Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 29 de junio de 2011

Las Mariposas de Antonio Guerrero


Para muchas personas de todas partes del mundo, Antonio Guerrero, uno de los 5 Cubanos presos en los Estados Unidos, se ha convertido en un artista de gran talento durante estos largos años de encierro en Florence Colorado. Al igual que sus cuatro hermanos de causa, Tony utiliza el arte como una herramienta para participar activamente en la lucha hacia la inevitable libertad de los Cinco.

Antonio ha perfeccionado una serie de técnicas de pintura que han sido llevadas a numerosas exposiciones de varios países. Desde hace dos años, su exposición "Desde mi Altura" ha recorrido numerosas ciudades de los Estados Unidos.

En el 2008, Antonio colaboró con el estadounidense Bill Hackwell para producir una exposición de retratos de activistas que participan en la lucha por la libertad de los 5 titulada "Puentes de Solidaridad" la cual ha viajado por más de un año por importantes ciudades de Cuba. Uno de los proyectos más significantes de Tony fue su trabajo "Aves de las Américas" que realizó para el Museo Nacional de Historia Natural de Cuba.

En el 2009, cuando Tony aun pintaba las Aves de las Américas, el director del Museo Nacional Dr. Reinaldo Rojas le propuso pintar las mariposas endémicas de Cuba, y así fue como este proyecto comenzó.

Quedo definido que existían 27 especies de mariposas endémicas de Cuba, con dos especies en extinción. Pero debido a las limitaciones de su confinamiento Antonio carecía de las imágenes de esas mariposas para poder pintarlas.

Como solución al problema de la falta de imágenes se recurrió a retratar las 25 mariposas de cada especie que se habían conservado en el Instituto de Ecología de Cuba. Para ello se conto con el asesoramiento y la coordinación del especialista y biólogo Jorge Luis Fontenla del Museo de Historia Natural.

Liborio Nodal, el renombrado fotógrafo de la Revolución Cubana, ofreció fotografiar la colección de 25 mariposas en el Instituto de Ecología, y de esa forma hacerle llegar a Tony imágenes detalladas para crear su obra. Esta no fue la primera vez que Antonio y Liborio colaboraron en un proyecto; el año pasado, una exposición del trabajo de ambos fue inaugurado en Paris, Francia.

Antonio comenzó a pintar las mariposas endémicas de Cuba a comienzos de marzo de este año y continúo sin interrupción hasta que terminó su obra el pasado 11 de junio. Las mariposas fueron pintadas en acuarelas.

Al terminar la serie Tony comentó, "Casi me parecía un sueño y si ha sido un sueño realizado. Espero todas las obras lleguen bien a destino y sirvan a nuestro Museo Nacional en su importante misión de dar a conocer a todo nuestro pueblo y el mundo nuestra Historia Natural, tan ligada hoy a la obra revolucionaria, que tan celosamente cuida de nuestra fauna y nuestra flora".

LA MARIPOSA QUE PINTO


Unas tienen motas blancas,
otras, rayuelas en negro,...
La mariposa que pinto
revolotea en mi pecho.

La miro, mueve sus alas;
me mira, ríe, y me alegro
cuando se posa gentil
en la flor que llevo dentro.

Como un suspiro de amor
salta del cáliz abierto
y con su gracia divina
le da colores al cielo.

Primavera sin jardines
bajo nubes del encierro,
pero vuelan mariposas
en acuarelas y en versos.

21 de junio de 2011
FCI Florence
Antonio Guerrero Rodríguez




Agrego un pequeño relato publicado en CubaDebate por Dardo Ribas, el 28 de junio de 2011:

UNA ANÉCDOTA DE MI INFANCIA PARA ANTONIO Y SUS CAMARADAS…
ESOS HOMBRES-MARIPOSAS

La titularía “Mamá y las mariposas”

En el barrio de mi infancia -reparto para los cubanos- había una época en que aparecían las mariposas. Miles y miles surcaban las calles provenientes de los terrenos del ferrocarril que quedaba a unas escasas cuadras del muy humilde hogar de mis padres…

Papá, un dirigente obrero comunista ejemplar en todo sentido; tipógrafo ilustrado, autodidacto asombroso y pobre empedernido.

Mamá, era artista plástica. Una mujer hermosa, fina, delicada, dueña de una profunda cultura e inteligencia. La ternura y su concepto espartano de la vida, eran sus condiciones más notables.

Un día -de esos en que aparecían las mariposas-, los chicos del barrio nos dedicábamos a “cazar” a estos hermosos insectos y para ello utilizábamos pequeñas ramas que arrancábamos de los árboles.

