Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 30 de abril de 2012

Primero de Mayo en tres mundos diferentes.

Mientras el mundo se desploma con la crisis creada por el capitalismo, donde la tasa de desempleados aumenta por día y que en el presente año 2012 ascenderá a la cifra de 202 millones, entre ellos un 80% de jóvenes en economías del llamado primer mundo y dos tercios en países en desarrollo, los gobiernos que abrazan este sistema desigual siguen abriendo cada vez más ese abismo entre ese 1% más rico del restante 99% más y más pobre. La única alternativa que intentan imponer es la inducción a la resignación y la enajenación.
Lenin hizo mención a diferentesmundos que se alzan frente a frente”: el mundo de la explotación y la esclavitud, del capital y el trabajo y el de la fraternidad y la libertad.
Sin embargo, en este nuevo Primero de Mayo de 2012 se podrán apreciar tres mundos diferentes. El primero, y además lamentable, es el de todos los pueblos que fueron llevados hacia la barbarie: guerras de rapiñas inventadas por el imperialismo y sus socios del gansterismo expoliador para arrebatarle las riquezas a otros, sin importarles que la muerte le arranca la vida a niños, mujeres, ancianos y hombres inocentes producto de los proyectiles, las metrallas, la escases de alimentos o la falta de asistencia médica para curar o prevenir enfermedades curables. Al imperio sólo le importa tener el poder sobre los recursos naturales, que les brinda más poder. En este mundo no existirán manifestaciones de trabajadores, sino llantos y sepelios a los asesinados.
El segundo mundo es el de esos pueblos indignados, rebelados contra el sistema que los lleva por vías que sólo buscan salvar a los grandes capitales: recortes a los beneficios sociales, la privatización en las prestaciones sociales, la producción del consumismo; despojo cada vez más de derechos a los trabajadores, la xenofobia como cultura de discriminaciones, imposición de leyes que posibiliten contratos basuras; aumentos de impuestos a las rentas medias y bajas hasta el punto de llevar el salario a un estado precario e inundar las economías nacionales de burbujas a través de especulaciones financieras con el apoyo de entidades bancarias. En este mundo habrá manifestaciones de los trabajadores, aunque con mucha seguridad también existirán crudas represalias policiales y encarcelamientos injustos.
En estos dos mundos, lo más importante para la clase en el poder es la división de la sociedad, inyectar inseguridad a través de los medios, generar enfrentamientos entre tribus o sectores que imposibiliten la unidad entre ellos. Los poderosos asisten financiera y tecnológicamente a la subversión, a la procreación de mentiras, a la fomentación de tergiversaciones, a la manipulación de la opinión pública con engaños. Para todo esto domestican hienas.
Sin embargo, hay un tercer mundo que muestra otras alternativas, países que han escogido la construcción de sus propios caminos, donde la mejor exposición está en lo humano y solidario, con principios que conllevan a darle mayor importancia al factor cardinal de una sociedad: el hombre como género. Un mundo donde se busca abrazar con respeto a la naturaleza: la sabia Pachamama. Aquí están pueblos del ALBA.
En este tercer mundo se encuentra Cuba: un pueblo forjado en la lucha por la emancipación adquirida en 1959, con el fortalecimiento cultural de todas sus generaciones, que brinda desinteresadamente labor humanitaria a pueblos necesitados, donde se cultivan principios que nutren los ideales en defensa de la Patria. Allí, trabajando mancomunadamente junto a las nuevas generaciones se demuestra, que cualquier obstáculo puede ser vencido con inteligencia y resistencia, donde la gran fuerza indispensable para vencer al enemigo se adquiere única y llanamente en la unión.
En este tercer ejemplo de mundo, es el mismo gobierno cubano quien impulsa al pueblo a convertirse en un inmenso torrente para mostrar y defender sus propias conquistas.
Y muy a pesar de las perretas orientadas que formarán aisladamente los bufones de la SINA y las campañas de la mafia de Miami, este Primero de Mayo, como los 53 anteriores en Revolución, por las calles de toda Cuba se escuchará a coro de millones de corazones el lema principal de la cita de los trabajadores de este caribeño y aguerrido país: “Preservar y perfeccionar el Socialismo”.
También, a golpes de aire de banderas y tinta de carteles, se alzará la condena al bloqueo económico y la exigencia de liberación de cinco patriotas cubanos prisioneros injustamente en cárceles estadounidenses.
En Cuba se construye ese último mundo mencionado por Lenin: “el de la fraternidad y la libertad.”




¡Viva el Primero de Mayo!
¡Viva la clase trabajadora!
¡Viva la unidad de los pueblos!
¡Abajo el imperialismo!
¡Abajo la opresión de los gobiernos oportunistas capitalistas!
¡Por un mundo de fraternidad y libertad!
¡Por un mundo mejor, que sí es posible!
¡Vivan los pueblos del ALBA!
¡Viva la Revolución cubana!
¡Abajo el bloqueo imperialista!
¡Libertad para nuestros cinco compatriotas cubanos!

domingo, 29 de abril de 2012

Encuentro de emigrados en Washington: Patria

José Pertierra. Foto: Bill Hackwell

Palabras del abogado José Pertierra en el encuentro de emigrados cubanos celebrados en Washington DC, el 28 de abril de 2012.

Qué gusto estar en la patria. Y la llamo así no solamente porque este sagrado edificio que nosotros llamamos nuestra embajada -y los yankis llaman una “sección de intereses”–es territorio cubano. Más importante que eso, digo “Patria”, porque estoy rodeado de patriotas.

Patriotas que ahora residen lejos de la Isla: como mi amigo Mandy en Miami, Félíx en Chicago, Pancho en Denver, Raúl en San Juan, o Luisito en Washington.

También se encuentran entre nosotros, cumpliendo misión internacionalista aquí en nuestra embajada, patriotas como mis hermanos Jorge, Tomás, Patricia, Gretel, Robertico y la niña Yvette.
No los menciono a todos, porque no quiero tragarme un radio.

La patria, mis queridos hermanos, no está sostenida por un suelo, sino por un pueblo. Por los seres de carne y hueso que la aman y comparten un mundo particular de sentimientos, de recuerdos, de infancias, de olores, de sabores, y de respeto hacia los que han de conservar y engrandecer la memoria afectiva de un colectivo.

Bien sabemos nosotros que la patria no es un lugar donde se está, sino donde se vive. Nunca fue más cubano Heredia que cuando en 1824 le cantó al Niágara.

Nunca fue más cubano Martí que cuando en 1891 en un liceo en Tampa dijo: “¡Se dice cubano, y una dulzura como de suave hermandad se esparce por nuestras entrañas!”

Nunca fue más cubano Martínez Villena que cuando en 1930 desde Moscú le escribió a su querida Asela,

“Mi último dolor no es el de dejar la vida, sino dejarla de modo tan inútil para la Revolución… Hay que estudiar, hay que combatir alegremente por la Revolución, pase lo que pase, caiga quien caiga!”

Nunca fue más cubano Mella que cuando el 10 de enero de 1929 en México -herido mortalmente– respiró sus últimas palabras en los brazos de Tina Modotti: “Muero por la Revolución”.

La patria es la gente que respira patria. Donde quiera que estén. Los médicos internacionalistas cubanos trabajando para salvar vidas y combatir el cólera en Haití respiran patria. Los maestros internacionalistas cubanos combatiendo el analfabetismo en Bolivia respiran patria.

Los Cinco cubanos que arriesgaron sus vidas en Miami para defendernos del terrorismo respiran patria. A pesar de estar lejos del suelo cubano encarcelados en dispersas cárceles dentro de los Estados Unidos, viven y respiran patria. Juntos a Martí, Céspedes, Agramonte, Maceo, Mella y Camilo: son nuestros héroes. Nuestros hermanos.

Con su comportamiento desde sus oscuras y a veces heladas prisiones, estos Cinco Hermanos son ejemplos de cubanía. Nos hacen recordar las palabras de Bonifacio Byrne,

En el fondo de obscuras prisiones
no escuchó ni la queja más leve,
y sus huellas en otras regiones
son letreros de luz en la nieve...

Como cubanos que somos, tenemos el deber de defender a estos Cinco Hermanos. Sus caminos son nuestros letreros de luz en la nieve. Y son, también, nuestra patria.

