Tira Cuba

Tira Cuba

martes, 28 de junio de 2016

“Brexit”: inicio del desmoronamiento de la desunida Unión Europea. #Cuba


union-europea-bandera-rota

Tomado de Cuba Por Siempre
Por: Patricio Montesinos.

Se veía venir, ni siquiera sorprendió a sus Estados miembros. La decisión de los británicos de apartarse de la desunida Unión Europea (UE) es el comienzo de un eventual desmembramiento de esa organización regional, corroída por sus reformas neoliberales, los recortes sociales, y por su falta de independencia en política exterior.

El 52 por ciento de los votantes de Gran Bretaña, 17 millones, determinó en un referendo, celebrado este 23 de junio, separarse definitivamente del denominado Grupo de los 28, convirtiendo a ese país en la primera ficha de un posible efecto dominó que puede sepultar a la referida agrupación del bautizado Viejo Continente.

La victoria del “Brexit” obligó a renunciar al premier ministro del ejecutivo de Londres, David Cameron, y desató innumerables reacciones, preocupaciones y justificaciones de los jefes de gobierno que integran la UE, hasta la disparatada excusa de culpar a Rusia de la postura asumida en las urnas por los habitantes del Reino Unido.

Nada más absurdo que intentar responsabilizar a Moscú con el fallo de los británicos, quienes junto a millones de ciudadanos comunitarios imputan a la UE y a las autoridades de sus respectivas naciones por la grave crisis económica que azota a la mayoría de los integrantes del Grupo de los 28.

Bruselas, sede de esa organización, al igual que los regímenes europeos saben muy bien que han sido la aplicación de las recetas neoliberales, las llamadas “políticas económicas de austeridad” y los recortes sociales, que por supuesto afectan a los ciudadanos de menos recursos y a las pequeñas y medianas empresas, y no a los ricos ni los grandes bancos y monopolios, las verdaderas causas del asolador panorama que se le avecina al bloque del Viejo Continente tras la bola de nieve “Brexit”.

De hecho ya se habla en otros países de la posibilidad de convocar similares consultas populares para determinar si siguen formando parte o no de los 28.
La pérdida creciente de los beneficios sociales en las esferas de la educación y la salud que poseían los habitantes europeos, el aumento de la pobreza y el desempleo, además de la coartación de sus libertades, auguran más temporales peligrosos para la debilitada UE.

A ello se une la política exterior dependiente de Estados Unidos mantenida por Europa, que la ha implicado en invasiones militares de rapiña, planeadas por Washington en favor de sus intereses, en el norte de África y en el Oriente Medio, con multimillonarios gastos, y las cuales han generado el actual y complejo problema de las olas migratorias procedentes de los pueblos a los que se les impusieron guerras intervencionistas, como Siria, Libia, Afganistán e Iraq, entre otros.

La UE, devenida de la Comunidad Económica Europea, nació con sus primeros 15 miembros con la esperanza para muchos de que podría erigirse en un bloque destinado a frenar, o al menos servir de balanza, al dominio unipolar de Estados Unidos, luego del derrumbe de la Unión Soviética y la desaparición de los países socialistas de Europa del Este, sin embargo ello nunca se consumó.

Por el contrario, creció su sometimiento a las administraciones norteamericanas, que como estrategia incitaron la entrada en la agrupación regional de gobiernos títeres de Washington instalados en las antiguas naciones socialistas.

Con el ingreso de sus nuevos aliados exsocialistas, Estados Unidos minó desde dentro a la UE con el concebido propósito de restarle poder económico internacional y fomentar las divisiones internas entre sus miembros, en beneficio de su predominio imperial.

Igual la Casa Blanca y el Pentágono siguen utilizando hoy a Europa para procurar sitiar a Moscú, con las sanciones económicas que le impone y su participación activa en despliegues militares en territorios fronterizos con Rusia bajo el mando de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La UE no acaba de aprender las lecciones y rectificar sus múltiples errores. Las sanciones que ha adoptado por orden de Washington contra el gobierno del presidente Vladimir Putin le han sido un boomerang, y su obediencia a Estados Unidos la llevará a cavarse su propia tumba: su desintegración.

País, nación, patria, pueblo, ciudadanía; términos afines pero no sinónimos


Tomado de CubaDebate
Por: Néstor del Prado.

Ha venido aplicándose, para bien, la práctica de conceptualizar antes de debatir, esto forma parte del método científico, que no es solo de y para los científicos; de lo contrario se produce confusión semántica, y el pensamiento y la comunicación tendrán alta probabilidad de fallar. La conceptualización del modelo económico y social cubano, que ya se discute en múltiples y diversos colectivos, es una buena práctica. Pretendemos esclarecer el significado textual y sobre todo contextual de los términos relacionados en el título de este artículo. Por varias razones es arriesgado abordar el tema a debate en toda su complejidad, con menos de 2 000 palabras. Pero si pretendemos motivar un debate culto y constructivo, vale el intento.

Comparto un marco conceptual elemental.

País: Territorio en que habitan personas, delimitada por una división política y administrativa. La ONU reconoce a países. Deben tener un Gobierno reconocido por sus habitantes legalmente registrados.

Nación: territorio en que habitan personas con origen, costumbres, cultura común. Un país puede tener varias nacionalidades; por ejemplo Bolivia se declara plurinacional.

Patria: Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos. Se puede tener más de una patria.

Voy a citar al Dr. Cs. Eusebio Leal Spengler, prominente intelectual cubano que no necesita presentación, y que como pocos combina ciencia y poesía.

Cito: “Cuando alguien me pregunta sobre Cuba siempre le digo las tres dimensiones: el país, la nación, la patria. El país es un territorio; me acuerdo que de niño le decían a los chinos, paisanos, porque venían de un país; también en España es muy frecuente escucharlo, son paisanos, gente vecina del país; el país es la montaña, es el entorno, es el pequeño pueblo, es una región.

La nación es un concepto, un concepto de leyes, una constitución, una aspiración.

La patria es la poesía, es un sueño, es la tradición, es la lucha, es la sangre derramada por las añoranzas, es todo lo que forma en el hombre una identidad”. Fin de la cita.

Pueblo.