Luego, a las que quedaban vivas e íntegras, las encerrábamos en frascos para contemplarlas, maravillados con la hermosura de sus colores y la increíble fragilidad del terciopelo que se propaga en sus pequeñas alas.

Al poco tiempo, horas apenas, morían encerradas en aquella infame cárcel a las que le habíamos condenado; nosotros inconscientes de esa conducta amanecida, tal vez y en un gran contrasentido, por la admiración absoluta a su belleza.

Absurda manera de homenajearlas o de no comprender el enorme significado de su libertad; su derecho a la efímera felicidad, en las breves horas que la Madre Naturaleza les otorga como existencia.

Recuerdo que mamá -dibujante eximia y pintora especializada en carbonillas, pasteles y otras técnicas que imperaban en aquellos remotos años 50 y discípula y amiga de Quinquela Martín-, quedó consternada por nuestra actitud en alguna lejana tarde de verano.

Me refiero a matar a ramalazos a muchas mariposas y encerrar a otras, condenándolas injustamente a una agonía miserable. Justamente ellas, que todo lo pintaban en aquel barrio triste de pobreza franciscana donde vivíamos. Su paso duraba unos breves días; seguramente era una migración que tenía que ver con su reproducción.

Mamá, indignada, una tarde, me encerró en el humilde cuarto de baño de la casa que alquilaban. Esas viejas casas -hoy desaparecidas-, de habitaciones en hilera, un patio con columnas, una pequeña cocina… y el sanitario.

Me depositó -amable, pero imperativa-, en ese lugar y por una hora escasa. Acompañado por el frasco con mis prisioneras. Sólo nosotros.

Con su dulzura infinita se las ingenió para ofrecerme, desde afuera, una pieza oratoria. Una pieza oratoria dedicada a la libertad de las mariposas. Me comparó con aquellos pequeños seres y me hizo comprender el principio de la libertad.

Luego, lloré en silencio y le pedí salir. Abrió la puerta, y ante su radiente felicidad, abrí el frasco y las deposité sobre las plantas de un pequeño jardincito que estaba en la entrada de la casa y que mi padre cultivaba con la delectación de un artista. Nos abrazamos y lloramos juntos. Nunca más intenté atrapar mariposas.

Antonio, tú y tus compañeros son como aquellas mariposas. Claro, no hay inocentes que los sumergieron en un frasco, en una prisión infantil. Las maldades inabarcables de sociedades injustas y hombres e intereses deleznables, les mantienen en ese frasco.

Estoy seguro que saldrán. Alguien abrirá la tapa de ese frasco infame.

Con los años, en el Museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires, pude obtener ejemplares disecados de las más bellas mariposas de mi país.

A veces las contemplo en las paredes que rodean mi biblioteca elemental y me siento culpable. Me pregunto “¿quién las habrá capturado, inmortalizado de esta forma, para que los humanos podamos apropiarnos de tanta belleza?”…

Una belleza que no merecemos. Encarcelar a la libertad es un pecado horrendo. Lo digo yo, que no soy creyente en dioses y dogmas.

Tú, como mi madre, pintas, retratas, todas estas cosas maravillosas que nos rodean. En estas pinturas, tus mariposas no sufren. No hieres a la Naturaleza… no mortificas ser alguno. Por el contrario, en una extraña metáfora, los carceleros reciben su castigo. Tú puedes hablar por las mariposas. Tú eres un hombre-mariposa. Y puedes demostrarles su indignidad a quienes, injustamente, creen que te tienen encerrado.

Saldrás, saldrán… ¡Estoy seguro que serán libres!

¡Alguien tiene que oír! Alguien en aquel país absurdo tiene que escuchar, reflexionar y decidir.

Antonio, un abrazo inmenso para ti y tus compañeros-mariposas desde Buenos Aires.

2011: AÑO INTERNACIONAL DE LA AFRODESCENDENCIA: El año de todos los cubanos y cubanas


Rolando Julio Rensoli Medina • La Habana
http://www.lajiribilla.cu/2011/n529_06/529_23.html

Vivo orgulloso de mi piel negra, no por el folclorismo vulgar de ser la preferencia de un número importante de las europeas y europeos contemporáneos a la hora de buscar relaciones amorosas y carnales en sus visitas de ocio a esta parte del mundo, eso pareciera como si fuéramos objetos de entretenimiento y empecinamiento para gente con dinero y posibilidades, exceptuando a los que lo hacen con natural sentimiento que no son pocos y algunos, mis amigos, pero no se trata de eso. Si ello resolviera el problema de la xenofobia en el viejo continente, votaría a favor, pero las leyes antiinmigrante y las persecuciones por cualquier causa a africanos, asiáticos, árabes y hasta eslavos en Europa Occidental, nos aclaran que el asunto es mucho más complejo.

