Tira Cuba

Tira Cuba

jueves, 20 de julio de 2017

Yo apoyo a la Constituyente en Venezuela, como camino de paz



Yo, Gustavo de la Torre Morales,

Condeno rotundamente las políticas agresivas de las sucesivas administraciones estadounidenses contra nuestros pueblos de latinoamérica; política injerencista y atrevida como la que demuestra la administración de Donald Trump con sus viles amenazas que hoy lanza contra el hermano pueblo de Venezuela.


Condeno la política de injerencias de los diferentes gobiernos de países miembros de la Unión Europea, los cuales no tienen moral alguna para exigirle a otro pueblo una "democracia" viciada por la desigualdad, los recortes a servicios públicos, el desamparo laboral, el saqueo, la corrupción en partidos políticos y el total desvalijamiento del derecho social a la salud, la educación y la vivienda.

Condeno el oleaje de violencias de la oposición venezolana, apoyada y financiada por la oligarquía nacional e instituciones extranjeras, causantes de pillajes, ataques contra objetivos económicos y sociales; además de las muertes que corren a su cuenta, algunas de ellas siendo doble víctimas: asesinadas por haber sido confundidos por chavistas.

Es totalmente inmoral exigir democracia incentivando el terrorismo y la violencia, la división del pueblo, el enfrentamiento entre los diversos sectores sociales; implementando instrumentos de coacción, de bloqueo, de sanciones y chantajes.

Es totalmente inmoral incentivar el engaño y la mentira, la omisión premeditada de los logros alcanzados en todos estos años de proceso revolucionario con los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, de presentar una Venezuela tergiversada, transformando los grandes medios de información (autotitulados "libres") en meros instrumentos de propaganda contra la Revolución bolivariana y demás pueblos latinoamericanos que no siguen los dictados imperialistas.

El gobierno de Nicolás Maduro ha abierto otra puerta a condicionar un proceso de paz en el país, donde incluso la propia oposición tiene su "posibilidad" de lograr sus objetivos de manera pacífica... pero no es lo pacífico lo que desean, sino la violencia, el caos social y la destrucción de las conquistas alcanzadas con la Revolución bolivariana, entregando con este derrumbe la propia Patria a manos extranjeras: el imperialismo yanqui.

La Constituyente es el camino de la paz. Esta opción verdaderamente democrática, es el acto soberano que el pueblo venezolano tiene para expresar su voz y voto para decidir su futuro y camino. Por ello, tiene todo mi apoyo.

La renuncia


Tomado del Canal de Telegram de Juan Carlos Monedero

La derecha apátrida y sus jefes imperiales quieren que Maduro renuncie a la Asamblea Nacional Constituyente. Yo les respondo por Nicolás:

1.-Que Santos renuncie a las 7 bases militares gringas invasoras. Que ponga fin a su política de exterminio contra los combatientes de las Farc y ELN.

2.-Que Macri renuncie a sus políticas hambreadoras contra el pueblo y ponga en libertad a la diputada del Parlatino.

3.-Que Temer renuncie a sus cuentas millonarias producto de la corrupción y devuelva el Poder a Dilma.

4.-Que Peña Nieto encuentre a los 42 estudiantes de Ayotzinapa y atrape a los asesinos y se enfrente a Trump e impida la construcción del muro infame.

5.-Que Trump renuncie a sus ínfulas imperiales, devuelva el territorio de Guantánamo y ponga fin al bloqueo contra Cuba.

6.-Que Rajoy deje en paz a los catalanes y les permita definir libremente su destino como pueblo autónomo que es.

7.-Que el Parlamento Europeo renuncie a su política xenófoba contra los refugiados y respete los derechos humanos de los inmigrantes.

Cuando hagan todo esto, entonces conversamos.

F. Roque R
Caracas, 17-7-17


Comunicado de la República Bolivariana de Venezuela en referencia al comunicado de la Casa Blanca.

COMUNICADO OFICIAL 1
Tomado del sitio web de Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España

