Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 27 de febrero de 2015

Estudiantes toman calles del Estado español contra reformas privatizadoras y excluyentes

El sindicato consideró la movilización como la más grande en 20 años.
Tomado de LibreRed

La comunidad estudiantil del Estado español alzó su voz contra el Gobierno con dos jornadas de huelga que culminaron este jueves con manifestaciones en varias ciudades.

Esta nueva ola de movilizaciones se producen como respuesta a la nueva normativa aprobada por el Estado, que permite acortar la duración de las carreras a tres años y amplia a dos los másters, lo que constituye un paso más hacia el lucro privado y la privatización de la educación pública.

La convocatoria fue realizada por el Sindicato de Estudiantes quienes hicieron el llamado a la huelga del alumnado para defender la universidad pública y que ha sido acatada en alumnos de secundaria, bachillerato y universidades.

El gobierno español aprobó el pasado 30 de enero la normativa que es conocida como el decreto 3+2 el cual consiste en estudiar el pregrado en un periodo de tres años (en vez de cuatro) y el máster en dos (en vez de uno). Esto supone que aquellos estudiantes que dispongan de mayor poder adquisitivo podrán formarse y especializarse, mientras que el alumno con menos recursos se quedará con una titulación menor.

Para el momento del anunció, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría dijo que “Con esta medida se adecúa el espacio superior de educación al espacio europeo”.

Pero la norma no es aceptada por la mayoría de los estudiantes quienes han demostrado el rechazo al decreto en los dos días de huelga que ha sido considerada por el sindicato estudiantil como la mayor movilización en los últimos 20 años.

A juicio de los convocantes, la medida devaluara los grados universitarios, supondrá la expulsión de las aulas de miles de estudiantes de familias obreras que no podrán pagar las tasas. “El precio de un año de máster es el doble que el de un año de grado en las universidades públicas”, destacó la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García.

LibreRed/Telesur

La agresión de Washington contra Venezuela no es ficción

Eva-Golinger-6
Tomado de ContraInjerencia
Por Eva Golinger.

Recientemente, varios portavoces del gobierno de Barack Obama han declarado con firmeza que el gobierno de Estados Unidos no está interviniendo en los asuntos internos de Venezuela. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo el 19 de febrero 2015, “Las acusaciones hechas por el gobierno de Venezuela de que Estados Unidos está involucrado en la conspiración golpista y la desestabilización son infundadas y falsas”. Psaki luego reiteró una declaración extrañamente errónea que había hecho durante una conferencia de prensa justo un día antes: “Estados Unidos no apoya las transiciones políticas por medios no constitucionales”.
 
Cualquier persona con un conocimiento mínimo de América Latina y de historia mundial sabe que lo dicho por Psaki es falso. El gobierno estadounidense ha apoyado, alentado y promovido golpes de estado en América Latina y en todo el mundo durante más de un siglo. Algunos de los más notorios que han sido reconocidos abiertamente por expresidentes de Estados Unidos y funcionarios de alto nivel incluyen golpes de estado contra Mohammed Mossadegh en Irán en 1953, Jacobo Arbenz en Guatemala en 1954, Patrice Lumumba en el Congo en 1960, Joao Goulart de Brasil en 1964 y Salvador Allende en Chile en 1973. Más recientemente, en el siglo XXI, el gobierno de Estados Unidos apoyó abiertamente los golpes de Estado contra el presidente Hugo Chávez en Venezuela en 2002, Jean Bertrand Aristide de Haití en 2004 y José Manuel Zelaya de Honduras en 2009. Una amplia evidencia de la participación de la CIA y otros organismos de Estados Unidos en todos estos derrocamientos inconstitucionales de gobiernos elegidos democráticamente abunda. Lo que todos los líderes derrocados tenían en común era su falta de voluntad para someterse a los intereses estadounidenses.

A pesar de las falsas afirmaciones del gobierno de Estados Unidos, después de que Hugo Chávez fuera elegido presidente de Venezuela por una abrumadora mayoría en 1998, y posteriormente se negó a recibir órdenes de Washington, se convirtió en un objetivo rápido de la agresión estadounidense. Después del fracaso del golpe de Estado apoyado por Estados Unidos que derrocó brevemente a Chávez en 2002, y su posterior rescate por millones de venezolanos y fuerzas armadas leales, Estados Unidos aumentó la hostilidad hacia la nación rica en petróleo. Después del fallecimiento de Chávez en 2013, su sucesor electo democráticamente, Nicolás Maduro, se convirtió en víctima de los ataques del norte.

Lo que sigue es un breve resumen y una selección de más de una década de agresión de Estados Unidos hacia Venezuela que muestra claramente una guerra unilateral. Venezuela nunca ha amenazado o tomado ningún tipo de medidas para dañar a Estados Unidos o sus intereses. Sin embargo, Venezuela, tanto bajo Chávez y Maduro – dos presidentes que han ejercido la soberanía de Venezuela y el derecho a la auto determinación – ha sido víctima permanente de acciones continuas, hostiles y cada vez más agresivas de Washington.

2002-2004

Un golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez se llevó a cabo el 11 de abril de 2002. Documentos obtenidos bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA) en Estados Unidos evidencian un claro papel del gobierno estadounidense en el golpe de Estado, así como su apoyo financiero y político para aquellos venezolanos involucrados.

Los documentos evidencian también que altos funcionarios de Washington sostuvieron reuniones con Pedro Carmona, quien asumió el poder de manera ilegítima luego de derrocar al Presidente Chávez durante el golpe. La Embajada de Estados Unidos en Caracas calificó a Carmona como el “hombre correcto para el momento correcto en Venezuela”, en un documento redactado en diciembre 2001.

La National Endowment for Democracy (NED), agencia pública de Estados Unidos, canalizó más de 2 millones de dólares durante los 6 meses antes del golpe a los partidos políticos, organizaciones y grupos empresariales venezolanos  que estuvieron involucrados en el golpe de Estado.

Los agregados militares de Estados Unidos que trabajaban en Venezuela estuvieron en contacto directo con los militares venezolanos que participaron en el golpe de Estado.

Documentos ultrasecretos de la CIA obtenidos en mis investigaciones usando FOIA evidenciaron que la CIA tenía en sus manos los planes detallados del golpe de Estado desde el 6 de abril del 2002.

El embajador de Estados Unidos en Venezuela, Charles Shapiro, mantuvo contacto permanente con todos los participantes en el golpe, incluso con el dueño del principal canal de televisión, Venevisión, canal que transmitió las imágenes manipuladas para justificar el golpe. Shapiro sostuvo reuniones con los dueños de los medios privados en Venezuela durante el día del golpe de Estado.

Horas después de secuestrar al Presidente Chávez e imponer un estado dictatorial en Venezuela, el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer, leyó un comunicado del Presidente George W. Bush apoyando al nuevo gobierno de facto y responsabilizando al Presidente Chávez por los sucesos violentos del golpe.

