Tira Cuba

Tira Cuba

domingo, 31 de octubre de 2010

Cuba: Alta popularidad de sitios isleños en la Web

Tomado del blog de Yohandry:

Una encuesta realizada por estudiantes de Comunicación Social y la Universidad de Ciencias Informáticas en Cuba muestra que los blogs cubanos administrados desde la Isla alcanzan popularidad y se han convertido en fuentes de información ampliamente consultadas dentro y fuera del territorio nacional.

Unos mil internautas respondieron preguntas sobre el uso de Internet, los sitios que visitan, la interactividad y la confiabilidad, y el resultado arrojó que en el caso de los blogs Cambios en Cuba, el Blog de Yohandry, La Isla Desconocida, La Polilla Cubana, Blogueros y Corresponsales de la Revolución, El blog de Paquito , El Taburete y El blog de Vladia Rubio llevan la delantera, algunos por encima de Desdecuba.com, sitio presupuestado del gobierno de Estados Unidos, y donde publica Yoani Sánchez.

Según los resultados, los blogs cubanos superan también en confiabilidad a Penúltimos Días, un blog financiado por los servicios especiales norteamericanos, en tanto en foro debate el sitio Web de Vanguardia sobresale dentro de sus similares.

En cuanto a medios, Cubadebate.cu dejó atrás a sitios que habitualmente eran consultados por los cubanos, como El Nuevo Herald y El País.

El salto de Cubadebate.cu lo ubica como el 5to. medio más visitado por los nacionales, y Web de obligada referencia desde el exterior, por encima de Juventud Rebelde y Granma Nacional, estos dos últimos con resultados también alentadores.

Según la encuesta, que también evaluó estadísticas en servidores, Cubadebate.cu alcanza sus niveles más altos de visitas cuando se publican las Reflexiones del Comandante en Jefe Fidel Castro, consultadas diariamente por internautas de más de 40 países.

El sondeo, que hasta este momento no será divulgada, pero al cual tuvo acceso El blog de Yohandry, detalla que entre los encuestados estuvieron profesores y alumnos de varias universidades de Cuba, trabajadores de centros científicos, médicos, bibliotecarios, periodistas y blogueros de distintas tendencias.

También fueron encuestados vía correo electrónico cubanos residentes en el exterior, principalmente de Miami, España, México, Brasil y Canadá.

Yohandry Fontana
La Habana

viernes, 29 de octubre de 2010

Terrorista honrado en la Universidad de Miami, académicos indignados


CARTA ABIERTA A LA PRESIDENTA DE LA UNIVERSIDAD DE MIAMI, DONNA SHALALA

Honorable Donna E. Shalala,
Presidenta
Universidad de Miami

Estimada Presidenta Shalala,

Nosotros, académicos de Estados Unidos y ex-alumnos de la Universidad de Miami, le expresamos nuestra más profunda indignación con respecto al evento que tuvo lugar el 12 de octubre del 2010, en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (ICCAS) de la Universidad de Miami.

En este acto se rindió homenaje al terrorista convicto Orlando Bosch.

Orlando Bosch ha sido arrestado, enjuiciado y sentenciado por innumerables actos terroristas en Venezuela, Estados Unidos y otros países. En 1968, fue condenado a 10 años de privación de libertad por el atentado a un buque polaco que se encontraba anclado en uno de los muelles de Miami.

Posteriormente, cumplió diez años de cárcel en Venezuela por el derribo de un avión cubano el 6 de octubre de 1976, sabotaje en el que perdieron la vida las 73 personas a bordo. El Fiscal General de Estados Unidos Dick Thornburgh lo calificó como “terrorista sin arrepentimiento” ["unrepentant terrorist"], y el Fiscal General Asociado Joe D. Whitley se refirió a él como una “amenaza a la Seguridad Nacional” ["a threat to National Security"] (Exclusion Proceeding for Orlando Busch Ávila; ver documentación adjunta). Ambos Fiscales se desempeñaron en sus funciones de leguleyos durante la administración de George H. W. Bush.

Documentos de la CIA y del FBI recientemente desclasificados (disponibles en la Internet), son prueba fehaciente de la validez de las aseveraciones de estos Fiscales. Por ejemplo, un informe de 1979 reportó la opinión de Bosch sobre la voladura del avión de Cubana, con respecto a lo cual expresó: “Hay momentos en que no se puede evitar hacer daño a gente inocente” (Appendix to Hearings). Por otra parte, un cable del FBI con fecha del 14 de octubre de 1976 refleja las palabras de Luis Posada Carriles — “compañero de lucha” de Bosch–, quien dijo que “Orlando sabía todos los detalles” del avión que iba a ser derribado (Intelligence Information Cable).

Solicitamos que se inicie con la mayor premura una investigación acerca de este homenaje, en el cual figuró como telón de fondo el logotipo de la Universidad de Miami. Como institución de altos estudios que es, la Universidad de Miami tiene una misión educativa, y a la vez, una insoslayable función de responsabilidad social. Rendir honores a un terrorista, presentándolo como modelo para una comunidad, atenta contra los principios básicos de la academia.

Gracias por su interés.
Sinceramente:

María Isabel Alfonso, PhD. Assistant Professor of Spanish. St. Joseph’s College, New York. (University of Miami Alumnus).
Noam Chomsky, Institute Professor, Retired. MIT.
Luis Duno-Gottberg, PhD. Associate Professor of Caribbean and Film Studies, Duncan College Master, Texas.
John Walton Cotman, PhD. Associate Professor of Political Science. Howard University, Washington.
David Carlson, PhD. Assistant Professor of Latin American History. The University of Texas-Pan American, Texas.
Rick Miller, PhD. Associate Professor of Art. St. Joseph’s College, New York
Lisa Glidden, PhD. Assistant Professor of Comparative Politics, Latin American Studies. SUNY College at Oswego, New York
Iraida H. Lopez, Ph.D. Professor of Spanish. Ramapo College of New Jersey, New Jersey
Arturo Lopez-Levy, Lecturer. PhD Candidate. Josef Korbel School of International Studies. University of Denver, Colorado.
Kenneth E. Bauzon, Ph.D. Professor of Political Science. St. Joseph’s College, New York
Emilio Bejel, Distinguished Professor of Latin American Studies. University of California at Davis, California
Miren Uriarte, PhD. Professor of Human Services. University of Massachusetts Boston
David L. Strug, PhD. Professor of Social Work. Yeshiva University, New York
Dionisio Márquez Arreaza, Professor. Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela (University of Miami Alumnus)
Judith A. Weiss. Research Professor and Professor Emerita. Mount Allison University, Canada
Liliam Dominguez, PhD Candidate. Barry University, Florida. (University of Miami Alumnus).
Mirella Landriscina, PhD. Professor of Sociology. St. Joseph’s College, New York
Douglas Friedman, PhD. Associate Professor of Political Science. College of Charleston, South Carolina
Samuel Farber. Samuel Farber. Professor Emeritus, Political Science. Brooklyn College of CUNY, New York
Dick Cluster, Associate Director. University Honors Program. University of Massachusetts at Boston
Fernando Coronil. Presidential Professor. Graduate Center. CUNY, NY.
Zoya Kocur, PhD Candidate. Middlesex University. London. NYU, New York, NY.
William Van Norman, Jr. PhD. Assistant Professor of Latin American History. James Madison University, Virginia
Alejandro de la Fuente, PhD. UCIS Research Professor. University of Pittsburgh, Pennsylvania
Antoinette Hertel, Ph.D. Associate Professor of Spanish. St. Joseph's College, New York
Susan Eckstein, PhD. Professor of Sociology and International Relations. Boston University, Massachusetts
Tania Triana, PhD. Assistant Professor of Spanish, University of Oregon
Ana M. López, PhD. Associate Provost for Faculty Affairs. Tulane University, Louisiana
Eduardo González, PhD. Professor. Director of the Spanish and Latin American Subdivision. The Johns Hopkins University, Baltimore, Maryland
Trevor H Whitbread. M.A. Spanish Candidate. University of Oregon
Francisco A. Scarano, Ph.D. Professor of History. University of Wisconsin-Madison, Wisconsin
Antonio Lauria-Perricelli, PhD. Adjunct Professor. Gallatin School, New York University, New York
Enrique Sacerio-Gari, PhD. Dorothy Nepper Marshall Professor of Hispanic and Hispanic-American Studies. Bryn Mawr College, Pennsylvania
Antonia Darder, PhD. Distinguished Professor of Education. University of Illinois Urbana Champaign, Illinois.
Edwin Murillo, Ph.D. Assistant Professor of Spanish. Penn State University-Berks, Pensylvannia (University of Miami Alumnus)
Beatriz Calvo Peña. PhD. Researcher. University Carlos III, Madrid. (University of Miami Alumni)
Julie Skurski, Ph.D. Distinguished Lecturer of Anthropology. CUNY Graduate Center. New York
Leslie S. Offutt, PhD. Associate Professor and Chair, Department of History. Vassar College, New York.
David J. Vázquez, PhD. Assistant Professor of English. University of Oregon, Oregon
Ricardo Pérez, Ph.D. Associate Professor of Anthropology. Eastern Connecticut State University, Connecticut

PD: Los suscriptores de esta carta no comparten necesariamente las mismas opiniones sobre el sistema político de Cuba, el embargo norteamericano, u otros temas vinculados a la relación Cuba-Estados Unidos. En cambio, todos sí coincidimos en que el terrorismo debe ser denunciado, más allá de las ideologías que lo motivan.