Esta palabra proviene del término latino populus y permite hacer referencia a tres conceptos distintos: a los habitantes de una cierta región, a la entidad de población de menor tamaño que una ciudad y a la clase baja de una sociedad.
No obstante, la definición de pueblo es compleja, polémica y no exenta de ambigüedad.

Pueblo, en teoría política y derecho constitucional, es el sujeto de la soberanía nacional entendida como soberanía popular.

El pueblo está formado por todos los individuos que a los ojos de la ley están en igualdad de condiciones.

El pensamiento de José Martí es amplio en la conceptualización de pueblo. Partió de ella desde la definición de quienes lo dirigirán al asegurar “Quien en sí condensa un pueblo es digno de figurar entre los que van a su cabeza”.

Fidel en La Historia me Absolverá lo definió, desde el enclave de la lucha revolucionaria, de una manera descriptiva y concreta.

Ciudadano y ciudadanía.

Para los cubanos en una etapa no muy lejana, decirle a una persona ciudadano era casi una ofensa. Recordemos aquel pasaje de la película “El hombre de Maisinicú”, en que Alberto Delgado-encarnado magistralmente por Sergio Corrieri-, le respondió furioso al militar que le llamó ciudadano: “Que coño ciudadano; ¡compañero, tan compañero o más compañero que usted!”.

La noción de ser ciudadano contribuye al desarrollo de la identidad y al sentido de pertenencia a una comunidad. La persona debe ejercer su ciudadanía con responsabilidad, exigiendo respeto por sus derechos (civiles, políticos, económicos, …) y, a la vez, cumpliendo con sus obligaciones. De este modo se puede construir una sociedad democrática y más justa.

Existe una serie de puntos fundamentales que hace de una persona un buen ciudadano, que hace lo que más puede en pos del progreso de todos, y estos pueden servir a modo de autoevaluación para asegurarse a cada paso de estar respetando y haciendo respetar los derechos que otorga una ciudadanía. Entre estos:
  1. mantener una línea coherente de acción, tratando a los demás del mismo modo que esperamos que nos traten
  2. actuar dentro de los límites de la Ley
  3. promover el cuidado del medio ambiente
  4. proponer tantos cambios como consideremos necesarios para mejorar la calidad de vida, siempre con una actitud constructiva
  5. evitar la violencia siempre que sea posible, anteponiendo el diálogo como medio de resolución de conflictos
  6. respetar los derechos de los demás seres vivos
  7. ser partícipe de la vida en la ciudad, de su historia y de sus decisiones, disfrutando de sus buenas épocas y ayudando a reconstruirla durante sus crisis más duras
Cabe mencionar que ser ciudadano no implica ser oriundo de un lugar, sino que responde a dos factores fundamentales: la documentación y la identidad. Ante la Ley, una persona debe reunir una serie de requisitos para ser considerada ciudadana, entre los que se encuentra la descendencia directa o indirecta de otro ciudadano, con diferentes limitaciones en cada país. Pero existe asimismo un sentimiento en cada uno que representa su lazo con un territorio, y esto excede la situación legal.

La República de Cuba, que es el nombre oficial del Estado cubano, en su Constitución comienza expresando: “Nosotros, ciudadanos cubanos”. En su capítulo II dedicado a la ciudadanía en los artículos 28 y 29 se establecen los requisitos para adjudicar ciudadanía por nacimiento o por naturalización. En el artículo 32 se expresa que no se admite la doble ciudadanía.

Nuestro presidente Raúl Castro expresó en la clausura del VII Congreso del PCC, que dentro del conjunto de tareas principales a su cargo, dedicará el tiempo necesario al proceso de reforma de la Constitución de la República.
.
En mi modesta opinión las diferencias entre país, nación y patria quedan bastante claras. No así la conceptualización actualizada y contextual de los términos pueblo y ciudadanía. Los de Sociedad y Estado, no caben en este artículo por razón de espacio.

En la Constitución vigente, aparecen estos términos frecuentemente.

ARTÍCULO 3.-En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado.

ARTÍCULO 9.-El Estado:

a)    realiza la voluntad del pueblo trabajador y

—encauza los esfuerzos de la nación en la construcción del socialismo; —mantiene y defiende la integridad y la soberanía de la patria;
—asegura el avance educacional, científico, técnico y cultural del país

En este artículo aparece indistintamente pueblo, nación, patria y país.

ARTÍCULO 14.-En la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y en la supresión de la explotación del hombre por el hombre.

ARTÍCULO 15.-Son de propiedad estatal socialista de todo el pueblo

ARTÍCULO 69.-La Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado. Representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo.

Es necesario lograr una adecuada conceptualización, de manera que en cada documento rector, comenzando por la Constitución y siguiendo con los que están hoy a debate, se emplee el término más apropiado.

Comparto una reflexión del politólogo, sociólogo, investigador y profesor universitario Juan Valdés Paz, del que aprendí en mi vida estudiantil universitaria el valor de tener valor para debatir. Cito: “Nosotros tenemos una batalla terminológica. Hay una cantidad de términos que nacieron y crearon las revoluciones, las que fundaron el régimen burgués o las que crearon otras experiencias, que son las que acuñaron algunos como democracia, ciudadanía, igualdad, soberanía, fraternidad, etc.. Está toda esa terminología que crearon las revoluciones y que nos hemos dejado arrebatar, que el discurso liberal dominante del capitalismo ha cogido para sí. Entonces se da la paradoja de que quien habla de ciudadanos es Obama, no nosotros; y por el contrario, nos preocupa cuando alguien emplea el término, lo miramos raro, pensamos “y este qué se trae”. Decimos que lo que existe es el pueblo, pero resulta que el pueblo es el conjunto de los ciudadanos. El depositario de los derechos humanos es la persona, y esta vive en una polis, en una República, es un ciudadano. Vamos a usar las categorías como son. Es el ciudadano el que quiere y construye el socialismo, no es el socialismo el que inventa al ciudadano”. Fin de la cita.