La prensa estadounidense, incluso el New York Times, publicó editoriales aplaudiendo el golpe y apoyando al gobierno de facto. [1]

Después del fracaso del golpe de Estado de abril 2002, el gobierno estadounidense entregó un fondo especial multimillonario a los grupos involucrados en el golpe a través de la NED, en junio 2002.

Ese mismo mes, la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID), abrió una Oficina de Iniciativas hacia una Transición (OTI) en Caracas, subcontratando a un contratista privado, Development Alternatives Inc (DAI), para canalizar más de 10 millones de dólares a grupos de la oposición.

Meses después, la oposición venezolana lanzó un paro nacional que duró 64 días y afectó toda la cadena de producción del país y casi destruyó la industria petrolera. Causaron más de 20 mil millones de dólares en daños a la economía venezolana y docenas de personas inocentes murieron por falta de acceso a servicios y productos básicos.

En diciembre 2002, el Departamento de Estado llamó para “elecciones anticipadas” en Venezuela, a pesar de que este concepto no existía en la constitución venezolana.

El 27 de febrero del 2004, grupos extremistas de la oposición venezolana iniciaron violentas protestas de calle con el objetivo de derrocar al gobierno del Presidente Hugo Chávez. Las protestas duraron 4 días y causaron la muerte de varias personas, múltiples heridos y un caos y desorden general en Caracas y otros centros urbanos.

Los líderes de estas protestas las llamaron las “guarimbas”, y admitieron que habían recibido entrenamiento y asesoría del Instituto Alberto Einstein en Estados Unidos y sus fundadores, Gene Sharp y Roberto Helvey, un ex coronel del ejército de Estados Unidos. Sharp es el arquitecto de las llamadas “revoluciones de colores”, o golpes blandos, en el antiguo bloque soviético (Ucrania, Georgia, Kirguistán).

Referéndum revocatorio del 2004 : La NED y la USAID canalizaron cientos de miles de dólares a los organizadores del referéndum revocatorio en contra del Presidente Chávez, principalmente a través de la organización Súmate, liderada por la opositora María Corina Machado. Cuando perdieron el referéndum, acusaron al gobierno venezolano de haber cometido fraude y hasta la fecha no han retractado su postura, pero tampoco han presentado pruebas reales para fundamentar sus denuncias.

2005

Después de la victoria del Presidente Chávez en el referéndum revocatorio del 2004, el Gobierno de Estados Unidos endureció su postura hacia Venezuela y aumentó sus agresiones públicas contra el gobierno venezolano. Aquí hay una selección de algunas declaraciones de funcionarios estadounidenses sobre Venezuela:

Enero 2005: El Departamento de Estado lanza un ataque verbal contra Venezuela. “Hugo Chávez es una fuerza negativa en la región.” -Condoleezza Rice, Secretaria de Estado de Estados Unidos.

Marzo 2005: La CIA declara a Venezuela uno de los cinco principales “hot spots” del mundo. “Venezuela es uno de los países más inestables y peligrosos en América Latina.”  -Porter Goss, Director de la CIA.

El Pentágono declara a Venezuela como “amenaza”.  “Venezuela está comenzando una carrera armamentista peligrosa que amenaza la estabilidad regional.” -Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.

El Comando Sur enfatiza su preocupación sobre Venezuela. “Estoy preocupado por la influencia de Venezuela en el área de responsabilidad… El Comando Sur apoya la posición del comando conjunto de mantener contacto ‘militar a militar’ con los militares venezolanos… necesitamos un enfoque inter-agencia de amplia base para tratar a Venezuela.” -General Bantz Craddock, Comandante del Comando Sur.

Julio 2005: “Cuba y Venezuela están en una campaña de desestabilización en América Latina… No hay duda que el Presidente Chávez está financiando fuerzas radicales en Bolivia.” -Rogelio Pardo-Maurer, Subsecretario de Defensa Adjunto para el Hemisferio Occidental.

“Venezuela y Cuba están promoviendo el radicalismo en la región… Venezuela trata de subvertir los gobiernos democráticos en la región e impedir a CAFTA.” -Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.

Agosto 2005: Relacionan a Venezuela con el terrorismo. “El territorio venezolano es un área seguro para terroristas colombianos.” Tom Casey, vocero del Departamento de Estado.

Septiembre 2005: Relacionan a Venezuela con el narcotráfico. “El problema de trabajar con el Presidente Chávez es serio y continuo, como lo es en otras partes de la relación.” -John Walters, Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas.

Noviembre 2005: Acusan al gobierno de Venezuela de violar los derechos humanos. “El asalto a las instituciones democráticos en Venezuela continúa y el sistema se encuentra en grave peligro.” -Thomas Shannon, Subsecretario de Estado.

2006

Febrero 2006: El Jefe de Inteligencia de Estados Unidos declara al Presidente Chávez “una amenaza”. “El Presidente Chávez sigue utilizando su control para reprimir la oposición, reducir la libertad de prensa y restringir la democracia… es una amenaza.” -John Negroponte, Director Nacional de Inteligencia.

El Pentágono compara al Presidente Chávez con Hilter. “Tenemos a Chávez en Venezuela con mucho dinero procedente del petróleo. Es una persona que ha sido elegido legalmente, al igual que Adolfo Hitler…” – Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.

Marzo 2006: “En Venezuela, un demagogo repleto de dinero proveniente del petróleo está socavando la democracia e intentando desestabilizar la región.” –Presidente George W. Bush.

Intentan vincular a Venezuela con el Terrorismo

Junio 2006: “La cooperación de Venezuela en la campaña internacional contra el terrorismo siguió siendo insignificante…No está claro hasta qué punto el gobierno de Venezuela ofreció apoyo material a los terroristas colombianos.” -Informe Anual sobre Terrorismo, Departamento de Estado.

Estados Unidos imponen sanciones contra Venezuela por “no colaborar suficientemente en la lucha contra el terrorismo” y prohíben la venta de armamento y equipos militares a Venezuela. (Nota: Esta sanción ha sido renovado por el Gobierno de Estados Unidos cada año hasta la fecha).

Julio 2006: “Venezuela, bajo el presidente Hugo Chávez, ha tolerado a los terroristas en su suelo…” -Subcomité sobre Terrorismo Internacional, Cámara de Representantes.

Aumento en Presencia Militar

Marzo-Julio 2006: Estados Unidos realizan 4 maniobras militares por las costas de Venezuela en el Mar Caribe, con apoyo de la OTAN y con sede en la base militar de Estados Unidos en Curazao. Establecen una presencia militar permanente en la República Dominicana y aumentan su capacidad y presencia militar en Curazao y Aruba.

Aumenta la Subversión

La Embajada de Estados Unidos en Caracas establece los “American Corners” (Rincones Americanos) en cinco estados en Venezuela (Lara, Monagas, Bolívar, Anzoátegui, Nueva Esparta) como sedes de propaganda, subversión, financiamiento a grupos opositores, espionaje e infiltración.

El Embajador de Estados Unidos en Caracas, William Brownfield, intensifica su hostilidad pública hacia el gobierno venezolano a través de los medios de comunicación.