Fueron condenados a largas e injustas sentencias por haberse atrevido a combatir el odio que rebosa en Miami. A protegernos del terrorismo que proviene desde Washington y Miami. Un terrorismo que le cobró la vida no solamente a miles de cubanos en Cuba, sino también:

A Carlos Múñiz Varela que hoy cumple 33 años de haber sido asesinado en San Juan a los 26 años de edad.

A Eulalio Negrín asesinado en Nueva York el 25 de noviembre de 1979.

A Félix García Rodríguez asesinado en Nueva York el 11 de septiembre de 1980.

A Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias asesinados en Buenos Aires el 9 de agosto de 1976.

A Orlando Letelier asesinado el 21 de septiembre de 1976, a pocas cuadras de aquí donde estamos reunidos en Washington.

A Fabio Di Celmo en el Hotel Copacabana en La Habana el 4 de septiembre de 1997.

Y no podemos olvidar del asesinato a sangre fría el 6 de octubre de 1976 de los 73 pasajeros a bordo CU-455 sobre las aguas de Barbados. 57 de esos pasajeros eran cubanos, incluyendo a 24 miembros del equipo juvenil de esgrima-ganadores de las medallas de oro, plata y bronce en los juegos Panamericanos en Caracas. Los que los vieron abordar la nave ese día cuentan que en sus pechos colgaban las medallas que habían ganado. Una de las víctimas en ese avión era una niñita de 9 años llamada Sabrina. Una de las dos bombas que los terroristas detonaron en el avión la descuartizó.

Los autores intelectuales de esos asesinatos gozan de una plena impunidad en los Estados Unidos. En vez de extraditar a Posada Carriles, Washington lo protege. El terrorista marcha libremente en Miami a favor de las Damas de Blanco y se reúne con algunos de los politiqueros miamenses como el Congresista David Rivera en los restaurantes de la saguecera para pedirle al supuesto exilio que “afilen sus machetes” contra Cuba.

Como dijo Martí, “por lo invisible de la vida corren magníficas leyes”. Estas leyes regulan nuestra conducta: en la paz, y especialmente en la guerra. Discrepancias políticas se debiesen combatir pacíficamente o (si es necesario) en el campo de honor. No con bombas en los hoteles y restaurantes. No atacando a civiles, a niños y a mujeres indefensas.

Podemos decir del terrorismo de Miami y de Washington durante las últimas cinco décadas lo que José de la Luz y Caballero afirmó acerca de la esclavitud en Cuba en el Siglo XIX: que es un problema ético, un pecado colectivo, un cáncer social.

Esta noche a las 6 de la tarde en (where else?) Miami una tal “Junta Patriótica Cubana” celebrará un homenaje al terrorista Orlando Bosch-cómplice de Posada Carriles en la voladura del avión cubano–con motivo de cumplirse el primer aniversario de su fallecimiento.

No conozco a esa “Junta Patriótica” que quiere homenajear a un terrorista, pero les puedo afirmar que sobre la ausencia de ética, la insensibilidad colectiva y el vicio moral no se puede sustentar una idea de patria.

Nunca sentí yo tanto odio a mi alrededor que cuando me pasé cuatro meses y medio en El Paso, en el mismo hotel que Luis Posada Carriles, sus secuaces y su abogado Arturo Hernández, quien en ausencia de cubanía, insistía que lo llamaran Art Jernandes.

Sentí a mi alrededor un odio tan pero tan grande, que comprendí por primera vez qué mueve a un ser humano cuando se dispone a asesinar a otros cubanos, simplemente porque piensan diferente. Un odio que desafortunadamente han heredado muchos de los hijos de los cubanos que llegaron a Miami a principio de los 60. Una vez en el ascensor del hotel les dije, “Oigan, no soy yo el terrorista”.

El primer día que llegué a El Paso para el caso de Luis Posada Carriles, uno de sus seguidores-Sergio Díaz-vinculado a Alpha 66 me amenazó de muerte. Lo miré cuando me amenazó. Sus ojos chispeaban del odio que brotaba desde sus entrañas. Hice lo que aconsejan ante esas amenazas. Lo reporté al FBI y a los medios. Al otro día, un joven jornalero mexicano me reconoció mientras caminaba hacia la corte a dos cuadras del hotel.

“¿No es usted el cubano que los terroristas amenazaron aquí en El Paso anoche? Le respondí que sí. “Fíjese”, me dijo, “vivo con unos amigos no muy lejos de acá. Si quiere, puede hospedarse con nosotros”. Y añadió, “Nos gustaría ayudarlo. Queremos mucho a la Revolución cubana y al Presidente Chávez de Venezuela”. Le di las gracias, pero por principio decidir seguir en el mismo hotel.

Ese odio miamense nutre la solidaridad de los demás con nosotros y fortalece nuestra propia cubanía. Dondequiera que estemos. Nada hace más visible al bien que la maldad.

Fue un odio feroz a la Revolución lo que precipitó las condenas contra nuestros Cinco Hermanos en Miami. Fue ese odio el que impulsó a la jueza a sancionarlos a largas sentencias carcelarias por el simple hecho de tratar de protegernos de los terroristas; de unos traidores que los Estados Unidos inspiraron, armaron y desencadenaron contra Cuba. Unos terroristas que Washington viene protegiendo hace ya más de cincuenta años.

Pero por cada cubano que el odio miamense asesina nacen mil patriotas. Por cada ley injerencista norteamericana diseñada por Washington para apoderarse de Cuba, se fortalece el sentido de Patria cubana, que nos toca defender. Y nadie lo hará por nosotros, hermanos.

Nos toca defender a los Cinco. Nos toca, y asumimos esa defensa con honor y cubanía. Nos toca defender a Cuba ante los yankis y los pitiyankis en Miami que quieren convertir a nuestra nación en una colonia como Puerto Rico.

Que Washington nos escuche; que sepa que nosotros los cubanos que residimos en el exterior estamos orgullosos de nuestra cubanía; que tenemos un profundo sentido de Patria; que condenamos el bloqueo; que condenamos la política injerencista norteamericana. No es nada más que una moderna Enmienda Platt. Exigimos la inmediata suspensión del programa de “cambio de régimen” engendrado por George W. Bush y ahora continuado por Barack Obama.

Cuba no es de Washington, ni de Miami. Es de los cubanos que la defienden y la respiran.

No descansaremos hasta que liberen a nuestros Cinco Hermanos.

sábado, 28 de abril de 2012

Mi diálogo con AP sobre el Encuentro de blogueros cubanos

Tomado de La Pupila Insomne: http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/04/28/mi-dialogo-con-ap-sobre-el-encuentro-de-blogueros-cubanos/

Por Iroel Sánchez

Como quiera que la agencia de prensa norteamericana AP ha dedicado un despacho al Encuentro de blogueros cubanos con el título “Decenas de blogueros progubernamentales se reúnen en Cuba“, en el que incluye dos oraciones de las respuestas que di a las cinco preguntas que su corresponsal en La Habana, Andrea Rodríguez, me realizara alrededor del tema, reproduzco acá la contestación que di a esas interrogantes antecedida en cada caso de su respectiva pregunta.

Alguien podría decir que lo ocurrido es un acto de censura pero eso sería como afirmar que contra Cuba hay una guerra mediática, algo que, obviamente, es una invención “progubernamental”.

¿Qué características tendrá el encuentro en Matanzas de Blogueros –tengo entendido que lo organiza Joven Cuba– y cuál fue el criterio de invitación, qué pretenden con él?

Yo no estoy entre los organizadores del evento pero los miembros del colectivo que lo convoca -los blogueros de “La joven Cuba” que se realiza desde la Universidad de Matanzas- han publicado con detalle y transparencia http://lajovencuba.wordpress.com/2012/04/24/peculiaridades-del-encuentro-de-blogueros-cubanos-en-matanzas/#more-6291 las características, el programa y los criterios de invitación que han seguido para el encuentro que te copio aquí: “Debían tener un blog que fuera actualizado regularmente. Buscamos que tuviera la mayor diversidad temática posible (cultura, deporte, ciencias, literatura, realizado desde universidades, etc) y que fueran los más representativos. También tuvimos en cuenta que fueran representadas la mayor cantidad de provincias posibles.”