Toma cada vez más protagonismo el término consenso, aunque no siempre se domine; en algunas de mis clases de técnicas de dirección pregunto, compruebo la confusión y explico. Consenso no es sinónimo de acordar por mayoría, precisamente intenta evitar lo que la votación casi siempre asegura: unos ganan y otros pierden. Es un acuerdo, con el que nadie está totalmente de acuerdo, pero contra el cual nadie quiere hacer valer su desacuerdo, porque está convencido que el acuerdo logrado, es el óptimo alcanzable, dentro del desacuerdo. Llegar al consenso, requiere altas dosis de diálogo, paciencia y tiempo, pero sobre todo, tener la entereza de aceptar que, dialogar, no significa solo escuchar a la otra parte, para luego imponer un criterio prefijado.

Voy a expresarlo de una manera algo conductista.

Para que haya consenso se deben producir las siguientes declaraciones:
  • Considero que las opiniones se expresan con honestidad y libertad, en un ambiente de franqueza y democracia
  • Estoy convencido de que los demás entienden mis puntos de vista, y yo entiendo los puntos de vista de los demás
  • Aunque la opción acordada no es la de mi preferencia, la respaldaré por considerar que es la mejor para los intereses del grupo.
Estamos pensando y repensando para diseñar y construir el futuro, sabemos que será el último ejercicio estratégico de la llamada dirección histórica, que prefiero llamar fundadora del socialismo. También la de Martí y la de Céspedes fueron direcciones históricas.

Sin una legítima democracia; sin un sistemático y constructivo debate; sin cultivar consecuente y creativamente la ciencia, y desarrollar y aplicar la tecnología y la innovación; sin el respeto a la dignidad humana; sin la participación efectiva del pueblo; sin pasar del decir al hacer; sin que los hechos confirmen la validez de la teoría, no habrá socialismo que nos encamine al comunismo.

Para concluir y motivar el debate culto y enriquecedor, comparto las siguientes ideas, que espero ustedes critiquen y enriquezcan.
  1. El concepto de Revolución de Fidel debe ser entendido y aplicado a plenitud
  2. Raúl Castro Ruz, y la Revolución, son merecedores de toda nuestra confianza participativa
  3. Cuando lo legal y lo moral no andan de amigos, las cosas no funcionan bien
  4. Hay problemas cuya solución puede aplazarse, otros demandan una solución, sin improvisaciones, pero con urgencia
  5. Ningún ciudadano debe sentirse excluido de opinar y participar
  6. La Constitución de la República, como Ley fundamental, debe transformarse en la más revolucionaria de estos tiempos
  7. La unanimidad aparente o falsa es el motor de la disfuncionalidad social y el caldo de cultivo de la involución política
  8. El Estado ha de conjugar con sabiduría y sistemática rectificación su rol regulador y de garante del bien y el orden de la Sociedad, con el de propiciador de la plena participación ciudadana
  9. El control es necesario, el gubernamental y el ciudadano; pero las regulaciones sin consenso generan el germen de su incumplimiento
  10. Estamos frente al mayor reto de toda la historia revolucionaria de la Patria, desde la lucha iniciada el 10 de octubre de 1868. Yo confío junto a Fidel, en que “el pueblo cubano vencerá”.

