Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 24 de marzo de 2017

Desmontando el informe Almagro

Tomado de Misión Verdad

Un documento plagado de inconsistencias, datos manipulados, medias verdades y silencios sobre los actores implicados en la guerra contra Venezuela.

Entrando en materia

El informe de 75 páginas presentado por el secretario general de la OEA Luis Almagro el 14 de marzo, concentra las líneas discursivas y semánticas más acabadas que configuran el expediente por la intervención extranjera en Venezuela.

Esencialmente su cartografía intenta dibujar un "Estado fallido", donde el estatus de la cuestión venezolana supera (según el enfoque de Luis Almagro) cualquier límite nacional y político para su tratamiento, exigiendo su resolución por vías extrapolíticas y excepcionales, a través de medidas de fuerza y asedio, tanto en lo diplomático, político y financiero. El vértigo impuesto a la necesidad de buscar una salida conflictiva a la coyuntura venezolana se hace más que evidente, argumentando que no existe otra opción que no sea la de romper las reglas del juego político, desconocer la Constitución y el Estado de derecho.
Justamente lo que ponen en relieve las trágicas guerras recientes en Medio Oriente (Siria y Libia), es que todo proceso de intervención (directa o indirecta, diplomática y financiera primero, luego bélica) requiere de una semántica y un marco narrativo elaborado que la justifique, un expediente para criminalizar a los países víctimas de asedio.

El informe de Luis Almagro, más allá de que su presentación por sí misma no conlleve automáticamente a un respaldo indondicional de la OEA contra Venezuela en esos términos, es el punto clímax de lo que Venezuela tiene años denunciando (y que ha sido ridiculizado por los sectores antichavistas): el país es víctima de una agenda extranjera que busca una transición política por fuera de la Constitución, a favor de los aliados locales de los poderes fácticos y corporativos que gobiernan los Estados Unidos.

El informe en cuanto táctica diplomática no es el objetivo fundamental de este análisis. Sin embargo es menester recalcar que tan latente está la amenaza de la intervención, que los poderes que operan detrás de esta agenda internacional lo llevaron hasta el límite de su preparación discursiva, colocando todos los dispositivos y detonadores en la trama política internacional. Sea como se desarrolle la arena internacional a partir de ahora, debe tenerse en cuenta como elemento central ese punto de no retorno violentado y la declaración de los verdaderos intereses contra Venezuela.

Hay significados y expresiones que configuran la columna vertebral del documento y que equilibran lo que por la vía de las medias verdades y las inconsistencias estadísticas, le hacen perder credibilidad. Este ataca directamente el aspecto de la memoria colectiva al construir una falsa frontera entre el presente y el pasado: el informe de Luis Almagro propone "restaurar" la democracia representativa en Venezuela.

El documento, visto desde la óptica del márketing y la publicidad, es un acto de venta de ese futuro construido con base a las desgracias del pasado.

Desmonte de las principales inconsistencias y medias verdades del informe

En el desarrollo del informe algunas inconsistencias y mentiras resaltan más que otras, no tanto por sus exageraciones sino por el ahínco colocado en darle verosimilitud. A continuación desmontamos los elementos que configuran la narrativa central del informe.

-"El gobierno saboteó la mesa de diálogo instalada en Venezuela".

Luis Almagro fue el operador internacional más agresivo en contra de Venezuela durante todo 2016. Asumió posiciones que quedaron totalmente descolocadas de la realidad ante la instalación de una mesa de diálogo entre el Gobierno venezolano y la MUD que, como lo reconocieron los principales analistas del antichavismo, gozaba del respaldo de la comunidad internacional. Aunque presionado por las circunstancias a tener una postura cercana a la neutralidad, nunca evitó mostrar su descontento contra la Mesa de Diálogo y contra la participación de sectores antichavistas en ella.

Luis Almagro no menciona, por ejemplo, que el retiro del diálogo por parte de la MUD fue un ejercicio de control de daños, de contención de un acelerado desplome de su base de apoyo político frente al aluvión de críticas generadas, ante la imposibilidad de llevar a cabo sus promesas: referendo revocatorio, elecciones generales y enjuiciamiento político a Maduro. El ataque al diálogo en el informe es una excusa para negarlo como posibilidad y sustituirlo por un escenario de conflicto prolongado, sin solución política y constitucional.
-"El gobierno saboteó y terminó con el Referéndum Revocatorio".

En esta sección del informe, Almagro se hace eco de la versión de la MUD con respecto al referéndum revocatorio para exigir "elecciones generales inmediatas" en Venezuela, método electoral inexistente en la legislación venezolana. La MUD cometió ilícitos electorales que fueron debidamente demostrados en su momento ante el país, cuando, como parte de los requisitos primarios a la solicitud de un referéndum revocatorio contra el presidente Maduro, introdujo un conjunto de firmas plagadas de irregularidades durante la recolección de firmas del 1% del padrón electoral para inscribir la intención de revocar a Maduro.

La coalición opositora introdujo 1 millón 957 mil 779 registros, de las cuales 605 mil 727 (30,9%) presentaron irregularidades, entre ellas más de 10 mil firmas de ciudadanos fallecidos, 9 mil 333 números de cédula inexistentes, más de 3 mil cédulas de ciudadanos menores de edad y 1 mil 335 privados de libertad. De esas firmas invalidadas, 307 mil 747 no cumplieron con uno o más criterios y 97 mil 158 planillas sólo contenían datos en un campo: 86 mil 337 sólo tenían el nombre y el apellido, 80 mil 105 sólo la huella del elector, 18 mil 338 sólo el ciudadano a revocar, 7 mil 823 sólo el cargo a revocar, 1 mil 805 sólo la firma y 396 sólo la cédula del elector. La verdadera razón por las que fueron suspendidas las fases del proceso por las autoridades venezolanas.

Ver imagen en Twitter
@hcapriles no pidas ahora que tamaño fraude quede impune. Debe imponerse legalidad. Apoyo a @Tibisay_Lucena

-"Niveles actuales de pobreza son superiores a los de finales de los años noventa".

Al igual que en el informe pasado, esta falacia se basa en la Encuesta de Condiciones de Vida de 2016 de la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar, que afirma que existe actualmente un nivel de pobreza del 81% en la actualidad, mucho mayor al 58% registrado durante la época neoliberal del Caracazo. En ninguna parte del informe clarifica a qué se refiere con "pobreza", dejando el tema a la interpretación subjetiva. Las estimaciones estadísticas constituyen una vaguedad con respecto a la situación económica real de Venezuela.
Luis Almagro expone estas cifras sin apego a mínimos parámetros internacionales, pero al mismo tiempo oculta el papel del empresariado privado venezolano en los efectos sensibles de la situación económica actual. El sector privado controla más de la mitad de la oferta de productos del país y la utiliza, en el caso de Empresas Polar, como un arma económica de acuerdo a la coyuntura política.

Pero dos datos (omitidos por Almagro) sirven para contrastar cómo, aún en medio de estas dificultades innegables, el Gobierno venezolano ha logrado contener los efectos de la guerra económica: la FAO/ONU en 2016 reconoció al Estado venezolano por "crear el mejor sistema de distribución de alimentos", logrando disminuir los niveles de inseguridad alimentaria de la población. Hace tan sólo cinco días la encuestadora Hinterlaces publicó una encuesta que refleja cómo el 53% de los venezolanos se han beneficiado de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), una política alimentaria para distribuir directamente rubros esenciales a la población.
-"Maduro restringe la libertad de expresión y ataca a los medios de comunicación independientes".