En otro post explicaron sus motivos y objetivos: http://lajovencuba.wordpress.com/2012/03/29/encuentro-de-blogueros-cubanos-en-revolucion/ “Con la premisa de que las nuevas tecnologías pueden ser portadoras de métodos revolucionarios de participación social, los blogueros cubanos debemos sentar las bases que aseguren la inserción de los cubanos en las redes sociales, algo que ocurrirá inevitablemente. Y un país que busque actualizar su modelo, difícilmente podrá hacerlo al margen o en contra de las nuevas tecnologías.

Los espacios de debate proporcionados por Internet, y en particular en los blogs, tienen más posibilidades de elaboración que otros medios. De esta forma, concebimos la blogosfera como un espacio de participación horizontal en el proyecto político cubano, asumiendo nuestro rol de blogueros como un deber cívico, portadores de ideas antimperialistas y consecuentes con un pensamiento revolucionario, no en el sentido retórico y estereotipado, sino de transformadores constantes de la realidad.”

No sé si sabes que “La joven Cuba” es el nombre de una organización revolucionaria que existió en los años 30 del siglo pasado, fundada por el revolucionario Antonio Guiteras, de un profundo ideario y accionar antiimperialista. Él fue asesinado por órdenes de Fulgencio Batista, luego de que se frustrara lo que en nuestra historia se conoce como “La Revolución del 30”. Guiteras había integrado el llamado “Gobierno de los Cien días” e impulsado muchas medidas de beneficio popular y que habían afectado los intereses de Estados Unidos. En el evento habrá un espacio para rendirle homenaje.

Dado que el tema “blog” es sensible para el gobierno cubano y para muchas personas simpatizantes de la revolución que tienen una de estas bitácoras. ¿El encuentro pretende convertirse en una foro de coordinación contra lo que las autoridades llamaron una “guerra mediática”?

Primero una precisión: el tema “blog” en Cuba “es sensible” en primer lugar para el gobierno de los Estados Unidos que, según informaciones divulgadas en espacios como el de tu colega Tracey Eaton, dedica cada año millones de dólares a fomentar el uso de internet y, dentro de ella, los blogs, como parte de su estrategia de “cambio de régimen” para Cuba.

Por lo que he leído, no creo que el encuentro sea un foro de coordinación contra nada; aunque no hay que ser parte de las autoridades cubanas para percatarse de que contra Cuba hay una guerra mediática. Basta ver cómo, por obra y gracia de algunos medios, una piedra disparada por una podadora se convierte en un tiroteo en La Habana, o de otro lado se ejecuta un pacto de silencio sobre los documentos diplomáticos norteamericanos, revelados por Wikileaks, que demuestran la mano de EU tras la llamada “disidencia cubana”. Eduardo Galeano -que que yo sepa no es parte del gobierno cubano- dice que “contra Cuba se aplica una lupa inmensa que magnifica todo lo que allí ocurre cada vez que conviene a los intereses enemigos, llamando la atención sobre lo que pasa en la revolución, mientras la lupa se distrae y no alcanza ver otras cosas importantes y que los medios de comunicación no hacen por informar”, pero si eso mismo lo dice un bloguero cubano, ¿entonces hay que relacionarlo con las autoridades? ¿Y si hay un encuentro de blogueros, surgido de la iniciativa de un grupo de jóvenes en una Universidad, hay que decir que es para coordinar una respuesta a lo que preocupa a las autoridades en un tema “sensible”? ¡Por favor!

¿Como bloguero y simpatizante gubernamental cómo se puede marcar el límite entre las críticas genuinas a la revolución y aquellas que son consideradas desacreditantes o lisa y llanamente enemigas en un mundo completamente plural y con una sociedad tan maravillosamente polifacética como la cubana?

No soy bloguero a tiempo completo. Incluso, por razones de trabajo, voy a poder asistir sólo una sesión del encuentro en Matanzas*. El encuentro de blogueros coincide en fecha con el Festival de colaboradores de EcuRed www.ecured.cu, una enciclopedia colaborativa en la web en cuya coordinación participo y que ya tiene más de 12 000 colaboradores registrados y 86 000 artículos de las más diversas temáticas.

Más que un “simpatizante gubernamental”, soy un revolucionario cubano, y eso significa lealtad a unas ideas y unos valores, más que a un gobierno. Aunque estoy identificado con nuestro gobierno porque creo que encarna las aspiraciones de justicia e independencia de nuestro pueblo y lucha en circunstancias muy difíciles por sacarlas adelante con objetivos muy nobles, no lo considero infalible. Pienso que la condición crítica es inseparable de la vocación revolucionaria, ¿cómo podríamos avanzar sino? Creo que toda crítica es válida, si es honesta, si dice verdad, por dura o desagradable que sea. Cuando se hace al servicio de un gobierno extranjero, a cambio de dinero o reconocimientos, pierde toda legitimidad, y veo en ese el único límite. En ese mundo “completamente plural” se tortura y asesina por los mismos que pagan porque se nos critique; ellos manejan la lupa inmensa a la que se ha referido Galeano, como parte de una estrategia de acoso y demonización que ya supera los cincuenta años contra esta sociedad que a pesar de ello es, como dices, “maravillosamente polifacética” pero que dentro de esa diversidad coincide en defender su soberanía y rechazar a quien se la quiere entregar al vecino poderoso. Cintio Vitier decía que debíamos construir un parlamento en una trinchera, y creo que es una metáfora que sigue siendo válida para responder una pregunta como la que me haces.

Muchos de tus colegas se quejan de que los llamamos “oficialistas” –a veces lo he hecho y alguno de ustedes se enoja– y los contraponemos a los “independientes” –nunca lo he hecho pues algunos de ellos tienen una agenda política y ellos también se enojan–. ¿Cómo crees que debemos definir a ese espacio de la blogósfera que es políticamente cercana al gobierno y aquella que no lo es quienes no somos cubanos?

Hay hechos y documentos que prueban que detrás de esos “independientes” está el gobierno más poderoso que ha existido jamás: el de Estados Unidos, pero los grandes medios no le dicen gubernamentales a ellos sino a quienes denuncian eso, que no es subjetividad si no un hecho probado: EE.UU. paga y organiza una red de personas en Cuba con una agenda generada en Washington, no es que haya una parte de la blogosfera cubana “que no es cercana al gobierno” [cubano], sino que es cercana al gobierno de los Estados Unidos, y digo más: es tan cercana que no podría existir sin su respaldo, como se vería si un día E.U. suspende esas “ayudas a la democracia en Cuba”.

Por el contrario, los que estarán en el encuentro de Matanzas son fruto de la evolución natural del uso de las redes sociales en Cuba. Por lo que he visto publicado allí habrá periodistas pero también estudiantes, intelectuales, profesores universitarios, promotores culturales, entre otros. Si miras sus blogs te vas a encontrar muchos acercamientos muy críticos a nuestra realidad. Cuando se habla de un bloguero egipcio no se aclara cuán cercano o lejano está del gobierno de ese país, ¿por qué si es cubano y no tiene a Estados Unidos detrás es sospechoso de oficialismo y gubernamentalidad? Yo a estos los llamaría “blogueros cubanos”, sin adjetivos, y a los otros les quitaría el “in” y los llamaría “blogueros dependientes” porque dependen, como esta Isla antes de 1959, de lo que se decide en la representación diplomática de EU en La Habana y sin esa dependencia no existirían.

¿Finalmente y en este sentido: para tener un blog hace falta acceso a internet y en Cuba, dada la distribución social del recurso, es el gobierno quien lo controla. ¿Cómo se legitima lo que ustedes dicen como propio y no como una expresión oficial?

Los hoteles en Cuba son propiedad -parcial o total- del gobierno, desde ellos se conectan personas que participan de la estrategia de “cambio de régimen” para la Isla organizada por EU, que les da el dinero para hacerlo, ¿son una expresión oficial del gobierno de Estados Unidos o del de Cuba?¿Los que lo hacen desde embajadas occidentales en La Habana, son una expresión oficial de cuál gobierno?¿Y los que, pagando a la compañía estatal cubana de telecomunicaciones el impagable precio para cualquier cubano de un dólar el tuit, tuitean, con financiamiento también norteamericano, mentiras desde un celular, que después son reproducidas en la emisora gubernamental norteamericana Radio Martí, no expresan oficialmente una política? ¿A ellos ustedes les piden que legitimen como propio lo que dicen o muchas veces algunos de tus colegas se lanzan a repetir sin verificación cualquier absurdo que inventen?¿De verdad ellos sufren el control del gobierno cubano sobre Internet, pero pueden subir videos de una hora a YouTube?