La NED y USAID aumentan su financiamiento a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.

El Gobierno de Estados Unidos crea la Misión Especial de Inteligencia para Venezuela y Cuba, una división de la Dirección Nacional de Inteligencia de Washington dedicada solamente a ambos países.

2007

Mayo 2007: Venezuela está severamente atacado en los medios de comunicación internacionales y por los voceros del gobierno de Estados Unidos por su decisión de nacionalizar CANTV (la principal compañía telefónica nacional), la Electricidad de Caracas y los campos petrolíferos de la Faja del Orinoco.

El ataque se intensifica cuando el gobierno decide no renovar la concesión de radiodifusión pública de la popular estación de televisión de la oposición, RCTV.

Una poderosa campaña de medios de comunicación internacionales se inicia en contra de Venezuela y el Presidente Chávez, refiriéndose a él como un dictador.

Distribuidores privadas empiezan a acaparar los alimentos y otros productos básicos de consumo con el fin de crear escasez y pánico entre la población.

USAID, la NED y el Departamento de Estado a través de la Embajada en Caracas fomentan, financian y promueven el surgimiento de un movimiento juvenil de la derecha y ayudan a proyectar su imagen favorable ante la comunidad internacional con el fin de distorsionar la percepción de la popularidad del presidente Chávez entre los jóvenes.

Grupos como Human Rights Watch, la Asociación Interamericana de Prensa y Reporteros sin Fronteras acusan a Venezuela de violar los derechos humanos y la libertad de expresión.

Junio: Washington ratifica la clasificación de Venezuela como un país que no colabora en la lucha contra el terrorismo y mantienen la sanción en su contra.

Septiembre: El Gobierno de Estados Unidos clasifica a Venezuela como un país “no cooperante” con la lucha anti-droga, por tercer año consecutivo.

La Secretaria de Estado Condoleezza Rice declara que están “preocupados por el populismo destructivo” de Chávez.

2008

Enero: El Almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, se reúne con el Presidente Álvaro Uribe, el (entonces) Ministro de Defensa Juan Manuel Santos, el Embajador estadounidense William Brownfield y el Comandante General de las Fuerzas Armadas Colombianas General Fredy Padilla de León y declara en rueda de prensa que está “preocupado por la compra de armas por parte de Chávez” y expresa que esto pudiera “desestabilizar la región.” Muestra su completo respaldo a Colombia y Uribe.

John Walters, el Czar Anti-Droga de Estados Unidos se reúne con Uribe en Colombia, junto con 5 congresistas de EEUU y el Embajador Brownfield, y declaran a Venezuela como un país “cómplice con el narcotráfico” que presenta “una amenaza para Estados Unidos y la región”.

El Presidente George W. Bush en su discurso ante la nación destaca la importancia de ratificar el TLC con Colombia y alerta ante la amenaza de gobiernos “populistas” y “no democráticos” en la región.

Febrero: El Comando Sur envía la “4ta flota” de la Armada al Mar Caribe (un grupo de buques de ataque, submarinos y porta aviones que no habían estado en éste hemisferio desde la Guerra Fría).

Febrero: El Departamento del Tesoro de Estados Unidos califica a los venezolanos el General Henry Rangel Silva (director de inteligencia SEBIN), el General Hugo Carvajal (director de la inteligencia military) y el ex Ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacin, como “narcotraficantes” e impone sanciones contra los tres.

El Director Nacional de Inteligencia, General Mike McConnell, publica el Informe Anual de Amenazas donde clasifica a Venezuela como la “principal amenaza contra Estados Unidos en el hemisferio”.

Exxon-Mobil intenta “congelar” $12 mil millones de dólares de Venezuela en Londrés, Holanda y las Antillas Holandesas debido a una disputa no resuelta contra el Gobierno de Venezuela.

Informe de Amenazas de Seguridad Nacional Actuales y Proyectas de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa señala a Venezuela como “una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.”

El informe anual sobre el narcotráfico del Departamento de Estado acusa a Venezuela de ser un país de “tránsito de drogas”, “lavado de dinero” y “cómplice con el narcotráfico.”

El Contraalmirante Joseph Nimmich, director de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del Sur de Estados Unidos, se reúne en Bogotá con el Comando General de las Fuerzas Militares colombianas.

Marzo: El ejército colombiano invade al territorio ecuatoriano y mata a Raúl Reyes más otra docena de personas en la selva fronteriza.

El General Jorge Naranjo, Comandante de la Policía Nacional de Colombia, declara que computadores que rescataron del bombardeo contra Reyes y su equipo evidencian que el Presidente Chávez dio más de $300 millones de dólares a las FARC y una cantidad de uranio y armamento. También acusa a Ecuador de apoyar a las FARC.

Venezuela moviliza tropas a la frontera con Colombia.

Estados Unidos envían el portaaviones “Harry Truman” al Mar Caribe para realizar maniobras a manera de prevenir potenciales ataques terroristas y eventuales conflictos en la región.

El Presidente Bush declara que Estados Unidos defenderá a Colombia ante las “provocaciones” de Venezuela.

El Presidente Uribe declara que llevará una denuncia contra el Presidente Chávez ante la Corte Penal Internacional por “patrocinio de genocidio y terrorismo”.

La NED y USAID siguen aumentando su financiamiento a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.

2009

Mayo: Un documento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos revela la construcción de una base militar de Estados Unidos en Palanquero, Colombia, para combatir a los gobiernos “antiestadounidenses” en la región. La base en Palanquero forma parte de las 7 bases militares que Estados Unidos había acordado construir en Colombia bajo un acuerdo con el gobierno colombiano durante los siguientes 10 años.

2010

Febrero: El Director Nacional de Inteligencia nombra a Venezuela en su informe sobre las principales amenazas a nivel mundial como el “líder anti-estadounidense” en la región.

El Departamento de Estado solicita más de 15 millones de dólares a través de la NED y USAID para grupos anti-gubernamentales en Venezuela.

Junio: Un informe del Instituto FRIDE de España, financiado por la NED, evidencia que agencias internacionales canalizan entre 40-50 millones de dólares al año a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.

Septiembre: Washington ratifica las sanciones contra Venezuela por no cooperar con la lucha anti-droga y por no cooperar con la lucha anti-terrorista.

2011-2015

El Presidente Obama autoriza un fondo especial de 5 millones de dólares en su presupuesto anual para apoyar a grupos anti-gubernamentales en Venezuela. Para el año 2015, Obama aumenta esta cifra a 5.5 millones de dólares.

La NED sigue financiando a grupos anti-gubernamentales en Venezuela con acerca de 2 millones de dólares anualmente.

Cada año, el Gobierno de Estados incluye a Venezuela en sus listas de países que no cooperan con la lucha anti-droga y los que no cooperan con la lucha anti-terrorista. También en su informe anual sobre derechos humanos, califican al Gobierno de Venezuela como “violador” de los derechos humanos.