Para hablar sobre los supuestos atropellos a la libertad de expresión por parte del Gobierno venezolano, Almagro cita algunos casos recientes que poco tienen que ver con libertad de expresión y mucho con propaganda de guerra. Trata las sanciones a CNN en Español como un ataque a la libertad de expresión, el caso más reseñado dentro de esta parte del informe.

Pero Almagro no dice, por ejemplo, que el "reportaje" sobre la venta de pasaportes venezolanos en el Líbano es usado como argumento para inferir que Hezbolá y Venezuela planean un ataque terrorista en los EEUU, con Marco Rubio de protagonista, con lo cual queda reflejo del interés político de la agresión mediática. Almagro igualmente invisibiliza a Misael López, el ex funcionario diplomático utilizado para el reportaje de CNN. Reseña una nota de Telesur que "Misael López mantiene una relación personal con Ana Argotti, quien es la actual abogada de Lilian Tintori", lo cual infiere su relación con el partido Voluntad Popular. Este ex diplomático fue despedido en 2015 y las pruebas mostradas por la cancillería venezolana deja en evidencia que forjó su pasaporte. Estas irregularidades y las graves acusaciones realizadas por López, posibilitaron las sanciones contra CNN por parte del Estado venezolano.
-"La crisis humanitaria".

Luis Almagro en este apartado comenta que Venezuela está viviendo una "crisis humanitaria" por la existencia de altos precios en bienes esenciales y escasez selectiva de algunos rubros de la canasta básica, omitiendo los efectos que ha tenido el uso del dólar paralelo como arma económica y el fraude importador de la empresa privada en este proceso, ampliamente registrado por Misión Verdad. Con base en esto Luis Almagro intenta presionar por la apertura de un canal humanitario que tenga como principal gestor a la OEA. El concepto de "crisis humanitaria" es erróneamente utilizado en el informe ya que sólo es aplicable, según la ONU, a desastres naturales y conflictos bélicos de mediana y alta intensidad, que dejan a la población en una situación de vulnerabilidad que pone en riesgo su vida.

La experta opositora en el tema, Susana Raffalli, entrevistada recientemente por Prodavinci comenta que la resolución de la crisis económica a base de “ayuda humanitaria” es un mito, ya que en Venezuela, con sus innegables dificultades, no está ni cerca de crisis humanitarias verdaderas en otras regiones del planeta. A su criterio, sólo existe esta situación cuando la población está en extremo alejada de establecimientos que dispensen comida, producto de guerras o desastres naturales. Al no aplicarse esta condición, no existe crisis humanitaria en Venezuela y por ende cualquier rescate es sólo una excusa para intervenir paulatinamente a Venezuela.
-"El servicio de la deuda parece insostenible".

Con base a datos emitidos por el Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, dirigido por el sicario financiero, Ricardo Hausmann, el Banco Mundial y el Foro Económico de Davos, Luis Almagro afirma que Pdvsa (la principal industria nacional) no puede sostener sus pagos de deuda, intentando imprimirle una imagen negativa a la economía venezolana y un ataque a la credibilidad del sistema financiero nacional. Luis Almagro omite que Pdvsa y el país han honrado todos sus compromisos internacionales de deuda. Hasta enero de 2016 el país pagó 27 mil millones de dólares (deuda de 2014 y principios de 2015), sumando un total de 40 mil millones de dólares hasta finales del año pasado. A principios de 2017 todos los compromisos de deuda han sido cancelados.

Pero Luis Almagro silencia factores mucho más peligrosos: los bancos Citibank y JP Morgan, y las calificadoras de riesgo estadounidenses Standard and Poor's y Moody's, sabotearon las operaciones de pago de deuda de Pdvsa y su plan de canje de bonos el año pasado, levantando alarmas de default, cerrando las cuentas de corresponsalía de la estatal petrolera, alterando el riesgo-país y elevando las calificaciones negativas. Una operación orquestada para bloquear los pagos de Venezuela y afectar sensiblemente su sistema financiero. Quien le sirve de fuente primaria, el sicario Ricardo Hausmann, ha sido uno de los gerentes del bloqueo financiero contra Venezuela.
-"La congelación de activos impide al Vicepresidente tener acceso a una fortuna estimada en 3 mil millones de dólares".

Este quizás es el punto donde el informe de Luis Almagro pierde la poca credibilidad que le había quedado el año pasado. Apoyando las sanciones del Departamento del Tesoro contra el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, el secretario general de la OEA resalta que el funcionario venezolano no podrá tener acceso a 3 mil millones de dólares.

Luis Almagro no incluye en el informe las declaraciones de Tareck El Aissami, donde afirma que no tiene propiedades o activos financieros en los Estados Unidos, lo cual hubiera podido ayudarle para construir una imagen de pluralismo y neutralidad. Pero no. Da como cierto lo que es una estimación de la agencia Bloomberg y de la OFAC, luego replicada por el Miami Herald (medio utilizado como fuente) sin hacer énfasis en que esas pruebas son inexistentes y una mera especulación para legitimar las sanciones. La misma OFAC, que viene diciendo desde 2015 que persigue sanciones contra funcionarios venezolanos, nunca ha revelado que esté investigando ese supuesto capital.

Recursos y métodos de la propaganda de guerra utilizados en el informe.

Señala el investigador Greg Simons, en un texto sobre la guerra información contra Siria, que recursos como el falso dilema y las generalidades brillantes (entre otros), han sido utilizados para legitimar a los mercenarios y terroristas apoyados por los Estados Unidos y la OTAN. Salvando las obvias distancias entre ambos conflictos, el informe de Luis Almagro también puede ser analizado a la luz de estos dos recursos de la propaganda de guerra, en la actualidad absorbidos por la academia en forma de publicidad y comunicación política.

En este sentido, ambos recursos son usados para plantearle al objetivo-audiencia un conjunto de vagas generalidades (las generalidades brillantes de las que habla Simons), para confundirla y forzarlo a aceptar argumentos falaces, imprecisos y manipulados, como los que expone Luis Almagro en su informe.
De igual forma se posiciona en el informe el recurso propagandístico del falso dilema, proyectando la apariencia de estar eligiendo entre dos opciones, cuando realmente se propone un solo extremo: el de apoyar una salida no constitucional a la coyuntura venezolana. Todo lo contrario a esa decisión, será entonces interpretado como un apoyo a "la dictadura" venezolana.

Forzar el golpe, estimular la narrativa del paraestado.

En la parte final del informe, como también en su desarrollo, se emiten “recomendaciones”, entre las cuales destacan la realización de elecciones generales a la mayor brevedad posible, la apertura de un canal humanitario y la renovación de todos los poderes públicos, entre otras exigencias repetitivas como retirar el desacato que pesa sobre la Asamblea Nacional y la liberación de políticos presos por actividades criminales de distinta índole. Todas exigencias que contravienen las leyes de Venezuela y estimulan la generación de condiciones para un golpe de Estado.

Pero a medida que se delinea un escenario de intervención por delegación a través de la OEA de toda la institucionalidad venezolana, también se prefigura una narrativa de suplantación del Estado venezolano.

Ese proceso colocaría, según sugiere entre líneas el informe, como único nexo entre las gestiones (financieras, humanitarias y políticas) de la OEA y la "soberanía venezolana" a la Asamblea Nacional, configurando así un paraestado que desplace a las autoridades legítimas del país, en franca violación de la legislación internacional y el principio de autodeterminación de los pueblos de la ONU. Este es el punto clímax del choque institucional y el golpe continuado (en su esferas económicas e institucionales) que ha generado el antichavismo desde principios de 2016, cuando precisamente comenzó a buscar en el ámbito internacional ser reconocido como el único interlocutor válido para aproximarse a la cuestión venezolana.