Quizás para mi la mayor legitimidad está en tratar de expresarse a pesar de no disponer de ninguna de esas ventajas. Blogs como “La Joven Cuba”, los que hacen estudiantes de periodismo y una larguísima lista que no haré aquí no tienen que justificar su legitimidad porque se las da la vida; y deben demostrarla no a una prensa que jamás se lo va a reconocer sino a sus lectores que encuentran en ellos análisis, matices y testimonios que muchas veces no aparecen en otros espacios.

Cuba ha privilegiado el acceso social porque es la manera de garantizar que los limitados recursos que posee impacten con mayor efectividad en los sectores que más pueden beneficiar al país: la salud, la ciencia, las universidades, la cultura, pero en todo ellos los que la utilizan son personas, no robots, por más que algunos medios se esmeren en demostrar lo contrario.
*Finalmente no pude asistir al encuentro, mi ponencia fue leída allí por el estudiante de periodismo David Vázquez Abella.

Cable de AP

LA HABANA (AP) — Decenas de blogueros cubanos que abordan en sus bitácoras las más diversas temáticas pero con un enfoque pro gubernamental se reunieron el viernes para intercambiar sobre sus experiencias en un país con baja conectividad y donde los contenidos de la red de redes están fuertemente politizados.

“Buscamos que tuviera la mayor diversidad temática posible (cultura, deporte, ciencias, literatura, realizado desde universidades, etc) y que fueran los más representativos”, expresó en un mensaje el blog “La Joven Cuba”, que coordinó el encuentro en la Universidad de Matanzas, una ciudad a unos 150 kilómetros de la capital.

En total 60 personas fueron especialmente invitadas, explicaron los organizadores.

“La Joven Cuba” se presenta como “Un blog de jóvenes universitarios que opinan sobre la realidad cubana”.

Mucho de su espacio, como el de otros blogueros locales, suele estar dedicado a criticar a disidentes como la opositora Yohani Sánchez y a las políticas de Estados Unidos, pero también comentan la realidad de la isla o señalan al gobierno por cuestiones puntuales.

La idea surgió bajo “la premisa de que las nuevas tecnologías pueden ser portadoras de métodos revolucionarios de participación social, los blogueros cubanos debemos sentar las bases que aseguren la inserción de los cubanos en las redes sociales, algo que ocurrirá inevitablemente”, indicó “La Joven Cuba” en su convocatoria.

Aunque no hubo acceso a la prensa extranjera y no trascendió la agenda que llevarán los asistentes, los mensajes de Twitter iban, a lo largo del viernes, dando cuenta de las ponencias desde algunas de corte político, pasando las religiosas y de activistas gays.

También se expresaban las diferentes posiciones de los participantes.

Consultados por AP varios de los participantes comentaron sobre los problemas que atraviesan como blogueros en Cuba, incluidas las falta de tecnología y la lentitud de las transmisiones.

“Estamos muy lejos de ser el brazo cibernético del gobierno. Si fuéramos ese brazo cibernético no tendríamos que andar corriendo cambiando piezas de un lugar para otro para ver cómo resolver una fuente, arreglar un modem, un monitor”, expresó Yohandry Fontana.

“Los periodistas, los médicos, los estudiantes tienen sus blogs desde sus universidades, sus centros de trabajo, y también desde las casas… La conectividad es el gran problema”, agregó Fontana, quien aseguró que no hay control gubernamental sobre los contenidos que publica.

Las conexiones a internet son escasas y caras en Cuba, aunque el año pasado se anunció el inicio de un tendido de un cable de fibra óptica procedente de Venezuela.

Las autoridades habían dicho que el cable podría estar en funcionamiento en julio del 2011 pero no se puso operación y tampoco se explicó o dio nueva fecha.

“Los que estarán en el encuentro de Matanzas son fruto de la evolución natural del uso de las redes sociales en Cuba… habrá periodistas pero también estudiantes, intelectuales, profesores universitarios, promotores culturales, entre otros. Si miras sus blogs te vas a encontrar muchos acercamientos muy críticos a nuestra realidad”, expresó Iroel Sánchez, quien maneja el blog “La Pupula insomne”.

El encuentro se extenderá hasta el sábado.

Según algunos blogueros hay alrededor de unas 500 bitácoras virtuales en la isla manejadas en su mayoría por jóvenes.

Según los organizadores del encuentro, los participantes tienen 34 años en promedio, hay además representación de las universidades, los centros de cultura y hasta algunos ligados a las iglesias evangélicas.

Un comentario personal en BlogazoxCuba: "A Cuba no hay que defenderla de la Revolución, sino de los proyanquis, del imperialismo norteamericano y sus lacayos."

Es evidente que todo espacio que facilite el debate (sincero, honesto, modesto y respetuoso) será siempre un podio para desarrollar, avanzar y corregir (¡por qué no!) errores posibles, naturales, involuntarios o voluntarios.
Sin embargo, la esquila se encuentra en las valoraciones que las personas hagan sobre los puntos esenciales del tema en cuestión. Unos se irán a la raíz y otros a divagar por las ramas… aunque otros tantos, se camuflarán en cualquier ardí para desviar condicionalmente el hilo esencial de lo que debería ser el debate y/o intercambio fructífero.
Entre estos últimos están los que desean generalizar, como si fuera una regla no negociable, la experiencia individual, intentando extrapolar a un mal social generalizado la insuficiente o errónea gestión de algún funcionario o personal de alguna entidad en particular.
Igualmente, se intenta poner a todos en el mismo saco de quejas y sugerencias, sin tener presente que hay millones de cubanos, que independientemente de conocer las dificultades económicas que tiene Cuba (y no pongamos más superficialidad a que el bloqueo es muela, sino algo real y palpable), saben distinguir con madurez dónde radica realmente el problema: dilucidando que hay muchos males que no son del sistema político ideológico existente en Cuba, sino de esos cuantos que no hacen su trabajo adecuadamente o de quienes por provecho personal ponen trabas a ciertos niveles (que de paso no se llaman Alarcón, Raúl, Fidel, etc…).
Hay una máxima de José Martí que muchos deberían tenerla presente antes de hacer su labor de hiper-“crític@s”: “el sol calienta con la misma intensidad con que ilumina. El sol tiene manchas. Los agradecidos VEN LA LUZ; los desagradecidos LAS MANCHAS.”
Bueno, también es muy palpable que estos superdotados de la “crítica” se mojen en el extremo de los cantillos de $irena, jugando a: “a-ver-quién-dice-más-estupideces” para joder al sistema; principalmente aprovechando algunos hechos (que pudieran ser verídicos, pero seguro que no cotidianos ni tan exacerbados), con el simple objetivo de seguirle el retozo a nuestro inigualable vecino del norte brutal.
Por eso, es natural que muchos sientas esa combinación de lástima-repugnancia hacia esos fariseos que desean llevar el mismo cántico de refunfuño sobre “libertad de expresión” y “censura” que llevan también los soldaditos SINAneros… discursillos de puño y letra miamense… es gracioso, en gran medida, leer esos comentarios donde pululan el mismo veneno, ofenden y mienten... y encima de todo con gigantesco descaro reclaman: ¡Dónde está mi comentario!, ¡Me lo han censurado y desaparecido de la entrada!, ¡Me han censurado mi “honesto y sincero” comentario, ¡Esto no es de revolucionarios!… Y de contra quieren que uno se trague que sí es de “revolucionario" el que ellos tengan el mismísimo lenguaje de los monopolios mediáticos y de la SINA… ¡Vaya fardo de farsantes!
Por eso no creo en los debates “sinceros” de estos personajes. Estos furibundos deben tener presente que ya sabemos que son creados desde “donde ya tú sabes” y huelen a dólares baratos. Son tan insípidos de pensamientos que se creen que nos cunde la ignorancia como para no saber de qué van.
El truquillo ya se conoce por las experiencias vividas en tantos otros lugares de Latinoamérica y Europa. Para rememorar, la división que se logró en la ex Yugoslavia y toda la que se desea lograr en Bolivia, Venezuela, Ecuador, Nicaragua con la acción de la USAID, la NED, el IRI y el NDI… y por supuesto en Cuba (con los “periodistas independientes” procreados desde la SINA), es lo mismo de lo mismo.
Aplaudo a estos blogs cubanos (como el caso de BlogazoxCuba) que abren una puerta al intercambio, a la posibilidad de dialogar… aunque aún no he encontrado diálogo por parte de los SINAneros, sino la retórica de Eisenhower, el moderado Kennedy, Nixón, el tolerante Carter, el agresivo Reagan, el domesticado Clinton, el guerrerista Bush y el falso Nobel Obama; así como de José Basulto, Más Canosa, Ileana Ros L, los Díaz Balart, Robert Menéndez, de RPF, Freedom House, y los últimos de la cola, Yoani Sánchez, Guillermo Fariñas, Berta Soler, Elizardo Sánchez y todos los copiones que le siguen y mantienen el mismo marabú mental de la entrada que le sigue a este blog.
Si realmente estos personajes desean autotitularse de sinceros, aprendan a hablar por sí mismos y dejen la muela bizca de la SINA a un lado. La puerta de diálogo diáfano se ha abierto por blogs cubanos.
A Cuba no hay que defenderla de la Revolución, sino de los proyanquis, del imperialismo norteamericano y sus lacayos, quienes son los verdaderos enemigos del pueblo cubano, las conquistas del proceso socialista y de la independencia que se logró en 1959.

