano.

Durante el próximo año proseguiremos de manera decidida en la reducción de los gastos superfluos, promoviendo el ahorro de todo tipo de recursos, el cual, como hemos dicho en varias ocasiones, constituye la fuente de ingresos más rápida y segura a nuestra disposición.

Igualmente haremos, sin descuidar en lo más mínimo, sino elevando la calidad de los programas sociales en las esferas de la salud, la educación, la cultura y el deporte, en las cuales se han identificado enormes reservas de eficiencia en el uso más racional de la infraestructura existente. También incrementaremos las exportaciones de bienes y servicios, al tiempo que continuaremos concentrando las inversiones en aquellas actividades de más rápida recuperación.

En materia del plan y el presupuesto, hemos insistido en que tiene que acabarse la historia repetida de los incumplimientos y los sobregiros. El plan y el presupuesto son sagrados, repito, desde ahora el plan y el presupuesto son sagrados y se elaboran para ser cumplidos, no para conformarnos con justificaciones de cualquier tipo y hasta con imprecisiones y mentiras, intencionadas o no, cuando no se logran las metas trazadas.

A veces algunos compañeros, sin un propósito fraudulento, aportan informaciones inexactas de sus subordinados sin haberlas comprobado y caen en la mentira inconscientemente, pero esos datos falsos nos pueden conducir a decisiones erradas con mayor o menor repercusión en la nación. Quien así actúa, también miente y sea quien sea, debe ser demovido definitiva y no temporalmente del cargo que ocupa y, después del análisis de los organismos correspondientes, también separado de las filas del Partido si milita en él.

La mentira y sus nocivos efectos han acompañado a los hombres desde que aprendimos a hablar en épocas remotas, motivando la repulsa de la sociedad. Recordemos que en los diez mandamientos bíblicos, el número ocho dispone: “No darás falso testimonio ni mentirás”. Igualmente en los tres principios éticos morales fundamentales de la civilización inca se establecía: no mentir, no robar, no ser holgazán.

Hay que luchar para desterrar definitivamente la mentira y el engaño de la conducta de los cuadros, de cualquier nivel. No por gusto el compañero Fidel en su brillante definición del concepto Revolución, entre otros criterios, señaló: “No mentir jamás ni violar principios éticos”.

Tras la publicación el pasado 9 de noviembre del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social, el tren del VI Congreso del Partido está en marcha, ya que el verdadero congreso será la discusión abierta y franca con los militantes y todo el pueblo de sus enunciados, lo que en un genuino ejercicio democrático, permitirá enriquecerlos, al tiempo que, sin excluir opiniones divergentes, logremos la conformación de un consenso nacional acerca de la necesidad y urgencia de introducir cambios estratégicos en el funcionamiento de la economía, con el propósito de hacer sustentable e irreversible el Socialismo en Cuba.

No hay que temerle a las discrepancias de criterios y esta orientación, que no es nueva, no debe interpretarse como circunscrita al debate sobre los Lineamientos; las diferencias de opiniones, expresadas preferiblemente en lugar, tiempo y forma, o sea, en el lugar adecuado, en el momento oportuno y de forma correcta, siempre serán más deseables a la falsa unanimidad basada en la simulación y el oportunismo. Es por demás un derecho del que no se debe privar a nadie.

Mientras más ideas seamos capaces de provocar en el análisis de un problema, más cerca estaremos de su solución apropiada.

La Comisión de Política Económica del Partido y los 11 grupos que la conformaron, trabajaron durante largos meses en la elaboración de los citados lineamientos, que como se ha explicado, constituirán el tema central del Congreso, partiendo de la convicción de que la situación económica es la principal tarea del Partido y del Gobierno y la asignatura básica de los cuadros a todos los niveles.

Durante los últimos años habíamos insistido en que no podíamos dejarnos llevar por improvisaciones y apresuramientos en esta esfera, teniendo en cuenta la magnitud, complejidad y las interrelaciones de las decisiones a adoptar. Es por ello que pienso que hicimos bien en aplazar el Congreso del Partido, aunque hemos debido resistir, pacientemente, los reclamos honestos y también los mal intencionados dentro y fuera de Cuba para que apuráramos la adopción de múltiples medidas. Nuestros adversarios en el exterior, como era de esperar, han impugnado cada paso que dimos, primero los descalificaban como cosméticos e insuficientes, ahora tratan de confundir a la opinión pública presagiando el seguro fracaso y concentran sus campañas en la exaltación del supuesto desencanto y escepticismo con que dicen nuestro pueblo ha acogido este proyecto.

A veces da la impresión de que sus deseos más íntimos les impiden apreciar la realidad. Haciendo evidentes sus verdaderas pretensiones, nos exigen sin tapujos desmontar el régimen económico y social que conquistamos, como si esta Revolución estuviera dispuesta a someterse a la más humillante rendición o lo que es igual, regir su destino por condicionamientos degradantes.

A lo largo de 500 años, desde Hatuey hasta Fidel, es mucha la sangre derramada por nuestro pueblo para aceptar ahora el desmantelamiento de lo logrado al precio de tanto sacrificio.

A quienes abriguen esas infundadas ilusiones, vale recordarles, otra vez, lo expresado en este Parlamento el 1ro de agosto de 2009; cito: "A mí no me eligieron Presidente para restaurar el capitalismo en Cuba ni para entregar la Revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”, fin de la cita.

Hoy añado que las medidas que estamos aplicando y todas las modificaciones que resulte necesario introducir en la actualización del modelo económico, están dirigidas a preservar el socialismo, fortalecerlo y hacerlo verdaderamente irrevocable, como quedó incorporado en la Constitución de la República a solicitud de la inmensa mayoría de nuestra población en el año 2002.

Es preciso poner sobre la mesa toda la información y los argumentos que fundamentan cada decisión y de paso, suprimir el exceso de secretismo a que nos habituamos durante más de 50 años de cerco enemigo. Siempre un Estado tendrá que mantener en lógico secreto algunos asuntos, eso es algo que nadie discute, pero no las cuestiones que definen el curso político y económico de la nación. Es vital explicar, fundamentar y convencer al pueblo de la justeza, necesidad y urgencia de una medida, por dura que parezca.

El Partido y la Juventud Comunista, además de la Central de Trabajadores de Cuba y sus sindicatos junto al resto de las organizaciones de masas y sociales, tienen la capacidad de movilizar el apoyo y la confianza de la población mediante el debate sin ataduras a dogmas y esquemas inviables, que constituyen una barrera psicológica colosal, que es imprescindible desmontar poco a poco y lo lograremos entre todos.

Ese es precisamente el contenido fundamental que reservamos a la Conferencia Nacional del Partido a celebrarse en el año 2011, después del Congreso, en fecha que se fijará más adelante; en ella analizaremos, entre otras cuestiones, las modificaciones a los métodos y estilos de trabajo de la organización partidista, ya que, a consecuencia de las deficiencias presentadas en el desempeño de los órganos administrativos del Gobierno, el Partido a lo largo de los años se tuvo que involucrar en el ejercicio de funciones que no le corresponden, lo cual limitó y comprometió su condición de vanguardia organizada de la nación cubana y fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, en consonancia con el artículo cinco de la Constitución de la República.

El Partido debe dirigir y controlar y no interferir en las actividades del Gobierno, a ningún nivel, que es a quien corresponde gobernar, cada uno con sus propias normas y procedimientos, según sus misiones en la sociedad.

Es necesario cambiar la mentalidad de los cuadros y de todos los compatriotas al encarar el nuevo escenario que comienza a delinearse. Se trata sencillamente de transformar conceptos erróneos e insostenibles acerca del Socialismo, muy enraizados en amplios sectores de la población durante años, como consecuencia del excesivo enfoque paternalista, idealista e igualitarista que instituyó la Revolución en aras de la justicia social.

Muchos cubanos confundimos el socialismo con las gratuidades y subsidios, la igualdad con el igualitarismo, no pocos identificamos la libreta de abastecimientos como un logro social que nunca debiera suprimirse.

Al respecto, estoy convencido de que varios de los problemas que hoy afrontamos tienen su origen en esta medida de distribución, que si bien estuvo animada en su momento por el sano empeño de asegurar al pueblo un abastecimiento estable de alimentos y otras mercancías en contraposición al acaparamiento inescrupuloso por algunos con fines de lucro, constituye una expresión manifiesta de igualitarismo, que beneficia lo mismo a los que trabajan y a aquellos que no lo hacen o que no la necesitan y genera prácticas de trueque y reventa en el mercado sumergido, etc., etc.