Documentos en orden citados:
* Exclusion of Proceeding for Orlando Bosch Avila. U.S. Department of Justice. Office of the Associate Attorney General Joe D. Whitley, 1989. FILE: A28 851 622. A11 861 810.
* Appendix to Hearings Before the Select Committee on Assassinations of the U.S. House of Representatives, Ninety-fifth Congress. Second Session, Volume X: Anti-Castro activities and organizations. March 1979: (89-93)
* Intelligence Information Cable. FBI. October 14th, 1976. National Security Archives. Cuba Project.
Photographs and videos of the event.
CIA and FBI Declassified Documents on Cuba: National Security Archive. Cuba Project

jueves, 28 de octubre de 2010

ABC de nuevo trata de criminalizar a Cubainformación y Euskadi-Cuba

Tomado de Cubainformación
VIDEO cuyo guión es este artículo
Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

Cubainformación propone un debate público a la periodista Cristina de la Hoz en el medio, formato y escenario que desee

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación

El lunes 25 de octubre, el diario ABC publicaba un texto de Cristina de la Hoz , titulado “Cuba reclama a España que subvencione propaganda a favor del régimen castrista” (1). En él, la periodista y tertuliana sostiene que el Gobierno cubano presiona al español para que éste financie el medio de comunicación Cubainformación, cuyo trabajo define como “propaganda a favor de los hermanos Castro”. El tema se repite, el mismo día, en el editorial de ABC, bajo el título “Ética y subvenciones” (2). En éste se lee que “una ONG de la órbita batasuna llamada Euskadi-Cuba” solicita una subvención para el medio Cubainformación, al que califica como “una iniciativa para ensalzar el régimen castrista”.

Con esta nueva arremetida contra Cubainformación, el diario ABC tiene dos objetivos claros, complementarios entre sí.

El primero, a corto plazo, es crear la presión mediática suficiente para evitar que Cubainformación, proyecto de comunicación del Movimiento Internacional de Solidaridad con Cuba, reciba fondos de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo), a cuya convocatoria se presenta por primera vez. Y, de este modo, que la AECID siga subvencionando en exclusiva a las páginas web de la contrarrevolución cubana con sede en Madrid. “Cubaencuentro”, por ejemplo, recibió de la AECID 500.000 euros en 2008 y 400.000 en 2007 (3). A pesar de este enorme apoyo económico, que comenzó en el año 2000, para sufragar una simple página web y una revista de solo 4 números al año, en octubre de 2009 Cubaencuentro anunció el despido de toda su plantilla por “falta de fondos” (4). Las personas despedidas fundaron una nueva web -de idéntico perfil “anticastrista”- llamada “Diario de Cuba”. Pues bien, en 2010 la AECID ha decidido subvencionar a ambos proyectos: ha aprobado 300.000 euros para Cubaencuentro, presentada ahora a través de una nueva asociación sin deudas llamada “Cuba: Análisis y Reflexión”, y 65.000 euros para Diario de Cuba (5). Hay que señalar que ambos portales web reproducen la misma versión informativa sobre Cuba que el diario ABC y que el resto de grandes medios españoles. Ésta es la principal razón de Cubainformación para solicitar apoyo económico público: el derecho que tiene la ciudadanía de encontrar un espacio con información y opiniones sobre Cuba diferentes a las del poder mediático.

Lázaro Oramas, del equipo de Cubainformación, afirma que “a la ciudadanía -tanto del Estado español como del mundo- le llega una información distorsionada sobre Cuba, siempre en una misma dirección. Cubainformación quiere acercar a la ciudadanía, cumpliendo una labor social, la información sobre los acontecimientos que ocurren en Cuba y que nunca aparcen en esos medios”.

La resolución de subvenciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo aún no se ha producido, pero Cubainformación -a diferencia de Cubaencuentro- no va a dejar de existir si su proyecto no es aprobado. Para entender esto, comparemos ambos medios. Cubainformación es un espacio multiformato, con una televisión por internet de producción propia, un programa semanal de radio, un periódico trimestral en papel y una web diaria de noticias. Cubaencuentro es, simplemente, una web de noticias y una revista trimestral. Sin embargo, tiene un presupuesto entre 5 y 10 veces mayor que Cubainformación. La explicación está en que este último medio tiene detrás el apoyo de decenas de asociaciones de solidaridad con Cuba y una red de casi 100 colaboradores voluntarios.

Cubainformación tiene “una amplia red de apoyo voluntario, de asociaciones y comités de solidaridad, tanto del Estado español como de Europa y de otras partes del mundo – afirma Lázaro Oramas-. Ése es el sustento de Cubainformación. Por tanto, aunque no recibamos financiación de entidades, es un proyecto que seguirá adelante, que sobrevivirá”. Lo que parece demostrar que un medio basado en el trabajo militante como Cubainformación puede ser un proyecto más eficiente y sostenible que otro, como Cubaencuentro que, a pesar de recibir ingresos millonarios de instituciones españolas y estadounidenses y de varias fundaciones europeas, tiene serios problemas de continuidad.

El segundo objetivo de ABC, más a largo plazo, es el de criminalizar a Cubainformación. Para ello, relaciona a una de las organizaciones que apoyan y sostienen el proyecto, la asociación Euskadi-Cuba, con la llamada izquierda abertzale ilegalizada en el País Vasco. El ABC –y otros medios que han reproducido y amplificado su texto- define a Euskadi-Cuba como “una ONG `proabertzale´”, lo que en el argot de los medios españoles es sinónimo de “terrorista” (6). La palabra “abertzale” se puede traducir del euskara como “patriota”, aunque en el lenguaje político se asocia a “nacionalista vasco”, tanto de izquierda como de derecha. La asociación Euskadi-Cuba, de quien –evidentemente- ABC habla sin conocer y a la que ni se ha molestado en preguntar, expone con claridad su pluralidad interna. Oihana Pascual, miembro de esta asociación, explica que “en Euskadi-Cuba participamos personas de diferentes opciones políticas: de la izquierda federalista, de la izquierda abertzale, y también personas que no coinciden con niguna opción política, al menos de partido”. “Lo que nos une a la personas que formamos la asociación –añade Arantza Sáenz de Ugarte, también socia de Euskadi-Cuba- es nuestra simpatía e interés por defender la Revolución cubana. Ése es el nexo de unión de todas las personas, es la base del funcionamiento de la asociación”.

Por otro lado, la periodista de ABC Cristina de la Hoz utiliza un segundo argumento para descalificar a Euskadi-Cuba: el hecho de que, como ONG de desarrollo, lleva a cabo proyectos de cooperación en coordinación con el gobierno cubano, y que se insertan en los programas sociales de la Revolución. “No hacemos proyectos de desarrollo porque sí –aclara Arantza Saénz de Ugarte-, porque una zona esté más empobrecida o carente de recursos, y se nos haya ocurrido a nosotros y a la ONG cubana ayudarla. Los proyectos se insertan en los programas sociales de la Isla, del gobierno cubano”. Oihana Pascual completa la explicación: “Llevamos a cabo unos 15 proyectos de cooperación que tenemos abiertos en la Isla. Hay que recordar que son proyectos que están beneficiando a miles de personas, proyectos para la mejora del medio rural, de agroalimentación, de salud, de educación, de género, etc.”

Este mismo argumento fue el que esgrimió en 2006 el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz –regido en aquel momento por el Partido Popular- para vetar un proyecto de electrificación solar de viviendas campesinas que había sido previamente aprobado por los técnicos del Servicio de Cooperación del citado ayuntamiento (7).

Indudablemente, el modelo de cooperación de Euskadi-Cuba es frontalmente contrario al que el Partido Popular y el diario ABC respaldan, basado en ayudas puntuales de instituciones y empresas españolas que no pongan en cuestión el marco neoliberal y que liberen a los estados del Sur de su responsabilidad en las políticas sociales.

Pero ésta no es la primera vez que el diario ABC arremete contra Cubainformación. En junio de 2009 dos videos de este canal que desmontaban las mentiras del ABC acerca del programa de alfabetización que se lleva a cabo en Sevilla con apoyo de Cuba (8), provocaron que el “ABC de Sevilla” dedicara dos editoriales y casi una página completa a descalificar a Cubainformación en términos similares a los actuales (9).

Con un presupuesto ridículo frente al de las grandes empresas mediáticas, Cubainformación se ha convertido en referencia informativa internacional sobre Cuba. Cada día más personas recurren a este medio para balancear las informaciones sobre la Isla que reciben por los canales convencionales. Es por ello que este proyecto comunicativo, nacido en 2007 de un gran esfuerzo militante y colectivo, se ha convertido en piedra en el zapato de los que –bajo el disfraz de la “libertad de prensa”- ejercen el monopolio de la información.