Mensaje enviado por René González Sehwerert a BlogazoxCuba

René González Sehwerert
Tomado de BlogazoxCuba: http://blogazoxcuba.wordpress.com/2012/04/27/queridos-participantes-en-el-encuentro-de-blogueros-cubanos-en-revolucin/

Queridos participantes en el Encuentro de blogueros cubanos en Revolución:

Ante todo un fraternal saludo a nombre de los Cinco, y nuestros mejores deseos de que este evento sea un éxito y punto de partida para nuevos avances en sus propósitos.

Esta convocatoria se realiza en condiciones extraordinarias. Nuestra pequeña isla, al tiempo que se le escamotea el derecho de conectarse a la red de fibra óptica que le serviría para integrarse plenamente a las nuevas tecnologías de las comunicaciones; es objeto de perversos esquemas que tratan de potenciar una comunidad de blogueros a imagen y semejanza de quienes nos agreden; complemento perfecto a las manipulaciones y mentiras a que se somete al mundo por parte de las corporaciones mediáticas, al servicio de la nueva reconquista que instrumenta el capital en su versión particular del proceso globalizador que vivimos.

Las víctimas directas de este esquema son los millones de seres humanos a quienes se les engaña alrededor del planeta, para que llegado el momento acepten sin resistencia la solución militar que de darse las condiciones, como nos enseña la historia de los últimos años, se nos aplicaría para traernos la “democracia”, la “modernidad” y la “civilización”; entendidos como la reapropiación por el capital de la cuota de plusvalía cubana perdida con la revolución. La víctima ultima sería la patria, nuestros hijos, el futuro que queremos construir con todos y para el bien de todos.

Como bien se dice, las nuevas tecnologías pueden convertirse en un instrumento revolucionario, pero primero necesitan rescatarse, y quienes tenemos el potencial de hacer revolución hemos de descubrir sus capacidades y aprender a utilizarlas. El machete fue el instrumento con que el amo sacaba al esclavo el producto de su trabajo hasta que los patriotas aprendieron a usarlo como arma redentora, cargaron con él contra los cuadros españoles y aprendieron con la experiencia confiar en su filo para liberarse.

Hoy por hoy, las tecnologías de las comunicaciones están preferentemente en manos de los sectores privilegiados de la población humana. A través de ellas circula el discurso hegemónico del capital, que se reproduce como eco de lo que difunde una prensa comprada, engañosa y sin escrúpulos. El mismo capital cuyas relaciones de producción nos imponen una realidad que escapa a nuestra voluntad nos impone la manera en que la interpretamos, y nos provee en las nuevas tecnologías de la ilusión de que somos entes que libremente decidimos qué discurso incorporamos al utilizarlas. Si hiciera falta una muestra bastaría con las falsedades que a propósito de la reciente visita del Papa se propagaron alrededor del mundo. Cuantos millones de personas habrán sido nuevamente engañados, y estarán ahora replicando ese virus en las redes sociales.

Es un reto que se las trae, pero la única alternativa es enfrentarlo. El peor error sería aislarnos. Ante la repetición de la mentira no hay otra opción que no sea repetir la verdad y hacerlo de manera efectiva, con imaginación, desde varios ángulos, analizando el discurso del adversario, profundizando en la esencia de los fenómenos y argumentando siempre de manera honesta. Si bien es cierto que la reacción encuentra ventaja en la ignorancia y en la falta de escrúpulos, también lo es que nosotros no arrastramos las mezquindades que coartan el análisis honesto y a profundidad de los problemas. El egoísmo que lastra a los reaccionarios y limita su apreciación de la realidad a lo que cree conveniente para sí es su peor enemigo. La honestidad que fluye del análisis desinteresado es nuestra mejor arma.

Les deseamos todo el éxito que merece tal empeño. El aislamiento a que el imperio ha sometido a Cuba no puede ser eterno, y algún día la voz genuina de nuestro pueblo llenará los espacios que hoy están en subasta para los mercenarios, llevando al mundo la riqueza de nuestra diversidad y el espíritu generoso de la sociedad cubana. En medio de las dificultades de hoy, ustedes están abriéndose paso a ese futuro que les pertenece.

Un abrazo multiplicado por cinco.

La "disidencia" antiimperialista cubana dialogando en un BlogazoxCuba

Entre ayer y hoy, 27 y 28 de abril de 2012, se realizó en Matazas, provincia de Cuba, un certamen de inigualable valor para el debate limpio y certero de confirmación revolucionaria. Un Congreso de blogueros cubanos convocados por el blog La Joven Cuba, para debatir, discutir, conscientizar y reafirmar las reales posibilidades que se tienen en Cuba para desarrollar, con el uso tecnológico y las herramientas informáticas apropiadas, la participación popular en los temas principales de interés al pueblo cubano y desarrollo del proceso socialista (dentro de las posibilidades económicas del país, amén del bloqueo imperialista).

La participación de blogueros cubanos, que independientemente que algunos oportunistas deseen tacharlos de "oficialistas" para hacerle el juego al enemigo, son compañeros que ponen de todo corazón su grano de arena para exponer las verdades de Cuba, afrontando con pericia los diferentes obstáculos existentes en la isla para acceder a Internet; verdades que omiten o tergiversan los monopolios mediáticos, los centros mafiosos anticubanos de Miami y los caza-premio$-en-la-SINA.

La Joven Cuba, cumpliendo los objetivos del certamen, fue actualizando al mundo de los acontecimientos en el blog BlogazoxCuba.

Finalizando el evento, los participantes dieron las conclusiones:

Declaración Final del “Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución”.