La solución a este complejo y sensible asunto no es sencilla, pues guarda estrecha relación con el fortalecimiento del papel del salario en la sociedad y ello sólo será posible, si a la par de reducir gratuidades y subsidios, elevamos la productividad del trabajo y la oferta de productos a la población.

En esta cuestión, como en la reducción de las plantillas abultadas, el Estado Socialista no dejará desamparado a ningún ciudadano y mediante el sistema de asistencia social, asegurará que las personas impedidas para trabajar reciban la protección mínima requerida. En el futuro existirán subsidios, pero no a los productos, sino a las cubanas y cubanos que por una u otra razón realmente los necesiten.

Como se conoce, desde el mes de septiembre se eliminó la distribución normada de cigarros, un artículo que recibía sólo una parte de la población y que es obvio, por sus nocivos efectos a la salud, no constituye un producto de primera necesidad.

El próximo año no podremos darnos el lujo de gastar casi 50 millones de dólares en importaciones de café para mantener la cuota que hasta el presente se distribuye a los consumidores, incluyendo a los niños recién nacidos. Se prevé, por ser una necesidad ineludible, como hacíamos hasta el año 2005, mezclarlo con chícharo, mucho más barato que el café, que nos cuesta casi tres mil dólares la tonelada, mientras que aquel tiene un precio de 390 dólares.

Si queremos seguir tomando café puro y sin racionamiento, la única solución es producirlo en Cuba, donde está probado que existen todas las condiciones para su cultivo, en cantidades suficientes que satisfagan la demanda y hasta exportarlo con la más alta calidad.

Estas decisiones, y otras que será necesario aplicar, aunque sabemos que no son populares, sí son obligadas para poder mantener y mejorar incluso los servicios gratuitos de salud pública, educación y la seguridad social a todos los ciudadanos.

El propio líder de la Revolución Cubana, el compañero Fidel, en su histórico discurso el 17 de noviembre de 2005, expresó; cito: “Una conclusión que he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo”, fin de la cita. Hace apenas un mes, exactamente al cabo de cinco años, Fidel a través de su mensaje en ocasión del Día Internacional del Estudiante, ratificó esos conceptos que conservan total vigencia.

Por mi parte, recuerdo los planteamientos de un laureado científico soviético que hace alrededor de medio siglo, consideraba que aunque teóricamente se había documentado la posibilidad del vuelo del hombre al espacio, no dejaba de ser un viaje a lo ignoto, a lo desconocido.

Si bien hemos contado con el legado teórico marxista leninista, donde científicamente está demostrada la factibilidad del socialismo y la experiencia práctica de los intentos de su construcción en otros países, la edificación de la nueva sociedad en el orden económico es, en mi modesta opinión, también un trayecto hacia lo ignoto, por lo cual cada paso debe meditarse profundamente y ser planificado antes del próximo, donde los errores se corrijan oportuna y rápidamente para no dejarle la solución al tiempo, que los acrecentará y al final nos pasará la factura aún más costosa.

Tenemos plena conciencia de los errores que hemos cometido y precisamente, los Lineamientos marcan el inicio del camino de la rectificación y la necesaria actualización de nuestro modelo económico socialista.

Nadie debe llamarse a engaño, los Lineamientos señalan el rumbo hacia el futuro socialista, ajustado a las condiciones de Cuba, no al pasado capitalista y neocolonial derrocado por la Revolución. La planificación y no el libre mercado será el rasgo distintivo de la economía y no se permitirá, como se recoge en el tercero de los lineamientos generales, la concentración de la propiedad. Más claro ni el agua, aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

La construcción del socialismo debe realizarse en correspondencia con las peculiaridades de cada país. Es una lección histórica que hemos aprendido muy bien. No pensamos volver a copiar de nadie, bastantes problemas nos trajo hacerlo y porque además copiamos mal; aunque no ignoramos las experiencias de otros y aprendemos de ellas, incluyendo las positivas de los capitalistas.

Abundando sobre el necesario cambio de mentalidad mencionaré un ejemplo: si hemos arribado a la conclusión de que el ejercicio del trabajo por cuenta propia constituye una alternativa más de empleo para los ciudadanos en edad laboral, con el fin de elevar la oferta de bienes y servicios a la población y liberar al Estado de esas actividades para concentrarse en lo verdaderamente decisivo, lo que corresponde hacer al Partido y al Gobierno es facilitar su gestión y no generar estigmas ni prejuicios hacia ellos y para eso es fundamental modificar la apreciación negativa existente en no pocos de nosotros hacia esta forma de trabajo privado. Los clásicos del marxismo leninismo al proyectar los rasgos que debían caracterizar la construcción de la nueva sociedad, definieron, entre otros, que el Estado, en representación de todo el pueblo, mantendría la propiedad sobre los fundamentales medios de producción.

Nosotros absolutizamos ese principio y pasamos a propiedad estatal casi toda la actividad económica del país. Los pasos que hemos venido dando y daremos en la ampliación y flexibilización del trabajo por cuenta propia, son el fruto de profundas meditaciones y análisis y podemos asegurar que esta vez no habrá retroceso.

Por su parte, la Central de Trabajadores de Cuba y los respectivos sindicatos nacionales, se encuentran estudiando las formas y métodos para organizar la atención a esta fuerza laboral, promover el cumplimiento estricto de la Ley y los tributos y motivar en estos trabajadores el rechazo a las ilegalidades. Debemos defender sus intereses igual que hacemos con cualquier otro ciudadano, siempre que actúen en cumplimiento de las normas jurídicas aprobadas.

En esta dirección reviste gran importancia la introducción en los diferentes niveles de la enseñanza de los conceptos básicos del sistema tributario con el objetivo de familiarizar, de manera permanente y concreta, a las nuevas generaciones en la aplicación de los impuestos como la forma más universal de redistribución de la renta nacional, en interés del sostenimiento de los gastos sociales.

A escala de toda la sociedad, debemos fomentar los valores cívicos de respeto y cumplimiento por los contribuyentes de sus obligaciones tributarias, crear en las personas esa cultura y disciplina, bonificar a los que cumplen y sancionar la evasión de impuestos.

Otra tarea en la cual, a pesar del avance logrado, falta mucho por hacer, es la atención a las distintas formas productivas en la agricultura, de modo que se eliminen las diversas trabas existentes para potenciar las fuerzas productivas en nuestros campos y que, en correspondencia con el ahorro en la importación de alimentos, los agricultores obtengan ingresos justos y razonables por su sacrificada labor, lo cual no justifica que se impongan precios abusivos a la población.

A más de dos años de iniciada la entrega de tierras ociosas en usufructo, pienso que estamos en condiciones de valorar la asignación de áreas adicionales, por encima de los límites que regula el Decreto-Ley 259, de julio de 2008, a aquellos productores agropecuarios con resultados destacados en la utilización intensiva de los suelos bajo su responsabilidad.

Considero oportuno aclarar que las tierras entregadas en usufructo constituyen propiedad de todo el pueblo, por lo que si se requirieran para otros usos en el futuro, el Estado compensaría a los usufructuarios lo invertido y les abonaría el valor de las bienhechurías.

En su momento, una vez que concluyamos los estudios, a partir de las experiencias que hemos ido acumulando, presentaremos al Consejo de Estado las correspondientes propuestas de modificación del citado Decreto-Ley.

Una de las barreras más difíciles de sortear en el empeño de formar una visión diferente, y así debemos reconocerlo públicamente, es la ausencia de una cultura económica en la población, incluidos no pocos cuadros de dirección, los cuales, evidenciando una ignorancia supina en la materia, al enfrentar problemas cotidianos adoptan o proponen decisiones sin detenerse un instante a valorar sus efectos y los gastos que se generan, ni si existen recursos asignados en el plan y el presupuesto con ese destino.

No descubro nada cuando afirmo que improvisar, en general, y en la economía en particular, conduce a un seguro fracaso, con independencia de los buenos propósitos que se pretenda alcanzar.