Lázaro Oramas, finalmente, en nombre del equipo de Cubainformación, envía este mensaje al diario ABC: “Cubainformación propone a la periodista Cristina de la hoz, del ABC, un debate público sobre el contenido de su escrito, sobre Cubainformación y sobre la realidad de Cuba. En el medio que ella escoja, en el escenario que ella escoja, y para debatir sobre el tema que ella escoja”.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Aplastante votación con Cuba contra el bloqueo.


26 de Octubre del 2010 12:45:58 CDT
Por decimonovena ocasión Estados Unidos queda aislado en su política criminal contra la Isla. Ciento ochenta y siete países votaron con Cuba a favor de la resolución sobre la Necesidad de poner fin a esa política

NACIONES UNIDAS, octubre 26.— Por aplastante mayoría, la comunidad internacional rechazó por decimonovena ocasión el criminal bloqueo contra Cuba en la Asamblea General, cuando 187 países, de los 192 con que cuenta, se pronunciaron a favor de la Resolución cubana que pide el levantamiento de esa criminal política genocida.

La votación puso de manifiesto nuevamente la soledad estadounidense, cuando solo dos países votaron en contra —uno de ellos los propios EE.UU. y su aliado Israel—: uno menos que el año pasado, toda vez que Palau, que en las votaciones anteriores se unió a Washington, ahora se abstuvo junto a Islas Marshall y Micronesia.

Los 187 países que respaldaron la resolución representan el 97,39 por ciento del concierto de países de la ONU, la proporción más alta lograda desde el ejercicio sobre el tema iniciado en 1992, valoró después el embajador de Bolivia en la ONU, Pablo Solón, al intervenir.

La votación fue sellada por un cerrado aplauso como el que, minutos antes, se escuchó al concluir su discurso el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, quien recibió las felicitaciones de muchos diplomáticos en el escaño.

Durante la jornada, 20 oradores usaron de la palabra y, luego de la votación, otros 17 argumentaron su postura a favor de Cuba.

Entre quienes lo hicieron se encontraban embajadores que representaban a foros donde se agrupan conglomerados de naciones como el Grupo de los 77 más China, los No Alineados, la Unión Africana, CARICOM y MERCOSUR, reportó PL.

Al explicar el ejercicio del sufragio antes de la votación, la representante de Nicaragua ante la Asamblea General, Mary Rubiales, reconoció al pueblo de Cuba su «heroísmo, solidaridad, humanismo, generosidad y entrega», y pidió a la comunidad internacional acompañar «una vez más (a la Isla) con su voto favorable».

La otra «explicación» del voto fue la del representante de EE.UU. quien, sin nada que argumentar a favor de una política casi unánimemente rechazada, insistió, entre otras falacias, en tratar de presentar al bloqueo como un asunto «bilateral», y en negar que constituye un acto de genocidio. Minutos después, el canciller cubano Rodríguez Parrilla desmentiría de manera contundente esas aseveraciones, cuando ejerció el derecho de réplica.

DISCURSO ÍNTEGRO DEL CANCILLER CUBANO BRUNO RODRÍGUEZ PARRILLA


Señor Presidente:

Graves e inminentes peligros amenazan la existencia de nuestra especie. Para preservar la vida humana hay que preservar la paz. Sólo el empleo de una parte ínfima del enorme arsenal nuclear mundial implicaría el fin de la especie. La única garantía de que las armas nucleares no puedan usarse por Estados ni por nadie, será su destrucción, junto a la generación de armas convencionales de casi similar letalidad desarrolladas en el período reciente. La única solución es el desarme.

Para sobrevivir, es imprescindible un salto en la conciencia de la Humanidad, sólo posible mediante la difusión de información veraz sobre estos temas que la mayoría de los políticos esconden o ignoran, la prensa no publica y, que para la gente, son tan horrorosos que parecen increíbles.

Estamos en una nueva época y, en nuestra opinión, corresponde a esta Asamblea General, con toda urgencia, como incesantemente pide Fidel Castro, liderar una movilización mundial para exigir el respeto al derecho de los seres humanos y al derecho de los pueblos a vivir.

Construyamos otro orden mundial, fundemos una ética colectiva basada en la solidaridad humana y la justicia, hallemos solución a los conflictos mediante el diálogo y la cooperación, cesen el egoísmo y el despojo que llevan a la guerra y al uso de la fuerza. Ante el serio peligro, apartemos lo que nos enfrenta o divide y unámonos para salvar la paz, el planeta y la vida de las futuras generaciones.

Señor Presidente:

Especialmente en estas circunstancias, la política de los Estados Unidos contra Cuba no tiene sustento ético o legal alguno, credibilidad ni apoyo. Así lo demuestran los más de 180 votos en esta Asamblea General de las Naciones Unidas que en los últimos años han reclamado que se le ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero.

En el Informe del Secretario General puesto a nuestra disposición, más de 180 países y agencias especializadas del sistema de las Naciones Unidas documentan su oposición a esa política.

El rechazo de América Latina y el Caribe es enérgico y unánime. La Cumbre de la Unidad, celebrada en Cancún, en febrero del 2010, lo expresó resueltamente. Los líderes de la región lo han comunicado directamente al actual Presidente norteamericano. Puede asegurarse que el repudio expreso al bloqueo y a la Ley Helms-Burton identifica, como pocos temas, al acervo político de la región.

Visiones igualmente inequívocas han sido refrendadas por el Movimiento de Países No Alineados, por las Cumbres Iberoamericanas, por las Cumbres de América Latina y el Caribe con la Unión Europea, por la Unión Africana, por las Cumbres del Grupo ACP y prácticamente por cualquier conjunto de naciones que se haya pronunciado a favor del Derecho Internacional y el respeto a los principios y propósitos de la Carta de la ONU.

Es amplio y creciente el consenso en la sociedad norteamericana y en la emigración cubana en ese país contra el bloqueo y a favor del cambio de política hacia Cuba. Encuestas recientes demuestran que el 71% de los estadounidenses abogan por la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, mientras que el 64% de ellos y similar proporción de los cubanos residentes en el sur de Florida, se oponen a la prohibición de viajar a Cuba que conculca sus derechos ciudadanos.

Señor Presidente:

Como en otros temas, dos años después de haber proclamado el Presidente de los Estados Unidos “un nuevo comienzo con Cuba”, los hechos confirman que nada ha cambiado, ni ha utilizado sus amplias prerrogativas para flexibilizar el bloqueo.

Las sanciones contra Cuba permanecen intactas y se aplican con todo rigor.

En el año 2010, el cerco económico se ha endurecido y su impacto cotidiano sigue siendo visible en todos los aspectos de la vida en Cuba. Tiene consecuencias particularmente serias en esferas tan sensibles para la población como la salud y la alimentación.

Los servicios oftalmológicos cubanos no pueden emplear la Terapia Térmica Transpupilar, por medio del microscopio quirúrgico, en el tratamiento a niños que padecen del tumor retinoblastoma, es decir, cáncer en la retina, porque es imposible adquirir los equipos para este tratamiento, que sólo pueden ser comprados a la compañía norteamericana Iris Medical Instruments. Sin esa tecnología, no es posible tratar el tumor de la retina y que el niño conserve el ojo afectado.
Los niños cubanos no pueden disponer del medicamento Sevofluorane, el más avanzado agente anestésico general inhalatorio, o sea anestesia para operar a los niños, porque a su fabricante, la compañía norteamericana ABBOT, se le prohíbe la venta a Cuba.

Tampoco se puede adquirir el Tomógrafo de Coherencia Óptica (OCT) para estudios de retina y del nervio óptico de la firma alemana Carl Zeiss porque tiene componentes que aporta la compañía norteamericana Humphrey.

Las onerosas y discriminatorias condiciones que prevalecen para las compras de alimentos norteamericanos, que supuestamente se amparan en una excepción humanitaria, mientras se violan todas las normas del comercio internacional, han repercutido en la drástica disminución de estas operaciones en el último año. Esta realidad no sólo perjudica a nuestro pueblo sino también a los agricultores norteamericanos. Se estaría faltando a la verdad si alguien en esta sala volviera a calificar de “socio comercial” a un país al que Cuba no puede venderle ni una dosis de medicamento, ni un gramo de níquel.

A pesar de que Washington ha autorizado muy selectivamente algunos intercambios culturales, académicos y científicos, estos continúan sujetos a severas restricciones y múltiples proyectos de este tipo no pudieron realizarse debido a las negativas de licencias, visas y otras autorizaciones. Es poco conocido que se prohíbe a los artistas cubanos recibir remuneración por sus presentaciones en este país.

Se ha recrudecido la persecución contra los bienes y activos cubanos, y contra las transferencias comerciales y financieras desde y hacia Cuba o que involucran instituciones e individuos establecidos en nuestro país.

Las multas de los Departamentos del Tesoro y Justicia contra entidades de su país y de Europa en este último año, por transacciones realizadas con Cuba, entre otros Estados, superan en su conjunto los 800 millones de dólares.