El mismo formato aplicado contra Siria y Libia, cuando las instituciones multilaterales globales y de esas regiones reconocieron a mercenarios y terroristas financiados por los Estados Unidos como la única representación política válida de esas poblaciones, y por ende, el único vínculo con la comunidad internacional. El único canal de comunicación con el mundo, el comercio, las finanzas, lo más sensible que constituye al Estado moderno dentro del concierto de naciones. El informe dispone de una narrativa para que, efectivamente, eso deje de ser reconocido en beneficio de los gestores locales de la intervención.

Los ejemplos y las tragedias sobran en la historia reciente cuando se habla de informes presentados por operadores de los Estados Unidos contra países soberanos. De nuestra parte queda entender estos mecanismos y recursos aplicados con anterioridad para desarmarlos a tiempo.

Los “disidentes” frustrados.

Tomado de Martianos-Hermes-Cubainformación.
Por Arthur González*
* Cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano

Triste papel el de aquellos que le vendieron su alma al diablo y al final se han quedado sin barco ni espigón donde amarrarlo.
Así le sucede a Antonio González-Rodiles, quien pasó de un fugaz estrellato a un olvidado acompañante de las “Damas” de Blanco, presididas por la inculta y corrupta Berta Soler.
González-Rodiles quien recibió buena educación en su seno familiar y posteriormente en escuelas cubanas, fue a residir a México con su esposa mexicana rodeado de un ambiente de clase media, pero su ambición por el dinero lo hizo caer en manos de oficiales de los servicios de inteligencia estadounidenses, quienes le vendieron un proyecto subversivo que no pudo llevar a cabo.
Creyéndose que lograría ser un líder de la “opinión” interna, regresó a La Habana dejando atrás a hijos y esposa mexicanos, para iniciar el frustrado proyecto Estado de Sats, el cual no tuvo la menor incidencia en la sociedad cubana, por lo que terminó caminando los domingos por una avenida de la capital cubana, rodeado de mujeres de baja catadura moral que dicen ser “opositoras”, a cambio de cobrar 25 pesos cubanos enviados desde Estados Unidos.
En el actual panorama político de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, González Rodiles confesó a la prensa de Miami “sentirse frustrado ante la supuesta indolencia de la administración del presidente Barack Obama, y el total desconocimiento que ha hecho la actual, encabezada por el presidente Donald Trump”.
Tanto Rodiles como los demás servidores de los yanquis, entre ellos los integrantes de la mafia terrorista anticubana de Miami, pretenden presionar al Presidente Trump a cambiar la dirección política hacia la Habana, para lo cual llevan meses desarrollando una cruzada mediática sobre el inventado “aumento de la represión” en la Isla, algo que no comprueban los cientos de miles de norteamericanos que la visitan.
Lo primero que descalifica esa ficticia represión, es la constante presencia de los principales contrarrevolucionarios en los Estados Unidos, disfrutando gracias al dinero de los contribuyentes norteamericanos, los que sin saberlo pagan con sus impuestos viajes, hoteles, alimentación y salarios de los “disidentes” cubanos.
Tanto González-Rodiles como José Daniel Ferrer, Berta Soler, Guillermo Fariñas y otros más, son presentados ante los medios de prensa norteamericanos vistiendo costosos trajes comprados con el presupuesto que asigna anualmente la Casa Blanca, pues en Cuba no los usan.
A pesar de pasearlos por Miami, otras ciudades estadounidenses, e incluso en Europa para participar en Foros internacionales con el fin de desprestigiar la obra de la Revolución cubana, no han logrado que la actual administración se pronuncie contra Cuba.
En primer lugar, porque no es prioridad en la actual política de los Estados Unidos; segundo, los integrantes de la mafia anticubana en el Congreso no apoyaron la elección de Trump y tercero, porque los problemas que confronta el nuevo Presidente son tantos que no puede darse el lujo de perder tiempo en esos “disidentes” que dan más pérdida que beneficios.
En un desesperado intento por llamar la atención, el Nuevo Herald publica entrevistas de esos “disidentes” a su paso por Miami, en las que sin el menor sonrojo Rodiles se califica como “actores legítimos del escenario cubano”, algo que las agencias de inteligencias estadounidenses y el Departamento de Estados saben que es totalmente falso.
Para comprobar el motivo por el cual no son tomados en serio por los funcionarios de Estados Unidos en su política hacia Cuba, basta leer los informes enviados por sus diplomáticos designados en La Habana, divulgados en el sitio WikiLeaks, donde afirman:
[…] Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo…no vemos plataformas diseñadas para llegar a amplios sectores de la sociedad cubana, más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores…”
Informaciones comprobadas por la misión diplomática yanqui en La Habana descalifican a esa llamada “oposición” como actores legítimos del pueblo cubano, en casi 60 años no han obtenido un solo resultado de unidad, y menos aún lograron una disidencia entre la juventud cubana; han envejecido viviendo una dulce vida con los cientos de miles de dólares enviados desde Miami y a partir del 2012 disfrutan de la posibilidad de viajar por el mundo con los gastos pagados.
Si algo tiene la actual Administración de Estados Unidos es conocimientos suficientes en finanzas y costos; por tanto, nadie dude que uno de los próximos recortes sea precisamente parte de los 20 millones anuales que asignaba Obama para el trabajo subversivo contra Cuba, si obtener resultados.
Rodiles declaró al Nuevo Herald: “hemos sido marginados e invisibilizados por las delegaciones de funcionarios estadounidenses y diplomáticos europeos, por no aplaudir la normalización”.
Esa posición de los altos funcionarios de Estados Unidos es la mejor prueba de que ellos no representan nada en la sociedad cubana y que sus contactos tienen que ser con altos funcionarios de Cuba, tal y como propuso Jonathan Farrar cuando estuvo al frente de la misión diplomática de Washington en La Habana, al asegurar:
[…] “es preciso que busquemos en otra parte, incluso dentro del propio gobierno, para identificar a los más probables sucesores del régimen de Castro…”
Otra prueba de que la “disidencia” no tiene ni presente ni futuro, es su ausencia de unidad, reafirmado por Gonzales-Rodiles ante a la prensa de Miami al criticar las estrategias de otros “opositores”, entre ellos a la “refugiada política” Rosa María Payá Acevedo, al calificar de fantasía su campaña por un plebiscito en Cuba, y al proyecto “Otro 18”, por intentar postular candidatos opositores en las próximas elecciones del Poder Popular en Cuba.
Rodiles asegura que ahora son marginados e invisibilizados y la respuesta a ese trato de Senadores y Representantes, la dio José Martí cuando afirmó:
“Se respeta lo que se ve unido y lo que no se ve unido no se le respeta”

jueves, 23 de marzo de 2017

Wikileaks y las Guerras de Cuarta Generación

wikileaks_640x360-_andes.jpg
Foto: Andes
Tomado de ALAI. Agencia Latino Americana de Información.
Por Enrique Amestoy.

Sin duda alguna los medios masivos de comunicación tradicionales como los nuevos, basados en las Tecnologías de la Información y la Comunicación, son herramientas claves e imprescindibles en las nuevas estrategias en la lucha por el control hegemónico y son la base de los nuevos modelos de guerras, basadas en desgastes, difusión de información falsa o generación de masa crítica tras la difusión de noticias falsas o tendenciosas más los ataques cibernéticos concretos.

