Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 16 de abril de 2016

La necedad de vivir sin tener precio

Gala cultural por el 55 aniversario de la Victoria de Playa Girón y el VII Congreso del PCC presidido por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del CCPCC, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, así como otros miembros del Buró Político.
Un estremecedor espectáculo fue la antesala al VII Congreso al Partido. Foto: Juvenal Balán
Tomado de Granma
Por  
El arte, no importa cuán diversas sean sus manifestaciones, siempre tiene la capacidad de unirnos para apreciar todo lo bueno que nace de él, para invitarnos a reflexionar, para comprometernos. El arte, cuando emana de lo mejor de la cultura de una nación, cala.
Y esa fue la intención de todos los artistas que participaron en la gala de homenaje por el aniversario 55 de la Victoria de Playa Girón y la celebración del Séptimo Congreso del Par­tido Comunista de Cuba (PCC), la cual tuvo lugar este viernes en el Teatro Nacional.
Acompañaron la velada artística José Ra­món Machado Ventura, segundo secretario del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; los miembros del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Es­ta­do y de Ministros; Ramiro Valdés Menén­dez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Mi­nistros; Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Con­sejo de Ministros y titular de Eco­nomía y Pla­nifi­cación; Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado; el ge­neral de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías, mi­nistro de las Fuerzas Armadas Re­volu­cio­na­rias (FAR); el general de cuerpo de ejército Ál­varo López Miera, viceministro primero de las FAR; Mer­cedes López Acea, primera secretaria del PCC en La Habana, y Adel Yzquierdo, ministro de Transporte, así como otros dirigentes del Par­tido y el Gobierno, de las organizaciones políticas y de masas y otros organismos.
Allí estaban también, para ser agasajados, los 1 000 delegados y alrededor de 280 invitados que asistirán desde hoy a la cita partidista, en representación genuina y diversa de esta tierra soberana que camina con pasos seguros, mas no perfectos, hacia el porvenir que a fuerza de sangre eligió.
Las voces siempre estremecedoras de los artistas Corina Mestre y Fernando Hecha­va­rría revisitaron la historia de nuestro Partido, desde aquel fundado por Martí, base sólida sobre la cual Mella, Baliño y Blas Roca continuaron ­edificando el futuro de la Patria, y que cristalizó luego en el Partido de Fidel y Raúl.
Interpretaciones de la mano de la soprano Bárbara Llanes, junto a la Banda Nacional de Conciertos, María Felicia Pérez y el tresero Pancho Amat, quien se unió en otro momento especial al trompetista Yassek Manzano, para reverenciar las marchas e himnos de com­bate, hicieron a no pocos tararear canciones y recordar. A ellos se sumaron, también, el pianista Rodrigo García; el trovador Eduardo Sosa, acompañado de la orquesta Miguel Faílde; el cantante Augusto Enríquez y el Sep­teto santiaguero.

Danzas que nos llevaron desde nuestros orígenes hasta los bailes más contemporá­neos, fueron interpretadas por el Conjunto Fol­klórico Nacional, Danza Contemporánea de Cuba y los bailarines Viengsay Valdés y Pa­tricio Revé.
El musicógrafo Lino Betancourt, Premio Nacional de Radio 2007, evocó vivencias de su amigo Sindo Garay, quien tuvo la posibilidad de estrechar las manos de Martí y Fidel, hombres que a su juicio, han sido los más grandes de la historia de esta tierra.
Imágenes de Girón, del líder de la Revo­lu­ción y algunos de esos momentos históricos vividos por nuestro pueblo, termi­naron por seducir a un público que no dudó ­en sumarse en un mismo coro, junto a todos los artistas, a entonar la letra de la emblemática canción de Silvio Rodríguez, El Necio, que vino a reafirmar los sueños de un país convencido de “la necedad de vivir sin tener precio”.
Momentos antes de la velada ya algunos delegados compartían sus expectativas con Granma, casi a las puertas de lo que, para el holguinero Carlos Cansaqui Pupo, es un “Con­greso histórico”. “Tener la oportunidad de participar en un contexto como este representa el mayor reconocimiento para un revolucionario. Tuve la posibilidad de asistir a varios congresos del movimiento obrero, pero esta es la primera vez que estoy en uno del Partido. Los temas que se van a debatir están en el centro de las necesidades de nuestro pueblo, y en el empeño de garantizar la continuidad de la Revolución socialista”.
Para Magalis Amoroz Núñez, delegada por la capital, presenciar bien de cerca lo que va a constituir “un hito para Cuba”, en tanto definirá el futuro del país, constituye una expectativa no solo personal, sino —asegura— la de todos los cubanos. “Vamos a ver en lo que hemos avanzado y los que nos falta por hacer para construir en conjunto el modelo económico y social que necesita Cuba”.
Y esa misma convicción la comparte Oscar Silver, invitado de la provincia de La Habana, a lo que define como un “momento trascendental en la actualización del modelo económico social, que marcará el camino a seguir en los próximos años y las responsabilidad que desempeñan los organismos, organizaciones, la sociedad toda y, sobre todo, la militancia del partido, para alcanzarlo”. “Análisis y objetividad”, son los calificativos a los que aduce, cuando lo instamos a hablar de este Congreso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...