El gobierno norteamericano, en una escalada evidente, se ha apropiado también de transferencias en monedas de terceros países, como el euro. La confiscación de una transferencia de más de 107 mil euros pertenecientes a la compañía Cubana de Aviación y realizada por medio del Banco Popular Español desde Madrid a Moscú, constituyó un verdadero robo.

El daño económico directo ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo, supera en estos cincuenta años los 751 mil millones de dólares, en el valor actual de esa moneda.

Señor Presidente:

A pesar del rechazo universal a esta política, altos funcionarios de este gobierno han reiterado que se mantendrá invariable. El pasado 2 de septiembre, el propio presidente Obama ratificó las sanciones contra Cuba, aludiendo al supuesto “interés nacional” de los Estados Unidos. Pero todos saben que la Casa Blanca sigue prestando mayor atención a los “intereses especiales”, bien financiados, de una exigua minoría que ha hecho de la política contra Cuba un negocio muy lucrativo.

Es evidente que los Estados Unidos no tienen intención alguna de eliminar el bloqueo. Ni siquiera se vislumbra la voluntad de su gobierno para desmontar los aspectos más irracionales de lo que es ya el conjunto de sanciones y medidas económicas coercitivas más abarcador y prolongado que se haya aplicado nunca, contra país alguno.

Históricamente, cada vez que se desploman los pretextos esgrimidos como supuestos obstáculos al levantamiento del bloqueo contra Cuba, se sustituyen por nuevas excusas para justificar la continuidad de una política que es insostenible desde todo punto de vista.

Muy recientemente, el 19 de octubre, el presidente Obama calificó, según varias agencias de prensa, de insuficientes los procesos que, a su juicio, ocurren hoy en Cuba y condicionó cualquier nuevo paso a la realización de los cambios internos que quisieran ver en nuestro país.

El Presidente se equivoca al asumir que tiene derecho a inmiscuirse y a calificar los procesos que hoy tienen lugar en Cuba. Es lamentable que esté tan mal informado y asesorado.

Las transformaciones que hoy emprendemos responden a los anhelos de los cubanos y a decisiones soberanas de nuestro pueblo. Van dirigidas a actualizar y hacer eficiente nuestro modelo económico, perfeccionar nuestra sociedad, ahondar nuestra cultura y desarrollar nuestro socialismo. No se proponen complacer los deseos o satisfacer los intereses del gobierno de los Estados Unidos, hasta hoy siempre opuestos a los del pueblo cubano.

Para la superpotencia, todo lo que no conduzca al establecimiento de un régimen que se subordine a sus intereses será insuficiente, pero eso no va a ocurrir porque muchas generaciones de cubanos han dedicado y dedican lo mejor de sus vidas a defender la soberanía y la independencia de Cuba.

El gobierno norteamericano ha ignorado, además, las múltiples declaraciones y las propuestas presentadas por el gobierno de Cuba, en público y en privado, que ratifican nuestra voluntad de establecer un diálogo serio, constructivo, en condiciones de igualdad y pleno respeto a nuestra independencia.

No se ha respondido sobre los nuevos proyectos de cooperación presentados durante el año 2010 por el gobierno cubano, para avanzar en temas de interés común como el combate al narcotráfico y al terrorismo, la protección del medio ambiente, la prevención de desastres naturales e incluso en el enfrentamiento a posibles accidentes en la explotación petrolera en el Golfo de México. Nuevamente se evade la oportunidad de avanzar en áreas que beneficiarían a ambos pueblos.

Por el contrario, dicho gobierno ha continuado la arbitraria práctica de poner a Cuba en las espurias listas, incluida la de Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo internacional, que fabrica el Departamento de Estado para calificar el comportamiento de otras naciones. Este país no tiene la autoridad moral para hacer tales listados, que como regla tendría que encabezar, ni existe una sola razón para incluir a Cuba en ninguno de ellos.

El gobierno norteamericano también mantiene el injusto castigo a los Cinco cubanos luchadores antiterroristas que sufren prisión, hace más de doce años, en sus cárceles, cuya causa ha concitado la más amplia solidaridad de la comunidad internacional.

Cuba, que ha sido y es víctima del terrorismo de Estado, reclama a dicho gobierno que ponga fin al doble rasero y a la impunidad de que gozan en su territorio los autores confesos de actos de terrorismo, que se gestaron al amparo de la política anticubana de ese país, concebida con fines de desestabilización, en los años 60, y que incluyó el sabotaje, el secuestro, el asesinato y la agresión armada. Ello sería una verdadera contribución al combate internacional contra ese flagelo.

Señor Presidente:

Es indignante e insólito que la política de bloqueo y subversión de los Estados Unidos contra Cuba siga siendo guiada por la lógica del memorando del subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, escrito el 6 de abril de 1960 y desclasificado hace pocos años, cuyo texto cito:

“La mayoría de los cubanos apoyan a Castro […] No existe una oposición política efectiva [...] El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria [...] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica [...] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”. Fin de la cita.

Se trata de una política de agresión, cruel y absolutamente contraria al Derecho Internacional, que este gobierno persiste en mantener a sabiendas de que causa daños, provoca sufrimiento y viola los derechos humanos de todo un pueblo.

No es una cuestión bilateral, como suelen repetir los representantes norteamericanos. Su marcado carácter extraterritorial está refrendado en las leyes y existen sobrados ejemplos de la aplicación de las medidas coercitivas a ciudadanos y entidades de terceros países.

El bloqueo, por su naturaleza y su amplitud, califica como un acto de genocidio, en virtud del artículo II de la Convención de Ginebra de 1948 para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio; y también como un acto de guerra económica, de acuerdo con la Declaración Relativa al Derecho de la Guerra Marítima adoptada en 1909.

Es un acto hostil y unilateral que debe cesar unilateralmente.

Una vez más, a nombre del pueblo de Cuba, solicito a los representantes de todos los países aquí reunidos votar a favor del proyecto de resolución que tengo el honor de presentar con el título “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Señor Presidente:
Los cubanos nos sentimos orgullosos de nuestra obra. Si esta guerra económica, aunque provoca privaciones, no cuesta vidas humanas y no consigue causar un daño traumático y generalizado a nuestra población, es gracias al esfuerzo y sacrificio de los cubanos y a la voluntad y el empeño de su Gobierno.

A pesar de que la persecución económica constituye el obstáculo principal para el desarrollo del país y para la elevación de los niveles de vida del pueblo, Cuba muestra resultados innegables en la eliminación de la pobreza y el hambre, en índices de salud y educación que son de referencia mundial, en la promoción de la igualdad de género, en la libertad y el bienestar equitativo de los cubanos, en el consenso social, en la participación democrática de los ciudadanos en las decisiones del país, en la reversión del deterioro ambiental, y en el desarrollo de la cooperación internacional con un centenar de países del Tercer Mundo.

Cuba pudo declarar aquí, hace pocas semanas, un elevado y excepcional cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Estos resultados, alcanzados por Cuba, aún son una utopía para una gran parte de la población del planeta.

Los cubanos asumimos nuestro destino histórico con optimismo, compromiso y creatividad. Nos inspiran los sentimientos de paz, justicia y solidaridad que caracterizan a nuestro pueblo, y la amistad con que el mundo se identifica con nuestra isla libre y rebelde.

Cuba seguirá dispuesta a entablar relaciones de paz y respeto con los Estados Unidos, como las que disfruta con la inmensa mayoría de la comunidad internacional y con todo el hemisferio.

Cuba no cejará jamás en la denuncia del bloqueo y no dejará de reclamar el derecho legítimo de su pueblo a vivir y trabajar por su desarrollo socioeconómico en condiciones de igualdad, en cooperación con el resto de las naciones, sin cerco económico ni presiones externas.

Cuba agradece a la comunidad internacional la firme solidaridad con nuestro pueblo, segura de que algún día se hará justicia y no será necesaria ya esta resolución.

Muchas gracias.

Un knock-out mundial directo al imperialismo y su genocida política de bloqueo contra Cuba.

Una vez más debería sentir vergüenza el gobierno de los Estados Unidos, por encontrarse en solitario frente a la imposición de un genocida bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba.

Con la excusa de esta medida, los gobiernos norteamericanos se han querido escudar en que es la manera de obligar al gobierno revolucionario de la Isla a que adopte, por la fuerza, el biotipo de “democracia” neoliberal que los Estados Unidos practican e idealizan como perfecta para responder a sus intereses; sin embargo, en la realidad, es a todo un pueblo a quien ponen bajo innecesarias condiciones adversas para su libre desarrollo económico, político, social y cultural.

El bloqueo, con sus variables de leyes (como las Torricelli y Helms Burton), condiciona al mundo a los intereses imperiales con su extraterritorialidad, doblegando a empresas y compañías a no negociar con Cuba u obligan a la congelación de fondos cubanos en entidades bancarias en el extranjero, las cuales se adquieren con las transacciones comerciales que se logran realizar. El bloqueo obliga a la Isla a doblar los costes por adquisición de materiales y productos en el extranjero por tener que realizar la comprar a través de terceros países y, en muchos de los casos, con el pago en efectivo (algo nada natural en el mundo de las negociaciones).