El pasado 2 de diciembre, en ocasión del 54 aniversario del desembarco del Granma, el órgano oficial de nuestro Partido reprodujo un fragmento del discurso que pronunciara Fidel en 1976, en igual fecha, cuando se conmemoraban apenas 20 años del suceso y que por su vigencia y actualidad he considerado oportuno citar: “La fuerza de un pueblo y de una revolución consiste precisamente en su capacidad de comprender y enfrentar las dificultades. A pesar de todo avanzaremos en numerosos campos y lucharemos denodadamente por elevar la eficiencia de la economía, ahorrar recursos, reducir gastos no esenciales, aumentar las exportaciones y crear en cada ciudadano una conciencia económica. Antes dije que todos somos políticos, ahora añado que todos debemos ser también economistas y, repito, economistas, no economicistas, que no es lo mismo una mentalidad de ahorro y eficiencia que una mentalidad de consumo”, fin de la cita.

Diez años después, el primero de diciembre de 1986, durante la sesión diferida del III Congreso del Partido, Fidel expresó; cito: “Mucha gente no entiende que el Estado Socialista, ningún Estado, ningún sistema puede dar lo que no tiene, y mucho menos va a tener si no se produce, si se está dando dinero sin respaldo productivo. Estoy seguro de que las plantillas infladas, el exceso de dinero entregado a la gente, los inventarios ociosos, los despilfarros, tienen que ver mucho con el gran número de empresas irrentables que hay en el país…” fin de la cita.

A 34 y 24 años, respectivamente, de estas orientaciones del Jefe de la Revolución, esos y muchos otros problemas siguen estando presentes.

Fidel con su genialidad iba abriendo brechas y señalaba el camino y los demás no supimos asegurar y consolidar el avance en pos de esos objetivos.

Nos faltó cohesión, organización y coordinación entre el Partido y el Gobierno; en medio de las amenazas y urgencias cotidianas descuidamos la planificación a mediano y largo plazos, no fuimos suficientemente exigentes ante violaciones y errores de carácter económico cometidos por algunos dirigentes y también demoramos en rectificar decisiones que no tuvieron el efecto esperado.


Más de una vez me he referido a que en esta Revolución casi todo está dicho y que debemos revisar qué orientaciones del Jefe de la Revolución hemos cumplido y cuáles no, desde su vibrante alegato “La Historia me Absolverá” hasta hoy. Recuperaremos las ideas de Fidel que siguen vigentes y no permitiremos que nos vuelva a pasar lo mismo.

Los errores, si simplemente son analizados con honestidad, pueden transformarse en experiencias y lecciones para superarlos y no volver a incurrir en ellos. Esa es precisamente la gran utilidad que tiene el análisis profundo de los errores y esa debe empezar a ser una norma permanente de conducta de todos los dirigentes.

La realidad de los números está por encima de todas nuestras aspiraciones y deseos. En la aritmética elemental del primer grado de la escuela primaria, se aprende a temprana edad que dos más dos da cuatro, no cinco ni seis; no hay que ser economista para comprenderlo, por tanto, si en un momento dado tenemos que hacer algo en materia económica y social por encima de los recursos disponibles, hagámoslo con conciencia de las consecuencias y sabiendo de antemano que al final la crudeza de los hechos se impondrá irremisiblemente.

Cuba dispone de decenas y decenas de miles de profesionales graduados por la Revolución en las especialidades de economía, contabilidad y finanzas, por sólo mencionar algunas de este perfil, que no hemos sabido utilizar adecuadamente en provecho del desarrollo ordenado de la nación.

Contamos con lo más preciado, el capital humano, que debemos cohesionar con el concurso de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC) para emprender la tarea de educar en esta materia, de manera constante y sistemática, a nuestro pueblo instruido y a sus dirigentes en todos los niveles. Una numerosa representación del Comité Nacional de la ANEC participó en los primeros seminarios sobre los lineamientos que organizamos y muchos de sus miembros están inmersos en el proceso de discusiones en marcha.

En este sentido, cabe destacar la contribución decisiva de miles y miles de contadores para recuperar el lugar que corresponde a la contabilidad en la dirección de la actividad económica, que como sabemos es una condición indispensable para asegurar el éxito y el orden en todo lo que nos proponemos.

En estas circunstancias, nadie debe perder de vista la relevancia de mantener un enfoque diferenciado hacia la juventud, y en correspondencia con ello, debo resaltar la decisión de excluir de los procesos de disponibilidad laboral a los recién graduados en el plazo del cumplimiento del Servicio Social.

Ahora bien, no se trata de ubicarlos en funciones no afines a su perfil profesional, como ha sucedido en el pasado, que han llegado a ponerlos hasta de porteros del centro laboral, porque precisamente ese período está diseñado para adiestrarlos en la base de la producción y los servicios, completar en la práctica la formación teórica de las escuelas y cultivar en ellos el amor al trabajo.

No menos importante resulta la labor que corresponde a los cuadros y especialistas involucrados en la elaboración y revisión de los documentos legales, a tono con las modificaciones que se vayan instrumentando; por ejemplo, sólo para dar cobertura jurídica a dos lineamientos (los números 158 y 159), referidos al ejercicio del trabajo por cuenta propia, su régimen tributario y los procesos de disponibilidad laboral, se ha requerido emitir casi 30 disposiciones, entre decretos-leyes, acuerdos del Gobierno y resoluciones de varios ministerios e institutos nacionales.

Hace sólo unos días una resolución del Ministerio de Finanzas que modificó los precios de acopio de un grupo de productos agropecuarios, tuvo que dejar sin efectos otras 36 resoluciones de ese propio organismo, emitidas en diferentes fechas de años anteriores, pero todas vigentes.

Estos hechos dan una idea del trabajo que en materia de ordenamiento jurídico tenemos por delante con el fin de reforzar la institucionalidad del país, y eliminar tantas prohibiciones irracionales que han perdurado por años, sin tener en cuenta las circunstancias existentes, creando el caldo de cultivo para múltiples actuaciones al margen de la ley, que frecuentemente dan lugar a la corrupción en distintos grados. Puede llegarse a una conclusión probada por la vida: las prohibiciones irracionales propician las violaciones, lo que a su vez conduce a la corrupción y la impunidad, por eso creo que la población tiene razón en sus preocupaciones respecto a los engorrosos trámites asociados a la vivienda y la compra-venta de vehículos entre las personas, por solo citar dos ejemplos, que actualmente son objeto de estudio para su solución de manera ordenada.

Al propio tiempo, se impone simplificar y agrupar la legislación vigente, por lo general bastante dispersa. Los documentos rectores se elaboran para ser del dominio de aquellos responsabilizados con su cumplimiento, no para ser engavetados. En consecuencia, es preciso educar a todos los cuadros y exigirles trabajar con las disposiciones legales que rigen sus funciones y controlar que esto se cumpla como un requisito de idoneidad para ocupar un cargo determinado.

Vale recordar, otra vez, que el desconocimiento de la ley no exime a nadie de su cumplimiento y que, según la Constitución, todos los ciudadanos tienen iguales derechos y deberes, por lo cual quien cometa un delito en Cuba, con independencia del cargo que ocupe, sea quien sea, tendrá que enfrentar las consecuencias de sus errores y el peso de la justicia.

Pasando a otro asunto, también recogido en los Lineamientos, del plan del próximo año se han excluido 68 inversiones de importancia para el país por no cumplir los requerimientos establecidos, entre ellos, la determinación del financiamiento, la preparación técnica y de proyectos, la definición de las fuerzas constructoras capaces de acometerlas en los plazos fijados y la evaluación de los estudios de factibilidad. No permitiremos el derroche de los recursos destinados a inversiones a causa de la espontaneidad, la improvisación y la superficialidad, que en no pocos casos, han caracterizado al proceso inversionista.

Al tratar estos temas es obligado referirme al papel determinante que corresponde jugar a los cuadros del Partido, el Estado, el Gobierno, las organizaciones de masas y juveniles en la conducción coordinada y armónica del proceso de actualización del modelo económico cubano.

En el curso de la paulatina descentralización que desplegamos, se han adoptado diversas medidas en favor de elevar la autoridad de los dirigentes administrativos y empresariales, a quienes continuaremos delegando facultades. En paralelo se perfeccionan los procedimientos de control y se eleva a niveles superiores la exigencia frente a las manifestaciones de negligencia, indolencia y otras conductas incompatibles con el desempeño de cargos públicos.

