Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 12 de junio de 2017

La oposición venezolana: sadismo e hipocresía.

Resultado de imagen de sadismo de la oposición venezolana
Por Gustavo de la Torre Morales

La oposición venezolana ya no sabe qué hacer para revertir las simpatías hacia el proceso revolucionario iniciado con Chávez, hoy continuado con Nicolás Maduro.

Cuando Hugo Chávez propuso cambiar la constitución, en el 2007, fracasó con un resultado favorable al "No" por un 50,7 por ciento con una alta abstención del 44 por ciento... sin embargo, en el 2009 Hugo Chávez ganó el referéndum que cambió la Constitución por una ventaja de casi 10 puntos (54,36% frente a 45,63%).

Cuando el discursillo de la derecha y su marioneta (la oposición escuálida) no ganaba ni para palear las contribuciones de los grandes capitales y de vecinos foráneos; entonces sus personajes, como Henrique Capriles, comenzaron a copiar la verborrea de Chávez, el uso de los símbolos patrios, el "acercamiento" a la gente común; sólo para dar una imagen que enmarañara al pueblo y rascar a través de la confusión más que alguna simpatía.

Amén de la guerra no convencional, con el consecuente desabastecimiento provocado por las empresas privadas importadoras y receptoras en grandes almacenes, el ataque al precio del crudo y dañar la economía venezolana, curiosamente ahora la oposición... ¡sí, sí! la misma oposición que se resistió al comandante Chávez y solicitó una Constituyente en el 2014 con el objetivo de sacar del "poder" al chavismo, hoy se niega a ella. ¿Por qué?

Lo curioso de todo es que ahora se quieren alejar de esa Constituyente que tanto cacareó frente al Comandante Chávez, y para más inri, ¡Solavaya! hasta defienden hoy en día la Constitución que él levantó con persistencia y apoyo de gran parte del pueblo... ¡Ñoooo, a lo que el desespero ha llevado a la oposición! Ahora hacen de todo para que no se lleve a cabo el llamado a la Constituyente por parte del presidente Nicolás Maduro.
video

La oposición que ve con recelo que no logran dar un paso adelante, incluso, continúan recurriendo a la manipulación de los símbolos patrios, hasta el vil descaro de presentarse como los actuales “Libertadores”, haciendo alusión a Simón Bolívar. Esto, sin descontar, que utilizan a jóvenes para cometer las peores fechorías: puesta de barricadas, uso de armas caseras, cocktail morotov y morteros.

No son pocos los opositores, o los jóvenes que se alinean a ellos por recibir alguna prebenda, que salen heridos en el mejor de los casos; pero no siendo así en otros pocos, como le pasó con el joven Neomar Lander, el cual sufrió una explosión del pulmón con derrame hemorrágico y quemaduras en su antebrazo por la manipulación de un artefacto explosivo de fabricación casera.

La derecha y su mano servil, la oposición, no perdió minuto para sacar provecho político de la muerte del joven, al cual tildan de “héroe”; porque posterior al video de Lilian Tintori diciendo con gran descaro “Nosotros no sólo somos el pueblo de Bolívar, nosotros somos él”, y el joven Neomar salió con una especie de pancarta en forma de chaleco con un letrero que decía: “Yo Soy Libertador”.

El doloroso y lamentable la muerte de un joven, más cuando ha sido vilmente manipulado por intereses mezquinos; pero el verdadero Libertador, Simón Bolívar, nunca deseó la intervención extranjera en Nuestra América (más conociendo el voraz apetito del expansionismo yanqui) y luchó contra la esclavitud, el coloniaje español, así como contra el oportunismo y el entreguismo de los feudos burgueses; un pasado que la oposición desea restaurar en Venezuela con los gobiernos anteriores al del Comandante Chávez.

En burda manipulación, la oposición intenta hacer viral una campaña con la foto de Neomar, simulando la mirada de Chávez; pero con la curiosa salvedad que eliminan la marca Levi’s de su antifaz hecho con lo que parece una camiseta. El legítimo Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, nunca cubrió su cara para llevar a cabo su lucha y dirigir al pueblo, y mucho menos lo hubiese hecho con una marca imperialista que se aprovecha de la mano de obra barata en el llamado tercer mundo.