La tonalidad de mi piel no es vergonzosa, mis antepasados que sufrieron la esclavitud en carne propia a fin de cuentas labraron con su sudor, aunque forzosamente, las riquezas que se acumularon durante siglos en unas pocas manos pero que la Revolución triunfante el 1ro. de Enero de 1959 las distribuyó entre todos, más tendría que avergonzarse el amo, y sus descendientes pedir disculpas. Por otro lado, nos queda claro en esta historia, que con el primer esclavo africano en América comenzó el cimarronaje, el apalencamiento y otras formas de rebeldía, hermanadas con la resistencia que los pueblos originarios hicieron al conquistador, por lo tanto, vivo orgulloso de descender de una raza indómita.

La actualidad del problema es atravesada por otras cuestiones. Como norma, los descendientes de los esclavistas formaron una aristocracia criolla pujante que dominó el panorama político-social cubano durante la república a medias, de 1902 a 1958, aliada a los monopolios del norte y hacia ese punto geográfico se marchó casi toda y al mismo tiempo, cuando el poder del pueblo le partía la siquitrilla, así tenemos que el hombre blanco cubano de hoy, por regla general, no comparte su sangre con el esclavista de antaño, él mismo es una víctima de la trampa que muestra una esclavitud coloreada. Los españoles buenos, honrados y laboriosos que inmigraron en las primeras décadas del siglo XX y de los cuales descienden muchos de los actuales cubanos, no tuvieron que ver con el látigo y el cepo a sus hermanos trabajadores negros, ni los inmigrantes de otras nacionalidades europeas que arribaron a nuestras costas en igual período. En los parques, centros educacionales, culturales y otros espacios públicos de hoy, no se sientan cubanos blancos descendientes de amos y cubanos negros descendientes de esclavos, esa fórmula tan simple es una mera manipulación.

Tampoco en la colonia fue tan sencillo el tema, había hombres blancos artesanos, pequeños comerciantes, pequeños agricultores, empleados y obreros explotados por el sistema, de la misma forma que en el XIX hubo pequeños propietarios morenos y pardos, al decir de entonces, de talleres artesanales, servicios y propiedades agrarias y tuvieron esclavos de su mismo color de piel.1

Como afirma Esteban Morales: "En América la esclavitud tomó color.2 Sobre la base de la encomienda del indígena, de la mita y la alcabala con los propios pueblos originarios, de la esclavitud descarnada con el mismo indígena y con el negro africano y la esclavitud encubierta de hindúes y culíes chinos y filipinos, se construyó un esquema de supuestos “valores naturales, éticos y morales” que bendecían la superioridad económica, cultural y social del hombre blanco sobre los no blancos. La suerte del indígena, del africano y del asiático, no solo fue compartida por los criollos negros y amarillos que de ellos descendieron, sino también por los mestizos, llámese mulatos, cholos, sambos, caboclos, castizos, jabados, cuarterones o de cualquier manera.

Pero en la Hispanoamérica que se independizó durante el proceso de 1790 a 1830 cuyo bicentenario ahora conmemoramos, celebramos y sobre el que reflexionamos, no se resolvió la discriminación ni exclusión del indígena, del negro y del mestizo. Tampoco lo logró Cuba con su república de fachada a partir de 1902. Todo lo contario, la intervención norteamericana en la contienda libertaria cubana en 1898 agravó el problema3 y en los posteriores 56 años de república neocolonial, fue tomando distintos matices pero para ahondarlo no para resolverlo. Solo el triunfo de Enero creó las posibilidades y en buena medida las realidades, pero nunca logró exterminar el problema, pues tomó forma de prejuicio subyacente, de rezago del pasado, se invisibilizó y sube a nado a la superficie cuando la crisis económica denominada período especial en tiempo de paz detuvo la construcción de viviendas, distribución de artículos de calidad de vida y otros programas sociales que propiciaban igualdad de oportunidades; agravó las diferencias entre familias; las remesas desde el exterior favorecieron a una parte y no a todos, recordemos que la emigración cubana desde antes de 1959 hasta 1980 fue básica y casi exclusivamente blanca; la práctica nociva del nepotismo hizo de las suyas al estar ocupados una gran parte de los cargos administrativos por personas blancas que favorecieron a sus familiares sobre todo en el turismo y su asociado, el llamado sector emergente de la economía; la corrupción, el delito y las ilegalidades, puestos de moda, se vistieron de “cuello blanco para los blancos” con enormes ganancias y “raterismo, juego prohibido y delitos callejeros” para los delincuentes negros y así, la herencia cultural y económica desfavorable y muchas veces marginal para determinados sectores y entre ellos, las familias negras, emergió; entonces, el prejuicio subyacente se convirtió en práctica excluyente y discriminatoria.