Las guerras de cuarta generación requieren de la combinación de estrategias en las que el control de los medios de comunicación, las redes informáticas tanto físicas: fibra óptica, cables, computadores y dispositivos electrónicos para el tráfico y generación de información, como las redes sociales como nueva herramienta de difusión, son objetivos claves. Vimos surgir la llamada “Primavera Árabe” con la inmolación de Mohamed Bouazizi, informático desocupado, vendedor de frutas, en Túnez en diciembre de 2010. Allí se dispararon herramientas de información y contra información basadas casi en su totalidad en las nuevas Tecnologías de la Información (TIC). Varios gobiernos bloquearon el acceso a las redes debido al poder de convocatoria que tuvieron las redes sociales, llevando a millones de personas a la calle a manifestarse. También vimos a Microsoft apoyando el “lock-out” petrolero en Venezuela en 2012, dando acceso a los computadores vía sus sistemas operativos para bloquear la salida de hidrocarburos y poner al país al borde del Golpe de Estado.

La propiedad y el control de las fibras ópticas submarinas que comunican al mundo entero, está en manos de corporaciones que responden a los diferentes ejes de poder político centrales. Entre ellas Telefónica, Google, China Telecom, etc. Las mismas potencias centrales poseen, por ejemplo, submarinos no tripulados capaces de realizar ataques físicos (cortar los cables) en pocos minutos lo que incomunicaría parcial o totalmente a la humanidad entera: el equipamiento industrial o médico, por ejemplo, depende de computadores y conexión a internet, el sistema financiero va camino a abandonar el papel moneda y manejarse exclusivamente con “dinero electrónico” que no es otra cosa que millones de transacciones por redes informáticas, desde dispositivos electrónicos, dependiendo en forma exclusiva de las redes informáticas y software para ello.

El “no tengo nada que ocultar” que ha impuesto el sistema y que oímos decir todos los días tanto a amigos como a altos dirigentes políticos, ha llevado a que toda la información financiera, militar y civil esté almacenada en computadores centrales alojados ¿donde? en su mayoría, ¡oh casualidad! en EEUU, Alemania o China. Y todo está diseñado para que sea mas simple, de lindos colores, de tocar un botón y subir a “la nube” el documento de síntesis del Congreso del Partido, la contabilidad de todos y cada uno de nosotros o la foto del gato sentado al sol. Todo guardado en grandes computadoras sin NINGÚN CONTROL por parte de nosotros, los usuarios o los Estados!

El estado de bienestar basado en ese cúmulo de servicios “gratis” es aplaudido por la mayoría de los ciudadanos del mundo entero. Un par de clicks y todo parecería estar resuelto! ¿Acaso alguien se pregunta quién paga los millones de dólares que requiere Google, por ejemplo, para mantener sus mega centros de datos donde almacena en forma “gratuita” nuestra información? ¿Por qué nos aparecen “mágicamente” publicidad en redes y servicios de correo de las cosas sobre las que hemos estado buscando en la internet o incluso chateando o “whatsapeando”? ¿Por qué el WiFi gratis ofrecido en espacios públicos de Montevideo por la firma “UNO WiFi”, sugiere publicidad sensible al contexto y los intereses del usuario? ¿Quién hace esas magias? ¿Quien paga y quien gana, en tanto vivimos en capitalismo puro y duro? Los “filántropos” como George Soros o Mark Suckerberg se sacan fotos con Pepe Mujica y Dilma Rouseff y pocos se preguntan ¿para qué?

El sistema ha logrado centralizar la información de la población mundial. Y con la capacidad de cortar la conexión en muy pocas horas, lo que llevaría al caos mundial, o tal vez a cosas imprevisibles como que misiles se dispararan solos o si un ataque a sus propias computadoras lo haría. También hay información semi pública que da cuenta de los países centrales “juegan” a sacarse de órbita satélites de comunicación o espías o a controlar su equipamiento militar exclusivamente desde las redes. La Soberanía ha pasado a ser un concepto cada día mas abstracto: en lo particular el término recientemente acuñado: Soberanía Tecnológica.

El único país que venía “salvándose”, irónicamente gracias al bloqueo, era Cuba: no podía conectarse con los cables de fibra submarina que en su mayoría TODOS pasan a pocos kilómetros de la costa de la mayor de las Antillas. Sus computadoras, redes, software y demás estaban todos dentro y con una única salida “al mundo” vía satélite mas un cable de fibra que tendiera Venezuela gobernada por Chávez. En el pasado año se ha sabido de convenios Google-Cuba lo que no deja de preocupar y habla claramente de la intención, para nada velada, del gigante imperialista de conquistar ese gran mercado cuasi virgen pero fundamentalmente de entrar para poder agregar control a uno de los pocos puntos del mundo en donde aún no lo han logrado hacer.

Pero el mercado y el estado de bienestar nos hacen ver a cada instante de que somos dueños de nuestros dispositivos informáticos, al igual que el Estado lo es; que somos dueños de la tecnología y que la manejamos y utilizamos a nuestro total libre albedrío. La cruda realidad es que no somos mas que tristes dueños de un montón de fierritos, cables y chips, que por cierto nos los venden como si de oro en polvo se tratase. Pero en ningún caso somos dueños de la información y menos aún de los programas que corren “por debajo” de los que usamos a diario en nuestros dispositivos, que no los vemos ni sabemos que cosas hacen, no sabemos que existen, pero se ejecutan en nuestros computadores, consolas de juego o celulares para espiar, escuchar y controlar nuestro movimiento.

Gracias a las revelaciones, sobre vigilancia mundial de Edward Snowden en junio de 2013 se supo que, por ejemplo, la presidenta Dilma Rouseff así como la petrolera Petrobras, venían siendo espiadas por mucho tiempo. Objetivo político y económico en tanto Petrobras comenzaba las prospecciones petroleras que darían Soberanía Energética al “país continente”. Otros mandatarios han sido y son espiados todo el tiempo sin que tengan consciencia de ello. Pero también el “ciudadano común” en tanto el cruce de información analizado por imponentes sistemas informáticos hace que “cualquier monedita sirva” y que todos aportemos algo para ese gran sistema de control mundial. Se apunta a la agencia NSA como responsable de este espionaje.

Pero como indudablemente ha hecho mucho ruido mediático el pasado 7 de marzo de 2017 las filtraciones de WikiLeaks relacionadas a espionaje de la agencia norteamericana CIA, es bueno hacer una breve reseña de WikiLeaks, sus integrantes y el nivel de la información filtrada.

WikiLeaks (del inglés leak, «fuga», «goteo», «filtración [de información]») surge en el año 2006 es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. Se estima que su base de datos acumula 1,2 millones de documentos. Si bien no hay información pública de quienes son sus integrantes, se sabe que los hay periodistas, tecnólogos, científicos entre quienes aportan a la organización.

En términos técnicos es básicamente una Wiki, que utiliza el software de Wikipedia (Wikimedia) con algunas modificaciones y de acuerdo a los permisos de acceso que cada uno de los usuarios tiene, es el nivel de cosas que se pueden realizar, es decir: puede ser solamente un lector, un editor, corrector, manejador de las bases de datos, como habitualmente sucede con cualquier sistema informático, máxime cuando lo es colaborativo.