La República Bolivariana de Venezuela repudia el insólito comunicado publicado por la Casa Blanca, el día de ayer 17/07/2017.
Se trata de un documento nunca antes visto, que por su bajo nivel y pésima calidad, dificulta la comprensión intelectual de las intenciones del país agresor. Obviamente, el gobierno de Estados Unidos está acostumbrado a humillar a otras naciones en sus relaciones internacionales y cree que va a recibir como respuesta la subordinación a la que está habituado. El foso que el gobierno de Estados Unidos está cavando en sus relaciones con Venezuela dificulta una racional predicción de sus acciones para toda la comunidad internacional.
El gobierno de Estados Unidos muestra, sin pudor, su parcialización absoluta con los sectores violentos y extremistas de la política venezolana, partidarios del uso del terrorismo para derrocar a un gobierno popular y democrático.
La ruina moral de la oposición venezolana ha arrastrado al Presidente Trump a cometer una agresión abierta contra un país latinoamericano. No sabemos quién pudo haber redactado, ni mucho menos autorizado, un comunicado de tanta pobreza conceptual y moral.
El delgado velo democrático de la oposición venezolana ha caído, y revela la brutal fuerza intervencionista del gobierno estadounidense, el cual ha estado detrás de la violencia sufrida por el pueblo venezolano en los últimos cuatro meses.
No es la primera vez que denunciamos y confrontamos amenazas tan disparatadas como las contenidas en este insólito documento.
Hacemos un llamado a los pueblos de América Latina y el Caribe, y a los pueblos libres del mundo, a entender la magnitud de la brutal amenaza contenida en este comunicado imperial y a defender la soberanía, la autodeterminación y la independencia, principios fundamentales del derecho internacional.
El poder constituyente originario está contemplado en nuestra Carta Magna y solo compete al pueblo venezolano. La Asamblea Nacional Constituyente será electa por el voto directo, universal y secreto de todas las venezolanas y todos los venezolanos, bajo la autoridad del Consejo Nacional Electoral como lo contempla nuestro ordenamiento jurídico. Es un acto de soberanía política de la República, nada ni nadie podrá detenerla ¡La Constituyente Va!
Hoy el pueblo venezolano es libre y responderá unido ante la insolente amenaza planteada por un imperio xenófobo y racista. El pensamiento anti-imperialista del Libertador se encuentra más vigente que nunca:
“Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia a plagar la América de miseria en nombre de la libertad”
Simón Bolívar
Caracas, 18 de Julio de 2017

Periodistas del mundo crean plataforma informativa para combatir cerco mediático contra Venezuela

Tomado de La Radio del Sur
Por Norellys Alastre.

Ante la campaña mediática que se ha desarrollado contra el Gobierno Bolivariano con el fin de desestabilizar y desligitimar las conquistas alcanzadas por la Revolución Bolivariana, periodistas argentinos se unieron para difundir información, noticias y opiniones sobre lo que realmente ocurre en Venezuela y dar freno al cerco mediático de la que es víctima, a través de una plataforma llamada “Código Común”.
Al respecto, el periodista e integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos, José Fernández, indicó que la la iniciativa se da a partir de las constantes mentiras y manipulación de información que se produce no solo a nivel regional, sino a escala internacional, y que el objetivo principal es el de circular información veraz de lo que realmente sucede en ese país, y ofrecer a las personas lo que hay detrás de ese cerco mediático.
“Acá en Argentina se le ve día a día el ataque al proceso revolucionario bolivariano, al gobierno venezolano y pueblo bolivariano, donde los medios de comunicación no dudan en mentir o en amplificar hechos mínimos que ocurren, planteando como que lo que realmente se está viviendo allí es una dictadura feroz que no puede continuar más”, dijo en una entrevista dada al programa El Tren de la Tarde, transmitido por La Radio del Sur.
¿Cómo actúa Código Común?
Fernández, explicó que Código Común se mantiene en constante movimiento para la recolección de noticias entre los periodistas involucrados, luego se intercambia la información recolectada y se construye una parrilla para difundir la noticia de calidad y veraz que da razón de lo que se vive en el país.
Para conocer la información recolectada, Código Común cuenta con cuentas oficiales en redes sociales como instagram y facebook, y además un correo electrónico gmail para igualmente recibir datos y cada día sean más las personas que se integren.
A continuación te presentamos la dirección de las cuentas digitales:
Correo electrónico: codigocomun4@gmail.com 
Te invitamos a ser participe de esta iniciativa y alzar tu voz en defensa de la Revolución Bolivariana e independencia de la nación.
La Radio del SUR

martes, 18 de julio de 2017

¿EEUU ejemplo de democracia?

Tomado de Guajirita Soy.
Por Ana Hernández.

Dicen que la estadunidense es el ejemplo planetario de la democracia. Pero si esto fuera democracia, sería todo lo contrario de lo que es ahora.
De hecho, tal vez el mensaje implícito en casi todas los sondeos y análisis de la llamada opinión pública se podría resumir con acento argentino: "¡qué se vayan todos!"
Tal vez lo más notable en este país –es que el pueblo– tan manipulado con las muy sofisticadas ciencias políticas del manejo exquisito del temor (entre los países avanzados, no hay duda que el superpoder es el más miedoso), la retórica simplista pero efectiva de la "libertad" y el "bien", y el discurso materialista vestido de religión –a fin de cuentas no se la cree. De hecho, cada vez menos. Esto es, a la vez, alarmante y esperanzador.