Amén de lo anterior, y para engrosar la injusta política hostil contra Cuba, el gobierno de los Estados Unidos dedica cuantiosos fondos para el apoyo a la disidencia interna para lograr la desestabilización del sistema social.

¿Qué derecho tiene el gobierno de Estados Unidos para imponerle a Cuba este injusto bloqueo y para mantenerlo, muy a pesar, del rechazo internacional, cada vez más creciente?

Ayer martes, 26 de octubre de 2010, el mundo volvió a decir ¡NO AL BLOQUEO!, con 187 votos en contra de esta política imperial, 3 abstenciones (Islas Marshall, Micronesia y Palau) y el único lacayo inalterable, igualmente genocida y belicoso, que dio su foto a favor: Israel.

Esta votación ha sido la decimo novena ocasión que se condena el cerco a la Isla, aprobándose una resolución que promulga la igualdad soberana entre los Estados, la no intervención y la no injerencia en los asuntos internos; además, se señala la libertad de comercio y navegación internacionales.

Dicha resolución también rechaza la aplicación de leyes extraterritoriales que afectan a otros Estados; así como un llamado a la exhortación de todos los Estados a que se abstengan de promulgar y aplicar leyes y medidas que soporten políticas como la del bloqueo, cumpliéndose las obligaciones contenidas en la Carta de la ONU y el Derecho Internacional.

El señor Obama debería escuchar al mundo y no seguirle el rejuego a esa mafia de extrema derecha cubanoamericana de Miami, la cual empuja a continuar con esta absurda medida para beneficiar sus fines económicos, nada democráticos y bien conocidos de terroristas.

Si de lucha contra el terrorismo se tratara, deberían liberar a los cinco cubanos prisioneros en cárceles estadounidenses por el simple hecho de luchar contra el terrorismo que practican organizaciones ancladas en ese país y bajo el amparo del gobierno norteamericano.

Como también la Unión Europea debería derogar el injusto acuerdo de Posición Común contra Cuba, adoptado en 1996 y que este pasado día 25 decidió mantener como método injerencista y forma de condicionar “cambios” en la Isla.

187 votos en contra del bloqueo norteamericano contra Cuba es una muestra más de la lección que deben aprender, tanto los gobiernos norteamericanos (presente y futuros) como la Unión Europea. Lección de lo equivocados que están con tanta injusticia.

El mundo ha hablado una vez más y Cuba seguirá luchando porque se respete su soberanía e independencia.

¡Cese el bloqueo genocida estadounidense contra Cuba!


¡Libertad para los cinco cubanos prisioneros injustamente en cárceles de Estados Unidos!

¡Viva la soberanía e independencia de los pueblos!

¡Viva Cuba, Socialista!

martes, 26 de octubre de 2010

Cuba a repudio de bloqueo estadounidense

Tomado de Blogueros y Corrsponsales de la Revolución.

por Norelys Morales el octubre 26, 2010
El pueblo cubano estará atento hoy a la jornada de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas que reclamará el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba.

De casi medio siglo de existencia, esa política norteamericana ha causado pérdidas materiales a la mayor de las Antillas valoradas en 751 mil 363 millones de dólares, según cifras oficiales.

Este martes será la décimo novena ocasión que el máximo órgano de la ONU de manera consecutiva en igual cantidad de años repudie el cerco, considerado por muchos en el mundo como un acto de genocidio.

La última votación de la organización internacional sobre el reclamo cubano para que cese el asedio económico mostró el casi total aislamiento de los designios de la Casa Blanca.

Hace doce meses 187 Estados se pronunciaron a favor de la resolución de Cuba que exige el fin del bloqueo, dos se abstuvieron, y Palau e Israel permanecieron junto a los intereses de Washington.

De tal forma, el respaldo al país antillano aumentó en dos votos en relación con el año precedente y en 128 con respecto a 1992, cuando se iniciaron tales consultas.

A juicio del canciller cubano, Bruno Rodríguez, "quienes se empeñan en mantener el bloqueo pierden una oportunidad de cambio y persisten en un error".

Durante la presentación en La Habana del informe sobre la necesidad de poner fin al cerco, el diplomático afirmó que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha quedado por debajo de las expectativas generadas por su discurso con respecto a Cuba y la referida política.

Comentó que el ocupante de la Casa Blanca puede flexibilizar o eliminar la prohibición del uso del dólar en las transacciones hacia la Isla.

También tiene facultades para autorizar la importación (por Estados Unidos) de medicinas y productos médicos de origen cubano y que se realicen los pagos correspondientes a los exportadores, subrayó el ministro de Relaciones Exteriores.

Rodríguez puntualizó que Obama puede alentar al Congreso a realizar debates con el propósito de modificar el bloqueo cuando en estos momentos es cada vez mayor el consenso de la sociedad estadounidense a favor de su levantamiento. (PL)

Jefes militares nombrados por Obama tienen un pasado de corrupción

Tomado de Voltairenet.org: http://www.voltairenet.org/article167368.html
por Robert Parry*, Andrew Hughes, Allan Nairn, Roxana Tiron

Los más altos responsables de la Defensa de los EEUU nombrados en sus puestos por el presidente Obama son los mismos que han cometido los peores crímenes y una enorme corrupción con el dinero público en las pasadas administraciones gubernamentales. Lo único que ha cambiado es el discurso, las costumbres siguen en el seno del poder. Lo más sorprendente es la indiferencia que ha acompañado el cierre de la investigación judicial sobre la desaparición de 3,400 millones de dólares de las cajas del Estado y sobre todo la promoción a cargos más elevados de estos mismos responsables implicados en la más gigantesca malversación de fondos de la historia.

El vice-presidente de los EEUU, Joe Biden (a la izquierda), el Secretario de la Defensa Robert Gates (a la extrema derecha) y otros cargos militares estadounidenses escuchando al presidente Barack Obama en el Pentágono.

Al mantener el presidente Obama al republicano Robert Gates en su puesto como Secretario de Defensa; Obama tomaba una decisión sin precedentes históricos en los Estados Unidos. Efectivamente, era la primera vez que una nueva administración presidencial mantenía en su cargo a alguien del gobierno anterior en un puesto tan importante. Gates fue un jefe militar de la administración Bush y en ese sentido un ejecutor clave de la última oleada de la guerra en Irak, después que reemplazó a Donald Rumsfeld, quien se mostró opuesto a la nueva escalada.

Los nombramientos de Obama en Defensa e Inteligencia beneficiaron a muchos de los peores elementos de la política de seguridad nacional de las últimas tres décadas. Estas decisiones y nombramientos contradicen además sus principales argumentos de campaña respecto una «inteligencia politizada» y «falta de transparencia». El currículum que vanagloria «décadas de experiencia» de estos jefes está lleno de faltas éticas, mentiras al Congreso y «conflictos de intereses» en la puerta giratoria que une al gobierno y al complejo militar-industrial.

Aunque Obama prometió mantener a los cabilderos fuera de los altos cargos gubernamentales, muchos nombramientos han beneficiado a ex lobbystas o ex consejeros de corporaciones que hacen negocios directamente con el Pentágono, y el nuevo Comisionado de Defensa William Lynn todavía no explica cómo desaparecieron 3.4 mil millones de dólares cuando fue interventor del Pentágono.

La carrera de Robert Gates refleja la puesta en marcha de posiciones neo-conservadoras y también le resta credibilidad al plan de Obama para un retiro organizado de las tropas de EEUU.
Su historial como oficial de inteligencia de carrera comenzó bajo Nixon. Pero, como indica la crónica del periodista Robert Parry [1], cuando ocupó altos cargos en la CIA en los años 80, durante la administración Reagan, desmantelo y anulo el concepto de inteligencia objetiva de la división analítica de la agencia de espionaje.

En el reciente libro, “Failure of Intelligence: The Decline and Fall of the CIA” («Fracaso de la inteligencia: Decadencia y caída de la CIA»), el ex analista CIA Melvin A. Goodman describe a Gates como «el oficial jefe de acción que condujo la adaptación de la inteligencia para cumplir los deseos políticos de la Casa Blanca durante la administración Reagan». Como analista principal reportando directamente al director de la CIAWilliam Casey, Gates «dirigió el primer «sancochado» y «maquillaje» técnico institucionalizado de la CIA en los años 80, con un énfasis particular en hacer la inteligencia a la medida de la Unión Soviética, América Central y el sureste de Asia», aseguró Goodman, a fin de justificar el creciente gasto militar y la colaboración de EEUU en guerras sangrientas que fueron elementos centrales de la política exterior de Reagan.

La audiencia en el Congreso para la confirmación del puesto de Gates como director para la CIA de George H.W. Bush (padre) en 1991 escuchó a un flujo extraordinario de funcionarios de carrera de la CIA que contaron historias internas acerca de cómo este personaje había corrompido la producción de inteligencia.