domingo, 26 de junio de 2016

Los palestinos: un pueblo de refugiados fuera y dentro de Palestina

Tomado de Palestina Libre
Fuente: Jose Schulman, para Palestinalibre.org 

Cuando uno circula por Palestina siente que camina por el sitio justo donde se cruzan la historia de Occidente y de Oriente. Allí han ejercido dominios toda clase de imperios y proyectos coloniales. Contar su historia de un modo objetivo requeriría separarse de los tres relatos religiosos universales: el cristiano, el Islam y el judío.
No es mi intención, ni está remotamente dentro de mis posibilidades, realizar alguna discusión histórica o bíblica; aunque el ocupante actual, el Estado de Israel, sus fuerzas políticas hegemónicas (la derecha ultra religiosa y la derecha de origen sionista, liberal en la acepción imperial o yanqui) recurren constantemente al argumento bíblico, pretendidamente “una verdad inapelable” porque es “palabra de Dios”, como argumento de legitimación de su supuesta “propiedad” histórica.
Simplificando hasta el extremo, el discurso de justificación de la usurpación del territorio palestino, y por ende de la consideración de sus pasados y actuales ocupantes como “intrusos” a los que hay que expulsar de un modo u otro, se basa en un silogismo falso: “el Estado de Israel es la continuidad de aquellos judíos que fueron expulsados por los romanos siendo que a “ellos” Dios le había dado la “Tierra Prometida”, los judíos fueron perseguidos por todos los pueblos y en todas las ocasiones hasta llegar al paroxismo del Holocausto provocado por Hitler, por lo que el “retorno” a la Tierra Prometida por Dios al Pueblo Elegido es “legitimo” y no se puede tener misericordia a los que “ocupaban” su territorio en 1948; y si estas razones no fueran suficientes, los judíos tendrían derecho a ocupar Palestina como resarcimiento por los sufrimientos ocasionados por los ataques antisemitas europeos del siglo XIX y el odio asesino de los nazis”.
El proyecto de crear un Estado para los judíos nació para fines del siglo XIX como respuesta a la situación discriminatoria que en casi todos los países de Europa sufrían los judíos. No fue la única propuesta, hubo una fuerte corriente de judíos que optaron por integrarse con los pueblos adonde vivían y se incorporaron al movimiento revolucionario como los nombres de Carlos Marx, León Trotsky o Rosa Luxemburgo lo atestiguan. En la Rusia zarista, en paralelo a la creación del Partido Bolchevique de Lenin, crearon el Bund como un partido socialista judío.
Estas dos tradiciones se expresaron con fuerza también durante la Segunda Guerra Mundial y aún en los Campos de Exterminio: la tradición socialista, comunista y revolucionaria se unió de un modo decidido a las fuerzas guerrilleras o makis de los países ocupados o de los Ejércitos de los Países enfrentados al Eje; una parte de la tradición sionista, la más elitista, optó en muchos casos por la negociación con las autoridades nazis para salvar algunos de ellos a cambio de dinero o la pura colaboración, como se probó en diversos juicios de la década de los 50 en Israel (antes del juicio a Eishman, un jefe nazi refugiado en Argentina y secuestrado en 1961 por la Mossad, se realizaron varios contra los judíos colaboracionistas de los nazis, incluido una condena a muerte contra Yehezkel Ingster, aunque su pena fue conmutada) aunque cierto es que en los Campos y Ghettos la distancia entra las dos tradiciones se achicó a favor de la resistencia .
Durante muchos años el sionismo fue claramente minoritario entre las comunidades judías de Europa y América; fue en la posguerra de la victoria contra el Fascismo, en medio del clima de sublevaciones nacionalistas y operaciones colonialistas de creación artificial de nuevas naciones (especialmente en el “Oriente” que los imperios están creando a su medida y necesidades) que el sionismo se hizo fuerte y de la mano de grandes poderes imperiales logró su propósito, pero tuvo, y tiene tres problemas muy difíciles de resolver: en el lugar elegido había y hay una población originaria, el pueblo palestino; las tierras, las viviendas y las empresas que ambicionaba y ambiciona tienen dueño, hay pues una cuestión de propiedad que resolver y por último, aún expulsando la población originaria y desconociendo sus derechos, queda por resolver el modo decolonizar el territorio.
Cada uno de estos problemas tiene su historia, y una historia trágica, donde ha predominado el factor militar. Los palestinos identifican dos momentos claves en este proceso: la Nakba, la “catástrofe” de 1948 y la Nazca, la “tragedia”, en 1967. Con estos dos movimientos militares Israel expulsó primero a unos 700.000 palestinos mediante la técnica de arrasar aldeas, unas quinientas, asesinar y provocar la huida de las poblaciones indefensas. Así se apoderó del 78% de la superficie de la Palestina Histórica (lo que era objeto de la Dominación Británica desde 1920) para más tarde apropiarse prácticamente de todo el territorio, incluyendo toda la ciudad de Jerusalén, luego de la guerra de 1967 que produjo otros 300.000 palestinos refugiados (de los cuales 100000 ya eran refugiados desde 1948).
Israel expulsó fuera del territorio palestino a varias oleadas de refugiados constituyendo a los refugiados palestinos en el mayor grupo humano de refugiados del mundo y desde hace casi setenta años.
Intentemos un resumen de la situación actual.
En los territorios bajo la administración palestina viven unos cuatro millones de palestinos; exactamente 4108630 entre la Franja de Gaza y Cisjordania
Dentro de lo que el Estado de Israel considera su territorio, y por lo tanto considera a los palestinos que allí viven en inferioridad de derechos con respecto a los israelíes judíos, viven en Jerusalén y otras ciudades un millón y medio de personas a los que se les reconoce la “ciudadanía” de Israel pero no la nacionalidad israelí por lo que hay que considerar que hay no menos de cincuenta leyes y acordadas de la Corte Suprema que diferencian, a favor de la nacionalidad, entre nacionalidad y ciudadanía. Los palestinos de ciudadanía israelí tienen restringidos sus derechos de vivienda, movilidad y en general todos sus derechos civiles. Por ejemplo, el dirigente palestino Omar Barghouti, inspirador del movimiento internacional de Boicot a Israel, con quien estuvimos reunidos, está impedido de viajar al exterior por una decisión arbitraria de las autoridades israelíes.
Veamos su caso para tratar de entender la complejidad del tema, reproduciendo unos párrafos de una entrevista actual: Omar Barghouti: Cada dos años debo renovar mi documento de viaje israelí, sin el cual no puedo abandonar o reentrar en el país. Dado que soy un residente permanente en Israel no puedo salir con otro pasaporte excepto con este documento de viaje israelí. P: ¿Tienes algún otro pasaporte? Barghouti: Sí, tengo la ciudadanía jordana. P: Pero para poder salir de Israel, necesitas este permiso cada dos años. Barghouti: Sí. El 19 de abril el Ministro del Interior in Acre, donde vivo oficialmente, nos informó de que no nos iban a renovar mi documento de viaje, y por tanto prohibiéndome de forma efectiva el viajar. Esto llega como acertadamente has señalado, en un contexto de un incremento de la represión contra el movimiento BDS, el cual busca la libertad, la justicia y la igualdad para los palestinos. Busca los derechos para los palestinos bajo la ley internacional. Pero dado que se está convirtiendo en algo muy efectivo, dado que el apoyo ha crecido tremendamente en los últimos dos años, significa que ahora estamos empezando a pagar el precio por el éxito del movimiento. P: En lo que a tu estatus en Israel se refiere y al derecho a viajar, si no estoy confundido tú vives en Israel con tu esposa, la cual es una ciudadana israelí, ¿correcto? Barghouti: Sí, correcto, mi mujer es una palestina ciudadana de Israel. P: Así pues ¿de qué forma ellos podrían revocar tu estatus de residencia permanente? Barghouti: Cuando se trata de los No-judíos, como somos llamados en Israel -cualquiera sabe a qué es aplicable esa definición y a qué no-, como sabes hay más de 50 leyes en Israel que discriminan a la población palestina, por supuesto dejando aparte a los palestinos de Cisjordania y Gaza, que ni siquiera son ciudadanos. Así que un ciudadano palestino en Israel no tiene una carta de derechos completa como un ciudadano judío debido a que simplemente un palestino no es un “Judío nacional”, y sólo si eres un “Judío nacional” –sea lo que sea lo que eso signifique- entonces tienes completos derechos. Esto es una definición extra territorial de la nacionalidad dado que Israel no tiene una “nacionalidad israelí”, no existe tal cosa.[1]
Entonces, en la Palestina histórica viven unos cinco millones seiscientos mil palestinos, pero fuera de Palestina viven unos cinco millones de palestinos. Refugiados de primera, segunda o tercera generación. En Jordania 2.800.000, en Siria 465.110, en el Líbano 438.301, en Egipto unos 72.000, casi un millón en los otros países árabes y casi trescientos mil en América (del norte y del sur).[2]
De todos ellos, la autoridad de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) registró en el 2010 más de 4.700.000 refugiados palestinos, de los cuales el 29% seguía viviendo en campamentos para refugiados en Medio Oriente y con eso que la UNRWA es muy estricta al momento de comprobar la condición de los refugiados y su descendencia.