Un acto de responsabilidad política e intelectual fue asumir el problema en eventos de trascendencia, entre ellos, los dos últimos Congresos de la UNEAC4, por el líder de la Revolución Comandante Fidel Castro Ruz en varios Congresos del Partido como el segundo (1980) y el tercero (1986), también en la toma de posesión del General de Ejército Raúl Castro Ruz como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros el 24 de febrero de 2008 y en la clausura del Sexto Congreso del Partido el 19 de abril de 2011. Es, sin duda, un tema de actualidad nacional. Entre los días 13 y 17 de este mes de junio, el Instituto Cubano de Investigaciones Culturales Juan Marinello sirvió de sede a un seminario sobre el tema.

Tomarlo con responsabilidad significó la creación del grupo Color Cubano en la UNEAC; después de su último Congreso, surgió el Grupo de lucha contra la discriminación racial, en la propia organización. El Comité Central del Partido Comunista de Cuba, por su parte, creó otra comisión la que indistintamente llamó Color Cubano, homónima a la otra y de investigaciones de la racialidad, posteriormente. Fueron temas de discusión de este grupo de trabajo partidista, a saber: los señalamientos críticos a la dirigencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión y en particular a su vicepresidencia de la televisión, sobre imagen y participación de la diversidad racial en la parrilla de la programación televisiva y el tratamiento en ella de temas de la integración nacional y étnica; la discusión con el sistema educacional del abordaje de este asunto desde los programas de asignaturas en todos los niveles de enseñanza; con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, las investigaciones sociológicas, antropológicas y de otras ciencias sociales sobre la persistencia de exclusiones y discriminación racial en el contexto nacional y con el Instituto de Historia de Cuba y la Unión de Historiadores de Cuba, del tratamiento desde la historiografía revolucionaria, de esa temática. Hablar de victoria final en esos cuatro ejes sería mentir; pero aceptar discretos y modestos avances es una realidad con la certidumbre de que se ha logrado mayor conciencia del problema y, por tanto, el camino hacia su solución se está transitando. La mesa redonda informativa radiotelevisiva, espacio estelar del sistema informativo del ICRT, abordó el tema en dos ocasiones: una con un panel de reconocidos expertos y otra, con sendos documentales acerca del Partido Independiente de Color y la sublevación de José Antonio y Ulabarra. La creación y actuación de la Comisión estatal y partidista para la conmemoración del centenario del Movimiento Independiente de Color (2008–2010), presidida por el destacado intelectual Fernando Martínez Heredia fue otro paso por tener en cuenta.

Pero el debate aún no trasciende a todo el medio académico, cultural y político, todavía se encuentra el que persiste en la inexistencia del problema y algunos otros plantean que no hay que darle tanta fuerza. Mientras, el diapasón se abre al otro extremo. Personas revolucionarias, de militancia política en la Revolución, incluso, que giran hacia la hipercrítica con las mejores intenciones, pero propiciando un marcado sisma de entendimiento sobre el tema y en el río revuelto, no faltan los que sirven al enemigo de la Revolución, bien cobrando chequera en la Oficina de intereses del imperio o bien, ingenuamente sirviéndole en bandejas de plata sus puntos de vista y en esto como en cualquier otro asunto, valdría la pena recordar las “Palabras de Fidel a los intelectuales” en los albores de nuestro proceso: Con la Revolución todo. Para mí queda claro que es un asunto de cubanos que se resuelve dentro de Cuba y con su Revolución. No es tampoco un asunto de negros cubanos sino de los cubanos todos; al final, la discriminación y el prejuicio anda batiendo en ambas direcciones y dentro de cada parte direccional: del blanco al negro, del negro al blanco, entre negros y entre blancos.

Cuba tiene médicos voluntarios en 69 países, centenares de miles de jóvenes africanos, latinoamericanos y asiáticos han estudiado, se han graduado o estudian en ella. Más de 300 mil de nosotros fuimos a combatir en el continente africano por el solo mérito de contribuir a la independencia, la soberanía y la integridad de esos países, a saldar nuestra propia deuda con la humanidad según el legado de Fidel y contribuimos al fin del apharteid en Sudáfrica.

Cuando en 1960 se le negó a Fidel y a la delegación cubana a la ONU hospedarse en un hotel en Nueva York, los negros de Harlem le extendieron la mano y el Hotel Theresa se convirtió en el reservorio de la dignidad de los pueblos y grupos humanos oprimidos.