En el año 2010 surgen las primeras filtraciones de información que generaron impacto mundial. Entre ellas se destacan en el año 2007 cómo desde un helicóptero Apache se tirotea a un periodista de la agencia Reuters junto con otros civiles, ninguno de ellos en posición de ataque o amenaza contra la aeronave de guerra norteamericana. En relación con la Guerra de Afganistán iniciada en 2001, en julio de 2010 los periódicos The Guardian, The New York Times y Der Spiegel hicieron públicos un conjunto de unos 92.000 documentos sobre la Guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009. Estos les llegaron a través de WikiLeaks sin compensación económica a la página. Lo mismo ha sucedido con los casi 400.000 documentos filtrados de la guerra de Irak entre los años 2004 y 2009, revelados también en el año 2010.

Los mas de 250.000 cables o comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense con sus embajadas por todo el mundo, conocido como "Cablegate" y como la filtración de información de documentos de la historia, fue develado a fines del año 2010. A comienzos del 2012 Wikileaks realiza la filtración de archivos de correos electrónicos de la empresa Stratfor en 2012 y refiere a la publicación y difusión de correos electrónicos de carácter interno entre personal de la agencia de inteligencia privada y espionaje estadounidense Stratfor así como del personal de la empresa con sus clientes.

El pasado 7 de marzo de 2017, el portal Wikileaks aseguró haber obtenido los detalles de un programa de hackeo de teléfonos, ordenadores y televisores por parte del espionaje de Estados Unidos, y comenzó a filtrar miles de documentos relacionados que atribuye a la CIA. Incluyendo un programa llamado "Año Cero", que incluiría toda una serie de armas informáticas para poder hackear teléfonos y dispositivos producidos por compañías estadounidenses, como los iPhone de Apple, el sistema Android de Google, el Windows de Microsoft o los televisores Samsung con conexión a Internet, que se convertían en micrófonos encubiertos a través de los cuales espiar a sus usuarios.

Recordemos además que la cabeza visible de Wikileaks, Julian Assange, se encuentra asilado en la embajada de Ecuador en Londres. Guillermo Lasso, candidato por la oposición que enfrentará a Lenin Moreno el próximo 2 de abril de 2017 en la segunda vuelta electoral, aseguró el pasado 17 de febrero y con motivos de la primer vuelta electoral que, de llegar al poder, le daría un mes al fundador de Wikileaks para salir de la embajada de su país en Londres.

Aparentemente de las nuevas filtraciones se desprendería, en forma primaria en tanto son miles los documentos revelados, que la agencia de inteligencia CIA maneja “agencias clandestinas” en su seno, igual o mas potente y aceitada que la NSA. Incluso se ha dicho que unos espían a otros.

En todos los casos, las revelaciones de los últimos siete años, dan cuenta de la importancia que le dan a los inmensos ejércitos informáticos en EEUU, China, Israel, Alemania, Irán, etc. Se recluta a la par soldados e informáticos, como Mamram o Unidad 8200 del ejército israelí.

Y hasta aquí usted podrá decir: Basta de relato!!, pese a notarse que habrían decenas de páginas para redactar respecto a filtraciones, espionaje, revelaciones,contraespionaje y pasar a preguntarnos: ¿Qué hacemos? Hemos escuchado a encumbradas figuras de nuestro gobierno decir “tenemos que hacer alianza con los EEUU” (y de allí, entre otras cosas, tal vez lo mas públicamente conocido ha sido el acuerdo del Plan Ceibal de Google, del que poco o nada se sabe hoy día).

Otros mas osados, fuera de los ejes de decisión, se preguntan “¿Y si hacemos alianza con China, comunista, potencia, que tiene buscadores y tecnología iguales o mas sofisticada que los EEUU?” y quizá los mas tozudos decimos: no queremos cambiar control norteamericano por control chino o de quien fuera; sencillamente NO QUEREMOS SER CONTROLADOS. Pero allí surge el nudo mas grande: para lograrlo, debemos tener nuestro propio hardware soberano, saber cómo se fabrica (computadores, celulares, tabletas, tomógrafos o cualquier dispositivo electrónico utilizado hoy día), fibra óptica soberana y la capacidad de desarrollar y analizar nuestro software: programas de computadora y celulares, por ejemplo. En el caso de los programas, la única forma de lograr saber a ciencia cierta que es lo que hacen es utilizar Software Libre. Hacemos la analogía del término para denominar Hardware Libre a aquel capaz de ser analizado, modificado, compartido, cumpliendo las mismas premisas que el Software Libre.

Imposible pensar en el perimido concepto de Estado-Nación para resolver tan complejo asunto. Se requiere de cifras millonarias pero sobre todo de conocimiento acumulado durante mas de 20 años que ningún país por sí solo tiene, a excepción de las potencias centrales.

En la región se han hecho interesantísimas propuestas. Anillo de Fibra Óptica UNASUR, Centro de Datos regional y distribuido, MERCOSUR, Grupo de Seguridad Informática MERCOSUR más los intentos individuales de cada uno de los países: en Brasil todo el correo electrónico del Estado alojado en servidores y con programas controlados 100% por Brasil, diferentes leyes como la Ley de Software Libre en Uruguay, de Infogobierno en Venezuela, etc. Todas estas propuestas, lamentablemente, han sido “saludos a la bandera” pese a que TODAS ELLAS fueran realizadas en momentos de gobiernos progresistas o de izquierda lo que hacía aún mas alentador animarse a pensar en que algo de eso funcionaría. No ha sido así: ninguno de los gobiernos progresistas parece haberle dado importancia o las potencias tienen mas fuerza. Con el actual retroceso en las correlaciones de fuerza en nuestro continente, parece aún mas impensable.

Quizá la propuesta pueda ser la reactivación de esos macro proyectos regionales, la posibilidad de reclutar a nuestros propios ejércitos informáticos, capacitarnos a la par de quienes hoy detentan el control, pero comenzando por poner estos temas en agenda, darles visibilidad. A no quedarnos en que “solo es un tuit, lo que importa es salir a la calle, como el 8 de marzo donde eramos como 300.000” (recordemos, sin ir mas lejos, el impacto que generó en las pasadas elecciones de EEUU, la filtración de correos electrónicos de Hillary Clinton, según dicen un “gesto” de Rusia para apoyar a Trump, algo que, quien escribe, no logra terminar de comprender a cabalidad), a poner pienso, recursos humanos y financieros para comenzar a armar redes regionales para pensar juntos en las mejores estrategias para salirnos de la lógica sistémica e ir camino a la Soberanía Tecnológica que se enmarca, sin duda alguna, en nuestras históricas luchas y compromiso por la Liberación.

Ellas… las que cantan a la trova

Foto de internet
Tomado de La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana.
Por Emir García Meralla.

Sus nombres parecen no pasar de moda. Las leyendas de algunas cruzan de un siglo a otro. Algunas fueron las musas de los compositores, otras simplemente prestaron su voz y su talento para interpretar o componer esos temas que han resistido el paso de los años, la evolución de las tecnologías y las versiones; algunas más felices que otras, de esas canciones por las que uno las identifica.

La matriarca de las mujeres que cantaron y escribieron canciones de corte trovadoresco es María Teresa Vera. Su voz y sus ejecuciones definieron un estilo que años después asumirían las hermanas Martí y las hermanas Lago. Ellas fueron parte de la primera etapa, esa a la que llaman tradicional; aunque prefiero recordarlas como la fundacional.

A mediados del pasado siglo nos llegaría el filin y su armoniosa relación con el jazz y las teorías dodecafónicas, el atonalismo y el serialismo. Pero para los “muchachos del filin”, de  esas innovaciones en la música, la más importante era el jazz desde el be bop y el bolero. Les llamaron los intermedios y ellos crearon sus voces y sus compositoras.
 