Después del fallecimiento del Presidente Chávez de cáncer el 5 de marzo de 2013, las nuevas elecciones se llevan a cabo y Nicolás Maduro gana la presidencia. Líderes de la oposición sostienen violentas manifestaciones que resultan en la muerte de más de una docena de personas.

En febrero de 2014, las protestas violentas se reanuden, dirigidas por Leopoldo López y María Corina Machado, quienes abiertamente piden el derrocamiento del presidente Maduro a través de su plan “La Salida”, y más de 40 personas son asesinadas. López se entrega a las autoridades y se enfrenta a cargos por su papel en la violencia. El gobierno de Estados Unidos pide su liberación inmediata.

En 2014, el Presidente Obama impone sanciones contra más de 50 funcionarios venezolanos y sus familiares, acusándolos de violar a los derechos humanos e incurrir en actos de corrupción. No han presentado pruebas hasta la fecha para fundamentar esas graves acusaciones. También el Departamento del Comercio amplia las sanciones contra Venezuela, prohibiendo la venta de “cualquier producto” para “fines militares”, debido a presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas venezolanas.

Enero 2015: El Vice Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alerta a los países caribeños que el gobierno del Presidente Nicolás Maduro pronto será “derrotado”, y deberían dejar a PetroCaribe.

La portavoz del Departamento de Estado, Jan Psaki, condena la supuesta “criminalización de la disidencia política” en Venezuela durante una rueda de prensa.

Febrero 2015: El Presidente Obama presenta su nueva Estrategia de Seguridad Nacional y nombra a Venezuela como una amenaza y destaca su apoyo para “los ciudadanos” venezolanos que viven en un país en donde “la democracia está en riesgo”.

Líderes antigubernamentales circulan un documento promoviendo un “Acuerdo Nacional Para Una transición”, que advierte que el gobierno del presidente Maduro se encuentra en su “fase terminal” y detalla su plan para derribar el actual estado y sustituirlo por un modelo pro-empresarial neoliberal. El documento está firmado por María Corina Machado, Leopoldo López y Antonio Ledezma, el alcalde metropolitano de Caracas.

Días después, un plan golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro se descubre y 10 militares venezolanos son detenidos. Antonio Ledezma es arrestado y acusado de conspiración para derrocar al gobierno y el Departamento de Estado de Estados Unidos emite una dura condena sobre su detención, pidiendo a los gobiernos regionales a tomar medidas contra el gobierno de Maduro.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest niega cualquier papel del gobierno de Estados Unidos en el intento de golpe de Estado contra Maduro, llamando a esas acusaciones “absurdas”, pero también revela, “El Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado están considerando herramientas disponibles que podrían dirigir mejor al gobierno venezolano en la dirección que creemos que debe estar dirigido”.

[1] Todos estos documentos y pruebas están disponibles en el libro, “El Código Chávez: Descifrando la intervención de Estados Unidos en Venezuela”, por Eva Golinger. Monte Ávila Editores, 2006.

RT.

Estados Unidos acelera el golpe en Venezuela

2015_02_golpe_venezuela2_reproducao
Tomado de La Pupila Insomne.
Por Ángel Guerra Cabrera.

El plan golpista denominado Operación Jericó fue abortado por los órganos de seguridad bolivarianos los días 11 y 12 de febrero pasados. Entre los objetivos contemplados por el  plan estaba el ataque o bombardeo al Palacio de Miraflores, el Ministerio de Defensa y Telesur. Dicen que en la guerra la primera víctima es la verdad y ya Estados Unidos ha tenido que sufrir varias veces importantes derrotas mediáticas, como en el golpe contra el presidente Hondureño Manuel Zelaya, gracias a las verdades difundidas por Telesur desde el terreno.  Los principales implicados en la conspiración fueron detenidos, entre ellos militares retirados y en activo. Sus declaraciones y la investigación de los hechos  condujeron días después al arresto y encausamiento de Manuel Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas.

Hace alrededor de un año también fue detenido Leopoldo López, quien poco antes había llamado desde Miami a “adelantar la salida del gobierno… y que Nicolás Maduro tiene que salir antes que tarde de la Presidencia de Venezuela…como vamos a esperar seis años más…no podemos asumir una actitud propia de un sistema democrático”. López es el responsable del desencadenamiento en enero de 2015 de “La salida”, un plan desestabilizador que inició con protestas estudiantiles de universidades privadas y rápidamente tomó un cariz de extrema violencia, que costó la vida a 43 personas, entre ellas militantes chavistas y miembros de los cuerpos de seguridad. En las llamadas guarimbas(barricadas donde se utilizaba una violencia feroz contra simpatizantes chavistas, miembros de cuerpos de seguridad o simples transeúntes) intervinieron activamente mercenarios, incluyendo paramilitares colombianos, entre ellos francotiradores que con sus disparos ocasionaron varias muertes. En el caso de los graves disturbios en la ciudad de San Cristóbal fue fundamental la actuación de los paracos colombianos y de delincuentes pagados.

He visto en Caracas el indignado reclamo de miembros del Comité de Víctimas de las Guarimbas por que se haga justicia a los responsables de esos actos de violencia.

Ledezma, es el prototipo del político sin escrúpulos del viejo partido Acción Democrática. Como López, fue partícipe del derrotado golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez de 2002, pero ambos se beneficiaron de la generosa amnistía del comandante. De modo que sus actividades golpistas los convierten en reincidentes.

Al igual que Atilio Borón, cabe preguntarse si estos personajes hubiesen corrido igual suerte en Estados Unidos de haber intentado allí el derrocamiento del gobierno.

En su Doctrina de Seguridad Nacional de febrero de este año dice el presidente Obama: “Nosotros apoyamos a ciudadanos cuyo pleno ejercicio de la democracia está en peligro, como los venezolanos”. He aquí la explicación del extraordinario incremento de las acciones golpistas contra la Venezuela bolivariana, uno de los países más democráticos del mundo desde la llegada de Hugo Chávez a la presidencia.

El golpismo se intensificó sobre todo a partir de la elección del presidente Maduro en abril de 2013. Washington y las oligarquías decidieron a echar toda la carne al asador para destruir a la Revolución Bolivariana, aprovechando la muy sensible ausencia física de su líder histórico.  Desde ese momento la violencia brota periódicamente con el telón de fondo de una colosal campaña mediática internacional de descrédito contra el gobierno bolivariano, aún mayor que la llevada a cabo desde la primera campaña electoral de Chávez(1998) hasta su deceso. Sus protagonistas principales son los principales diarios y televisoras de Estados Unidos y Europa,  El País de Madrid y sus homólogos de la Sociedad  Interamericana de Prensa, CNN en español, Televisa y sus iguales de la región, ¿Quién pagó y sigue pagando mercenarios por realizar acciones violentas en Venezuela?

La oposición venezolana detesta la democracia pero las instrucciones de Washington la llevan a transitar descaradamente de reiterados y –últimamente- constantes intentos de derrocar al gobierno bolivariano, al usufructo del “mejor sistema electoral del mundo” según la definición del ex presidente de Estados Unidos James. Carter.  La oposición gobierna en unos cuantos estados, en numerosos municipios y tiene una importante, aunque minoritaria, representación en la Asamblea Nacional.