Sin embargo, la hipercrítica desde nuestras filas, la manipulación y los ataques desde las trincheras opuestas, condujo a una confusión sin precedentes al punto de que un grupo de intelectuales afronorteamericanos firmaron una carta condenando la discriminación racial en Cuba, la que fue respondida certeramente por la UNEAC y por algunos de nosotros a título personal.

Respeto criterios diversos, pero tengo derecho a pronunciarme como pienso. Hemos de tener cuidado en la forma de cómo nos asociamos y cómo proponemos nuestros proyectos.

Reivindicar a José Antonio Aponte cuyo bicentenario conmemoraremos el venidero año 12 es algo muy serio y trascendente. En la otra república casi lo logran borrar del martirologio cubano, se hizo común el refrán: Es más malo que Aponte, en el libro Guanabacoa. Apuntes históricos, de Elpidio Laguardia (1946) cuando se refiere a la sublevación en los ingenios Trinidad y Peñas Altas, se trata a Aponte de cabecilla; a su captor, el mayoral Orihuela, de héroe y a los esclavos traidores, de fieles. Que un conjunto escultórico se inaugure en la misma esquina donde estuvo su casa de vivienda y donde colgaron su cabeza sus asesinos, es algo merecido y que se coloque una tarja en la calle que lo recuerda en el barrio extramural de Jesús María, la misma arteria que se denominaba en la colonia Someruelos, el marqués y capitán general que ordenó su muerte, es otro propósito esclarecedor; reconocerlo como precursor del movimiento independentista y líder de la primera conspiración de carácter nacional, es una reivindicación necesaria; pero hacer campaña para nombrarlo Padre de la Patria en sustitución de Carlos Manuel de Céspedes, es algo manipulador, desconcertante y desconocedor de la verdadera evolución de las ideas independentistas en Cuba.

La Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) propuso al estado cubano en el Congreso Nacional de Historia efectuado en 2002 en Santiago de Cuba, nombrar a Mariana Grajales como la Madre de todos los cubanos o la Madre de la Patria, hecho que socialmente se reconoce y es hora de oficializarlo pero crear una Asociación de lucha contra la discriminación racial con el nombre de la madre de los Maceo para hacer el juego desde la ilegalidad a un tema crucial como el que debatimos, es algo inconsustancial con los nobles propósitos.

¿Debe existir la Cofradía de la negritud? Puede, de hecho existe, pero el problema no es de organizaciones ni de asociaciones nuevas, sino de que la sociedad civil socialista cubana definida como tal en el V Pleno del Comité Central del Partido efectuado en 1992 mediante un informe del Buró Político leído por Raúl, participe y resuelva el dilema desde todas sus organizaciones integrantes: las de masas, las sociales, las profesionales, las de oficios, las religiosas, las fraternales, las de aficionados, las regionales, las culturales, las deportivas, todas.

Extrapolar términos extranjeros al contexto cubano, en nombre de una visualización mayor del problema, no ayuda a visualizarlo ni a resolverlo pero sí lacera el concepto unitario de la etnia, la nacionalidad y la defensa de la Revolución.

Cuba avanzó de la diferenciación entre el negro de nación y negro criollo para señalar al africano y al nacido en esta tierra y superó el concepto excluyente de José Antonio Saco sobre el cubano que era todo blanco nacido en la Isla y cuando se lanzó el Grito de la Demajagua el 10 de Octubre de 1868 se concretó un concepto de nación: Por Cuba Libre, y por ella fue a luchar el Ejército Libertador Cubano y lo que se proclama en Guáimaro el 10 de abril de 1869 fue la República de Cuba y en igual fecha de 1892, el Partido Revolucionario Cubano. Es cierto que a la abolición de la esclavitud de manera radical planteada por Céspedes le siguió un criterio de abolición gradual y bajo indemnización, propio de la clase terrateniente que lideró la lucha en sus inicios como también fue aprobado un “Reglamento de libertos” que limitaba la liberta de los esclavos redimidos pero duró muy poco. La toma de conciencia de la necesidad de superar estas diferencias fue en aumento y aunque no se resolvió el problema del racismo —como otras tantas problemáticas— en la Guerra de los Diez Años y todo ello coadyuvó a una fatal falta de unidad de las fuerzas revolucionarias, lo cierto es que las tropas cubanas nunca se formaron por composición racial, aquí se mezclaron combatientes negros, blancos, asiáticos, indígenas y mestizos, cubanos y extranjeros y eran mandadas por oficiales de distinta raza, región u origen nacionales.