Jaled vive en el campamento de refugiados de Yenin y dice “Soy de Jaffa, antes de 1948 era el puerto más grande de Palestina. Era un niño en 1948 pero te contaré lo que mi padre me contó. El partió con la esperanza de volver pronto a su pueblo. Tenía gallinas y les dejó suficiente comida para siete días, pensaba que pronto volvería…Después de 1967 regresé a mi poblado, habían construido una base militar. Traje un poco de tierra de mi poblado y se la di a mis hijos para que permanecieran ligados a ella”.
¿Puede pensarse en una solución definitiva y justa al conflicto palestino/israelí sin considerar la situación de estos cinco millones de refugiados que la propia ONU reconoce como resultantes de las operaciones militares de 1948 y 1967?
Pero Israel no está satisfecha con la situación actual y mantiene políticas muy activas para expulsar hasta el último palestino de “su “ territorio (los que viven en Jerusalén o algún otro lugar de Israel, los llamados palestinos de 1948) o de los territorios supuestamente “palestinos”: la franja de Gaza y Cisjordania.
Por Cisjordania y por Jerusalén Oriental anduve en la última semana de mayo, visitamos dos campos de refugiados, uno en Belén, Aída y el otro en Ramala, Al Jalazoon y con la ayuda de la organización Badil (www.badil.org) pudimos entender las políticas cotidianas que construyen una situación que procuran hacer insoportable la vida de los palestinos para que se vayan, abandonen su tierra en aras del proyecto colonial racista expansionista del Estado de Israel.
En base a la documentación de Badil y de la Agencia Alternativa de Turismo, y a nuestra propia experiencia (que incluye largas conversaciones con la compañera Tilda Rabi de la Federación Argentina de Entidades Palestinas y los funcionarios de la Embajada Palestina en Buenos Aires), intentemos sistematizar estas políticas.
- Denegación de residencia, vivan donde vivan los palestinos es Israel quien decide si se quedan allí o no, el elemental derecho de vivir donde uno quiera está coartado en los territorios ocupados ya que cada Palestino requiere de un permiso de residencia para vivir donde aspira. Hagamos un ejercicio de imaginación: supongamos que una chica de Belén va a estudiar a Jerusalén, para ello deberá conseguir un permiso especial que le especifica los días y las horas del ingreso a Jerusalén. Supongamos que conoce a un muchacho que vive en Jerusalén Oriental y tiene permiso de residencia en la ciudad. Supongamos que se enamoran y deciden vivir juntos. Gran problema. Israel no le dará permiso de residencia a ella, porque significaría salir del territorio administrado por Palestina para entrar al territorio del Estado de Israel. Y tampoco le dará permiso a él para ir a vivir a Belén, porque en el momento en que él se mude a Belén, podrá estar expuesto a la ley de expropiación de viviendas por la Ley del Ausente (1948) que permitía expropiar la vivienda de todo aquel que saliera del país o la de 1951,llamada del Ausente Presente que permitía expropiar la vivienda del que aún quedando en Israel abandonaba su barrio o pueblo. Lo más probable que se arriesguen a alguna de las dos soluciones y que en algún momento sean apresados y juzgados por el Estado de Israel por “enamorarse” de la persona equivocada.
- Régimen de permisos. Los palestinos debe pedir permiso para casi todas sus actividades. Israel ha construido miles de kilómetros de muros que rodean las ciudades, los separan de los campos y obligan a cruzar por unos puestos militares llamados check points que hacen de “frontera” entre los lugares donde el palestino habita y el resto del mundo. Los muros tienen ya una dimensión superior a los 700 kms. y hay más de setescientos check point de modo tal que cada espacio palestino está encerrado como en el regimen sudafricano del Apartheid. Hasta para ir al medico deben pedir permiso, hacer una cola ante un funcionario israelí racista y provocador que hará uso de su autoridad del modo más arbitrario que pueda. Así ha habido casos trágicos de mujeres embarazadas que abortan y hasta mueren en la cola del check point por no contar con el permiso correspondiente. También para los productores agrícolas cuyas fincas han quedado de un lado del muro y su vivienda del otro. Hace solo días, luego del ataque de Tel Aviv a comienzos del Ramadán (mes santo para los musulmanes) Israel volteó más de ochenta mil permisos para que las familias se encuentren[3]lo que confirma su poder discrecional casi absoluto sobre la vida de los palestinos
- Urbanismo discriminatorio. Israel ha transformado la política urbanística en un arma de ocupación y genocidio. En Jerusalén nos contaron que en todo el 2015 la oficina de permisos de mejoras y nuevas construcciones solo dio doce permisos de modo que condena a los habitantes de las viejas barriadas palestinas de Jerusalén, de los Campos de Refugiados, de las aldeas, etc. a seguir viviendo en el mismo espacio que hace décadas, con la consiguiente molestia y hacinamiento. Y si alguien se atreve a mejorar su casa o construir una nueva sin permiso, corre el peligro cierto de que un buldózer le demuela la casa. De hecho, los colonos del valle del Jordán utilizan uno de esos equipos de demolición como símbolo de la “nueva vida” (?)
- Confiscación de tierras. Hemos relatado la dinámica militar de la ocupación y expropiación de tierras. Las guerras se complementan con leyes (del “ausente”, para los refugiados fuera de Israel, del “ausente presente”, para los que quedan dentro de las fronteras reclamadas como propias por el Estado de Israel) que se apoderan de las casas y las tierras de los palestinos. Otro camino es el declarar a las tierras afectadas para “parques nacionales”, “territorios de tiro y adiestramiento de las fuerzas armadas” o simplemente “territorios afectados a la seguridad estatal” y con ese simple trámite, el Estado expropia y demuele las viviendas, en general para construir nuevas viviendas que den lugar a un barrio solo para Israelíes judíos, o sea Colonias, ya que el ocupante militar tiene prohibido construir nada que no sea imprescindible para su función militar (Segundo Convenio de Ginebra sobre conflictos armados)
- Racismo Institucionalizado. Desde el momento mismo que Israel se piensa no como un Estado nación, con población y fronteras, donde todos tengan iguales derechos sino como el “hogar de los judíos del mundo” donde cualquier judío de cualquier país que acepte radicarse en Israel es tributario de una impresionante lista de concesiones, subsidios y derechos especiales por encima de los que tienen los habitantes originarios, los Palestinos del 48, el racismo es indiscutible. Habría que agregar que en los últimos veinte años, la disputa entre las dos fracciones de la derecha en el poder, los ultra religiosos y los sionistas, se zanjó para el lado de los ultra religiosos con un viraje del racismo al fascismo desembozado donde hay ministros que escriben en los diarios que hay que expulsar a todos los palestinos o matar a las mujeres embarazadas para que no nazcan terroristas árabes. Ya hemos dicho de la insólita diferencia entre nacionalidad y ciudadanía, acotemos que dado que los ultrarreligiosos consideran el canto de una mujer pecaminoso, han logrado que el Parlamento disuelva un coro mixto para dar lugar a un varón solista en la entonación del himno. Como muestra basta un delirio
- Denegación de recursos naturales y de servicios. En nuestra crónica sobre La Guerra del agua hemos hablado bastante sobre el modo en que Israel se apodera del agua de los palestinos, lo roba y encima luego les vende a precio vil la poca agua que les entrega. Lo mismo hace con los otros servicios: de energía eléctrica o de aguas cloacales. La formula es siempre la misma: menos servicios y más caros para los palestinos; más servicios y subvencionados para los israelíes de las colonias y territorios ocupados.
- Creación de colonias. Contra todas las resoluciones de los organismos internacionales, Israel tiene una política estratégica de creación de nuevas y nuevas colonias. Unas de vivienda y otras de producción. Todas ilegales puesto que usurpan territorio ocupado militarmente. Para las colonias de vivienda tienen una política de seducción de los israelíes en problemas económicos puesto que les ofrecen créditos inmobiliarios más baratos, con mayor porcentaje sobre el costo total y con muchas más facilidades que para comprar en las ciudades pre existentes. En una colonia muy cercana a Jerusalén nos contaron que una parte de los colonos había participado en las movilizaciones de los “indignados” del 2011/2012 y que fueron “sobornados” con la concesión de todas sus demandas y la oferta de casas baratas nuevas y trabajo bien renumerado. Se podría decir que el Estado de Israel promueve una claudicación ética en su población de manera sistemática y perversa, pero eficaz; que es resistida por una pequeña parta de la población, los otros israelíes, de los que hablaremos en nuestra última entrega
[2] todas las cifras y datos históricos están tomados del libro en castellano: Palestina y palestinos del Grupo de Turismo Alternativo, www.atg.ps donde pueden consultar toda la información