Parte importante de las acciones golpistas ha sido el desabastecimiento, provocado por los grandes empresarios que acaparan o contrabandean hacia Colombia los productos subsidiados de la canasta básica que compran con dólares vendidos a precio preferencial por el gobierno venezolano.

En la planificación del golpismo contra Venezuela participa activamente Estados Unidos y sus embajadas en Caracas y Bogotá. El gobierno bolivariano presentó un intercambio de correos electrónico entre el embajador yanqui en Colombia y la líder opositora María Corina Machado en que se evidencia un importante financiamiento enviado por aquel a esta para romper los “anillos de seguridad”, presuntamente del presidente Maduro y otros líderes revolucionarios.

Washington utiliza también a fundaciones como el Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Nacional Republicano o solicita la colaboración de personajes de confianza como los ex presidentes Álvaro Uribe, Sebastián Piñera, Andrés Pastrana o Felipe Calderón para encubrir su liderazgo golpista. Renglón aparte merecen los legisladores cubanoestadunidenses Ileana Ross_Lehtinen, Mario Díaz Balart, Marcos Rubio y Robert Menéndez, todos distinguidos militantes de la contrarrevolución en Venezuela.

El propósito de los planes golpistas, si no tuvieran éxito a corto plazo, es crear una situación de angustia y disgusto en el pueblo venezolano que propicie la pérdida de la mayoría parlamentaria por el chavismo en las elecciones de este año y así crear un clima de anarquía e ingobernabilidad al presidente Maduro. Están jugando con fuego y se les pueden quemar las manos.

Twitter:@aguerraguerra

jueves, 26 de febrero de 2015

Acercamiento Cuba-Estados Unidos: Perspectivas y obstáculos.

Raul Castro - Barack Obama
Tomado de AlMayadeen
Por Salim Lamrani.

En el proceso de negociaciones entre Cuba y Estados Unidos quedan muchos obstáculos que superar.

Además de las sanciones económicas quedan otros obstáculos que superar en el camino del restablecimiento de relaciones diplomáticas normales y apaciguadas. Primero, Estados Unidos debe quitar Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo internacional. En efecto, la administración Reagan ubicó a Cuba en esta categoría por su apoyo a los movimientos revolucionarios e independentistas en América Latina y en el mundo. Hoy Washington justifica el mantenimiento de Cuba en dicha lista por la presencia de unos miembros de la organización separatista vasca ETA y de la guerrilla colombiana de las FARC en Cuba que se encuentran en la isla… a petición expresa de los gobiernos español y colombiano. Washington lo reconoce claramente en su informe: “El Gobierno de Cuba apoyó y auspició negociaciones entre las FARC y el Gobierno de Colombia con el objetivo de lograr un acuerdo de paz entre ambas partes”. Estados Unidos reconoce que “no hay información de que el Gobierno cubano haya suministrado armamento o dado entrenamiento paramilitar a grupos terroristas” y admite que “los miembros de ETA residentes en Cuba fueron reubicados con la cooperación del Gobierno español”. Washington justifica también la inclusión de Cuba en la lista de los países terroristas a causa de la presencia en la isla de refugiados políticos buscados por la justicia estadounidense desde los años 1970 y 1980. Ahora bien, ninguna de esas personas ha sido acusada jamás de terrorismo.[1] 
 
Los 33 países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) rechazaron unánimemente la inclusión de Cuba en la lista de países terroristas, asestando un serio revés a Washington. En una declaración publicada el 7 de mayo de 2014 la CELAC expresó “su total oposición a la elaboración de listas unilaterales que acusan a algunos estados de supuestamente apoyar y copatrocinar el terrorismo e insta al Gobierno de los Estados Unidos de América a poner fin a esta práctica” que suscita “la reprobación” de “la comunidad internacional y de la opinión pública de Estados Unidos”.[2].En efecto, el establecimiento de tal lista se basa únicamente en consideraciones políticas. Conviene recordar que Washington mantuvo a Nelson Mandela, héroe de la lucha contra el apartheid, presidente de Sudáfrica de 1994 a 1999 y Premio Nobel de la Paz, en la lista de las personas involucradas en el terrorismo internacional hasta 2008. En cambio las monarquías petroleras del Medio Oriente aliadas de Estados Unidos e implicadas en el financiamiento del terrorismo internacional, particularmente del DAESH, no forman parte de la lista del Departamento de Estado. Cuba exige también la abrogación de la Ley de Ajuste Cuba que adoptó el Congreso en 1966. Esta legislación, única en el mundo, estipula que todo cubano que emigre a Estados Unidos desde el 1 de enero de 1959, legal o ilegalmente, pacíficamente o por la violencia, consigue automáticamente al cabo de un año y un día el estatus de residente permanente. Por eso no hay ningún cubano en situación ilegal en el territorio estadounidense. Esta ley constituye una formidable herramienta de incitación a la emigración ilegal y permite a Estados Unidos arrebatar a Cuba su capital humano. Al mismo tiempo Washington limita el número de visas concedidos cada año a 20.000, lo que alimenta así la peligrosa y lucrativa industria criminal de la emigración ilegal. En lo relativo a la problemática migratoria, La Habana pide también la abrogación de la ley gubernamental “Pies secos/pies mojados” que se adoptó a principios de los años 1990. Esa ley estipula que todo cubano candidato a la emigración interceptado en plena mar por las autoridades estadounidenses es automáticamente devuelto a Cuba. En cambio si llega a pisar tierra se beneficia de la Ley de Ajuste Cubano. 
 
