Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 25 de enero de 2017

“Homenaje a Fidel. Cuba mantiene el rumbo de su legado”.


Tomado de Casal de Amistat Català-Cubà de Barcelona.
Por Gustavo de la Torre Morales.
Fotos: Angeles Salazar Cuesta, Joana Ramírez, Salvador Torres y Gustavo de la Torre Morales.

El pasado 25 de noviembre de 2016, la dolorosa noticia del fallecimiento de Fidel Castro llenó las páginas de telediarios y las redes sociales.

Muchas fueron las expresiones que se manifestaron, muchas las pasiones que se levantaron. Algunas con un odio visceral irremediable, las cuales creían festejar un triunfo por la partida física del líder cubano, aunque en realidad con ello agasajaban un rotundo fracaso del imperialismo yanqui y de sus secuaces. Otras, las de millones de lágrimas de consternación que le expresaron un agradecido adiós por toda la obra que legó a la humanidad, y por quien se sigue rindiendo merecidos honores en cientos de miles de actos de homenaje en diversos rincones del mundo.

Este pasado 23 de enero de 2017, la ciudad de Barcelona, en Cataluña, una vez más reunió a más de un centenar de personas, muchos de ellos integrantes del movimiento de solidaridad y otras entidades políticas o sociales, para darle un merecido tributo al Comandante de la Revolución cubana. Un acto organizado por el Casal d’Amistat Català-Cubà de Barcelona y en el cual colaboraron la Plataforma de Solidaridad Defensem Cuba, el Casal d’ALBA de Catalunya y la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí.

En el acto se contó con la presencia del Embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez. También en la mesa estuvo la Cónsul de Cuba en Barcelona, Mabel Arteaga, y el Presidente del Casal d’Amistat Català-Cubà de Barcelona, Salvador Torres Galdón. Todos los miembros de la sede consular en Barcelona también estuvieron en el acto.

El embajador cubano comentó de la constante campaña mediática contra la figura del fallecido líder de la Revolución cubana. Manipulaciones y tergiversaciones validadas por los diversos medios llamados de información, los cuales hacen víctima a todo el pueblo del Estado español con las mentiras que pululan. En su exposición, Eugenio Martínez, dio a conocer que la noticia de la pérdida de Fidel expuso a la luz pública dos espectáculos muy distintos: uno, de un pueblo con dolor (refiriéndose al cubano), que espontáneamente recordaba a su líder y que espontáneamente hizo silencio, pero ratificó su compromiso en seguir a la Revolución; y otro, terrible y sucio, un espectáculo de tergiversación de la realidad cubana, que lo protagonizaron los medios de comunicación (…) Nosotros, que residimos en España, en estos momentos, hemos podido constatar la manera en que ha sido tratado una figura (Fidel) con su trayectoria, con su historia… y demuestra una vez más el divorcio de los medios de comunicación con la realidad. (…) se ha hablado de Cuba, de un país que no existe, transformado por obra y gracia de un oscuro escribiente.

El embajador cubano expuso que los medios en España se comportan “con la irresponsabilidad pública de hablar sobre Cuba sin ningún pudor”, ya que éstos quieren hacer creer que la Cuba de antes de enero de 1959 era una “taza de oro”, plena de riquezas de esa época neorepublicana y que vivía bajo supervisión imperial; pero ningún medio se atreve a exponer que dichos lujos (desmentidos por el líder cubano en muchísimas ocasiones) eran solo derechos de unos pocos al servicio de la dictadura de Fulgencio Batista, en un país que afrontaba altísimos índices de miseria, analfabetismo, enfermedades, desigualdades y hambruna, y que dichos males sociales y económicos vieron su fin únicamente con el triunfo de la Revolución liderada por Fidel Castro.

Enrique Martínez señaló que la dolorosa novedad atrajo hacia Cuba a miles de periodistas de muchas partes, entre ellos también de medios españoles; “pero uno de los problemas que enfrentaban era que no encontraban a nadie que hablara mal de Fidel y si ustedes se fijan en las noticias televisivas, le daban más cobertura a Miami que a Cuba”, añadiendo que entonces, esos periodistas “se van a Miami, porque allí pueden encontrar una diversidad, mayor, para ese esquema que tienen”, refiriéndose al preestablecido por los monopolios mediáticos y que no refleja la realidad del pueblo cubano.



En este homenaje no faltó el análisis a las reflexiones y magisterio del líder cubano; de la confianza de Fidel en la labor del pueblo y la Revolución cubana para el desarrollo del país, en la palpable posibilidad de construir una alternativa al capitalismo… “Fidel demostró que se pueden vencer adversidades objetivas”, según palabras del embajador. A esto también confirmó la decisión de la dirección del país y de los millones de cubanas y cubanos, a seguir el camino que mostró el líder cubano, “y por no ser unos testarudos o unos necios, aunque alguien pueda decir que lo seamos, es que es la única alternativa que tiene Cuba. Lo otro es desaparecer como país y subordinarnos a los intereses imperialistas… y eso, nosotros los cubanos, no lo vamos a aceptar”_ expresó.

“Fidel Castro nos enseñó que un verdadero revolucionario siempre está construyendo la unidad”, sentenció Salvador Torres para hacer referencia al legado que Fidel Castro dejó en sus discursos y escritos, en los cuales explica la importancia en la formación de fuerzas con sentidos y objetivos comunes, de la fundación de unidad como valioso instrumento para la lucha contra las leyes del capitalismo salvaje, impuestas por la derecha como cabecera de la burguesía, y frente a las políticas agresivas del imperialismo.

Siendo preguntado sobre la situación actual de América Latina, el embajador cubano detalló sobre las adversidades que se están viviendo en la región, de los nefastos resultados que siempre han tenido los partidos tradicionales de la derecha latinoamericana y cómo se sustentaron regímenes que funcionaban para solventar sólo al capital. También habló sobre la injusta y sucia guerra sin cuartel que el imperialismo está desplegando contra la República Bolivariana de Venezuela y su presidente actual, Nicolás Maduro. Y a modo de reflexión expresó que si la derecha se reestructura, la izquierda debe buscar la unidad en sus fuerzas". Una meditación que muy bien puede servir como lección para las diversas fuerzas europeas (Y dentro del Estado español) que asuman la bandera de defensa de los derechos de los pueblos en esta región del mundo.

Como muestra de la determinación del pueblo y gobierno cubanos de mantener la solidaridad con la causa bolivariana, expresó: “Ratificamos nuestro apoyo, nosotros no hemos cambiado ni un pedacito de nuestra relación con Venezuela”; actitud que sentenció se mantendrá muy a pesar del proceso de relaciones diplomáticas que se está llevando a cabo con Estados Unidos.

En igual sentido, el Presidente del Casal d’Amistat Català-Cubà de Barcelona, comentó acerca del comportamiento ético y moral que Fidel siempre mostró en cada minuto de su vida e invitó a reflexionar con las siguientes palabras: “quien practica la solidaridad no puede estar pensando en la injerencia de los asuntos internos de los pueblos; sino en defender las causas justas de éstos y sus derechos. La Revolución bolivariana es una de esas causas justas que no sólo pertenece al pueblo de Venezuela, sino que es nuestra Revolución también y por tanto, la defenderemos de la misma manera que lo hacemos con la cubana”.

Con muy sentidas palabras, el embajador de Cuba, Eugenio Martínez Enríquez, dio agradecimientos por el papel que se desarrolla en Cataluña en defensa de Cuba y en reconocimiento a todos estos 25 años, de sus manos entregó a Defensem Cuba, una fotografía del Comandante Fidel Castro.






















Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...