También hubo preocupación por el papel de Gates en los engaños al Congreso con respecto a las operaciones secretas Irán-Contras a mediados de los años ochenta, un obstáculo que impidió a Gates al más alto cargo en la CIA cuando murió Casey en 1987. Gates condujo la ayuda a Saddam Hussein durante la guerra de Irak-Irán, abasteciéndolo secretamente de armas químicas, armamento y equipos.

Gates también trabajo en la junta directiva de la Science Applications International Corporation (SAIC) - texto en francés)-, que declaró ganancias de 7.5 mil millones de dólares en 2005. SAIC estuvo involucrada en toda la recolección de inteligencia para la reconstrucción de Irak por cuenta del Pentágono.

El 21 de enero de 2009, Obama firmó y puso en vigor un decreto que fijó reglas éticas más rigurosas, al prohibir el ingreso a cargos gubernamentales a los cabilderos que habían hecho lobby durante los dos años anteriores.

Corrupción en el Pentágono

Apenas dos días después, el 23 de enero, la Casa Blanca anunció que sus nuevas reglas éticas duras no se aplicarían al candidato a Subsecretario de Defensa William Lynn, quien fue vicepresidente sénior para operaciones y estrategias de defensa gubernamentales de la gigante industria de defensa Raytheon y estuvo registrado como lobbysta de esa misma corporación hasta julio de 2008.

Raytheon, la quinta compañía de defensa más grande de EEUU, vendió radares de misiles, sensores, municiones, sistemas espaciales y otras tecnologías al Ejército y a otras agencias gubernamentales por valor de 18 mil millones de dólares anuales [2].

El senador republicano por Iowa Charles Grassley se opuso fuertemente al nombramiento de Lynn aduciendo «prácticas consideradas muy cuestionables que obviamente no favorecían al interés público» mientras se desempeñó como contralor del Pentágono durante la administración Clinton.

En el ejercicio fiscal 1999, el Departamento de Defensa reportó la desaparición de 2.3 billones (millones de millones) y en el año fiscal 2000 el mismo departamento divulgó la ausencia de otros 1.1 billones.

En total se «perdieron» 3.4 millones de millones de dólares del contribuyente, todo esto bajo el ojo vigilante del mismo William Lynn que ahora pasó a través de la puerta giratoria que une al Departamento de Defensa y el Complejo Militar-Industrial de Estados Unidos [3].

Como Director Financiero del departamento de Defensa, Lynn fue responsable de toda la administración e información presupuestaria. También fue responsable de la publicación «revisada» de los estados financieros que no pudo hacer durante el ejercicio del cargo y que desde entonces no se han publicado. Robert Hale también ha sido nuevamente designado como Subsecretario de Defensa (contralor), después de servir como secretario auxiliar de la Fuerza Aérea en el papel del interventor financiero entre 1994 y 2001.

También fue responsable, junto con Lynn, de la gestión de los fondos del Departamento de Defensa. Hale también es un «Gerente Financiero Certificado de Defensa» especializado en adquisiciones y ésta es una conexión particular con el ComplejoMilitar-Industrial.

El escritor Andrew Hughes señaló que «estas dos personas designadas han perdido bastante dinero del contribuyente como para financiar cuatro veces el programa de estímulo a la economía de Obama y ahora están, de nuevo, como responsables de supervisar cómo maneja sus apropiaciones el Departamento de Defensa».

El atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en el Pentágono no fue dirigido contra la Oficina del Secretario de la Defensa. El blanco se situó en unas oficinas adyacentes, ala opuesta en dicho edificio. La explosión destruyó los archivos financieros y mató a los controladores financieros encargados de identificar a los beneficiarios de las malversaciones más importantes de fondos públicos de la historia.

Engaños al Congreso

El almirante Dennis Blair, seleccionado por Obama para dirigir la Inteligencia Nacional, que supervisa a las 16 agencias de inteligencia (incluida la CIA), fue comandante de las fuerzas militares en el Pacífico durante Clinton [4].

En ese desempeño tuvo un papel bochornoso durante la ocupación de Timor Oriental por parte de Indonesia en 1998, después de la caída del dictador Suharto, quien fue apoyado por EEUU.

En 1999, cuando los militares indonesios aterrorizaron a la población para frustrar las reformas democráticas, el departamento de Estado de EEUU y Clinton enviaron a Blair a exigir que pusieran fin a las masacres del general indonesio Wiranto.

En vez de eso, el almirante Blair informó falsamente al general que tenía el apoyo constante de EEUU. El gobierno extendió su respaldo a las atrocidades. Blair entonces le mintió al Congreso, informando que en la violencia solamente estuvo involucrada una pequeña unidad, cuando en los hechos los altos mandos de los militares indonesios realizaban secuestros, masacres y torturas.
Blair esencialmente estuvo al lado del general Wiranto en la matanza de civiles indonesios, en contra del conocimiento y las órdenes del Congreso de EEUU. Blair es uno de los miembros de la Comisión Trilateral (véase el tema Nº 22).

Estuvo en el directorio de Earl Dodge Osborne (EDO) Corporation, que es un subcontratista para el programa del nuevo avión de combate F-22 Raptor. También prestó servicios en la directiva de Tyco International, que fabrica pequeños componentes electrónicos usados por los subcontratistas del F-22 y otras piezas para los militares, y de Tridium, compañía de satélites.

En 2006 Blair tuvo que dimitir como presidente del Instituto para el Análisis de la Defensa (IDA, por su sigla en inglés) debido a «conflictos de intereses». El IDA evaluaba para el Pentágono el programa del F-22.

El ex general de cuatro estrellas James L. Jones fue designado como cabeza de la Agencia de Seguridad Nacional, para servir a las órdenes de Blair. Jones no sólo fue comandante de la OTAN y comandante del Cuerpo de Marines: también es miembro de la Comisión Trilateral. Prestó servicios en las juntas directivas de la multinacional petrolera Chevron, de Boeing e Invacare Corp (que produce equipamiento médico para el Pentágono) hasta diciembre de 2008 [5].

Hasta enero de 2009 fue consultor de Cross Match Technologies, compañía de biométrica que trabaja para el Pentágono y el FBI. También se desempeñó en la junta directiva de MIC Industries, que desarrolló la Ultimate Building Machine, un dispositivo móvil de construcción utilizado exclusivamente en Irak y Afganistán para desplegar rápidamente estructuras de acero en las instalaciones militares.

Recientemente, emplearon a Jones como presidente del «Instituto de Energía para el Siglo XXI», un think.tank [Instituto de Propaganda política] dependiendo de la Cámara de Comercio de EEUU.

Actualización del investigador Robert Parry

En cuanto a la significación de «el peligro de conservar a Robert Gates», esa temprana decisión del presidente electo Obama fue la primera indicación clara de que no divergiría dramáticamente de las políticas de seguridad nacional del presidente Bush. Esto reveló que Obama no tenía ninguna intención de cuestionar ni corregir la desinformación de Washington, dominada por los republicanos durante las décadas precedentes, desde que Gates fue una figura clave en muchos de esos escándalos, incluyendo el Irán-Contras y la politización de la inteligencia de la CIA, ambos precursores importantes de las desastrosas decisiones de Bush en esta década. Guardando a Gates en su puesto Obama dejó en claro que evitaría los debates susceptibles que pudieran poner a los Estados Unidos en una vía completamente diferente. En efecto, se inclinó por preservar el estatus quo.

Desde la publicación de este artículo, las intenciones de Obama solamente se han puesto más de manifiesto. Mientras retóricamente se distancia del estilo belicoso de Bush, mantiene mucho de su sustancia, con Gates y otras reliquias que son contrarios al retiro de EEUU de Irak y partidarios de fortalecer las fuerzas en Afganistán. Obama también se ha opuesto a encarar cualquier responsabilidad contra los antiguos jefes de Gates, así como el presidente Clinton barrió debajo de la alfombra los escándalos anteriores que involucraron a Gates y a las administraciones de Reagan-Bush (padre).

Gates personifica el mal permanente impregnado enWashington, por lo menos respecto a sí mismo, al punto que los medios de noticias deWashington exhiben con cierta naturalidad su escaso interés en sacar a la luz cualquier evidencia sobre las fechorías pasadas o presentes de este personaje. Gates fue un favorito oficial deWashington durante los días de Reagan-Bush, y ahora permanece.

Cuando Gates fue nombrado Secretario de Defensa por G.W. Bush (hijo) en noviembre de 2006, los grandes medios malinterpretaron totalmente su significación. La visión convencional fue que el nombramiento de Gates indicaba que Bush torcería el plan del Grupo de Estudio de Irak para desactivar la guerra.

En realidad, Gates era mucho más «halcón» que Donald Rumsfeld. Pero los periodistas de renombre nunca corrigieron su error. Seguían viendo al recién designado Gates a través de los mismos vidrios color de rosa. El programa «60 minutos» de CBS hizo un perfil reciente de Gates con elogios exagerados sobre su profunda preocupación personal por las tropas, aunque su trabajo anterior en el gobierno fijó las etapas para las guerras de G.W. Bush (especialmente la corrupción de la división analítica de la CIA) y su incalificable apoyo al envío a la muerte de miles de soldados más de EEUU.