Matanzas, 27 y 28 de abril de 2012.
Con la participación de más de 60 blogueros en representación de todas las provincias del país, durante los días 27 y 28 de abril de 2012 se celebró en la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos” el Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución.
Durante dos intensas jornadas se cumplieron los objetivos principales del encuentro: compartir experiencias sobre el uso de los blogs en la era de la Web 2.0 y crear mecanismos horizontales de coordinación entre los distintos proyectos blogueros del país.
Con un espíritu de integración basado siempre en el respeto a las diferencias e individualidades de cada participante, logramos complementarnos sin caer en facilismos, dogmas o esquemas preconcebidos. Conseguimos así un marco de socialización que nos permitió salir de la ambigüedad y el anonimato que propicia Internet y coordinar estrategias de trabajo que articulen nuestros proyectos ante los desafíos que tenemos los blogueros cubanos. Nuestra mayor fortaleza es nuestra diversidad de miradas e intereses; somos un país.
En este sentido, los participantes reunidos en el encuentro y caracterizados por su diversidad y juventud -un promedio de 34 años de edad- consideraron necesario declarar que:
1. Los blogueros cubanos nos identificamos con una tradición de pensamiento revolucionario, forjada en la lucha de jóvenes como Mella, Villena, Guiteras y el Che, entre otros.
2. Los mecanismos de participación que hemos logrado, servirán para –desde nuestras individualidades, intereses particulares y visión crítica– defender y perfeccionar el socialismo cubano.
3. Respetamos y promovemos el pensamiento crítico, necesario y útil para preservar nuestra condición de revolucionarios, con la premisa de que no es posible ser revolucionario fuera de la Revolución.
4. Apostamos por el respeto a la diferencia y por el debate franco; la verdad siempre es revolucionaria.
5. Exigimos la liberación y el regreso a la Patria de los Cinco Héroes, presos injustamente en cárceles de los Estados Unidos. Nos comprometemos a divulgar –con la mayor frescura y originalidad posible–, los elementos del caso, y a propiciar que su verdad llegue a los pueblos del mundo, y con mayor énfasis al norteamericano. Cada uno de nosotros podríamos ser uno de los Cinco, la lucha por ellos es la lucha por nosotros mismos.
6. Hemos creado una lista de discusión (email) que enlace a los participantes del encuentro y al resto de los blogueros cubanos en Revolución que por diversas razones no pudieron asistir, para lograr un nivel de integración y coordinación mayor que el actual, que nos permita funcionar organizadamente, sin crear dependencias innecesarias. El listado de los integrantes se les enviará por correo electrónico. (blogazoxcuba@gmail.com)
7. Hemos articulado un blog que sirva de “autopista bloguera” donde confluyan los titulares compartidos en las bitácoras de los participantes del encuentro y otros que deseen ingresar (mediante los canales RSS), para de esta forma brindar un panorama en tiempo real de los contenidos compartidos por los blogueros cubanos en la web. Su expresión en la web es el blog blogazoxcuba.wordpress.com
8. Apoyamos la celebración sistemática de otros encuentros de blogueros cubanos y la potenciación de contactos con twiteros y otras comunidades de Web 2.0
9. En correspondencia con las posibilidades tecnológicas reales del país compartimos la paulatina incorporación de universitarios y jóvenes a la blogosfera cubana de forma genuina y natural.
10. Condenamos el bloqueo del gobierno norteamericano, que condiciona las dificultades de conectividad y el acceso a la tecnología de las infocomunicaciones a la Isla.
11. Solicitamos a los Organismos de la Administración Central del Estado, que reformulen las disposiciones en uso que limitan la conectividad y el acceso a la web de la Instituciones del país, en aras de una mayor presencia de los cubanos en el ciberespacio.
12. Ratificamos el concepto del insigne martiano cubano, Cintio Vitier: somos y seremos “un parlamento en una trinchera”.

jueves, 26 de abril de 2012

Sobre la historia y la leyenda de los médicos cubanos en Miami.

Fotos de diversas fuentes.

Texto tomado de Martianos: http://martianos.ning.com/profiles/blogs/sobre-la-historia-y-la-leyenda-de-los-m-dicos-cubanos-en-miami . También se puede leer en: Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad


Por Edmundo García.
 
El pasado sábado 21 de abril el Primer Vicepresidente cubano José Ramón Machado Ventura reconoció el trabajo de los médicos graduados en Cuba hace cincuenta años en circunstancias muy especiales; se trata de los llamados “Alumnos del Centenario” o “Médicos de la Revolución”, que el 21 de abril de 1962 empezaron a cubrir las necesidades de la salud en un país en que quedaban pocos galenos. Respecto al número de médicos con que contó la revolución en un inicio, el propio Comandante en Jefe Fidel Castro dijo en un discurso en Santiago de Cuba el 27 de julio de 1983: “Nosotros teníamos 6 000 médicos al triunfo de la Revolución, se fueron 3 000. Con los 3 000 que nos quedaron y con los que hemos formado hemos logrado estos resultados”. La política de sistemático robo de profesionales de la medicina a Cuba había comenzado con el mismo triunfo revolucionario y se mantiene hasta nuestros días, donde ha adquirido hasta una engañosa apariencia “legal”. Como recordó el Viceministro de Salud Pública de Cuba Dr. Luis Estruch en el mismo encuentro, unos 400 médicos de aquella promoción de 1962 permanecieron en Cuba todos estos años ejerciendo su profesión con honestidad, alto nivel científico y convirtiéndose ellos mismos, a través de la docencia, en formadores de otros médicos.

El deseo de reinstaurar el régimen derrotado condujo a un hostigamiento general que también abarcó el terreno médico, no dejando otra alternativa a la revolución que defenderse en dicha esfera, por lo que en los meses de septiembre y octubre de 1960 se produjeron nacionalizaciones de laboratorios farmacéuticos norteamericanos en Cuba y las mayores “boticas”, lo que provocó una intensificación de las restricciones del intercambio médico con la naciente revolución. El gobierno empezó a desarrollar entonces en el marco del naciente estado la producción de medicamentos y la formación de profesionales. Instituciones no directamente vinculadas con este tipo de servicio tuvieron que asumir tareas en este campo, como sucedió con el Instituto Nacional de la Reforma Agraria, el Ministerio de Industrias, el Ministerio de Comercio Interior y el Ministerio de Comercio Exterior, que creó por entonces la empresa MEDICUBA. Estamos hablando de una época muy temprana; tan temprana como agosto de 1961, cuando se promulga la Ley No. 959 que nombra al Ministerio de Salud Pública como rector del sistema médico cubano. Esa es la historia, o parte de ella, que muestra que la socialización de la medicina cubana no obedeció a un deseo infundado de centralizar sino a unas necesidades muy concretas donde lo social y lo político tuvieron un peso importante. Se sabe hoy, a través de documentos desclasificados, que el Consejo de Seguridad Nacional del Presidente Kennedy le aconsejó ahogar a Cuba por hambre, necesidades y enfermedades que llevaran a un malestar que justificara acciones mayores, lo que incluía planes para el deterioro de sus servicios de salud.

A pesar de la juventud de la revolución y de todas las dificultades por las que atravesaba, en esa primera etapa se sitúan también los primeros gestos solidarios con otros países más necesitados o aquejados por una emergencia. En 1960 Cuba envió colaboración médica a Chile cuando le afectó un devastador terremoto, ayuda que luego repitió en 1971 ante catástrofe similar; además a Honduras y Nicaragua cuando padecieron severos ciclones. Desde principios de los años 60 Cuba llevó servicios médicos a Argelia, Mali, Congo, Guinea y Vietnam. Y de esa época temprana datan también los intentos de intereses políticos por calumniar y malograr la labor humanitaria cubana. Cuba fue por demás el primer país que tras los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 brindó a Estados Unidos ayuda médica, y que tras el paso del huracán Katrina ofreció el envío de brigadas de ayuda, plasma y hospitales de campaña a la zona de desastre; que Estados Unidos rechazó. Es una larga historia que conecta con las actuales calumnias propagandísticas contra las misiones médicas cubanas; uno de cuyos más bochornosos capítulos se refiere a la constante incitación a los galenos cubanos para que deserten de sus tareas en los más de 77 países donde trabajan 37 mil profesionales de la salud, facilitándoles material y legalmente la fuga, y nublando su juicio con falsas leyendas sobre el mundo idílico que les esperaría en una suerte de “grandes ligas” de la medicina norteamericana. La misma prensa manipulada y manipuladora de siempre, se presta para divulgar estos planes.