De ahí nos llegaron Elena Burque, Omara Portuondo y Moraima Secada, fundamentalmente,  para cantar los temas; para componerlos estaban Tania Castellanos, Marta Valdés y Ela O´farrill. Después llegaran otros nombres como la misma Marta Justiniani, Ela Calvo y algunas cuyos nombres hoy no retiene mi memoria.
Omara Portuondo
En los 60 sería Elena quien primero se identificara con lo que fuera una parte de la vanguardia musical de esos años, sobre todo en el tratamiento a la canción. Aún no se pensaba en Nueva Trova ni en Canción Protesta. Sin embargo, a todos gustaba ‘‘La Chica de Ipanema’’, los temas del mexicano Vicente Garrido, y Armando Manzanero se atrevía a modificar el calendario al otorgarle a la semana más de siete días.

Es también en esos mismos 60 que comienzan a morir los padres fundadores de la trova cubana que aún vivían, sobre todo Sindo Garay que era la fuerza que movía las montañas creativas. También es cierto que el mundo había cambiado.

Ahora, además de la mujer amada, preocupaba el dolor del hombre que ara la tierra, del que con sus manos crea riquezas que no le permiten llevar un mendrugo de pan dignamente a los suyos. En los 60 los poetas tomaron nuevos derroteros, sus musas se comenzaron a llamar Amanda, Revolución, o socialismo; pero igual exigían amor.
 
Hubo en alguna parte un regreso a la tierra, a la vida, y una mirada a la muerte desde otras perspectivas. Y hubo también esas mujeres para cantar esas canciones, para darles el alma mater que haría de ellas verdaderos temas dignos de ser radiados una y otra vez.

La voz de estas mujeres en los 60 y 70 hicieron que la trova de estos tiempos, esa a la que han de llamar Nueva Trova, dejara los reductos en que se fomentaba; es decir, círculos intelectuales, estudiantes y públicos reducidos, para llegar a todos los oídos, entrar en todos los hogares.

Así había ocurrido con el filin cuando Miguel de Gonzalo grabó el primer tema, o cuando el Niño Rivera convirtió los acordes atonales y disonantes de Cesar Portillo y José Antonio Méndez en temas que todos interpretaron y que la radio convirtió en íconos de la historia.

Algo similar estaba por ocurrir en los 70 y nuevas voces de mujeres se sumarían a este concierto.


La respuesta de Cuba a Trump

El muro
Tomado de AlMayadeen
Por Iroel Sánchez

Cuando Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la maquinaria que busca la confrontación entre Washington y La Habana aprovechó el anuncio de unos ejercicios militares programados con años de antelación en Cuba para decir que de tal talante era la respuesta de la Isla al cambio de gobierno en su vecino del Norte.

Pasados cuatro meses de la mañana en que nos despertamos con la noticia de que el Sr Trump ocuparía la Casa Blanca, lapso en el cual ha tenido acercamientos a los sectores que en Miami se empeñan en derrocar al gobierno cubano y varios de sus voceros han anunciado se someterá a revisión la nueva política hacia Cuba desarrollada por la administración de Barack Obama, las respuestas que ha venido dando el gobierno de La Habana son de un carácter muy diferente a las anunciadas por quienes intentaron convertir un ejercicio militar ordinario en un gesto más cercano a la “guerra preventiva” de George W. Bush que a la política exterior cubana.    Desde entonces la participación del Presidente cubano, Raúl Castro, tanto en la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (República Dominicana, 25 de enero) como del ALBA (Caracas, 5 de marzo) reiteró las posiciones históricas de Cuba en América Latina desde el triunfo de la Revolución en 1959, todas de carácter antiimperialista, al tiempo que en el primer evento, a la vez que expresó la “voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país, y de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común con el nuevo gobierno del presidente Donald Trump”. Sobre el contexto regional Raúl afirmó diplomáticamente en Dominicana que “sería deseable que el nuevo gobierno de Estados Unidos opte por el respeto a la región, aunque es preocupante que haya declarado intenciones que ponen en riesgo nuestros intereses en las esferas del comercio, el empleo, la migración y el medio ambiente, entre otras”.
Durante la sesión de CELAC
Durante sessión de la CELAC
En Caracas, ya después de los acercamientos de Trump a Miami, el discurso del presidente cubano expresó que:
“La nueva agenda del gobierno de los Estados Unidos amenaza con desatar un proteccionismo comercial extremo y egoísta que impactará la competitividad de nuestro comercio exterior; vulnerará acuerdos ambientales para favorecer los ingresos de las transnacionales; perseguirá y deportará migrantes generados por la desigual distribución de la riqueza y el crecimiento de la pobreza que provoca el orden internacional impuesto.”

Y sobre el muro que se ha vuelto el tema proa de Trump para América Latina añadió en una parte muy aplaudida de su intervención: 
“El muro que se pretende levantar en la frontera norte de México es una expresión de esa irracionalidad, no solo contra este hermano país, sino contra toda nuestra región. Expresamos la solidaridad de Cuba con el pueblo y gobierno mexicanos. La pobreza, las catástrofes, los migrantes no se contienen con muros), sino con cooperación, entendimiento y paz.”
Cinco días después, en La Habana, sesionaba el Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), donde Cuba lanzaba dos iniciativas aclamadas por los países insulares de la región, relacionadas con la estrategia de respuesta al cambio climático y la articulación de la transportación de cargas y pasajeros entre esas pequeñas islas. Allí, en presencia del presidente Raíl Castro, el canciller  cubano Bruno Rodríguez afirmó: “Ante los muros que hoy pretenden levantarse, nuestra opción deberá seguir siendo la de la unidad, la solidaridad y la complementariedad, en aras de la defensa de los más legítimos intereses de nuestros pueblos”.

El canciller del gobierno mexicano -que está muy lejos de ser de izquierda y coincidir ideológicamente con las posiciones cubanas- asistió a la reunión de la AEC y agradeció “el respaldo del pueblo hermano de Cuba”. Y cuando la reinserción de los ex guerrilleros de las FARC-EP como parte de los acuerdos de paz en Colombia es un problema pendiente, Cuba anunciaba el 10 de marzo el ofrecimiento de mil becas a miembros de las FARC y víctimas del conflicto armado más largo del continente y ayudaba así a otro gobierno en las antípodas ideológicas del cubano a enfrentar exitosamente un complejo camino aun plagado de dificultades. Paralelamente, en las últimas semanas, varios congresistas norteamericanos de ambos partidos y el Presidente de la Cámara de Comercio de EE.UU. han sido recibidos por autoridades cubanas y abogado públicamente por continuar avanzando en las relaciones bilaterales. Como ha explicado la académica británica Emily Morris, no son pocos los que en Estados Unidos piensan que, si la administración Trump adopta una línea dura, perjudicará a los emprendedores emergentes más que al estado, al tiempo que se reforzarán los esfuerzos de Cuba para encontrar nuevos socios en otros lugares, perjudicando los intereses de las empresas norteamericanas. En resumen, las primeras acciones del nuevo gobierno estadounidense hacia América Latina han fortalecido las posiciones cubanas en la región y, sin descuidar su defensa, Cuba ha dado inteligentes respuestas que no han sido de orden militar sino políticas y diplomáticas y la han colocado una vez más a la cabeza de los más importantes procesos que interesan a los países latinoamericanos. 

viernes, 17 de marzo de 2017

¿Le legaremos algo a Fidel?


Tomado de "El Caimán Barbudo".
Por Josué Veloz Serrade*.