Antonio Maceo más que Mayor general y Lugarteniente general, fue un ídolo para los cubanos, lo lloraron en toda Cuba cuando cayó y en plena escaramuza de San Pedro, incluso su incondicional Miró Argenter que era catalán. Enrique Loynaz del Castillo le había dedicado un himno: Canto a Maceo, que el propio general Antonio le ordenó cambiar el nombre, sería entonces el Himno Invasor con que las huestes llegaron desde Baraguá hasta Mantua. La única tropa unirracial que conozco en el Ejército Mambí fue la guerrilla del cacique José Francisco de la Caridad Rojas Ramírez, formada por los indígenas de la zona de Caridad de los Indios de Yateras; pero más tarde, creció con hombres de todas las razas y se convirtió en el regimiento Hatuey, de la Primera División Guantánamo, y que sirve de muestra de que los descendientes de los originarios cubanos participaron como el resto de los nativos de esta Isla en las luchas emancipadoras.

Sí está refrendada la admiración hacia el “León de Oriente” el mayor general José Maceo, las heroicidades de Guillermón Moncada, de Quintín Bandera al frente de la infantería invasora, de Flor Crombet quien dirigió la expedición de la goleta que desembarcó por Duaba el 1ro. de abril de 1895; Juan Gualberto Gómez era un real hermano negro de José Martí y su hombre de confianza en Cuba. El movimiento obrero y sindical cubano reconoció en la década de 1940 a sus “tres zares negros” no como líderes de los obreros negros cubanos, sino de todo el movimiento obrero: Lázaro Peña, Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias; en la lucha clandestina contra la dictadura de Fulgencio Batista se destacó un héroe indiscutible: Gerardo Abreu Fontán y en la Sierra al comandante Juan Almeida Bosque como una de las figuras más importantes.

La Revolución reivindicó las religiones de origen africano, las puso al nivel que exigía el ecumenismo y la laicidad; reconoció el aporte cultural africano en todas las esferas y creó el Conjunto Folclórico Nacional donde le dio a ese aporte, un lugar preferencial. Reconocer y visualizar lo afrocubano dentro de la cultura cubana y dentro de la etnia única cubana no es solo un acto justiciero sino objetivo, Cuba no es nada culturalmente sin los elementos que le entregaron las 88 etnias africanas que llegaron a sus costas y sudaron en cañaverales y cafetales. Pero dividirnos como personas en minorías nacionales a partir de un origen racial, étnico o por la pigmentación de la piel es algo contraproducente con nuestra evolución histórica y nuestra realidad cultural. De asumirnos unos como afrocubanos,5 tendríamos que admitir la existencia de hispanocubanos, francocubanos, chinocubanos, mayacubanos, árabecubanos y toda una larga lista. Pero yo razono sobre el criterio de don Fernando Ortiz, a él no se le ocurrió comparar la heterogeneidad cubana con una ensalada mixta, en ella, puede haber tomates, lechugas, pepinos y toda suerte de legumbres y hasta papas y huevos; pero ese plato heterogéneo mantiene una diversidad de origen y de composición, cuando usted lo digiere puede diferenciar perfectamente sus componentes. Ortiz no comparó a Cuba con eso sino con un ajiaco criollo, también heterogéneo porque se mezclan en él una cabeza de cerdo, toda suerte de viandas, agua, especias… pero el resultado es un producto nuevo, un rico y único caldo con una diversidad de componentes en su menú, pero un producto auténtico y eso es Cuba.

Yo comencé reconociéndome negro y orgulloso de serlo, pero por encima de eso soy cubano, producto de la mezcla de mis tatarabuelos yorubas de Nigeria, napolitanos del sur de Italia, indígenas de Guanabacoa6 y asturianos, ¡Eso es Cuba!

Un amigo mío, de mi natal Guanabacoa, con apellidos español y chino es rubio, de ojos verdes, piel blanca pero tiene los ojos semirrasgados y es que su mamá es amarilla cubana y sus abuelos chinos y muy cercanos a mí, par de muchachones de piel blanca, uno trigueño y otro rubio, que se criaron considerándome tío por la amistad que me une a sus padres. El padre, camagüeyano blanco, rubio, de ojos claros y descendiente manifiesto de abuelos hispánicos por ambos lados, la madre, una mulata habanera, hija de una mujer negra y un hombre blanco, los otros abuelos de los muchachones. ¡Eso es Cuba! Ahí está el engaño de la raza de que nos alertara Ortiz y por ello la “Balada de los dos abuelos”, de Nicolás Guillén.