Igualmente, tenemos plena conciencia del daño que ha ocasionado a la política de cuadros durante años el fenómeno de la “pirámide invertida”, es decir, que los salarios no están en correspondencia con la importancia y jerarquía de los puestos de dirección ocupados, ni existe la diferenciación adecuada entre unos y otros, lo cual desestimula la promoción de los más capaces hacia responsabilidades superiores en las empresas y en los propios ministerios. Esta es una cuestión fundamental que debe ser solucionada de acuerdo con lo señalado en los lineamientos números 156 y 161, referidos a la política salarial.

El VI Congreso del Partido debe ser, por ley de la vida, el último de la mayoría de los que integramos la Generación Histórica; el tiempo que nos queda es corto y, sin el menor asomo de inmodestia o vanidad personal, pienso que estamos en la obligación de aprovechar el peso de la autoridad moral que poseemos ante el pueblo para dejar el rumbo trazado.

No nos creemos más inteligentes o capaces que nadie, ni nada por el estilo, pero sí estamos convencidos que tenemos el deber elemental de corregir los errores que hemos cometido en estas cinco décadas de construcción del Socialismo en Cuba y en ese propósito emplearemos todas las energías que nos quedan, que afortunadamente no son pocas.

Redoblaremos la constancia y la intransigencia ante lo mal hecho, los ministros del gobierno y otros dirigentes políticos y administrativos conocen que contarán con todo nuestro respaldo cuando, en el cumplimiento de sus funciones, eduquen y a su vez exijan a sus subordinados y no teman buscarse problemas. Buscarse problemas por enfrentar lo mal hecho es en estos momentos una de nuestras tareas principales.

También para todos está claro que no nos encontramos en aquellos años iniciales tras el triunfo en 1959, cuando algunos que ocuparon cargos gubernamentales renunciaban para patentizar su oposición a los primeros pasos radicales que emprendía la Revolución y por ello esa actitud se catalogaba entonces de contrarrevolucionaria. Hoy lo verdaderamente revolucionario y honesto, cuando un cuadro se sienta cansado o incapaz de ejercer su cargo a cabalidad, es solicitar su renuncia, con dignidad y sin ningún temor, lo que siempre será preferible a ser destituido.

Con relación a este asunto, debo hacer referencia a tres compañeros que ocuparon importantes responsabilidades en la dirección del Partido y el Gobierno, y que por las faltas que cometieron, el Buró Político les solicitó la renuncia a su condición de miembros de ese organismo de dirección, del Comité Central y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Se trata de Jorge Luis Sierra Cruz, Yadira García Vera y Pedro Sáez Montejo. Los dos primeros fueron liberados además de las responsabilidades como ministros del Transporte y la Industria Básica, respectivamente. Sierra por tomarse atribuciones que no le correspondían y que le condujeron a serios errores en la dirección y Yadira García por un pésimo trabajo al frente del ministerio, reflejado de manera particular en el débil control sobre los recursos destinados al proceso inversionista, propiciando el derroche de estos, como se comprobó en el proyecto de expansión de la empresa niquelífera Pedro Soto Alba, en Moa, provincia de Holguín. Ambos compañeros fueron criticados severamente en sendas reuniones conjuntas de la Comisión del Buró Político y el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Por su parte, Pedro Sáez Montejo, dando muestras de superficialidad incompatibles con el cargo de Primer Secretario del Partido en Ciudad de La Habana, infringió normas del trabajo partidista, lo cual fue discutido con él por una comisión del Buró Político, presidida por mí e integrada por los compañeros Machado Ventura y Esteban Lazo.

Es justo hacer constar que los tres reconocieron los errores señalados a cada uno y asumieron una actitud correcta, razón por la cual la Comisión del Buró Político decidió mantener su condición de militantes del Partido. Igualmente, se consideró conveniente ubicarlos a todos en trabajos afines a sus respectivas especialidades.

En el plano personal, los tres seguirán siendo mis amigos, pero yo solo tengo compromisos con el pueblo y muy especialmente con los caídos en estos 58 años de lucha ininterrumpida desde el golpe de estado de 1952. Si así hemos procedido con tres altos dirigentes, sépase que esta es la línea que seguirá el Partido y el Gobierno con todos los cuadros. Mayor exigencia, a la vez que alertaremos y adoptaremos las medidas disciplinarias pertinentes cuando se detecten transgresiones de lo establecido.

Como estipuló la Ley modificativa de la División Político Administrativa, el próximo mes de enero se constituirán las nuevas provincias Artemisa y Mayabeque, cuyos órganos de gobierno iniciarán su funcionamiento bajo nuevas concepciones organizativas y estructurales, mucho más racionales que las existentes en la actual provincia La Habana.

Se han definido las funciones, estructuras y plantillas. Se trabaja en la definición de sus atribuciones, así como en las relaciones con los organismos de la Administración Central del Estado, las empresas nacionales y las organizaciones políticas y de masas. Seguiremos muy de cerca esta experiencia para su gradual generalización al resto de los órganos locales de gobierno, o sea, de todo el país, en el transcurso de los próximos cinco años. Defendemos la utilidad de proseguir elevando paulatinamente la autoridad de los gobiernos provinciales y municipales y dotarlos de mayores facultades para el manejo de los presupuestos locales, a los cuales se destinará parte de los impuestos generados en la actividad económica con el fin de contribuir a su desarrollo.

En medio de la convulsa situación internacional avanzan las relaciones con los pueblos y gobiernos de casi todas las naciones.

El mundo ha recibido asombrado las escandalosas revelaciones de cientos de miles de documentos clasificados del gobierno de los Estados Unidos, una parte de ellos muy recientes, sobre las guerras en Irak y Afganistán y, luego, sobre los más variados temas de sus relaciones con decenas de Estados.

Aunque todos se preguntan qué estará ocurriendo verdaderamente y cómo podría relacionarse esto con los vericuetos de la política norteamericana, lo difundido hasta ahora demuestra que ese país, aunque disimule con una retórica amable, sigue en lo esencial las políticas de siempre y actúa como un gendarme global.

En las relaciones con los Estados Unidos no se aprecia la menor voluntad de rectificar la política contra Cuba, ni siquiera para eliminar sus aspectos más irracionales. Se hace evidente que en esta cuestión sigue prevaleciendo una minoría reaccionaria y poderosa que sirve de sustento a la mafia anticubana.

Estados Unidos no solo desprecia el reclamo abrumador de 187 países que demandan poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro país, sino que en el año 2010 endureció su aplicación e incluyó nuevamente a Cuba en sus listas espurias, mediante las cuales se arrogan el derecho de calificar y difamar a Estados soberanos para justificar acciones punitivas o incluso actos de agresión.

La política de Estados Unidos contra Cuba no tiene la menor credibilidad. No les queda más remedio que acudir a la mentira para reiterar acusaciones entre las que sobresalen, por su escandalosa falsedad, que somos un país patrocinador del terrorismo internacional, tolerante ante el tráfico interno de niños y mujeres con fines de explotación sexual, violador flagrante de los derechos humanos y responsable de restringir, de manera significativa, las libertades religiosas.

El gobierno norteamericano trata de esconder sus propios pecados y pretende evadir su responsabilidad en el hecho de que sigan impunes en ese país notorios terroristas internacionales, reclamados por la justicia de varios países, al mismo tiempo que se mantienen en injusta prisión nuestros Cinco hermanos por luchar contra el terrorismo.

En sus calumniosas campañas sobre el tema de los Derechos Humanos en Cuba, los Estados Unidos han encontrado la connivencia de países europeos conocidos por su complicidad con los vuelos secretos de la CIA, el establecimiento de centros de detención y tortura, por descargar los efectos de la crisis económica sobre los trabajadores de menores ingresos, la violenta represión contra los manifestantes y la aplicación de políticas discriminatorias hacia los inmigrantes y minorías.

Junto a las naciones hermanas de América Latina proseguiremos luchando por la integración emancipadora y en los marcos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, trabajaremos por afianzar la solidaridad y unidad que nos fortalecerá a todos, cada vez más.

Así continuaremos apoyando a la fraterna nación de Haití, donde nuestro personal de la salud, junto a médicos latinoamericanos y haitianos graduados en Cuba, enfrenta con abnegación y de forma desinteresada y humanitaria la epidemia de cólera, los daños del terremoto y la secuela de siglos de explotación y saqueo de ese noble pueblo, que necesita de la comunidad internacional recursos para la reconstrucción y, especialmente, para el desarrollo sostenible.