Algo de nostalgia.

Tomado de Cuba Por Siempre
Por Víctor Angel Fernández.
Al igual que muchos cubanos, tengo motivos para la felicidad. El llamado a que Nuestra América sea cada día más una zona de paz, se va cumpliendo, tal y como hemos visto, en este jueves 23 de junio de 2016.
La voluntad de muchos. De los colombianos entendiéndose mediante el largo dialogo. De Chile y Venezuela, de Noruega, junto a mi bella Cuba, como países acompañantes y garantes. Me siento feliz, cuando a La Habana, capital de la paz, llegan una vez más varios presidentes, acompañados del Secretario General de Naciones Unidas. 
No obstante, utilizando el llamado que nuestro Presidente Raúl nos ha hecho en reiteradas ocasiones, voy a utilizar mi derecho para tener alguna discrepancia, aunque no es a él sino a las partes del conflicto que durante décadas  se beneficiaron del permanente compromiso del pueblo y gobierno cubanos con la paz de Colombia desde el liderazgo del Comandante Fidel Castro a quienes hubiera correspondido la gratitud hacia el que durante décadas fue el más constante aliado de cualquier gestión pacificadora en ese país.
En una OEA incapaz de levantar cabeza y nada protagonista en estos sucesos del jueves, el Canciller Cubano, hace más de medio siglo, se levantó y pronunció sus conocidas palabras de “me voy y conmigo se marcha la Dignidad latinoamericana”. Era y es la Dignidad que Cuba se ganó verticalmente. La Dignidad que ha costado casi sesenta años de enfrentamiento con su poderoso vecino y con muchos de los acólitos que siempre buscan alguna variante para tratar de acercar la brasa a su sardina.
Es la Cuba que había triunfado en Girón, hoy sede de la paz que nunca la OEA hubiera podido gestar ni obtener. La Cuba que demostró el real concepto de sólo llevarse sus muertos al salir victoriosa de Africa. Es la Cuba de la mano extendida, no para dar sobras, sino para compartir lo poco e incluso, lo que muchas veces ni siquiera tenía para sí. Es la Cuba de las misiones médicas y educacionales. Es la Cuba que todos destacan y agradecen.
Es la Cuba que con su ejemplo nos enseñó a construir Fidel y hoy, cuando todos sabemos que él no reclamará nada, porque nunca lo ha hecho, está ahí, pero luego de oír las intervenciones oficiales, las declaraciones de prensa, las felicitaciones, me falta por sentir su nombre sonando alto y bien claro.
No tengo nada en contra de los que se han nombrado. Creo que todos se lo han ganado, pero sin él, sin su ejemplo, sin su vida que va a llegar a las nueve décadas, habría sido muy difícil ver estos acontecimientos en Colombia y tampoco en América Latina. Ha triunfado la paz porque han triunfado los principios de la política exterior de la Revolución Cubana, esos a los que se refirió Raúl -nuestro fidelista mayor- en la Cumbre Extraordinaria del Grupo de Río, en Costa de Sauipe, Salvador, Bahía, Brasil, el 16 de diciembre de 2008, preámbulo de lo que luego sería la CELAC:
“Nos incorporamos con el compromiso de ser fieles a los principios de la política exterior de la Revolución Cubana, en los que nos ha educado el compañero Fidel, maestro de la solidaridad y artífice de los valores que la han caracterizado.”
Congratulo a las partes. Aplaudo los hechos, pero pido y ejerzo mi derecho para felicitar, en grande, al artífice hoy silencioso, pero nunca acallado, de que tengamos paz en Colombia y Cuba para el bien de todos.

FORO DE SAO PAULO: RETOS Y AVANCES DE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA

XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo (FSP).
Tomado de Radio Nuevitas.
Por PL.