¿Acaso fue casualidad que surgiera aquel refrán sentenciador?: En Cuba el que no tiene de congo, tiene de carabalí o aquel para mestizos blanquecinos en la etapa republicana anterior: ¡Aquí, pasando por blanco hasta que se descubra! o aquella poesía popular que rezaba: ¿Y tu abuela dónde está? ¡La mamá de tu mamá!

Nuestras abuelas están en 88 etnias africanas, 17 hispánicas, 13 indígenas americanas y en varias otras etnias europeas y asiáticas y en las etnias transculturadas caribeñas. Como que la propia España, dijo Bolívar, deja de ser europea por su sangre africana.

Cuba hizo una revolución social que estremeció los cimientos de quinientos años de coloniaje, en las propias narices del más poderoso imperio jamás conocido e inauguró el socialismo criollo y mestizo, pues hasta el 16 de abril de 1961, el socialismo había sido eslavo, germano, balcánico y mongoloide pero no se había iniciado su construcción en un país con esta diversidad racial.

Al ser África una de nuestras madres patria, el Año Internacional de la Afrodescendencia debemos asumirlo, a conciencia y no en la propaganda, como el Año de todos los cubanos y cubanas.

viernes, 24 de junio de 2011

Cuba: la USAID propone millones para infiltrarse entre los menores de edad.



La USAID se siente suficientemente segura de una pronta solución para anunciar nuevos subsidios a futuros proyectos de injerencia en materia de comunicaciones, en particular entre los menores de edad.

Por Jean-Guy Allard
23-06-2011

Después de diez semanas de negociaciones con el senador John Kerry y su staff, que le "congeló" su programa de subversión y desestabilización en Cuba, la USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU.) se siente suficientemente segura de una pronta solución para anunciar nuevos subsidios a futuros proyectos de injerencia en materia de comunicaciones, en particular entre los menores de edad.

Lo revela el sitio web Cuba Money Project, del periodista norteamericano Tracey Eaton, un excorresponsal de un diario tejano en La Habana que investiga de manera detallada de qué forma el gobierno estadounidense derrocha en Cuba en actividades ocultas e ilegales, decenas de millones de dólares del contribuyente.

Los nuevos proyectos para los cuales se solicitan propuestas a contratistas son fundamentalmente destinados a una pretendida "expansión" del uso de los medios de comunicación social en Cuba, el aumento del acceso a la información que al Departamento de Estado le conviene difundir, más distribución de laptops e impulsar su concepto de "libertad de expresión" entre los jóvenes, en particular en el grupo de edad que va de 12 a 18 años.

Este presupuesto incluye seis millones de dólares para programas destinados "a aumentar la libertad de expresión" entre los jóvenes de 12 a 18; seis millones para "ampliar el uso de Internet" hacia usos ilícitos, y "aumentar el acceso a la información" (y a la desinformación). Radio y TV Martí, así como su casa matriz, la Voz de América, permiten apreciar el tipo de material "informativo" que el Departamento de Estado valora.

Otros nueve millones de dólares están destinados a apoyar a los "grupos de vecinos, cooperativas, clubes deportivos, grupos religiosos y otras organizaciones de la sociedad civil" que consentirían en convertirse en socios de la Sección de Intereses Norteamericanos, la representación diplomática USA en Cuba, con todos los riesgos que esto comporta, según lo precisan los propios funcionarios de la agencia yanki.

El dinero se distribuirá en los próximos años como parte de un plan radical y ambicioso que hace hincapié en "las actividades en la Isla," precisa Eaton en la presentación del material.

Las solicitudes de subvenciones deben ser entregadas antes del 18 de julio, lo que deja poco tiempo y oportunidad a los principiantes.

SE BUSCAN HUÉRFANOS E HIJOS DE FAMILAS ROTAS

Uno de los proyectos, con seis millones de presupuesto, debe lograr que jóvenes en Cuba, menores de edad, "experimenten la libertad de expresión en los espacios sociales organizados fuera de la autoridad estatal". Tan sencillo.

Las actividades del programa, precisa la propuesta, deben "fomentar la participación de las poblaciones marginadas y vulnerables, que son los negros y mulatos, y los jóvenes rurales del centro de la ciudad, los jóvenes con discapacidad, los huérfanos y jóvenes en situación de riesgo (de familias rotas y familias monoparentales)".

El programa debe ser concebido "en particular, para las edades de la juventud cubana 12-18", y debe "desarrollar las habilidades sociales y de liderazgo necesarias para convertirse en líderes efectivos en sus comunidades".

Quien ha visto la serie de la televisión cubana Las Razones de Cuba ya entiende el concepto que EE.UU. usa no solo en Cuba sino en varios países que se niegan a arrodillarse ante sus intereses.