¿Por qué la oposición no hizo campaña con el joven Orlando Figueras, a quien golpearon, apuñalaron y quemaron vivo? ¿Por qué no lo llaman héroe como lo hacen con Neomar? Por supuesto, simplemente porque el odio que les mueve llevó a que la turba arremetiera con furia contra quien fue confundido con un chavista; porque una vez más se demostró el carácter diabólico, sádico, vil e inmoral que mueve a la derecha venezolana y su brazo, la oposición; porque no hay manera de justificar, ni manipular lo evidente. Ni la mismísima Lilian Tintori ni Henry Guevara se atreven a mostrar fotos del joven Orlando en sus cuentas de internet, como tampoco ponen las de Neomar... ¿Por qué no se atreven? La verdadera pregunta está en ¿Cómo justificar que un impacto de bomba lacrimógena deje quemaduras en el brazo del joven Neomar?

La Revolución Bolivariana no despoja alpueblo de sus derechos elementales; sino que se los brindó a través de los diversos programas de beneficio social como la Operación Milagro, Barrio Adentro (para consolidar la Atención Primaria como prioridad de su política de salud) o Misión José Gregorio Hernández (para dar atención primaria a todas las personas que padezcan algún tipo de discapacidad), Barrio Adentro Deportivo, Gran Misión Vivienda Venezuela con 1 millón 615 mil 380 casas dignas entregadas en todo el país, Gran Misión Hijos de Venezuela (dirigida a la atención a las familias o madres con hijos menores de 18 años o con alguna discapacidad, cuyos ingresos sean menores al salario mínimo), Misión Guaicaipuro para restituir los derechos de los pueblos y comunidades indígenas del país o la Misión Madres del Barrio para apoyar a las amas de casa que se encuentren en estado de necesidad y rebasen la situación de pobreza en la que se encuentren. Y así muchas Misiones más que van dirigidas al corazón de la nación, a empoderar a todos aquellos que hasta el momento fueron vilipendiados, olvidados, explotados y abandonados en la pobreza y la miseria por gobiernos pasados que se encontraban en manos de la derecha nacional y al servicio de la oligarquía.

¿Qué le ha dado la derecha al pueblo de Venezuela antes de la Revolución Bolivariana? ¿Qué le promete ahora que no esté sujeto a los intereses de las oligarquías, de los intereses imperialistas, de los intereses de las familias pudientes que hoy colaboran con la crisis que se vive y el caos que pululan por los grandes medios de la des-información?

La oposición ganó la Asamblea Nacional ¿Y qué han hecho que no sea únicamente dirigir todas sus gestiones, incluso las que están fuera de su competencia, a derrocar un gobierno constitucionalmente elegido? ¿Dónde están las soluciones que prometieron si llegaban a la Asamblea Nacional? ¡Evidente! No tienen soluciones porque no les interesa, la agenda no está marcada por la necesidad de desarrollo del pueblo venezolano, sino de esa clase sanguijuela y vendepatria.

El gobierno de Nicolás Maduro ha abierto la puerta al diálogo y ha facilitado las vías para que se lleven a cabo acuerdos que pongan fin a la oleada de violencia. A la oposición no le interesa porque no ha recibido las órdenes del Tío Sam de facilitar dicha vía realmente pacífica.

Ahora es momento de arrancar de raíz el cáncer que desea corroer a la sociedad venezolana y evitar que despoje al pueblo de cada una de las conquistas alcanzadas durante estos años de Revolución. La Constituyente es una vía pacífica para restaurar el orden dentro del país, como ya declaro el presidente Maduro.

Venezuela está amenazada, pero no es por el gobierno; sino por el imperialismo yanqui que realiza ejercicios militares cercanas a las costas del país, por la oligarquía que pone grandes cuotas de presupuestos a manipular a través de los medios a sus servicios, por la oposición venezolana que aprovecha el déficit económico creado por la complicidad de la burguesía y oligarquía nacional con el imperialismo yanqui y europeo, por ese oleaje de violencias provocado por la oposición y que arrastra consigo a jóvenes de familias necesitadas.

La oposición no logra el apoyo del pueblo, que gran parte está sumergido en el letargo de la indecisión; por eso la oposición recurre al golpe de Estado, a incentivar a que los militares se rebelen, se insubordinen. Saben bien que sin el apoyo de los militares no lograrán dar un paso en su objetivo de derrocar la Revolución y por ello hace un nuevo llamado a la actuación de éstos. Leopoldo López, el responsable de las guarimbas, quiere la guerra dentro de Venezuela. Seguro que ese es el “quinto eje cardinal” de Freddy Guevara.

La situación actual, en gran medida, se ha creado por el voto de confianza que ha traicionado la oposición después de ganar la Asamblea Nacional: está en sus genes.

Pueblo venezolano, no regales ahora tu soberanía entregando el país a estos bárbaros vendepatrias.

#ConstituyenteYa es la vía hacia la paz… pero a una paz con la honra de seguir construyendo un mejor futuro para tod@s: en Revolución hacia el socialismo.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...