La información crítica sobre Gates continúa llegando, sobre todo de ex funcionarios de la CIA que trabajaron con él en años anteriores y le conocen como un ambicioso consumado. Por ejemplo, el ex analista de la CIA Melvin A. Goodman dedica una parte importante de su libro «Fracaso de la inteligencia: Decadencia y caída de la CIA» al papel de Gates en el fin de la tradición de la CIA de procurar información fidedigna que sustituyó por una fabricación de inteligencia al gusto de los responsables políticos de EEUU. Durante el dominio de Gates sobre la división analítica, en los años 80, desapareció esa tradición, y la inteligencia fue apenas pulida a la manera deseada por los ideólogos de la era de Reagan.

Actualización del investigador Andrew Hughes

Desde que se publicó el artículo original, en febrero de 2009, no se ha escrito una sola línea en los grandes medios de prensa corporativo para escarbar este hurto gigante del dinero público. En realidad esto fue eclipsado por el hurto igualmente grave del dinero público que se disfrazó como «solvencia de la crisis del crédito». La suma del último timo supera casi 5 veces los 3.4 billones robados por el Departamento de Defensa.

Los dos nuevos designados, William Lynn y Robert Hale, revelaron el 7 de mayo que el presupuesto de Defensa propuesto para 2010 aumentará los gastos en un 4%, para llegar a 663.8 mil millones de dólares. Esto ocurre en una época en que la población empobrece por el desempleo creciente, mientras se encogen los programas sociales federales y de los 50 estados, y se transfiere la riqueza de los hogares estadounidenses al cártel financiero-bancario de Wall Street.

El tema más destacado en el artículo original no era sólo la desaparición de 3.4 billones de dólares del Departamento de Defensa, sino que estos negocios son una costumbre fuera del control del gobierno que, incluso con el cambio de inquilino en la Casa Blanca, continúan robando sin interrupción a sus propios ciudadanos.

Cuando escuchábamos los discursos de la campaña de Obama el año pasado, donde acentuaba la importancia de Afganistán como nuevo frente de «guerra antiterrorista», guerra evasiva, interminable y no-ganable, era obvio que detrás de todo el concepto de sus discursos y la deificación de los grandes medios estaba a la vista la agenda de Zbigniew Brezinski y el Proyecto por un Nuevo Siglo Americano (la plataforma ideológica de G.W. Bush), pero hicieron un nuevo paquete con un personaje que representó el slogan «Cambios en que podemos creer».

Los acontecimientos -desde que originalmente fue publicado mi artículo- sólo han acentuado la falta de compromiso con cualquier contabilidad sólida de las cajas públicas. No se ha encargado ninguna investigación sobre los billones que faltan; ni se han hecho preguntas con respecto a ese crimen a Donald Rumsfeld, William Lynn y Robert Hale; el Departamento de Defensa aumentó su gasto; se extendió la guerra en Afganistán; los poderes de EEUU en la región están desestabilizando a Paquistán; Obama es responsable del asesinato de centenares de civiles paquistaníes por los Aviones depredadores teledirigidos (Predator Drones), aviones sin piloto teleguiados por agentes de la CIA; y las promesas de terminar la guerra en Irak se han ignorado, ofuscado y reciclado dentro del doble discurso político.

Todos estos discursos demuestran el hecho de que el gobierno y la Industrial- Militar es una unión simbiótica de sus propios intereses, de la avaricia y lujuria por el poder en un nivel nunca antes visto en la historia de la humanidad. Es importante adoptar un punto de vista sobre la corrupción que se ha destacado en este artículo para considerar su verdadera naturaleza y de cómo se teje la telaraña que mantiene unido al sistema.

Este sistema ha estado creciendo constantemente, durante las últimas décadas, y se ha asegurado contra cualquier investigación o consecuencia real, cooptando a los grandes medios con adquisiciones corporativas de las compañías de noticias por parte de contratistas del Departamento de Defensa y la colocación de empleados del Pentágono y personal de la CIA en estas mismas compañías propietarias de grandes medios noticiosos.

Pero el logro por excelencia de este sistema es el hecho de que Donald Rumsfeld puede anunciar en una rueda de prensa pública el 10 de septiembre de 2001, sin ningún miedo al procesamiento o al contragolpe del público, que faltan los billones de dólares, que no habrá investigación y que no detendrán a nadie responsable. Hemos visto exactamente la misma arrogancia con respecto al escándalo de la tortura, al escándalo del apoyo urgente a los banqueros, al escándalo de la guerra de Irak y al avance de la red estatal policial establecida por el Departamento de Seguridad de la Patria para etiquetar como «terrorista» a cualquier persona que discrepe con la política del gobierno o que crea en la Constitución de EEUU.

Se necesita iniciar con urgencia una investigación sobre los billones que faltan en el departamento de Defensa como precursora de posteriores investigaciones sobre la gran corrupción perpetrada por el gobierno de EEUU. Será alcanzada solamente con despertar a la realidad, refutando las mentiras de los grandes medios y comprendiendo la profundidad de la corrupción y cómo destruirá lo que queda de la Constitución, de la confianza pública y de la libertad real.

Robert Parry

Periodista en el pasado de la agencia Associated Press y la revista Newsweek, Robert Parry fue uno de los principales periodistas investigando el caso llamado Irángate durante la presidencia de Reagan. Desilusionado par la frivolidad y despreocupación de los periodistas de la prensa anglo-sajona, fundó en 1995 con Robert Solomon, la revista de investigación Consortium News y realizó documentales acerca de las transacciones secretas que tuvieron lugar en cuanto a la liberación de los rehenes estadounidenses en Irán (operación October Surprise), los pactos políticos ligados al narcotráfico y aprobados por la administración US (Contra-Coca), la influencia cada vez más grande de la secta Moon en Washington así que la ascensión de la familia Bush y las manipulaciones electorales durante la elección presidencial de 2000. Es también autor de los libros Secrecy & Privilege : Rise of the Bush Dynasty from Watergate to Iraq (Secreto & Privilegios: el pillaje de la dinastía Bush del Watergate hasta la invasión de Irak) y de Lost History : Contras, Cocaine, the Press & ’Project Truth’" (Historia perdida: Contras de Nicaragua, Cocaína, la prensa & proyecto verdad).

[1] ConsortiumNews.com, 13 de noviembre de 2008, “The Danger of Keeping Robert Gates”, por Robert Parry; Global Research, 13 de febrero de 2009,
[2] William Matthews, “Lynn gets waiver from Obama lobbyist rules”, Federal Times, 26janvier 2009.
[3] Global Research, 13 février 2009, “Obama’s Defense Department Appointees- The 3.4 Trillion Dollar Question”, por Andrew Hughes.
[4] Democracy Now! 7 enero 2009“ Obama Nominee Admiral Dennis Blair Aided perpetrators of 1999 church Killings in East Timor”, por Allan Nairn (entrevistado).
[5] The Hill, 24 novembre 2008, “Ties to Chevron, Boeing Raise Concern on Possible NSA Pick”, par Roxana Tiron.

domingo, 24 de octubre de 2010

Wikileaks ha cumplido: 400 000 documentos que prueban salvajadas yanquis en Iraq

Tomado de CubaDebate: http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/10/23/wikileaks-ha-cumplido-400-000-documentos-que-prueban-salvajadas-yanquis-en-iraq/



Wikileaks ha cumplido. Publicó 391.832 documentos secretos sobre la guerra de Iraq. Uso sistemático de torturas y 109 000 muertos en ese país entre 2003 y 2009 -el 63% de ellos, civiles-.
Por el momento, el seguimiento más preciso de la filtración de documentos del Departamento de Defensa de EE UU se puede hacer en las ediciones digitales de The Guardian y The New York Times, Le Monde, Der Spiegel, Al Jazeera y el Bureau of Investigative Journalism.

Para entender la complicada terminología militar de los informes, esta última institución incorpora un glosario.
Según el análisis de los documentos que ha difundido la página fundada por Julian Assange al mismo tiempo que los medios informativos arriba citados, las autoridades estadounidenses dejaron sin investigar cientos de informes que denunciaban abusos, torturas, violaciones e incluso asesinatos perpetrados sistemáticamente por la Policía y el Ejército iraquí, aliados de las fuerzas internacionales que invadieron el país.

Oficiales británicos y estadounidenses insistían hasta ahora en que no había registro oficial de las víctimas, pero los documentos fijan en 66.081 los no combatientes muertos de un total de 109 000 bajas durante los seis años estudiados. Más de 15 000 civiles murieron en incidentes que hasta ahora se desconocían. La mayoría de víctimas civiles son, según se deduce de la información que maneja Estados Unidos, producto de ataques de milicias y ajustes de cuenta étnicos y políticos que las fuerzas de seguridad iraquíes e internacionales no fueron capaces de evitar.