Guantánamo, que Estados Unidos ocupa ilegalmente desde 1902, constituye también un punto de fricción. En efecto, tras la intervención estadounidense de 1898 en la Guerra de Independencia de Cuba, Washington impuso la integración de la enmienda Platt en la nueva Constitución so pena de mantener indefinidamente la ocupación militar de la isla. Este apéndice legislativo, que hacía de Cuba un protectorado sin verdadera soberanía, estipulaba, entre otros asuntos, que Cuba tenía que arrendar a Estados Unidos un parte de su territorio por una duración de 99 años renovables indefinidamente… a partir del momento en que uno de los dos campos estuviera favorable a ello. Tras la abrogación de la enmienda Platt en 1934 se mantuvo la base naval de Guantánamo por la irrisoria suma de 4.000 dólares anuales. Desde el 1 de enero de 1959 el Gobierno cubano se niega a percibir la retribución anual y exige la devolución del territorio. Hasta hoy Washington rechaza toda idea de retirarse de Guantánamo. El financiamiento de la oposición interna constituye también un tema de discordia entre Washington y La Habana. Ilegal según el Derecho Internacional, la legislación cubana y cualquier código penal del mundo, el apoyo a la disidencia cubana con el objetivo de derrocar el orden establecido ha sido uno de los principales pilares de la política exterior estadounidense respecto a la Isla desde 1959. Aunque esta política fue clandestina de 1959 a 1991 se volvió pública y reivindicada desde la adopción de la Ley Torricelli de 1992. En efecto, el artículo 1705 de dicha legislación estipula que se dedica un presupuesto al financiamiento de una oposición interna en Cuba. Se ratificó esta disposición en la Ley Helms-Burton de 1996 (artículo 109) y en los dos informes de la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre de 2004 y 2006. Hoy Washington dedica como promedio 20 millones de dólares anuales a conseguir un “cambio de régimen” en Cuba, en flagrante violación del Derecho Internacional. Además los diplomáticos estadounidenses destinados en La Habana brindan regularmente apoyo material, logístico y financiero a los grupos de disidentes, mofándose de la Convención de Viena. La Habana reclama también el fin de las transmisiones radiales y televisivas de Radio y TV Martí, respectivamente creadas en 1983 y 1990 por el gobierno federal, con el objetivo de incitar a la población a sublevarse contra el poder. Sus programas se destinan exclusivamente a Cuba y se difunden violando la legislación internacional sobre las telecomunicaciones, interfiriendo con las ondas cubanas. Las autoridades de la isla exigen por fin que desaparezcan los grupúsculos violentos implicados en el terrorismo contra Cuba. Conviene recordar que el pueblo cubano fue víctima entre 1959 y 1997 de cerca de 7.000 atentados terroristas, organizados desde Estados Unidos, que costaron la vida a 3.478 personas e infligieron secuelas permanentes a otras 2.099, sin hablar de los innumerables daños materiales. 
 
Luis Posada Carriles es un caso emblemático. Expolicía bajo la dictadura de Fulgencio Batista, antiguo agente de la CIA que participó en la invasión de Bahía de Cochinos, Posada Carriles es el autor intelectual de más de un centenar de asesinatos. Es particularmente responsable del primer acto de terrorismo aéreo del continente americano con el atentado contra el avión civil de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976 que costó la vida a 73 personas, entre ellas todo el equipo juvenil de esgrima que acababa de ganar los Juegos Panamericanos. Posada Carriles es también responsable de la ola terrorista que golpeó la industria turística cubana en 1997, que causó decenas de víctimas y costó la vida a Fabio di Celmo, un turista italiano.[3] No hay la menor duda en cuanto a la culpabilidad de Luis Posada Carriles. No hace falta prestar atención a las acusaciones procedentes de La Habana. En efecto, los informes del FBI y de la CIA son explícitos al respecto: “Posada y Bosch orquestaron el atentado con bomba contra el avión”.[4] Del mismo modo, en su autobiografía Los caminos del guerrero reivindica abiertamente su trayectoria terrorista. Por otra parte, el 12 de julio de 1998 Posada Carriles concedió una entrevista al New York Times en la cual se jactaba de ser la persona que había cometido el mayor número de actos terroristas contra Cuba, reivindicando la paternidad intelectual de los atentados de 1997. Según él, el turista italiano “se encontraba en el lugar equivocado en el momento equivocado”. [5] Hoy Luis Posada Carriles vive tranquilamente en Miami y Estados Unidos se niega a juzgarlo por sus crímenes. Mientras no se resuelvan estas cuestiones, a saber, levantamiento de las sanciones económicas, retirada de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo internacional, abrogación de la Ley de Ajuste Cubano, devolución de la base naval de Guantánamo, fin del financiamiento de la oposición cubana y enjuiciamiento de Luis Posada Carriles, será difícil esperar una plena normalización de las relaciones bilaterales. Excepto el levantamiento de las sanciones económicas Washington no parece dispuesto, por ahora, a realizar cambios sustanciales en estos campos. Por su parte Cuba ha expresado su disposición a discutir sobre las eventuales compensaciones para las propiedades estadounidenses nacionalizadas en los años 1960, de acuerdo con lo que manda el Derecho Internacional. Pero las autoridades de La Habana también han declarado que, en paralelo a esas negociaciones, deberá abrirse un diálogo sobre el costo causado por las sanciones económicas y la política de agresión contra la isla desde 1959, con las inevitables indemnizaciones.
 
En el diferendo histórico que opone Cuba a Estados Unidos conviene recordar una verdad poco considerada por les medios informativos. En este conflicto asimétrico hay un agresor –Washington– y una víctima –el pueblo de Cuba-. En efecto, al contrario que Estados Unidos, Cuba no ocupa ilegalmente y por la fuerza una parte del territorio estadounidense, no impone sanciones económicas a su vecino, jamás ha invadido Estados Unidos (Bahía de Cochinos) y nunca ha amenazado al pueblo estadounidense con una desintegración nuclear (crisis de los misiles). Por otra parte, La Habana no pide un cambio de régimen en Estados Unidos, no emite transmisiones ilegales y no financia a una oposición interna con el fin de derrocar el orden establecido.   Existe una condición previa indispensable para la normalización de las relaciones bilaterales entre ambas naciones: Estados Unidos debe renunciar a su objetivo estratégico de “cambio de régimen” y aceptar la realidad de una Cuba soberana e independiente. Todo intento de intromisión en los asuntos internos de la isla está condenado al fracaso pues La Habana no está dispuesta a negociar su sistema político o su modelo de sociedad, competencia exclusiva del pueblo cubano. Las únicas relaciones viables entre Cuba y Estados Unidos serán las que se cimienten en torno a tres principios fundamentales: la igualdad soberana, la reciprocidad y la no injerencia. 
 
* Salim Limrani
*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba, the Media, and the Challenge of Impartiality, New York, Monthly Review Press, 2014, con un prólogo de Eduardo Galeano. http://monthlyreview.org/books/pb4710/ Contacto: lamranisalim@yahoo.fr ; Salim.Lamrani@univ-reunion.fr Página Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel
[1] U.S. Department of State, «State Sponsors of Terrorism», abril de 2014. http://www.state.gov/j/ct/list/c14151.htm (sitio consultado el 9 de mayo de 2014).[2] Communauté des Etats latino-américains et caribéens, «Déclaration de la CELAC à propos de l’inclusion de Cuba dans la liste des Etats promoteurs du terrorisme», 7 de mayo de 2014. http://www.granma.cu/idiomas/frances/notre-amerique/8mayo-celac.html (sitio consultado el 9 de mayo de 2014).[3] Salim Lamrani, Cuba, ce que les médias ne vous diront jamais, Paris, Estrella, 2009, p. 135-154.[4] Federal Bureau of Investigation, « Suspected Bombing of Cubana Airlines DC-8 Near barbados, West Indies, October 6, 1976 », 7 octobre 1976, Luis Posada Carriles, the Declassified Record, The National Security Archive, George Washington University. http://www.gwu.edu/ nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB153/19761008.pdf (sitio consultado el 3 de junio de 2013). [5] Ann Louise Bardach & Larry Rohter, « Key Cuba Foe Claims Exiles’ Backing », New York Times, 12 de julio de 1998.
 