El anuncio de la eliminación de la posición común de la Unión Europea, la llegada del primer vuelo de American Airlines, la visita del Rey Emérito Juan Carlos y la de Peña Nieto en medio de los acontecimientos recientes posteriores al fallecimiento de Fidel; no son regalos inocentes ni casuales.
Fidel es un territorio en disputa, habrá muchos Fidel. La reacción tendrá el suyo, la burocracia también. Cada cual se aferrará al Fidel que le sea necesario en el presente que vive. Fidel tendrá que defenderse de Fidel. Su fuerza mística, si no es acompañada en los próximos tiempos de un examen minucioso de su práctica revolucionaria, se volverá inservible para la Revolución y podría servir lo mismo a la socialdemocracia que a una zona de nuestra sociedad que apuesta por un capitalismo a la cubana con una democracia formal vacía. Pero no al proyecto socialista de la revolución cubana como fue el servicio de toda su vida.
Es lógico que nos indignemos por las reacciones irracionales de un grupo de personas, que cuestionan a Fidel a partir de sus historias personales o por el resultado de los momentos más intensos de la lucha de clases. Pero no olvidemos que si una revolución es verdadera, tendrá que enfrentar la complejidad de ambas cosas. Para dar propiedades hay que expropiar, para responder a la guerra, hay que ir a la guerra. Fidel y su generación no filosofaron la Revolución: la hicieron. Cada cual escoge los muertos que le asaltarán en medio de la noche. No creamos que alguien que vive en Noruega, o cerca de la Calle 8 durmiendo con tranquilidad, no haya escogido previamente quién va a morir, de qué muertes se hará responsables y a qué horrores dará la espalda para poder vivir. Mientras no llegue la sociedad futura todos somos cómplices, cada cual decide donde vive su redención o su ilusión de neutralidad.
¿A qué Fidel debiéramos aferrarnos? ¿Cuáles son las lecciones de su conducta? ¿Qué le dicen esas lecciones de su práctica revolucionaria a la Cuba de hoy?
Uno de los aspectos más importantes de su conducta fue la apuesta toda la vida por un proyecto socialista, que pusiera el cambio cultural de las personas en el centro de la práctica revolucionaria. La aparición de los excedentes económicos no eran seguidos de procesos de acumulación capitalista, sino que estos regresaban a la sociedad en forma de programas no solo para la distribución de ingresos, también para operar cambios en las vidas y subjetividades de las personas.
Que algunos de esos programas no se hayan traducido en los rendimientos esperados por cierta visión clásica de la economía puede haber favorecido la idea de que lo más adecuado sería poner en manos del Capital lo que el Socialismo no ha podido ejecutar con eficiencia. El Socialismo no está reñido con la eficiencia, pero esta debe estar subordinada a la justicia social y no al revés.
Las nuevas formas de propiedad que comenzaron a implementarse en los noventa no tienen un valor abstracto, sino que recomponen y configuran una nueva estructura clasista. Es erróneo suponer que se desarrollan las distintas formas de propiedad de manera armónica, porque las relaciones entre clases antagónicas nunca se desarrollan de ese modo. Una cosa es considerar que no queda más remedio que hacer uso de mecanismos del Capitalismo para el desarrollo; otra cosa muy diferente es suponer que el Socialismo se mantendrá intocable en medio de ese escenario. Hay procesos de naturalización que se irán dando sin que ni siquiera se decida que ocurran.
Al mismo tiempo que se asumen otras formas de propiedad, se debe buscar el modo de que aquellas de contenido socialista estén cada vez más en posibilidad de disputar la hegemonía. A su vez, ello implica cuestionar el supuesto de que la propiedad estatal es por su esencia socialista, cuando lo que define la intensidad de lo socialista es la dimensión de la relación humana que el sujeto produce en el trabajo y, en igual sentido, el lugar que ocupan sus decisiones en la producción.
Él entendió y practicó un poder revolucionario fuerte. Este incluye crear una fuerza material lo suficientemente contundente como para garantizar la defensa de lo conquistado. Un proyecto revolucionario que deje intactas las fuerzas materiales que acompañan al Capital, está condenado a verse limitado en el mejor de los casos. En el peor, con el tiempo desaparece o es reducido a sangre y fuego con regímenes de seguridad nacional o de otro tipo. Al mismo tiempo que se crea esta fuerza material en forma de ejército popular,el poder revolucionario tiene que asumir la creación de un poder paralelo o endógeno que despliegue la sociedad de nuevo tipo. Para ello hay que desatar la mayor cuota de creatividad posible.
Él y su generación se dieron cuenta que solo la austeridad personal y la entrega desinteresada unidas a la creación y profundización de una conciencia revolucionaria, pueden garantizar la mayor cuota de consenso. Al interés por las aspiraciones populares hay que unir la integridad a toda prueba unida a la aparición de una subjetividad de nuevo tipo. La corrupción que combatieron, proveniente de la república burguesa, la entendieron como un resultado de las exigencias del sistema de dominación capitalista y no solo por una cuestión de honestidad. La lucha contra la corrupción es un componente esencial del cuestionamiento a la sociedad anterior. En los momentos más difíciles solo se puede mantener el consenso de millones de personas a través de la consagración a principios esenciales.
Por otro lado, para él se hacía esencial la unidad en el campo revolucionario. Esa unidad se teje minuciosamente, combinando flexibilidad con diseños de consenso que incluyan la mayor discusión posible, el ejercicio de un poder subordinado a la revolución misma y no al revés. Lo cual hace que no sea una nomenclatura, o un individuo, quien defina al enemigo, sino que esa definición es un resultado de la lucha política.
La práctica internacionalista en él, es una escuela para los revolucionarios, el modo en que cada sujeto puede participar de la lucha mundial frente a la explotación despiadada del Capital. Este internacionalismo tiene que hacerse, además, primando el sacrificio personal y no los beneficios que de él se deriven a nivel material. Solo así, en la persona que lo practica, se producen los cambios donde renuncia a su cuota de narcisismo nacional.
Mostró que la paz no es una abstracción. Vale la paz que se acompaña de justicia social y de independencia. La verdadera paz, sin entrar a analizar el método específico por el que se le obtiene, solo puede ser a través de la lucha. La paz que ofrece la dominación es una escena ilusoria, donde queda la mesa servida para que el estado siga asesinando en la sombra mientras combina esto con camisas de blanco y discursos patrioteros.
En su práctica, ninguna problemática de la dominación actúa por aislado; todas las dominaciones específicas son formas de expresión del dominio del Capital. Pudo haber dominación de la mujer antes del capitalismo, pero aquella asume contenidos específicos en la hegemonía del Capital. Incluso cuando aparentemente se le libera.
La lucha contra el imperialismo, en su prédica, es una lucha frente a los Estados Unidos pero le trasciende: es esencialmente una lucha contra el sistema de dominación imperial. El antiimperialismo es una necesidad de todo proyecto socialista; y a su vez solo la lucha por el socialismo le otorga un contenido particular que no estaba dado en otras formas de antiimperialismo. Podríamos decir que el socialismo es la fase superior del antiimperialismo, pues trasciende la dominación de un país en específico sobre otro y llega hasta la dominación que se ejerce por los poderes financieros internacionales, a través del Banco Mundial, el FMI y de otros mecanismos menos visibles. El sistema de dominación imperial incluye hasta a los países de los llamados “estados de bienestar”. Por ello es una ilusión pensar que a Cuba le pueda corresponder una especie de “socialismo nórdico” o de “estado de bienestar” pues está en la órbita de los países subdesarrollados.