Los informes de Wikileaks, apoyados por evidencias médicas, describen a prisioneros con los ojos vendados, maniatados y recibiendo golpes, latigazos y descargas eléctricas. Al tratarse de documentados acumulados por el ejército de Estados Unidos, estos hechos estarían, por tanto, todos en conocimiento del Pentágono.

Pasividad ante los abusos
La coalición de fuerzas internacionales en Iraq aparece como insensible a muchas de las revelaciones de abusos que le hacen sus soldados. El sello “No investigation is necessary” (”No es necesaria ninguna investigación”) marca las denuncias de abusos mejor fundamentadas.

The New York Times indica que los documentos incluyen referencias a la muerte de al menos seis presos bajo custodia iraquí. En centenares de informes se citan latigazos, quemaduras y palizas, y en un caso en particular los soldados estadounidenses apuntan sus sospechas de que los soldados iraquíes cortaron los dedos y quemaron con ácido a uno de los presos. Dos informes revelan la ejecución de dos prisioneros maniatados.

Algunos informes dejan claro que los soldados estadounidenses, cuando sospechan la posibilidad de torturas, interrumpen esas prácticas y confiscan los materiales con los que supuestamente se perpetran. En algunos de los casos, los militares estadounidenses abrieron una investigación pero en la mayoría parecen haberse limitado a informar a sus superiores y dejar las pesquisas en manos de las fuerzas iraquíes.

La frase “ningún soldado de la coalición estuvo implicado en el incidente” es frecuente en los informes. Mientras, en alguna ocasión, jefes de Policía local expresan su conformidad con las torturas, “con tal de que no dejaran marcas”. En otra ocasión, un oficial describe los abusos como “un método para desarrollar investigaciones”.

Lo que también queda claro es que, aunque los soldados estadounidenses no perpetraran abusos, sí utilizaron la amenaza de abusos por parte de las fuerzas iraquíes para obtener información de los detenidos. En las únicas referencias a violencia por parte de soldados de EE UU, estas alusiones no se documentan. Los casos más serios de este tipo, según el diario, se producen durante detenciones de presos y siempre les acompaña la apertura de una investigación.

Una filtración largamente anunciada
La filtración llega tras una semana de especulaciones sobre el contenido y alcance real del material que se adelantó que Wikileaks revelaría. La ingente cantidad de documentos liberados -casi 400.000 archivos clasificados- deja ahora muy atrás el que hasta el momento suponía el gran hito de filtraciones de la organización, la publicación de 75.000 archivos secretos en julio sobre la guerra de Afganistán y, anteriormente, la difusión de un vídeo de militares estadounidenses asesinando a un fotógrafo en Bagdad.

Después de que Wikileaks anunciara el viernes a través de Twitter que a la medianoche en Europa (6:00 pm en Cuba) haría “un anuncio importante”, el Departamento de Defensa de EE UU estaba en alerta roja, temeroso de que, además de desvelar detalles de operaciones conocidas y documentadas por la prensa en su momento, los archivos revelaran los nombres del personal que participó en las acciones, como ya pasó con los papeles de Afganistán.

Assenge acusa a EE UU de “crímenes de guerra”

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, ha explicado en una entrevista concedida a la cadena CNN en relación a la filtración de los documentos de Iraq que, en su opinión, los más de 400.000 documentos revelados representan “pruebas evidentes de crímenes de guerra” perpetrados por las fuerzas estadounidenses y las autoridades iraquíes.
Assange dijo que espera que al menos 40 condenas de muerte injustas sean desestimadas como resultado de esta publicación.

Asimismo, negó que se pueda poner en peligro a los soldados estadounidenses o a los civiles iraquíes con la revelación de los documentos.

Assange ha enfatizado el esfuerzo realizado por el sitio web en comparación con la filtración de los documentos relativos a la guerra de Afganistán: “En esta ocasión hemos realizado un enfoque mucho más enérgico que el que realizamos con el material de Afganistán, no porque creyésemos que a aquel enfoque le faltase algo, sino para prevenir distracciones sobre el verdadero contenido por parte de gente que quiere desviar la atención”.

La cadena CNN señala que al comparar los documentos de Afganistán filtrados en julio con los adelantados este viernes por Wikileaks se puede comprobar que han eliminado datos irrelevantes para el conjunto de la información que podrían ser sensibles para los intereses estadounidenses.

A pesar de esta redacción, el Pentágono se mantiene crítico con la publicación de estos documentos alegando que Wikileaks no tiene derecho a publicarlos y que no está preparada para entender qué información es delicada.

“Nuestro problema con Wikileaks va más allá de que saque a la luz el nombre de personas”, dijo este viernes un portavoz del Pentágono, el coronel David Lapan.

“Hay muchas otras informaciones que describimos que podrían ser delicadas y van más allá de simples nombres, y ellos no tienen la experiencia suficiente para saber cuáles son”.

Assange se defiende también de estas acusaciones: “[El Pentágono] no puede encontrar a una sola persona que haya resultado herida” por la anterior filtración de la web de más de 76.000 folios sobre la guerra de Afganistán.
(Con información de agencias y El País)

sábado, 23 de octubre de 2010

Los medios tapan el “ridículo Twitter” de Yoani Sánchez

Tomado de Cubainformación.
Por José Manzaneda, coordinador de Cubainformación

El pasado 5 de octubre, decenas de medios internacionales de prensa, entre ellos varias importantes agencias de noticias, recogían que la bloguera cubana Yoani Sánchez había denunciado el supuesto bloqueo, por parte del gobierno cubano, del sistema de mensajes mediante teléfono celular a la red social Twitter (1).

En varias de las notas, se incluía -como opinión cualificada- la denuncia en el mismo sentido de Tomás Bilbao, director del grupo de estudios "Cuba Study Group", con sede en Washington, que comparaba la situación con la producida en Irán durante la llamada “revolución verde” (2). Ninguno de los medios, eso sí, mencionaban el detalle de que el citado Bilbao es un ex alto funcionario del gobierno de George Bush (3).

Días después, el gobierno cubano calificaba de “calumnia” la acusación de que estuviera limitando el acceso a las redes sociales en Internet (4).

Y finalmente, en un escueto comunicado, era la propia empresa Twitter quien aclaraba que ellos habían cortado el servicio (5).

Desde numerosos países del mundo, se pueden enviar, desde un teléfono móvil, mensajes para ser publicados en la red social Twitter, con solo marcar un número de 4 o 5 cifras (6). Estos mensajes son gratuitos, gracias a acuerdos existentes entre Twitter y diferentes compañías de telefonía. Pero en Cuba esto se complica debido al bloqueo de EEUU. Al estar prohibido cualquier acuerdo de la estadounidense Twitter con la telefónica cubana ETECSA, para enviar dichos mensajes desde Cuba se debe marcar un largo número de 12 cifras y además, pagar 1,20 dólares por mensaje, algo prohibitivo para los internautas cubanos que, al contrario que no estén, como Yoani Sánchez, financiados desde el exterior.

Unos días después, sin mayor explicación, Twitter anunciaba la reanudación del citado servicio en Cuba (7). Los medios de comunicación que acusan continuamente al gobierno cubano de ejercer el secretismo en la información, ni se molestaron en investigar qué había detrás del misterioso comunicado de Twitter, en el que la empresa justificaba la desconexión temporal del servicio indicando que habían “deshabilitado códigos ‘largos’ hasta saber más del uso de estos números”. Ningún medio de comunicación se molestó en dirigirse a Twitter para aclarar este turbio asunto.

Este caso es una muestra más del mensaje cínico acerca de la situación de Internet en Cuba (8). Mientras el bloqueo impide a la Isla la conexión a los cables de fibra óptica y reduce a un mínimo ridículo el ancho de banda de Internet para toda la población del país, el gobierno que lo impone, con la complicidad de los grandes medios y de un pequeño grupo de blogueros cubanos sostenidos por ambos, extienen por el mundo la idea de que es el gobierno cubano quien cierra Internet a su ciudadanía (9).

De nuevo la víctima se convierte en verdugo gracias al monopolio de la información. Mientras, los días pasan y los medios tapan con el silencio y nuevas mentiras contra Cuba este nuevo “ridículo Twitter” de la bloguera Yoani Sánchez.

(1) http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5jNBeNcXmyUBDqKT4Mh6WeviO-U_A?docId=1378940
(2) http://www.terra.es/tecnologia/articulo/html/tec25912.htm
(3) http://www.cubastudygroup.org/index.cfm/personal
(4) http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5g029b5GhFww94Fz9XYqcdbjYYTcg?docId=1379421
(5) http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/10/07/fracasa-campana-contra-la-isla-twitter-reconoce-que-bloqueo-a-cuba/
(6) http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/10/11/%c2%bfcual-es-el-misterio-detras-de-la-estrategia-de-twitter-para-cuba/
(7) http://support.twitter.com/articles/75944-xbf-qu-xe9-proveedores-de-mensajes-de-texto-trabajan-con-twitter
(8) http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/10/05/lo-que-no-dijo-reuters-sobre-internet-en-cuba-grafica/#more-2091
(9) http://es.wikipedia.org/wiki/Yoani_S%C3%A1nchez

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...