Fuente: Especial y exclusivo para Al Mayadeen

“Anonymous” como arma de EEUU para la guerra de la información (Analisis)

1574497_600
Tomado de ContraInjerencia.
Por GEORGE VOSKRESENSKY*

Anonymous apareció por primera vez en Internet en 2003 como un grupo de hackers activistas defensores de la libertad de expresión que operaba como un “cerebro digital global anarquista”. En realidad es un instrumento, o más bien un arma destinada a ser utilizada en la guerra de la información. Y la considerable ventaja de esa arma es que muy a menudo resulta difícil saber quién está detrás de su uso.

Nadie pensaba en ese problema en 1993, cuando se tomó la foto –publicada por Anonymous– en la que aparece Angela Merkel visitando el Club Elbterrassen, donde se reunió con varios skinheads y con otros personajes, entre ellos uno que hacía el saludo nazi. Berlín presentó algunas explicaciones de circunstancia. Pero el problema no residía ahí.

Una foto captada hace más de 12 años acaba de ser publicada el 9 de febrero de 2015, justo antes de la llegada de Angela Merkel a Washington y precisamente después de su encuentro con el presidente francés François Hollande y con el presidente ruso Vladimir Putin, reunión que duró varias horas.

Al publicar la foto, Anonymous preguntaba si se podía confiar la dirección de Alemania a una mujer política que fue miembro de la Juventud Libre Alemana –organización de la juventud socialista en la ex República Democrática Alemana–, que fue espía de Berlín Este y que se reunía con nazis. Antes del ataque mediático se había producido un importante acontecimiento: la Canciller alemana había expresado su oposición a la idea de suministrar armamento letal a Ucrania.

El 7 de febrero, Angela Merkel había hecho uso de la palabra en Múnich, durante la Conferencia de Seguridad para decir que: “la situación en Ucrania no mejorará suministrando más armas”. Y reiteró esa declaración cierto número de veces en sus recientes viajes a Estados Unidos y Canadá.

En Estados Unidos, los primeros en responder fueron el senador John McCain y la secretaria de Estado adjunta Victoria Nuland: McCain comparó las conversaciones entre Merkel, Hollande y Putin con la reunión entre Neville Chamberlain y Adolf Hitler. Y la señora Nuland, como de costumbre, utilizó un lenguaje particularmente obsceno para calificar a la dirigente del principal Estado europeo.

Es importante recordar que los servicios de inteligencia estadounidenses se dedican desde hace mucho tiempo a recolectar, por todos los medios, todo tipo de informaciones utilizables en contra de la Canciller alemana. En octubre de 2013 se supo que la NSA (National Security Agency) tenía interceptado el teléfono personal de la señora Merkel y el hecho de que esa agencia estadounidense de espionaje tenía bajo vigilancia a la Canciller de Alemania dio lugar a un enorme escándalo.

Angela Merkel explicó entonces que no esperaba ni exigía ningún tipo de excusa en particular,  pero que aquel asunto abría una importante brecha en la confianza mutua y fueron necesarios importantes esfuerzos para tratar de restaurarla. Las promesas no bastaban y la situación imponía cambios. En tales circunstancias, la Canciller difícilmente podía calmar la indignación generalizada. Pero Washington hizo oídos sordos a las palabras de Merkel. Finalmente, el escándalo fue enterrado y no hubo verdaderos cambios.

Pero Angela Merkel no es la única que ha sufrido en carne propia las prácticas de Washington sobre la “libertad de expresión” de los líderes europeos, sobre todo cuando se trata de Rusia. Los ejemplos no escasean.

Hungría, bajo la dirección de su primer ministro Viktor Orban, firmó con Rusia un contrato para terminar dos centrales nucleares en construcción a 100 kilómetros de Budapest y Estados Unidos adoptó inmediatamente una serie de sanciones contra Hungría. Y el senador McCain, siempre dispuesto a ser el primero en desenfundar el revólver, calificó al Primer Ministro húngaro de “dictador fascista”. Por supuesto, el presidente Putin visitó Budapest el 17 de febrero.

Washington tampoco ve con buenos ojos la posición de Milos Zeman, el presidente de la República Checa, quien se atrevió a pedir pruebas de la supuesta presencia de tropas rusas en Ucrania y exhortó a Estados Unidos y la Unión Europea a poner fin a las sanciones (contra Rusia). Estados Unidos utilizó de inmediato sus redes en la República Checa para iniciar una intensa campaña tendiente a desacreditar al presidente Zeman.

Como primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi nunca vaciló en señalar que la comprensión mutua entre Rusia y Estados Unidos constituye una necesidad para la estabilidad de Europa. Berlusconi llegó a declarar que Estados Unidos había actuado de manera irresponsable al desplegar misiles “defensivos en Polonia y en la República Checa, al reconocer la independencia de Kosovo y al empujar a Georgia y Ucrania a unirse a la OTAN.

Dominique Strauss-Kahn, ex director del FMI, también fue víctima de una provocación planificada con mucha antelación y organizada en su contra en suelo estadounidense, donde fue acusado de haber violado a una camarera negra durante una estancia en Nueva York. Y fue sometido a juicio en Estados Unidos. Posteriormente se supo que la camarera había mentido, información que pasó completamente inadvertida en la prensa. Pero Strauss-Kahn perdió su puesto a la cabeza del FMI y no pudo presentarse a la elección presidencial en Francia.

Orban, Zeman, Berlusconi, Strauss-Kahn y ahora la señora Angela Merkel han sido blanco de los ataques “quirúrgicos” de las armas mediáticas estadounidenses contra los políticos europeos que Washington considera demasiado independientes en materia de política exterior.

El establishment estadounidense estima que Europa tiene que mantenerse alineada y seguir la política exterior de Estados Unidos al pie de la letra. Para las élites de Washington, sólo así puede alcanzarse la “perfección” en materia de cooperación transatlántica.

Justo después de su encuentro con Angela Merkel, el presidente Obama explicó en una entrevista a Vox.com que Estados Unidos está obligado a tener “el ejército más poderoso del mundo”. Y agregó: “A veces tenemos que torcerle un poco el brazo a ciertos países que no quieren hacer lo que les pedimos”.

El carácter básicamente brutal de esa declaración no deja lugar a dudas sobre el hecho que Estados Unidos está dispuesto a “torcerle el brazo” a cualquier aliado que no comparta sus puntos de vista sobre los diferentes problemas del mundo. Los aliados (¿vasallos?) europeos o asiáticos pueden estar seguros de que así será.

El presidente turco Erdogan parece ser el próximo en la lista. Washington no le perdona haber firmado con Putin el acuerdo sobre el gasoducto TurkishStream.

Y ya se oye claramente el tictac del reloj.

*Investigador del Strategic Culture Foundation de Rusia.

Gran Misión Vivienda Venezuela beneficia a casi cuatro mil familias en 13 estados del país

El ministro del Poder Popular para el Ecososialismo, Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina puntualizó que el Gobierno Nacional continua el desarrollo de nuevos urbanismos “para avanzar el reto que nos pone la Revolución” de edificar 3 millones de viviendas
Tomado de Correo del Orinoco.