Los retos de la izquierda para consolidar los procesos revolucionarios de Latinoamérica y el Caribe fueron uno de los puntos de reflexión de la escuela de debate del XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo que sesiona en El Salvador.
Con el lema El poder popular en la transformación económica, social, política y cultural de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe, cientos de representantes de partidos políticos y movimientos progresistas del continente participaron la víspera en este espacio en el que también reflexionaron sobre cómo repeler la contraofensiva imperial.
Neoliberalismo, guerra mediática y económica, boicot y desestabilización fueron palabras claves en torno a este tema que reunió a reconocidos analistas de la región, entre ellos la historiadora venezolana Carmen Bohórquez.
También condujeron el debate, el representante del Movimiento Al Socialismo de Bolivia Hugo Moldiz; el analista del Partido Comunista de Cuba Roberto Regalado, el politólogo nicaragüense Orlando Núñez y Sigfrido Reyes y Norma Guevara del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador.
En medio de la cita que marcó la primera jornada del Foro, los participantes saludaron con un minuto de aplausos la firma en La Habana, Cuba, del histórico acuerdo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo para el cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo.
Luego de este espacio, el secretario general del FMLN, Medardo González, junto a Nidia Díaz y Norma Guevara, de la Comisión Política del partido, presentaron el libro Memorias para escribir el futuro, sobre los 35 años de creación de esta fuerza política.
El texto, de singular belleza, "contiene páginas de una historia imperecedera narrada de manera gráfica por sus protagonistas", señala González en su prólogo.
"Imágenes y documentos se interrelacionan por medio de una mirada progresiva en el tiempo y la transversalidad", añade.
La delegación cubana, encabezada por José Ramón Balaguer, miembro del Secretariado y Jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, asistió a esta escuela de debate, así como representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Partido Comunista de China, entre otras decenas.
Con una amplia agenda continuará el mayor encuentro de los partidos políticos y movimientos sociales de izquierda en esta capital a través de talleres, encuentros, diálogos que versarán sobre temas tan diversos como jóvenes, medioambiente, mujeres, cultura, asuntos parlamentarios, entre otros.
El Foro de Sao Paulo rendirá homenaje a personalidades y a organizaciones del continente, entre ellos al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, por su 90 cumpleaños y la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina (Ospaaal) en su 50 aniversario.
El Encuentro contará con la presencia del presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, uno de los líderes históricos del FMLN, en la ceremonia de inauguración prevista para este sábado.
El domingo 26, el Foro dará a conocer las declaraciones y resoluciones del cónclave en el que participan, además, fuerzas de izquierda de Europa, Asia, África, Estados Unidos y Canadá.

Israel ha detenido a 215 mujeres palestinas desde octubre del año pasado

Según el Centro Palestino de Estudios de Prisioneros (PPCS), las detenidas incluyen madres, esposas e hijas de prisioneros, así como mujeres de más de 60 años.
Tomado de Palestina Libre
Fuente original: Middle East Monitor
Traducido por: Palestinalibre.org 

Israel ha detenido a 215 mujeres palestinas, incluyendo a menores, desde el comienzo de la Intifada de Jerusalén en octubre del año pasado, informó ayer QudsNet.
Según el Centro Palestino de Estudios de Prisioneros (PPCS), las detenidas incluyen madres, esposas e hijas de prisioneros, así como mujeres de más de 60 años.
El portavoz del PPCS, Riyad Al-Ashqar, indicó que había habido un "notable incremento" en la focalización hacia las mujeres palestinas, observando que hay al menos una detención cada día.
Algunas de las mujeres que fueron detenidas fueron puestas en libertad después de un corto período de tiempo, mientras que otras fueron interrogadas o sometidas a detención administrativa o en hospitales penitenciarios, pues resultaron heridas en el momento de su detención.
Actualmente hay 68 mujeres palestinas en cárceles israelíes, entre ellas 11  que han resultado heridas y 18 menores de edad. La más joven tiene 14 años, Istabraq Nour, quien fue herida al recibir una bala en el momento de su detención, explicó Al-Ashqar.
Las cuatro mujeres detenidas bajo detención administrativa fueron arrestadas bajo la acusación de incitación a la violencia.

sábado, 25 de junio de 2016

Imperialismo Vs Cuba 3


"... trabajar articulados para vencer la conspiración"

La socióloga y periodista chilena se encuentra en el país para acompañar el proceso que se lleva a cabo en el Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores
Tomado de Correo del Orinoco
T/Francisco Moreno
F/Luis Franco
La subdirectora de la revista chilena Punto Final, Francisca Cabieses, aseguró que uno de los principales objetivos del Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores, debe ser lograr establecimiento de una línea editorial unificada para todos los medios revolucionarios, con la finalidad de que los mismos trabajen unidos para hacer frente a la conspiración mediática de la que es víctima el Gobierno y pueblo de Venezuela.
Durante una entrevista concedida a Correo del Orinoco, la socióloga y periodista chilena consideró que el trabajo comunicacional debe iniciar internamente y una vez alcanzada la fuerza para hacer frente a las matrices generadas en el país, emprender una batalla a las grandes empresas mediáticas internacionales que constantemente arremeten contra la nación.
“Es bien importante lo que van a hacer para comunicar internamente, porque igual aquí supongo que la gente también ve CNN, no está agena al influjo del poder mediático, entonces hay que hacer un trabajo desde la base. En Venezuela cuentan con radio, televisión, medios alternativos y tienen que aprovecharlo intensa y extensamente para desmontar esta campaña contra el país, por lo menos en el plano interno”, manifestó.
Asimismo, opinó que la línea editorial unificada no debe ser una orden de partido. “No es lo mismo, porque esto no se puede convertir en una organización política, donde va a haber un comité central que les va a dictar; la línea editorial no es lo mismo que una línea de partido, ella te fija y de ahí tú te mueves con ciertas amplitudes y esa línea editorial será combatir la campaña de desprestigio”, opinó.