Ahí es donde aparece otro elemento fundamental en su pensamiento: el subdesarrollo no es una fase del desarrollo de un país sino que es una de las funciones del desarrollo. No puede existir la tranquilidad económica de las economías del primer mundo sin la opresión y subdesarrollo de la mayoría del mundo. Incluso, si Cuba se desarrollara en el modo de los Estados de bienestar general sería solo si entra dentro del sistema de la normalidad capitalista que le rodea.
En sus críticas contra la democracia formal declarativa y en abstracto, esta es una farsa utilizada por la dominación mientras el Capital tiene la vía libre para actuar. Cualquier democracia real, cualquier cuota de justicia ganada, solo es posible a través de la lucha, no las produce un republicanismo leguleyo. Sola, la revolución cubana pudo trascender los límites de la democracia que venía como tradición. Cualquier forma de democracia política en profundidad que se realice en Cuba, debe tomar la tradición de la revolución cubana para trascenderla y dotarla de nuevos contenidos; pero esto debe hacerse al mismo tiempo por oposición a las formas democráticas al uso en el mundo.
Se dio cuenta, y lo llevó a la práctica, que las revoluciones se ven obligadas a crear instituciones de nuevo tipo con contenidos específicos e identidades propias, subordinadas al proyecto socialista. Estas instituciones, a la vez que garantizan la defensa frente a las adversidades, tienen que generar relaciones de nuevo tipo. Tienen que ser cuestionadas de manera permanente si quieren conservar su hegemonía, o crearla ahí donde hubiera retrocesos. El liderazgo en este contexto funciona como una especie de poder paralelo, que interpela constantemente a la institucionalidad cuando esta pierde vínculo con los sectores populares.
Para él se disputa el socialismo en todos los espacios de la sociedad, no en una parte o en alguno de ellos en específico. Eso no quiere decir que se haga en todos los órdenes del mismo modo. Pero no es como si se pudiera pretender que se defiende una parte conquistada y se entrega otra. No podemos amurallarnos en las “conquistas históricas”; tenemos que intentar profundizarlas, llevarlas más allá, por oposición a reformarlas o hacerlas más viables desde el punto de vista puramente económico, y realizar otras que no estaban anteriormente. Si la revolución no va más allá de sus límites, si no se plantea impugnar los moldes establecidos y no lo realiza en la práctica, no podrá defender ni lo conquistado.
Si convertimos a Fidel en algo tan suave, tan humano, tan cálido, sin hacer énfasis en su personalidad de revolucionario capaz de subvertir los moldes establecidos, lo podremos volver inservible. Él asumió el destino agónico de los verdaderos revolucionarios, y como tal tenía que fabricarse adversarios. No nos conviene que se quede sin adversarios. Ojalá en los próximos años no lo castiguen con un Premio Nobel del la Paz. El entendió que la “guerra era la paz del futuro”. Siempre entendió que la lucha tenía que estar asociada a la movilización de masas, la guerrilla era la vía para desatar las fuerzas del pueblo en el momento indicado. Cuando dijo, en medio de una nueva coyuntura, que ningún problema podía resolverse por la vía de las armas dijo al mismo tiempo que el método de luchas tenía que ser fundamentalmente la movilización de masas. Nos dijo no usar las armas en un cambio de coyuntura, no que dejáramos de luchar. ¿Quiere la paz? luche por ella, eso fue lo que dijo al mundo de los oprimidos.
Hay que analizar cada elemento de su pensamiento y de su práctica, las circunstancias que le rodearon y los límites de esa propia práctica. Si uno analiza en profundidad la cantidad de factores en juego durante todos estos años y las decisiones en medio de los distintos escenarios, se da cuenta que la única manera de aprender tenía que ser equivocándose. Ahora, idealizarlo sería invalidarlo y no respetar su voluntad de no querer estatuas.
La relación pueblo-líder-partido tiene peculiares características en su ejecutoria, pero tiene también su límite. Se hace necesario generar estructuras nuevas, o que se reinventen las ya existentes cuando sea posible. En el imaginario colectivo circulaba la idea: “si Fidel se entera”, “si Raúl se entera”: una forma de escape subjetivo donde la gente se refugiaba ante la ausencia de un proceder democrático. Por esta vía se personaliza el control popular de una manera condenada a fracasar. Debe buscarse la manera en que todo sea sometido al control popular socialista más profundo, mientras que al mismo tiempo se garantiza el poder conquistado. Y tienen que ser las dos cosas a la vez.
Cuando Fidel y sus compañeros llegaron al poder, se vieron obligados a inventar, a crear. Ni cuando durmieron ellos más cerca de los manuales, pudieron dejar de ser subversivos. Claro que se equivocaron en algunas cosas; no nos preocupemos: ya tendremos nosotros nuestras propias equivocaciones si no las tuvimos ya.
Pero ahora tenemos un acumulado cultural, que no existía cuando recorría todo el país la Caravana de la Victoria. Se crearon instrumentos para subvertir la práctica que no existían previamente. Él y sus compañeros de lucha no se tomaron un cafecito mientras depuraban su estilo a lo Mañach (1), sino que se impusieron la agonía de la travesía sin ninguna certeza.
No tuvieron tiempo ni siquiera para analizar la distancia entre su tiempo y el nuestro, para ellos el tiempo fue siempre de la misma violenta intensidad. No pudieron sobrevivir como el abate Sieyes (2) en los márgenes de una Revolución enorme. Enfrentaron la agonía de su época y tuvieron que pelear y unir a la gente al mismo tiempo.
Es cierto que Fidel nos legó mucho. Nosotros, los que queremos defender y profundizar el proyecto socialista de la revolución abrazados a Calibán y frente a Próspero y Ariel (3), ¿le legaremos algo a Fidel?
Notas
1. Participante en la Protesta de los Trece. Fue, además, miembro importante del grupo Minorista; pero la radicalización del movimiento de jóvenes encabezados por Villena y bajo el influjo de la labor revolucionaria de Mella, hace que sus caminos se vuelvan cada vez más opuestos a los de Jorge Mañach. La revolución cubana del 30 hará ya irreconciliables al núcleo de Roa, Pablo de la Torriente Brau, y el mismo Villena, con la figura de Mañach. Terminará incluyéndose en el campo de la reacción y oponiéndose, después de 1959, a los presupuestos de la revolución cubana. Ver en:
2. Fue una figura importante dentro de la Revolución Francesa de 1789. Su obra intelectual condenaba los privilegios del antiguo régimen y tuvo una participación importante en la redacción de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. La radicalización de la Revolución lo llevó a defender posturas más moderadas, desde el liberalismo. Hizo una contribución importante para la llegada de Napoleón Bonaparte al poder y terminó integrándose a las estructuras creadas por este. Ver: “El Abate Sieyes”. En:
3. Personajes presentes de La tempestad, pieza teatral escrita por William Shakespeare. Calibán representa junto a Próspero el par dominado- dominador. Próspero representa en esta lectura la modernidad capitalista, que puede estar contenida en las contradicciones culturales propias de la transición socialista. Ariel es la representación de la sabiduría y de la inteligencia, su romanticismo y representación de la razón pueden ser asociados al lugar que ostenta dentro de una sociedad el trabajo intelectual. Ver: Roberto Fernández Retamar: “Calibán: Apuntes sobre la Cultura Nacional”:
*El autor es Ms. C Psicología Clínica, Profesor del Programa FLACSO-Cuba y de la Facultad de Psicología en la Universidad de la Habana. Es colaborador de la Cátedra Gramsci del Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...