El 16 de enero del 2011 Joel Millman publicó un artículo en el periódico “The Wall Street Journal” donde revela la facilidad con que un médico cubano que colabora en el exterior puede solicitar la ayuda de una Embajada norteamericana para desertar de su misión. No importa los pacientes que deje de atender aún en medio de un tratamiento, ni la sobrecarga de su equipo por las tareas abandonadas. Cuenta el periodista Joel Millman el caso de un médico desertor que le bastó con entrar a un café internet en Gambia, llamar a la Embajada de EE.UU. en ese país y simplemente decir: “Soy un doctor cubano que quiere ir a Estados Unidos. ¿Cuándo nos podemos ver?” Al instante, por tratarse de un médico cubano, le indicaron que fuera a un mercado concurrido de la ciudad y que se acercara a una rubia vestida de verde, que sería en verdad una funcionaria del consulado de los EE.UU. El encuentro de la historia se produjo en septiembre de 2008 y el médico en cuestión llegó a Miami posteriormente con estatus legal de refugiado y posibilidades de obtener la ciudadanía. A partir de este caso “The Wall Street Journal” comenta (sin ser lo debidamente crítico) las facilidades creadas para la deserción de médicos cubanos desde 2006, estimulados por un programa llamado Cuban Medical Professional Parole Program (CMPP), que en el peor espíritu de la guerra fría trata de sabotear el trabajo solidario de un país como Cuba, al que el ala derechista de la política norteamericana considera su enemigo. Dicho programa fue concebido por el ex Coronel del Ejército de Estados Unidos de origen cubanoamericano Emilio González, quien como miembro del Consejo de Seguridad persuadió al entonces Presidente George W. Bush de que afectando los programas de ayuda médica cubana se contrarrestaba la influencia política de la isla. Si González llama “influencia política” al desarrollo de programas contra el cólera, contra la desnutrición, contra la malaria y contra el SIDA, entonces ciertamente debería alentarse el avance de dicha “influencia” con excelentes trabajos como los realizados por Cuba en Haití, que han merecido más de un elogio a nivel internacional. Emilio González está vinculado a los sectores más extremistas de la política cubanoamericana de Miami, y se ha paseado por la televisión de esta ciudad reivindicando ser el autor del referido Cuban Medical Professional Parole Program (CMPP), que además de los médicos también facilita la deserción de paramédicos, terapistas, personal de enfermería, entrenadores físicos, dentistas y técnicos de laboratorio; junto a sus familiares.

Entre los grandes cómplices de este programa, lo repito, está la prensa, que con sus historias de médicos triunfadores, millonarios, hipotéticamente empleados en los grandes quirófanos de Chicago y Long Island, convidan a los galenos a que abandonen la misión. Y son cómplices también algunos de estos mismos médicos que, una vez llegados a los Estados Unidos, se dedican a contactar a sus colegas para que sigan su camino. Un ejemplo de esto es el bochornoso programa “Barrio Afuera”, que trata de atentar contra el programa de colaboración “Barrio Adentro” proponiendo en internet información para la deserción. Por supuesto, cuando esta se produce, la ayuda de los incitadores brilla por ausencia.

Los intereses que se mueven detrás de esta campaña contra las misiones médicas cubanas en el exterior son tan grandes, que quiero confesarle a los lectores que una de las dificultades más grandes que ha tenido escribir un artículo como este se refiere al temor mostrado y declarado por los entrevistados. Además de pedir el anonimato, algunos incluso llegaron a solicitar posteriormente que no se utilizara la información brindada, porque alguien podría inferir a través del contenido la identidad de la persona que testimoniaba. Es decepcionante comprobar cómo algunos viven llenos de miedo en una tierra que se les prometió precisamente como de libertad. Por ejemplo, un neurocirujano que hoy en día trabaja como sereno en un condominio de Miami, que cuenta con 53 años y tiene pocas posibilidades de hacer una residencia por la dura discriminación que existe por índices de edad, se arrepintió de testimoniar en el mismo momento de la entrevista, por temor y por la vergüenza de confesar su sentido de fracaso profesional.

Otro médico envió un correo con fecha del 23 de marzo a la dirección del programa “La tarde se mueve” dejando saber los problemas que le traería hacer declaraciones acerca de la difícil situación de muchos galenos cubanos llegados a los Estados Unidos. Entre otras cosas dice (cito textualmente): “… decidí no poder ayudarte en ese tema por ahora motivado a que estoy haciendo gestiones para poder entrar a un hospital a una residencia… sería dañar mi relación, no sería saludable para poder lograr mi objetivo”. Entre los testimonios que me permito usar se encuentra el de otro médico cubano residente en Miami que tras pensar en la suerte de algunos colegas dijo: “… es una realidad que de 100 médicos solo 10 sacan los board y de esos solo 3 o 5 llegan a terminar la residencia y ejercer; es cierto esto”. Luego comentó: “mi memoria recuerda 59 médicos en los últimos 20 años que han llegado a USA, médicos que hicieron la residencia en el Hospital Hermanos Ameijeiras en Cuba y todo y aquí llenando bolsitas en un Sedano’s o sacando sangre… otros compran títulos de enfermeros y andan con una piedra en un zapato siempre con aquello de que nunca pudieron ejercer y ven los errores de los médicos pero no pueden decir nada pues son simples enfermeros”. También salió el tema de los fraudes, en el que alguien comentó: “otros robándole a los seguros en las famosas agencias de home health”. Se habla además del tipo de práctica mecánica, con poco margen para la creatividad médica: “te sacan el jugo, son muchas horas de trabajo y nada de docencia, lo de la mayoría de los hospitales es trabajar como un mulo para producirles billetes”.

Existen cirujanos de primera atendiendo teléfonos y llenando planillas y sin perspectivas reales en el plano científico. Destinos torcidos que, casi siempre, resultan menos amables de como los pintaron. Demasiados talentos desperdiciados por falsas promesas que no toman en cuenta los enormes recursos que un estado pequeño como el cubano empleó en formarles. Un hecho que al final de la jornada, si descontamos a algunos desagradecidos, todos acaban por reconocer cuando verifican el alto nivel de la medicina que aprendieron en las Universidades y Hospitales de Cuba.

*Edmundo García periodista cubano residente en EE.UU., conductor del programa "La Noche se Mueve".





Mientras exista capitalismo el Primero de Mayo se repetirá.


Por María Socarrás Hernández.

Han transcurrido 126 años desde aquel Primero de Mayo, cuando se desató la huelga de costa a costa en los Estados Unidos y unos 340 mil trabajadores salieron a las calles a reclamar sus derechos por una jornada laboral de ocho horas.

Fueron cuatro días de intensas protestas que concluyeron en Chicago con la salvaje represión de la policía contra los indefensos huelguistas y una masacre en la plaza de Haymarket. Luego juzgaron a un grupo de trabajadores, que en un amañado juicio, caracterizado por las violaciones procesales de forma y de fondo, fueron condenados a la horca cinco de ellos, conocidos como los “Mártires de Chicago”.

Pero, ¿qué obtuvieron los trabajadores en el transcurso de los años? En más de una centuria y gracias a la organización y fortalecimiento del movimiento obrero mundial en defensa de los derechos laborales, se lograron tres aspectos fundamentales: respeto, retribución y amparo social, concedidos por los grandes monopolios sólo porque para producir mayores riquezas era necesario crearles un ambiente de mejoras materiales a quienes beneficiarían a las minorías.

La explotación no fue ni es de látigo, sino con la apariencia de un paraíso que materializó el “Estado de bienestar” y otras formas menos sofisticadas.

El propio neoliberalismo, con su desmedida ambición y proyectos de dominio mundial devora sus entrañas y destruye el sistema que se ha convertido, en un verdadero infierno para los trabajadores de los Estados Unidos, de Europa y de otros lugares, con una crisis financiera que arrastra al desempleo total.

A lo anterior se añade la debilitación del amparo social a niveles de total desesperación para millones de trabajadores y de jubilados, pero también a los antiguos beneficios de carácter social con la privatización de la educación y el encarecimiento de los servicios de salud.

No se puede pensar, entonces, que el MAYO de 1886 ha desaparecido, porque mientras exista el capitalismo, ahora con la cara del neoliberalismo y en el futuro, quizás, con un nuevo ropaje, los trabajadores continuarán sufriendo sus consecuencias y tendrán que proseguir las lucha de aquellos otros hombres que en las postrimería del siglo XIX se levantaron en huelga contra sus explotadores. Cómo ellos también tendrán que enfrentar las inhumanas represalias de una policía.

Por eso miles de trabajadores y estudiantes estadounidenses, desempleados e inmigrantes de más de 115 ciudades de los EE.UU. participarán en la huelga nacional convocada para este 1ero. de Mayo, para expresar su inconformidad con la injusticia económica y social que sufre la población en medio de la más brutal corrupción.

Este movimiento busca no sólo paralizar al país ese día, que por demás, no es motivo de fiesta como en otras naciones, sino convocar a otras ciudades del mundo a unirse a la huelga.