El Gobierno Bolivariano beneficia este jueves a 3.951 familias con la entrega de igual número de casas en 13 estados del país, como parte de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

La información fue anunciada por el ministro del Poder Popular para el Ecososialismo, Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, desde el estado Aragua, sector La Morita donde fueron entregas 32 viviendas como parte de la referida cifra.

En ese sentido, indicó que en la zona se contempla la construcción de 504 apartamentos de los cuales ya se han culminado 384 y “40 están en construcción para entregarlos antes de culminar abril e iniciando 80 apartamentos más”.

Molina destacó que solo este año en la entidad central serán invertidos 14 mil millones de bolívares para la construcción de 48 mil viviendas.

Puntualizó que el Gobierno Nacional continua la construcción de viviendas  y desarrollo de nuevos urbanismos “para avanzar en el reto que nos pone la Revolución” de edificar 3 millones de viviendas para el año 2019.

Los estados donde se entregarán viviendas son: Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Cojedes, Guárico, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Trujillo, Yaracuy y Zulia.
Texto/Freidder Alfonzo
Foto/Archivo

miércoles, 25 de febrero de 2015

Carta de un hombre de pueblo a Pablo Milanés

concierto de Pablo Milanés y José María Vitier
Pablo Milanés en concierto junto a José María Vitier.
Tomado de CubArte.
Por Gustavo Díaz.

Pablo,

Me llamo Gustavo Díaz, soy trabajador de las telecomunicaciones en la Estación Terrena Caribe. Esto te lo digo para que sepas que no te escribe un anónimo y también, por si quieres intercambiar  después de leer esta carta.

Nací en 1963. Como ves, toda mi vida ha transcurrido dentro de la Revolución. Fui formado por ella y por mis padres, que me enseñaron a amarla y la verdad es que 51 años después la quiero más todavía.

Al leer tu entrevista concedida al diario EL País, de España el pasado 14 de Febrero  pasé en un brevísimo espacio de tiempo de la perplejidad a la indignación y de esta a la más profunda decepción. Esta vez te haré algunas preguntas. Más adelante, si lo considero necesario, te haré algunas reflexiones.

1-Lo primero que me llama poderosamente la atención es tu entrevistador: Nada más y nada menos que Mauricio Vicent, ex corresponsal de EL País en la Habana durante varios años  en los que no hizo otra cosa que intentar  poner a Cuba  siempre en la posición más denigrante entre mentiras y medias  verdades. ¿Te quedaba cómodo  ese periodista y ese periódico del Grupo Prisa?

2- ¿De dónde sacaste que el Gabo era otro "defraudado" como tú? He leído su obra, sus artículos y jamás encontré otra cosa en él que no fuera un cariño enorme por Fidel y una entrañable amistad hasta el fin de sus días. A mí también me encanta la canción "Días de Gloria", pero siempre la asocié a temas del amor de pareja. Creo que es bella y nunca pensé que tuviera que ver con tus frustraciones políticas.

¿Esos dirigentes a los que torpe e irrespetuosamente te refieres, son por casualidad Fidel y Raúl? Si es así, sólo tengo que decirte que  jamás nos traicionaron, que no vendieron el país y que resistieron, junto a su pueblo con dignidad estos durísimos años. Tú no estás tan  dentro del pueblo hace ya un  rato, Pablo. Yo sí y eso me da ventaja para decirte que la inmensa mayoría de los cubanos no piensa como tú y quiere y respeta profundamente a esos símbolos vivos de la  Revolución.

3- ¿Dónde estabas, Pablo, cuando el Bloqueo, el acoso, las agresiones de todo tipo, que por cierto, aún no han concluido? ¿Se te escapó ese detalle, o no te conviene "hablar de aquellas cosas, más dignas, más hermosas"?

4- Sobre la Habana, mi Habana, nuestra Habana, te remito a Eusebio Leal para que te conteste, si así lo prefiere. Te reproduzco sólo un comentario de Silvio Rodríguez que encontré en una entrevista: "Si, antes de la Revolución La Habana estaba mucho más pintada, los baches eran raros y uno caminaba calles y calles de tiendas llenas e iluminadas. Pero, ¿quiénes  compraban en aquellas tiendas? ¿Quiénes podían caminar con verdadera libertad por aquellas calles? Por supuesto, los que tenían con qué en sus bolsillos. Los demás a ver vidrieras y a soñar, como mi madre, como nuestra familia, como la mayoría de las familias cubanas..."

4- ¿Por qué mezclas la legalización del PC de España con la caída del socialismo en Europa del Este y con Cuba? Eso me parece un purgante político. ¿No te llama la atención que casi 25 años después de la caída del muro de Berlín, de período especial con más bloqueo y más cerco sobre nosotros, estamos aquí? Por algo será...

5- Te regocijas "por el regreso de los presos cubanos". Son más que presos Pablo, son héroes por los que no te vi alzar tu voz en estos 15 años ¿Te molesta que las conversaciones fueran secretas y consideras que debiste ser consultado? Cuando voy a las elecciones, pongo en las manos de esos dirigentes que elijo, mi confianza para que luchen por mí, por todo mi pueblo con las armas que sean necesarias. Eso no me molesta, me enorgullece.

6-¿En qué posición debe ceder Cuba? ¿Desmantelar el socialismo? ¿Disolver la Revolución  como los traidores y cobardes de otras latitudes? ¿Entregarnos? ¿Qué quieres , Pablo. Qué quieres tú?

7- ¿Cuál es la agonía sin salida? ¿No era la de Batista asesinando y torturando? ¿No era la de los latifundistas yanquis robándose las riquezas? ¿No era la de la mortalidad infantil de más de 60 por cada mil nacidos vivos? ¿No era la de más de un millón de analfabetos? ¿No era la del imperio de la droga y la injusticia, la del entreguismo y la politiquería? ¿En qué andas, Pablo?  Dilo de una vez.

8- ¿Consideras que estás en condiciones de calificar de "maquillaje" las medidas que se toman en Cuba? ¿Hasta qué fondo pretendes que se llegue? ¿Con qué gente de a pie tú te reúnes? Que te muevas en tus autos bien habidos me parece justo y merecido. Lo que no te puedo aceptar es la demagogia de querer erigirte en "defensor" de los pobres de los que hace mucho rato estás bien lejos.

9-Yo también pienso que la UMAP fue un error, pero, ¿a ti te consta que eso fue un campo de concentración, como has afirmado varias veces? ¿Sabes tú lo que es un campo de concentración? ¿Se asesinó a alguien allí? No intento disminuir la magnitud del error pero me parece que estás exagerando.

Hay mucha inconsistencia y demasiada inconsecuencia en tus palabras; Pablo. Eso me produce una gran tristeza a mí, un hombre de pueblo, pero de los de verdad, que creció con tus canciones y comprendió bien temprano que "será mejor hundirnos en el mar, que antes traicionar la gloria que se ha vivido".

Aquí estamos,

Gustavo-.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...