También es propicia la ocasión para desde este Parlamento enviar, en nombre de todos los cubanos, un mensaje de aliento y solidaridad al hermano pueblo de Venezuela, que sufre los embates de lluvias torrenciales con cuantiosas pérdidas de vidas humanas y daños materiales. Las decenas de miles de colaboradores cubanos que prestan servicios en ese país, recibieron tempranamente instrucciones de ponerse a disposición de los venezolanos y del Presidente Hugo Chávez para lo que sea necesario.

El próximo mes de abril se cumplirán 50 años de la proclamación del carácter Socialista de nuestra Revolución. En las arenas de Playa Girón nuestras fuerzas combatieron por primera vez en defensa del socialismo y en apenas 72 horas, bajo la conducción personal del Comandante en Jefe, derrotaron la invasión mercenaria patrocinada por el gobierno norteamericano.

En ocasión de tan relevante acontecimiento, el 16 de abril realizaremos una Revista Militar, con participación de tropas y medios de combate, a la que asistirán los delegados al VI Congreso del Partido que esa propia tarde se congregarán para el inicio de sus trabajos, que esperamos concluir el 19 de abril, Día de la Victoria de Playa Girón. El cierre de la Revista lo protagonizarán varias decenas de miles de jóvenes, representando a las nuevas generaciones, que constituyen la garantía de la continuidad de la Revolución.

Esta conmemoración estará dedicada a nuestra juventud, que nunca le ha fallado a la Revolución. Jóvenes fueron los que cayeron en el asalto a los cuarteles Moncada y de Bayamo; jóvenes fueron los que se sublevaron en Santiago de Cuba bajo la dirección de Frank País; jóvenes eran los expedicionarios del Granma, que tras la debacle de Alegría de Pío formaron el Ejército Rebelde, fortalecidos por oleadas también de jóvenes provenientes del campo y las ciudades, en primer lugar el refuerzo santiaguero organizado personalmente y enviado por el propio Frank; jóvenes eran los integrantes del poderoso movimiento clandestino; jóvenes fueron los valerosos asaltantes al Palacio Presidencial y a la emisora Radio Reloj el 13 de marzo de 1957, encabezados por José Antonio Echeverría; jóvenes fueron los que combatieron heroicamente en Girón; jóvenes y adolescentes se sumaron a la campaña de alfabetización hace también 50 años; jóvenes eran la mayoría de los combatientes en la lucha contra las bandas mercenarias que organizó la CIA; jóvenes fueron los que protagonizaron hermosas páginas de coraje y estoicismo en las misiones internacionalistas en varias naciones, particularmente en ayuda a los movimientos de liberación en África; jóvenes son nuestros Cinco Héroes que arriesgaron sus vidas luchando contra el terrorismo y sufren ya más de doce años de cruel prisión; jóvenes son muchos de los miles y miles de colaboradores cubanos que defienden la vida humana curando enfermedades erradicadas en Cuba, apoyan programas de alfabetización y difunden cultura y la práctica deportiva a niños y adultos por todo el mundo.

Esta Revolución es obra del sacrificio de la juventud cubana: obrera, campesina, estudiantil, intelectual, militar; de todos los jóvenes en todas las épocas que les ha tocado vivir y luchar.

Esta Revolución la conducirán adelante los jóvenes plenos de optimismo e inconmovible fe en la victoria.

Grandes han sido los retos y también los peligros desde el triunfo de la Revolución y muy especialmente a partir de Girón, mas ninguna dificultad ha podido doblegarnos. Estamos aquí y estaremos por la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica y el espíritu de sacrificio y revolucionario del pueblo de Cuba, que hace mucho tiempo hizo suyo el concepto de que el socialismo es la única garantía para seguir siendo libres e independientes.

Muchas gracias.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Revelaciones del cablegrama ID: 202438 en Wikileaks sobre la disidencia cubana

Nota personal:
Es impresionante la claridad que poseen los mismos principales financistas de la disidencia cubana sobre ésta y la segura visión de verla navegar en la incapacidad de tener y/o sostener un programa coherente por la conformación de una nueva sociedad, con un cuerpo dirigente preocupado y ocupado por la población cubana en sí.

Sin embargo, la única realidad de estas minúsculas diásporas cabezas de la oposición es la frenética búsqueda de una silla de gobernación en la era posCastros, donde la competencia del exilio se convierte en un peligro a franquear. Así lo demuestra el cablegrama ID: 202438, revelado por Wikileaks, en el cual dice: “la relación entre la oposición en la isla y la comunidad en el exilio. Incluso a pesar de que gran parte de sus recursos sigue llegando de grupos en el exilio, miembros de la oposición de todos los tipos se quejan de que la intención de los exiliados es debilitar a los grupos opositores locales para poder llegar al poder cuando partan los Castro. Los isleños acusan a los exiliados basados en Miami y en Madrid de tratar de orquestar sus actividades desde lejos, y de tergiversar sus puntos de vista ante los responsables políticos en Washington.”

Es natural que ya se evidenciaba una lucha de protagonismo de la añejada disidencia contra las nuevas revelaciones, como la de Yoani Sánchez. El celo por adquirir la tajada gorda del financiamiento extranjero para seguir viviendo del cuento; protagonismo hoy traducido en "premios".

Pero también, el cable deja al descubierto la prepotente actitud del órgano rector del show (CIA) y la descarada injerencia del gobierno norteamericano en la vida interna de la Isla, incentivando toda alternativa posible por implementar en Cuba el tipo de “democracia” que venga ajustadas a sus intereses imperiales, intentando derrocar por la subversión al gobierno revolucionario. Para ello, ahora, van por los posibles candidatos que sucedan a la generación de Fidel y Raúl Castro, lo cual “garantice” el derrocamiento de la Revolución.

Vaya hipocresía arrastrada por estos personeros del imperialismo que chillan discursos por la “Libertad” y la “Democracia”; como verguenza debería sentir toda esta camada oportunista de la disidencia que son hasta desenmascarados por sus propios directores de orquesta.

Revelaciones de Wikileaks confirman estrategia de EE.UU. tras promoción de bloguera Yoani Sánchez

Iroel Sánchez - La pupila insomne.-
Un análisis fechado el 15 abril del 2009 por la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana reconoce que “es improbable que el movimiento tradicional de disidentes reemplace al Gobierno cubano”, en un documento publicado este jueves 16 de diciembre por el diario El País. Basado en esta revelación, un despacho de la agencia Reuters dice que “Estados Unidos ha destinado decenas de millones de dólares a apoyar a la oposición cubana desde la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959 y transformó la isla en una nación socialista.”

En el documento diplomático dado a conocer por el periódico español, la representación norteamericana en Cuba plantea:”Creemos que es la nueva generación de ‘disidentes no tradicionales’ como (la bloguera) Yoany Sánchez, la que podría tener una mayor impacto de largo plazo en la Cuba de la era pos Castro”. Coincidentemente, a partir de ese momento se intensificaron los premios en instituciones norteamericanas y europeas a la persona en que Estados Unidos dice cifrar sus esperanzas para el triunfo de su política en la Isla. El documento afirma que jóvenes “blogueros, músicos y artistas plásticos, no pertenecen a organizaciones de disidentes”, y adoptan” mucho mejor, posiciones rebeldes de gran impacto”.

En esa línea parece estar la convocatoria a una “manifestación” protagonizada por un pequeño grupo de personas con ese perfil semanas después en La Habana, bajo el lema de la “no violencia” que fuera utilizado por Estados Unidos en las estrategias de las llamadas revoluciones de colores en Europa Central y del Este. El protagonismo de esa jornada, ocurrida el 6 de noviembre de 2009, lo obtuvo la misma Yoani Sánchez con una denuncia de “golpiza” nunca demostrada pero que los medios de prensa occidentales se encargaron de amplificar. El 20 de noviembre, el presidente norteamericano Barack Obama respondió un cuestionario supuestamente enviado por Sánchez desde La Habana y nuevamente los grandes medios cerraron filas con el gobierno norteamericano, en respaldo a su estrategia para “la Cuba de la era pos Castro”.