Este Primero de Mayo también entrará a la historia porque encontrará que los estragos del capitalismo aumentaron; que se extienden por toda Europa y otras partes del globo para sumir al mundo en interrogantes que tal vez no tengan respuestas o sean, si se encuentran, demasiado peligrosas.

lunes, 23 de abril de 2012

Asociaciones de cubanos radicados en el Estado Español ratifican su apoyo a la Revolución.

La prensa al servicio del imperialismo o los monopolios mediáticos doblegados a la política hostil del gobierno norteamericano hacia Cuba, siempre le dan de piruetas al tema migratorio cubano para enfocarlo como que de la Isla se “huye”, exponiendo además un inexistente conflicto entre el gobierno revolucionario y las comunidades de cubanos residentes en el exterior.

Con interés manipulativo hacen una falsa analogía entre las comunidades de cubanos residentes en todo el mundo con el minúsculo grupúsculo mafioso y terrorista que radica dentro de la comunidad que radica en Miami (que de hecho, no toda se manifiesta de igual forma).

Primero, estos medios omiten la verdadera historia de la migración cubana y los cambios que la misma ha sufrido en sus motivos; los cuales en alto grado, hoy en día, no tienen que ver con lo político o lo ideológico; incluyo además, lo económico en muchos casos.

Sin embargo, estos medios silencian la celebración de los Encuentros de Cubanos Residentes en diferentes países, como los encuentros que se celebran en Europa (ECRE), que ya se han celebrado seis eventos. Cubanos que en sus certámenes se sientan para discutir, debatir y conformar estrategias de como defender a su país natal y al sistema socialista que el propio pueblo ha decidido y sigue decidiendo construir y desarrollar.

En Madrid, el pasado sábado 21 de abril de 2012, quedó fundada oficialmente la Federación de Asociaciones de Cubanos Residentes en España José Martí (FACRE), donde se ratificó el apoyo incondicional, de las Asociaciones que la forman, al proceso revolucionario socialista, a los dirigentes de la Revolución, en condena al genocida bloqueo imperialista contra la Isla y en demanda a la inmediata liberación de los cinco cubanos prisioneros injustamente en cárceles estadounidenses, quienes solamente penetraron las organizaciones terroristas ancladas en EUA y que llevan maniobras vandálicas y agresivas contra Cuba y su pueblo.

Estuvieron presentes cerca de 200 cubanos pertenecientes a Asociaciones de Valencia, Extremadura, Madrid, Barcelona, Bilbao, Andalucía y otras. También participaron El embajador de la República de Cuba en el Estado Español, Alejandro González, a quien se le dio la palabra para que ofreciera un enfoque actual e las relaciones de ambos países y expresó, también, la gran importancia que representa la unión de los cubanos buenos en el exterior para defender las conquistas, independencia y soberanía de Cuba.

En este encuentro se ratificó por los participantes el fracaso que hoy se vivencia de la tan cacareada “democracia multipartidista” que se practica en el capitalismo. Una “democracia” que alza olas de “indignados” contra este sistema, que conlleva sólo a la crisis económica y al despojo de los derechos a los pueblos, que utiliza el consumismo como ente de enajenación; la “democracia” que cercena la educación, la cultura, la ciencia, el servicio de la sanidad pública y los servicios sociales, entre otros.

Esta democracia representativa es la que desean instaurar en Cuba el imperialismo y sus lacayos pro-anexionistas de la contrarrevolución interna y externa (mercenarios asalariados). Esta democracia del capital intenta denigrar los logros alcanzados por la Revolución cubana bajo la dirección política del Partido Comunista de Cuba, y en ocasiones se esconden en un rejuego verbal que tergiversa las ideas verdaderas del apóstol de la Revolución cuando formó un partido para hacer la guerra necesaria; sin embargo, como bien explicó Alejandro González en sus palabras: “José Martí creó un partido para lograr la independencia de Cuba, hoy la Revolución tiene un solo Partido para defender la independencia adquirida en 1959”.

Por todas las verdades que nos asisten para defender Cuba, por toda la humanidad que se desprende de las obras de la Revolución, por los principios éticos y convicciones de lucha enraizados por tanto patriotismo heredados de nuestros próceres, la expresión más cabal que se planteó en este I Encuentro de la FACRE fue expresada por Lázaro Orama, invitado como cubano y miembro de cubainformación.tv: “Tengamos claro que sin socialismo en Cuba, no tendremos Patria”.

Hoy como ayer, mentiras en la radio.

Tomado de la Pupila Insomne:
Por Omar Pérez Salomón

El periódico norteamericano Daily World publicó hace algunos años un artículo titulado “Mentiras”, con una anécdota que muestra las falsedades que desde el mismo triunfo de la Revolución cubana difunden las radioemisoras contrarrevolucionarias al servicio del imperialismo norteamericano. En él, su autor, Edward Boorstein, relata:

“Cuando yo viví en Cuba en los primeros años de la revolución, me sucedió enfrentarme con un sorprendente ejemplo de cuánto miente el ‘establishment’ norteamericano. Fue en 1961, durante la invasión de Bahía de Cochinos. Fui a casa a comer. Mis dos hijos y mi esposa escuchaban atentamente las noticias por radio. Girando el botón de la sintonía, dimos con ‘Swan Island’, radioemisora caribeña controlada por Estados Unidos.

El locutor sin referencia alguna a la Associated Press (AP), o a la United Press International (UPI), afirmó: ‘Los luchadores por la libertad atacaron el hotel Hilton (actual Habana Libre) durante la noche pasada y lo incendiaron. El hotel ardió toda la noche y ahora es un montón de ruinas humeantes’. Nuestra habitación, por una de sus ventanas permite ver precisamente dicho hotel. No había terminado el locutor de dar la noticia, mi familia y yo, sin hablar, miramos por la ventana. Por supuesto, el hotel estaba en su sitio como si nada hubiera ocurrido. Todos estallamos en carcajadas.”

Pero esta no fue la única falsedad que se transmitió por la frecuencia de Radio Swan en los días de la batalla de Playa Girón. Durante el desembarco de la Brigada de asalto 2506, transmitió información para ofrecer apoyo táctico a los mercenarios y al monitorearla por las estaciones de radio de América Latina y el Caribe y por las agencias de noticias internacionales, creó estados de opinión en torno a los acontecimientos que estaban sucediendo, conformando una visión enteramente tergiversada de los hechos.

Al producirse la invasión a territorio nacional, Radio Swan reportó: “Los invasores están avanzando continuamente en todos los frentes… A través de Cuba, la gente se está uniendo a los invasores, junto con los rebeldes de la clandestinidad;… las fuerzas de Castro se rinden en masa”. Como todos conocen, el mundo fue testigo del fracaso de la invasión en menos de 72 horas, que representó la primera derrota del imperialismo norteamericano en América Latina.

A 51 años de aquel acontecimiento, la mal llamada Radio Martí, creada por el gobierno de EE.UU. en 1985, cumple el mismo rol que su antecesora Radio Swan.

Precisamente hoy, 19 de abril, reporta la actividad realizada por la Brigada 2506 en Miami, para recordar a los caídos de esta fuerza mercenaria en los acontecimientos de Playa Girón; pero en ningún momento se habla de los niños, mujeres y ancianos cubanos asesinados por la metralla invasora. Otra noticia con el título de, “Jugoso negocio para La Habana el alquiler de cubanos”, toma como fuente las declaraciones del contrarrevolucionario cubano Arnaldo Ramos Lauzurique, tergiversando el espíritu internacionalista de la colaboración médica cubana en el exterior.

Para ponerle la tapa al pomo, no podía faltar la convocatoria a un concurso denominado, “Cómo romper el monopolio estatal de la información en Cuba”, con el objetivo de generar ideas sobre el modo de diseminar lo que ellos consideran información -del estilo de lo que antes hizo Radio Swan- dentro de la sociedad cubana, con premios por un monto de 650 dólares. Otro show que financian los contribuyentes norteamericanos y que no tiene ninguna repercusión en Cuba, pese a mentiras y manipulaciones, porque RM no se escucha en la mayor de las Antillas y solo sirve para repartir dinero en Cuba y en Miami a los mercenarios de ayer y hoy.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...