La USAID precisa que "da la bienvenida a las propuestas que explican con claridad cómo se usarán "espacios físicos" llamados independientes, es decir, "que no están controlados por el Gobierno".

OPERACIONES POLÍTICAS "CLANDESTINAS"

Por otro lado, el citado sitio web recuerda que el Miami Herald informó el 10 de junio que la organización ultraderechista Freedom House devolvió 1,7 millones de dólares en fondos de la USAID para no tener que contestar a las preguntas de los funcionarios acerca del uso de este dinero.

Phil Peters, un experto en Cuba del Lexington Institute, organismo de investigación radicado en Arlington, Virginia, admitió a Eaton que es inusual para las organizaciones devolver algún dinero al gobierno federal.

Por cierto, es asombroso que un contratista diga al gobierno que no está dispuesto a explicar exactamente cómo se utiliza un dinero, y deja claro que el modus operandi consiste en enviar a la gente clandestinamente a Cuba.

Peters dijo que es "ciertamente comprensible" que Freedom House esté "preocupada" por las personas que vincula a su programa Cuba.

"Pero si da un paso atrás" hasta devolver el dinero, dijo, esta decisión del grupo "realmente refuerza" la convicción de que lleva a cabo "operaciones políticas".

Freedom House no respondió a una solicitud de información complementaria de Eaton con relación a su decisión de devolver el dinero.

Según los observadores, los 20 millones de la USAID serán pronto descongelados después de un arreglo con Kerry que reducirá el montó a 15 millones. "De toda forma, se gastarán los otros cinco por otra vía", comenta un conocedor del tema.

domingo, 5 de junio de 2011

Fe de Esperanza por la libertad de Gerardo y sus compañeros.

Tomado del Periódico Victoria Digital:

Continúa en Isla de la Juventud torrente de mensajes e iniciativas por los cumpleaños de Gerardo y Ramón este 4 y 9 de junio

Fé Esperanza Morales Sánchez, Isla de la Juventud, Cuba.
Por: Diego Rodrí­guez Molina
Fotos: Gerardo Mayet Cruz
Sábado, 4 de junio del 2011

“Con mucho amor trabajé este tejido, bordé e incrusté a mano un mensaje de solidaridad, pensando en nuestros Cinco Héroes, presos en cárceles aisladas de EE.UU., y el compromiso que tenemos con ellos de intensificar la lucha y no detenerla hasta su libertad”.

Así lo confesó Fe Esperanza Morales Sánchez, una jubilada en Isla de la Juventud, que hasta la redacción del periódico Victoria llegó la víspera del cumpleaños 46, este 4 de junio, de Gerardo Hernández Nordelo, para sumarse al reclamo internacional por poner fin a esa injusticia desde hace 12 años y agradecer como damnificada del huracán Gustav en el 2008 otra muestra de solidaridad: la participación de ese colectivo en la reconstrucción de su vivienda.

Gerardo sufre una cruel sanción de dos cadenas perpetuas más 15 años en una cárcel de máxima seguridad en Victorville, California, pero hoy es inspiración en Cuba y el mundo, junto a sus otros cuatro compañeros de lucha.

“Esos cinco compatriotas –manifestó Fe Esperanza–, aunque allá tratan de aislarlos y silenciarlos, nosotros aquí los unimos en nuestros corazones y conciencia, como las cinco puntas de la estrella solitaria de nuestra bandera, a las razones de nuestra lucha con el ideario de justicia de Martí y una Cuba que consolida su Revolución frente a los ataques de un imperio que el mayor terrorista”.

En las oficinas del Periódico Victoria, Isla de la Juventud, junto al colectivo de trabajadores del periódico.
El original presente, que fue agradecido con emoción en el Victoria y pasa a integrar su sala de historia, es uno de los tantos gestos multiplicados en este municipio especial cubano durante los últimos días junto al torrente de mensajes enviados en postales, cartas, correos electrónicos, teléfono, radio y otros medios, tanto a Gerardo por su onomástico como a Ramón Labañino, otro de los Cinco antiterroristas, que el próximo 9 de junio celebrará su 48 cumpleaños, igualmente tras las rejas.

En misivas y diversas formas de expresión los pobladores aquí también exigen al presidente de EE.UU., Barack Obama, hacer uso de las facultades que le confiere la Constitución y libere a Los Cinco, como son conocidos a nivel internacional, reiteran la voluntad de romper el muro de silencio sobre el caso y llaman a la comunidad internacional a proseguir las acciones encaminadas a lograr el regreso a su Patria de esos luchadores, entre los cuales están, además, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.

Nota personal:
Fe Esperanza es mi madre, su actuar me enorgullece como cubano.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...