Wikileaks desnuda a la “disidencia” y muestra los primeros hilos de OTPOR en Cuba

Yohandry Fontana- El Blog de Yohandry.-
La vieja disidencia ya no le sirve a Estados Unidos. Hombres y mujeres con más de 50 años, algunos en los 60, otros un poco más longevos, no alcanzan el impacto necesario para movilizar a las masas en Cuba, sobre todo a las nuevas generaciones, las que no asimilan los mensajes que ellos envían.

Un cable revelado por Wikileaks marca como los veteranos sin futuro a Martha Beatriz Roque, Vladimiro Roca, Félix Bonne, Roberto de Miranda, Óscar Espinosa, Elizardo Sánchez y Héctor Palacios, que superan los 60 años, en tanto Francisco Chaviano y su esposa, Ana Aguililla, René Gómez y Oswaldo Payá sobrepasan los 50.

Es así como los servicios de inteligencia norteamericanos giran su interés hacia supuestos jóvenes desilusionados, artistas plásticos, músicos (del hiphop y el rock) y blogueros como Yoani Sánchez que, trabajando de forma cohesionada, pudieran crear acciones de mayor impacto dentro de la Isla.

El documento de la Sección de Interese Norteamericanos en La Habana (SINA), fechado el 15 de abril de 2009, fue enviado al selecto club del espionaje norteamericano, que incluye la Secretaría de Estado, el Comando Sur en la Florida, la CIA en Washington, la conocida Oficina de Coordinación de Inteligencia, el Consejo de Seguridad Nacional y la Oficina de Inteligencia de la Base Naval de Guantánamo en Cuba.

Con el membrete de Confidencial, la Red del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (SIPDIS), elogiada decenas de veces por su seguridad y niveles casi inaccesibles desde el exterior, distribuía en segundos el ID:202438, con el tema: Los Estados Unidos y el papel de la oposición en Cuba.

Extrañas coincidencias

La reacción no se hizo esperar y el 6 de noviembre de 2009, 7 meses después de enviado el despacho desde la SINA, comienzan a ocurrir cosas raras en La Habana, como explicara Iroel Sánchez en su artículo Un “Exit Festival” para Miami.

Una reducida columna de jóvenes realizó ese día una manifestación por la no violencia en las principales calles de la capital cubana, y la bloguera Yoani Sánchez, fiel ejecutora de los planes previamente concebidos por Washington, comenzaba a trazar su liderazgo por encargo, denunciando al mundo una supuesta golpiza cuando se dirigía a la concentración pacífica.

Días antes, su blog Generación Y se hacía eco de la organización de esa rara caminata, y se encargó luego también de difundir al mundo la ” golpiza” que jamás pudo ser mostrada a la prensa.

“No hay sangre. [Hay] moretones, golpes, pelos arrancados, piñazos a la cabeza, riñones, rodilla y pecho”, dijo Sánchez Cordero a los medios extranjeros, “noticia” que fue reproducida, casi de forma inmediata, por cientos de canales de difusión de información que, a pesar del “escándalo”, no pudieron mostrar al mundo una foto del extraño incidente.

Comenzaban así las acciones de mayor impacto que no pudieron ejecutar las viejas generaciones de disidentes, y la CIA reportaba, a través de la SINA y utilizando la sofisticada red SIPDIS, el inicio en Cuba de la llamada lucha no violenta.

Las máscaras de OTPOR

La lucha no violenta es una imitación sembrada en la Isla por la CIA y que tiene sus raíces en el movimiento serbio OTPOR (resistencia), una corriente juvenil de oposición surgida en 1998, que fundamenta sus estrategias en los manuales de Gene Sharp y la Albert Einstein Institution.

Fue en Serbia donde la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA) experimentó por vez primera con las teorías de Gene Sharp, estimulando y financiando la aparición de activistas en los sectores juveniles y estudiantiles, que se darían a conocer como el movimiento OTPOR.

Mediante operaciones de inteligencia la CIA aprovechó los descontentos y la rebeldía propia de la juventud para movilizar a las nuevas generaciones serbias contra el presidente Milosevic.

Posteriormente, líderes de OTPOR reconocieron públicamente que recibieron apoyo material y financiero del exterior, particularmente de la USAID, el IRI y la NED, esta última creada por la CIA como pantalla para el financiamiento de operaciones de desestabilización en distintos países, incluido Cuba.

Cuando Milosevic perdió el poder, los jóvenes protagonistas de las revueltas pasaron a un segundo plano y las fuerzas políticas “vencedoras” instalaron un gobierno pronorteamericano.

Según la investigadora Eva Golinger, el manual de lucha no violenta elaborado por Sharp articula unas 200 acciones y estrategias de desestabilización social, política y económica, que incluye huelgas, manifestaciones pacíficas en la calles y el intenso uso del Internet y los medios tradicionales de comunicación para magnificar las acciones.

Georfe Soros y la Open Society

De origen húngaro, George Soros ha sido ampliamente denunciado en medios europeos como vinculado a CIA, con un papel preponderante en funciones desestabilizadora en las republicas de Asia Central.

A través de la Open Society, se acaba de asignar un presupuesto de 30 millones a Human Rights Watch para emplear en los países de esa zona, espacio geográfico de las repúblicas ex soviéticas, muy cercanos a quienes EE.UU. consideran sus rivales: China, Rusia e India. Nada casual entonces.

Soros no solo promueve las llamadas revoluciones de colores y de terciopelo (sofismas con los que se han acuñado estas instrucciones de los servicios especiales para desestabilizar gobiernos), sino que también acude a operaciones financieras para acercarse a sus objetivos.

En 2002 Soros admitió su responsabilidad en la crisis financiera que azotó al Brasil, previo a las elecciones presidenciales en ese país, en las que Lula asumiría por primera vez la Presidencia.

La Open Society tiene estrechos vínculos con la Fundación Nacional para la Democracia (NED), esta última la encargada de sufragar a la Freedom House, organización que inició un programa contra Cuba en 1995, financiamiento que corrió a cargo de la USAID y el propio Departamento de Estado.

“Suministrar ayuda a la sociedad civil” fue el slogan que utilizaron para llamar la atención de las audiencias internacionales y buscar apoyo para un proceso de transición pacífica en Cuba, para lo cual, en aquella oportunidad, los ahora viejos disidentes fueron los “líderes” principales.

Cuba

La CIA había identificado a jóvenes cubanos que podían llevar adelante la lucha no violenta y se precisaba introducir este tipo de acciones en la sociedad cubana, carente de disidentes que pudieran hacer explotar una burbuja dentro de la Isla y OTPOR necesitaba cambiar de rostro -ante tanta visibilidad y denuncia internacional- para introducir en Cuba la modalidad de lucha “pacífica” o no violenta.

Las recomendaciones de utilizar a las nuevas generaciones ya habían partido hacia los centros de poder de la inteligencia norteamericana el 15 de abril de 2009, según demuestra el cablegrama ID:202438, revelado por Wikileaks, pero el camino necesitaba algunas cuerdas más.

Peter Ackerman, alumno de Sharp, es miembro fundador del INTERNATIONAL CENTER FOR NON-VIOLENT CONFLICT (CENTRO INTERNACIONAL DEL CONFLICTO NO-VIOLENTO) vinculado a CANVAS (CENTER FOR APPLIED NON-VIOLENT ACTION AND STRATEGIES), la nueva cara de OTPOR.

Ackerman fue desde el 2005 y hasta el 2009 el presidente de la Freedom House, ONG financiada por la NED y el Departamento de Estado para promover acciones (entiéndase operaciones de inteligencia) en escenarios internacionales contra gobiernos progresistas y revolucionarios, con expedientes especiales para Cuba y Venezuela.

En el pasado, Freedom House sirvió de pantalla a una operación especial de los servicios de inteligencia norteamericanos -donde también jugó un papel importante el oficial de la CIA Carlos A. Montaner- para excarcelar y sacar del país al contrarrevolucionario y falso poeta inválido Armando Valladares.

Es así como las redes se articulan bajo la nueva fachada de OTPOR, pero los viejos actores no podían ejecutar las acciones de la lucha no violenta. Las organizaciones disidentes dentro de Cuba estaban divididas, añejadas, y no se ajustaban a las nuevas exigencias.