UNA REALIDAD DISTINTA

Indicó que la campaña mediática busca situar al país como una nación en guerra, sin embargo, explicó que a su llegada a Caracas, como parte de la visita que realiza para acompañar el trabajo que se realiza en el Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores, y al entrar en contacto con la realidad venezolana se percató de las mentiras que difunden los medios internacionales sobre la situación por la que atraviesa la ciudadanía.
“No he salido tanto acá en Venezuela, pero por lo que he visto, no creo que la gente aquí se sienta al borde de una crisis humanitaria, no he visto a nadie que me diga ‘yo estoy hambriento’, hay cierto ambiente de tranquilidad”, sostuvo.
Sin embargo, aclaró que ciertamente el país enfrenta una problemática económica y social, hecho que no debe ser obviado por los medios de izquierda. “No hay que ocultar la realidad, yo creo que lo peor sería indicar que la campaña comunicacional debe estar orientada en decir que (desde la derecha) están falseando todo, no, si hay problemas. Hay que reconocer las fallas y los errores porque así la gente se siente interpretada, porque si no, cree que se le está mintiendo y ellos son testigos, actores, viven los problemas”, destacó.
Señaló, además, que los medios alternativos y de corriente progresista en el continente americano se mantienen analizando estrategias para lograr unificar contenidos y ser más efectivos para enfrentar a las grandes corporaciones mediáticas internacionales. Aclaró que las iniciativas encabezadas hasta ahora no han fructificado, no porque no exista la voluntad, sino por la dificultad para la organización, así como por las grandes diferencias en cuanto a las realidades que vive cada nación y sus particularidades.
No obstante, manifestó su deseo por alcanzar esa integración que permita un trabajo unificado entre los medios de izquierda en la región.

CONSPIRACIÓN COMO EN CHILE

Francisca Cabieses enfatizó que el gobierno de Estados Unidos (EEUU) encabeza una conspiración contra Venezuela, siguiendo un guión parecido al que aplicó en Chile contra el gobierno progresista de Salvador Allende, lo que derivó posteriormente en el establecimiento de una dictadura dirigida por Augusto Pinochet.
“Hay una conspiración, eso no se puede negar y no es solamente dar falsas noticias o implantar como dicen ustedes matrices de opinión, esto ya los gringos lo inventaron hace mucho tiempo, cuantas veces lo han hecho, yo te digo la experiencia chilena y es más o menos lo mismo, repetida, con las variaciones de la historia, los personajes, todo el agua que ha corrido bajo los puentes, pero muy similar”, agregó.
Aseguró que en materia comunicacional también fue igual en Chile, donde los medios fueron preparando el terreno para el derrocamiento de Allende. “En Chile no fue el pueblo el que botó al gobierno”, afirmó.

FANB AL SERVICIO DEL PUEBLO

La subdirectora de la revista Punto Final contrastó la realidad venezolana con la chilena, destacando que en la tierra de Bolívar es más difícil la consolidación de un golpe militar como el de Pinochet en Chile, debido a que Venezuela cuenta con una Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) al servicio del pueblo.
Explicó que, por el contrario, en su país las élites militares estaban a las órdenes de la burguesía y actuaban solo en estricto resguardo de los intereses empresariales oligárquicos.
“Ésta es la gran diferencia, aquí las Fuerzas Armadas están al lado del proceso, puede que haya sectores disidentes, pero no se siente que haya una conspiración interna, pues lo contrario, porque además es una Fuerza Armada de composición diferente a las fuerzas armadas de Chile. Los altos mandos de Chile no son de origen popular, la tropa si era de origen popular, pero los mandos no y, hasta ahora, el ejército es un garante para la estabilidad de los poderosos. En Venezuela el Ejército, hasta ahora, es un garante de la estabilidad, pero para el pueblo, osea esa es la gran diferencia con lo que fue la conspiración para derrocar a Allende en el año 1973”, puntualizó.

Destaca la ONU ejemplo de Cuba en el desarrollo sostenible

Conversaciones oficiales de Mogens Lykketoft y Bruno Rodríguez Parrilla, en la sede del Minrex.
Encuentro de Mogens Lykketoft y la comitiva que le acompaña con el titular del Minrex, Bruno Rodríguez Parrilla, y funcionarios de Relaciones Exteriores, en la sede de ese organismo. (Foto: MARCELINO VAZQUEZ HERNANDEZ/ACN).
El presidente del septuagésimo período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Mogens Lykketoft ponderó en La Habana la concreción de esas metas en la Isla, dado el nivel de igualdad en su sociedad y los altos estándares en las esferas de salud y educación.
Tomado de Bohemia
Mogens Lykketoft, presidente del septuagésimo período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), destacó hoy el ejemplo de Cuba en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por ese órgano.
Según reporte de la Agencia Cubana de Noticias, el alto funcionario de la ONU fue recibido en la sede de la cancillería por el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, como parte de su visita oficial a la nación cubana.
Lykketoft ponderó la continuidad de Cuba en la concreción de esas metas, dado el nivel de igualdad en su sociedad y los altos estándares en las esferas de salud y educación existentes en el país.
Se refirió a la importancia que concede la AGNU al fortalecimiento de sus instrumentos, en especial del Consejo de Seguridad de la ONU, así como también en el avance en los temas de desarrollo sostenible, la paz, los Derechos Humanos y el medioambiente.
Lykketoft felicitó a Cuba por su papel como garante de los diálogos de paz para Colombia, proceso en el que se avanzó este jueves con la firma de trascendentales acuerdos para el cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el Gobierno de esa nación suramericana.
En ese sentido, reiteró la importancia que concede las Naciones Unidas a esos pactos, y añadió que continuarán su contribución a la verificación de lo acordado.
A la histórica firma de acuerdos entre la guerrilla colombiana y el Gobierno asistieron Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, y los presidentes de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de ese organismo, Mogens Lykketoft y Francois Delattre, respectivamente, así como también dignatarios y personalidades de los países garantes y acompañantes del proceso.
En sus palabras al alto funcionario, Rodríguez Parrilla señaló que para Cuba la AGNU ha sido plaza esencial en los reclamos por el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. desde hace más de medio siglo.
El Canciller resaltó la contribución de los debates y las votaciones que cada año se realizan en el seno de este organismo a favor de la eliminación del cerco unilateral de Washington.
Añadió que aunque se producen avances en el contexto del proceso hacia la normalización de relaciones con EE.UU., el bloqueo persiste, y afirmó que mientras eso ocurra Cuba continuará presentando su Proyecto de Resolución sobre el tema a consideración de la Asamblea General.
El titular de Relaciones Exteriores reconoció que la AGNU necesita una profunda reforma para democratizar la organización y que a la vez refleje mejor los intereses de los pueblos, en particular de los países suramericanos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...