Por un lado, la creciente enajenación entre el pueblo y las llamadas "instituciones democráticas" –incluyendo a los medios– permite que surjan personajes protofascistas, como Trump. Por otro, registra que el pueblo sí tiene un sentido común que no se traga la historia oficial de la democracia y que percibe a la cúpula como opuesta a sus intereses. Estas son afirmaciones muy generales y, por supuesto, es mucho más complicado, pero el hecho es que una y otra vez en las encuestas se registra no sólo la desaprobación a los supuestos representantes del pueblo, sino a casi todas sus propuestas políticas.
Tres cuartas partes de estadounidenses opina que tienen muy poca influencia sobre Washington, y mayorías no tienen confianza en casi todas las instituciones nacionales, según una nueva encuesta de Associated Press/NORC. El consenso es que los trabajadores, los pobres y los pequeños comerciantes tienen poco poder en Washington, mientras los grandes empresarios, los cabilderos y los ricos tienen demasiada influencia.
Y, según ese mismo sondeo, la confianza en las instituciones que supuestamente representan a las mayorías es casi nula. Sólo 6 por ciento expresa tener amplia confianza en el Congreso. Catorce por ciento dice tener gran confianza en la rama ejecutiva (la Casa Blanca y todas las secretarías), y 24 por ciento opina lo mismo sobre la Suprema Corte.
Sólo uno de cada 10 confía mucho en las principales empresas, bancos y sindicatos.
Más aún: sólo alrededor de 11 por ciento dice tener gran confianza en los medios noticiosos.
El presidente sigue con niveles de aprobación históricamente bajos. Sólo 36 por ciento avala (y 58 desaprueba) la gestión de Trump, el nivel más bajo del primer semestre de cualquier presidente en por lo menos 70 años, según la encuesta más reciente del Washington Post/ ABC News, difundida este fin de semana. Dos tercios no confía en su capacidad de negociar con otros líderes en nombre de Estados Unidos. En torno a sus políticas, por dos contra uno los ciudadanos prefieren la reforma de salud de Obama contra el plan republicano impulsado por el presidente; y contra casi toda la cúpula republicana, 63 por ciento contra 27 opina que es más importante ofrecer seguro de salud para la gente de bajos ingresos que recortar impuestos. Todo lo contrario a la agenda de los que están en el poder.
Pero esto no necesariamente beneficia a la llamada "oposición" demócrata. En repetidas encuestas, desde que llegó Trump, los demócratas en colectivo no gozan de mayor aprobación que el presidente.

En la encuesta de ABC News, la más reciente, sólo 37 por ciento señala que el Partido Demócrata representa alguna oposición, mientras 52 por ciento dice que se define sólo contra Trump pero no en favor de algo.
De hecho, esto explica en parte la ausencia de una oposición política más masiva contra Trump a escala nacional –es mucho más presente a nivel estatal y local–, ya que el Partido Demócrata no ha logrado presentarse como la alternativa creíble. Pero vale repetir que en algunos sondeos nacionales el senador autoidentificado como "socialista democrático" Bernie Sanders continúa siendo el político más popular en este país. Sanders y sus aliados siguen tratando de crear justo esa corriente alternativa dentro del Partido Demócrata, disputando su futuro a escala nacional.
Hay síntomas curiosos que tienen que ver con el momento. Qué hace uno con esto: en una nueva encuesta del Pew Research Center, una amplia mayoría (58 por ciento) de republicanos y simpatizantes cree que las universidades dañan al país. Setenta y dos por ciento de demócratas expresa que son positivas para el país. Supuestamente, uno debe consolarse con que una mayoría opina que las universidades ayudan al país, pero son apenas más de la mitad –55 por ciento. ¿Habrá otro país donde se desprecia tanto la educación superior?
Ah, y 85 por ciento de republicanos opina que los medios dañan al país.
Hasta los príncipes de la cúpula económica del país se han alarmado con que la "disfuncion" del gobierno sea tan grave que amenaza todo. Jamie Dimon, ejecutivo en jefe de uno de los bancos más poderosos del mundo, JP Morgan, comentó recientemente: "Es casi una vergüenza ser estadunidense viajando alrededor del mundo y escuchar la mierda estúpida con que los estadunidenses tienen que lidiar en este país".
John Oliver, el gran comentarista cómico, dijo que cuando supo del último escándalo de Trump –lo de la reunión de su hijo con rusos para recibir información contra Clinton–, su primera reacción fue: "¡Guau! Esto es algo, siempre y cuando sigamos viviendo en un mundo donde algo aún tiene significado, y ya no estoy tan seguro de que sea así".
Todo esto indica que el discurso oficial y los mitos democráticos que han sostenido este país no están funcionando por ahora. ¿Qué implicaciones tiene esto? Algunas ya se están viviendo (el fenómeno de Trump), pero otras están por asomarse. Lo único que se puede concluir es que este país tal vez ya no puede definirse como democracia, pero tampoco es dictadura. Es todo lo contrario.
Tal vez toda esta desilusión explica la crisis en Nevada, donde el gobernador republicano del estado endosó medidas de emergencia para abordar la falta severa de…. mariguana. Es que se agotó ante una enorme ola de demanda, después de entrar en vigor la ley que legaliza la cannabis, el primero de julio.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...