USAID, IRI, NDI, FREEDOM HOUSE, CANVAS, al final OTPOR, todos bajo la asesoría de la CIA, crearon un secreto plan para mover la opinión internacional contra Cuba bajo el slogan de la transición pacífica y la lucha no violenta, utilizando para ello roqueros, creadores del hiphop, artistas de la plástica y blogueros…

Las acciones desestabilizadoras incluyeron el uso del perfomances, la huelga y la participación desmedida en eventos culturales, con repercusión mediática internacional garantizada por una amplia red de medios internacionales que fueron contactados previamente para divulgar, casi de inmediato, toda información que promoviera la lucha no violenta para la transición en la Isla.

El financiamiento para estas actividades supera los 20 millones de dólares, y recientemente funcionarios de la USAID reconocieron que han puesto dentro de Cuba casi 16 millones de dólares para actividades desestabilizadoras, según confirmó a la prensa un vocero de esa organización en entrevista para el blog Along the Malecon, del periodista norteamericano Tracey Eaton.

La USAID es una dependencia del Departamento de Estado que desde 1996 ha gastado más de 140 millones de dólares en programas para llevar “democracia” a Cuba e introducir, por órdenes directa de Washington, tecnología de punta para actividades subversivas en la Isla.

Yoani Sánchez, una de las caras visibles de OTPOR en Cuba, cuenta con un selecto financiamiento encubierto que ya supera los 250 000 euros (sin descontar los pagos fiscales que realiza en cada país), dinero que llega a través de premios de universidades y fundaciones que reciben presupuesto directo de organizaciones vinculadas a la CIA, el principal financista y asesor de estas actividades.

En los próximos días nuevas revelaciones podrán esclarecer un poco más los hilos de todo un movimiento de espionaje contra Cuba donde OTPOR, a pesar de los secretos entramados, es el principal soporte.


Wikileaks - Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.-


Fecha: 2009-04-15 13:33:00
Origen: 09HAVANA221
Fuente: Sección de Intereses de EE.UU., La Habana.
Clasificación: CONFIDENCIAL
Destino: VZCZCXYZ0001
PP RUEHWEB
DE RUEHUB #0221/01 1051333
ZNY CCCCC ZZH
P 151333Z APR 09
FM USINT *HAVANA
A RUEHC/SECSTATE WASHDC PRIORITY 4310
INFO RHMFISS/CDR USSOUTHCOM MIAMI FL
RUEAIIA/CIA WASHINGTON DC
RHMFISS/COGARD INTELCOORDCEN WASHINGTON DC
RHEHAAA/NATIONAL SECURITY COUNCIL WASHINGTON DC
RHMFISS/NAVINTELOFC GUANTANAMO BAY CU
C O N F I D E N C I A L HAVANA 000221
SIPDIS
E.O. 12958: DECL: 03/08/2019
RÓTULOS: PGOV, PINR, PREL, PHUM, CU
TEMA: EE.UU. Y EL PAPEL DE LA OPOSICIÓN EN CUBA

Clasificado por: COM Jonathan Farrar (**) por motivos 1.4 (b) y (d)

1. (C) RESUMEN:

Como el gobierno de Raúl Castro de Cuba (GDC) parece haberse establecido en una posición de indiscutida autoridad en el interior, vale la pena preguntar qué hace la oposición política cubana y el papel que puede jugar en el futuro. Dos recientes artículos de opinión editorial en la prensa internacional que han enfurecido a los dirigentes de los disidentes argumentan que las respuestas son: no mucho y nada. Aunque los artículos de opinión editorial no lo mencionan, esta evaluación debiera incluir la advertencia de que parte del motivo para la relativa inacción de la oposición es que el GDC está tomando pasos activos para debilitarla. Muchos grupos opositores tienden a la dominación por individuos con fuertes egos que no trabajan bien en conjunto y por ello son objetivos fáciles para manipulación por los servicios de seguridad cubanos.

La Agenda para la Transición, que fue lanzada con mucha promesa hace un año, está a punto de dividirse.

El Diálogo Nacional de Oswaldo Paya ha recogido a algunos disidentes aislados, pero no ha emprendido ninguna acción significativa en meses. Aunque los disidentes han reaccionado de manera muy negativa a los artículos en la prensa internacional, el hecho es que contienen más de un grano de verdad y hubiera sido mejor si la crítica hubiese sido aceptada como llamada de atención.

2. (C) Sin una verdadera epifanía entre la dirección de la oposición y una disminución de la represión oficial de sus actividades, no es probable que el movimiento disidente tradicional suplante al gobierno cubano. Los disidentes han desempeñado, y seguirán desempeñando, un rol clave en su actuación como la conciencia de Cuba y merecen nuestro apoyo en ese papel. Pero tenemos que mirar a otra parte, incluido dentro del propio gobierno, para encontrar a los sucesores más probables del régimen de Castro. Fin del resumen.

Crítica pública irrita a la comunidad disidente

3. (C) Dos recientes artículos de opinión editorial que fueron publicados en la prensa de Miami, uno de Ivette Leyva Martínez titulado “el muro de la disidencia”, y el otro de Fernando Ravsberg titulada “Cuba, los disidentes y el mundo”, argumentaron que el movimiento disidente en Cuba se ha convertido en tan viejo y tan fuera de contacto con las vidas de cubanos de a pie como el propio régimen. Los artículos representaban críticas exhaustivas y bastante equilibradas del movimiento disidente, y aparecieron cuando los disidentes están bajo más presión que nunca por parte del gobierno cubano. Como tales, podrían haber generado un debate de reforma entre los dirigentes disidentes, pero en lugar de hacerlo simplemente han concentrado la frustración de los disidentes con la comunidad cubana del exilio.

4. (C) En general, formularíamos la misma crítica a la mayor parte del movimiento disidente oficial con el que hemos tenido contacto en La Habana. Para ser justos hacia los disidentes agregaríamos –como no lo hicieron los artículos de opinión editorial– que ser un activista contra el GDC en Cuba es enormemente difícil, y que es casi seguro que cualquier esfuerzo por ir más allá de pequeñas reuniones en casas particulares sería rápida y firmemente reprimido por los servicios de seguridad.

Habiendo dicho eso, vemos muy poca evidencia de que las organizaciones disidentes de la línea principal tengan mucha resonancia entre los cubanos de a pie. Sondeos informales que hemos realizado entre postulantes a visas y refugiados no han mostrado virtualmente ninguna percepción de personalidades o agendas disidentes. A juzgar por las reacciones que hemos escuchado de nuestros contactos disidentes, la acusación más dolorosa hecha por los comentaristas fue que los disidentes son viejos y fuera de contacto. Muchos de los dirigentes del movimiento disidente son por cierto comparativamente viejos. Antiguos disidentes XXXXXXXXXXXX tienen más de 60 años. Otros como Francisco Chaviano y su esposa Ana Aguililla, René Gómez Manzano y Oswaldo Paya tienen bastante más de 50.

Tienen poco contacto con cubanos más jóvenes y, en la medida que tienen un mensaje que salga al público, no atrae a ese segmento de la sociedad. Su enfoque muy válido sobre el sufrimiento de amigos y parientes que son retenidos como prisioneros de conciencia, y que el gobierno no mantiene derechos humanos básicos, no toman en cuenta los intereses de cubanos que están más preocupados de tener más oportunidades de viajar libremente y vivir confortablemente.

El movimiento disidente no es un conjunto coherente

5. (C) Tengan o no las organizaciones de oposición agendas que puedan llegar a atraer a una amplia gama de intereses en la isla, deben comenzar por lograr algún nivel de unidad de propósito como oposición, o por lo menos dejar de gastar tanta energía en el intento de rebajarse entre ellos. A pesar de afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, vemos poca evidencia de un apoyo semejante, por lo menos desde el punto de observación, reconocidamente limitado, que tenemos en La Habana. Cuando interrogamos a dirigentes de la oposición sobre sus programas, no vemos plataformas hechas para atraer a una amplia muestra representativa de la sociedad cubana. En su lugar, su mayor esfuerzo se dirige a obtener suficientes recursos para mantener en vida de un día al otro a los principales organizadores y a sus principales seguidores. Una organización de partido político dijo abierta y francamente al COM que necesita recursos para pagar salarios y le presentó un presupuesto en la esperanza de que USINT estuviera en condiciones de cubrirlo. Junto con la busca de recursos como una preocupación primordial, la próxima ocupación más importante parece ser limitar preservar el poder y el acceso a escasos recursos.

6. (C) Individuos más jóvenes, incluidos blogueros, músicos, y artistas del espectáculo y plásticos no pertenecen a organizaciones identificables, aunque son mejores en la adopción de posiciones “rebeldes” con mayor atracción popular. Sin embargo, estos individuos siguen siendo estrechamente controlados por el GDC, esquivan la etiqueta de “disidente”, y no parecen aspirar a ningún papel dirigente. La fama internacional lograda por unos pocos, como la bloguera Yoanny Sánchez, alimenta más celo entre las organizaciones disidentes tradicionales y les impide trabajar con las incipientes redes que comienzan a formar las generaciones más jóvenes.

Divisiones internas y una visión limitada obstaculizan la actividad

7. (C) El actual feudo en la dirección de la Agenda para la Transición es un ejemplo. Cuando la organización fue fundada hace un año, fue innovadora en el sentido de que juntó a una variedad inusualmente amplia de disidentes. Los únicos grupos importantes ausentes fueron los de Oswaldo Paya, quien fue invitado pero se negó a sumarse, y

XXXXXXXXXXXX, un grupo que es considerado por otros disidentes como una organización opositora “dócil” controlada por el GDC. Sin embargo, después de sólo un año, en el cual su principal logro fue la presentación de un premio a un joven artista gráfico por diseñar un logo para la organización, la Agenda para la Transición parece cercana a desintegrarse. El punto crucial de la disputa parece ser una lucha por el poder entre XXXXXXXXXXXX y varios seguidores por un lado y

XXXXXXXXXXXX y algunos de sus seguidores por el otro. Pero el problema principal reside en el hecho de que, mientras el concepto de unificar la oposición para una organización tiene mucho mérito, los miembros no han sido capaces de superar el desafío de mantener trabajando juntas a varias personalidades muy fuertes e intransigentes. Las divisiones que serían naturales entre los miembros de un grupo semejante son agravadas por medidas activas tomadas por la seguridad del Estado cubano, que trabaja por ganar a ciertos miembros e infiltrar la organización con sus propios agentes cuya tarea es avivar cualquier discordia que exista.

8. (C) Oswaldo Paya y sus partidarios, quienes ahora incluyen a XXXXXXXXXXXX Manzano y al economista disidente Oscar Espinosa Chepe, siguen siendo una fuerza muy sobria y seria. Paya ha esbozado grandes planes para organizar su “Diálogo Nacional” de la misma manera como lo hizo con el Proyecto Varela a fines de los años noventa con apoyo de la base en toda la isla, pero hay poca actividad aparente. El hecho es que 41 de los 54 prisioneros de conciencia arrestados en la Primavera Negra de 2003 y que voluntarios del Proyecto Varela siguen siendo retenidos evidentemente abruma a Paya. Por ello, gran parte de su enfoque se ha concentrado en la defensa de derechos humanos y demandas por la liberación de prisioneros políticos. Aunque estos son objetivos laudables en los que se debe insistir, como señalado anteriormente, tienen poca resonancia dentro de la sociedad cubana y no ofrecen una alternativa política al gobierno de Cuba.

Partidos políticos incipientes en Cuba

9. (C) El COM se reunió el 31 de marzo con los dirigentes de varios auto-proclamados partidos políticos, que en su mayoría afirman de alguna manera que son sucesores del antiguo Partido Liberal de Cuba. Estos individuos por lo menos afirman que tienen objetivos políticos. Cada grupo presentó una plataforma, todas las cuales fueron muy similares. Pero también eran bastante impresionantes, encarando temas difíciles como la reforma constitucional, el estatus de las fuerzas armadas y de las fuerzas de seguridad, y la política económica interior e internacional. Sin embargo, cuando el COM pidió a representantes de cada grupo que explicaran cómo atraerían al público cubano en general si mañana hubiera elecciones nacionales abiertas, ninguno tuvo una buena respuesta, y fue evidente que no habían dado mucha consideración a esa posibilidad. Los grupos expresaron su agradecimiento a USINT por juntarlos en un foro semejante, y parecieron dispuestos a considerar la función de políticas de base en su planificación. Sin embargo, hasta ahora no hay indicios de que haya algún movimiento general en esa dirección.

Relaciones con la comunidad en el exilio

10. (C) Un problema constante, y que se está agudizando al aparecer en el horizonte el fin eventual del régimen de los hermanos Castro, es la relación entre la oposición en la isla y la comunidad en el exilio. Incluso a pesar de que gran parte de sus recursos sigue llegando de grupos en el exilio, miembros de la oposición de todos los tipos se quejan de que la intención de los exiliados es debilitar a los grupos opositores locales para poder llegar al poder cuando partan los Castro. Los isleños acusan a los exiliados basados en Miami y en Madrid de tratar de orquestar sus actividades desde lejos, y de tergiversar sus puntos de vista ante los responsables políticos en Washington. Irónicamente, la “comunidad en el exilio” incluye en muchos casos a antiguos disidentes que sólo han podido partir de la isla recientemente. Su cercanía a los disidentes restantes en la isla, no parece mantenerlos en las buenas gracias de estos últimos. En su lugar, son asimilados casi de inmediato con “ellos”, como la oposición en la isla describe a la comunidad en el exilio.

COMENTARIO

11. (C) COMENTARIO: Varios dirigentes de los disidentes han mantenido su enfoque sobre temas específicos como el tratamiento de prisioneros políticos, y ese trabajo es valioso y meritorio. Vale especialmente para grupos como las Damas de Blanco, cuyo enfoque muy estrecho sobre la condición difícil de miembros encarcelados de sus familias las ha convertido en una de las organizaciones más efectivas en la isla. Es el movimiento disidente que responsabiliza al GDC por sus violaciones de los derechos humanos y civiles básicos. Desde nuestro punto de vista, sin embargo, hay pocos, si algunos, disidentes que tengan una visión política que pueda ser aplicada a una futura administración. Aunque los disidentes no están dispuestos a reconocerlo, no son ampliamente conocidos en Cuba fuera del cuerpo diplomático y los periodistas. Un factor crucial que contribuye a esto es el esfuerzo concentrado del GDC por mantener divididos e incapaces de alcanzar a los cubanos de a pie a los disidentes. No nos cabe duda de que, como se afirma, el movimiento disidente está fuertemente penetrado por la seguridad del Estado. Esta penetración permite al gobierno utilizar los egos y los feudos personales que son normales en toda sociedad, y exacerbar las divisiones que puedan existir naturalmente entre los disidentes. A menos que el GDC suavice su represión de organizaciones opositoras, y los propios disidentes se hagan más capaces de una conducta cooperativa, es poco probable que jueguen algún papel significativo en cualquier gobierno que suceda a los hermanos Castro. No obstante, debemos seguir apoyando el buen trabajo realizado por el movimiento disidente en la promoción de la observación de los derechos humanos internacionalmente reconocidos y publicitar la difícil condición de los prisioneros políticos.

12. (C) CONTINUACIÓN DEL COMENTARIO: Creemos que es la generación más joven de “disidentes no tradicionales”, como Yoanny Sánchez, la que probablemente tenga un mayor impacto a largo plazo sobre Cuba después de Castro. Sin embargo, los sucesores inmediatos más factibles al régimen de Castro provendrán probablemente de los rangos medianos del propio gobierno. No sabemos todavía quién podría llegar eventualmente a posiciones de liderazgo en lugar de la vieja guardia de dentro del gobierno. La reciente purga de funcionarios más jóvenes como el ex vicepresidente Lage y el ex ministro de exteriores Pérez Roque debe haber hecho reflexionar a cualquiera en ese marco que haya considerado la posibilidad de pensar en alta voz sobre el futuro. A pesar de ello, creemos que debemos tratar de expandir nuestros contactos dentro de la sociedad cubana con la mayor amplitud posible respecto a liderazgo y a iniciativas democráticas. También debemos seguir abriendo Cuba a la edad de la información mediante medidas como las anunciadas el 13 de abril, para facilitar y alentar a las generaciones más jóvenes de cubanos que buscan más libertad y oportunidad. Fin del comentario.

(*) USINT es la sección de intereses de EEUU en La Habana

(**) Farrar es Johnatan Farrar, el

FARRAR

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...