Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 11 de noviembre de 2015

¿Alguien todavía dice “Represión en Cuba”? ¡Le zumba el mango, carajo!

Por Gustavo de la Torre Morales.

La guerra imperialista contra Cuba ha pasado de llevar a cabo operaciones militares (como la invasión por Playa Girón en 1961), paramilitares (con la infiltración de bandidos a través de nuestras costas hacia nuestros pueblos costeros o montañosos), de atentados contra la economía y la sociedad (bombas en objetivos económicos, aviones, tiendas, hoteles, etcétera.) hasta recurrir como medio principal a las campañas mediáticas de desinformación.

La propaganda contra Cuba ha necesitado, no sólo de la invariable labor de los grandes monopolios mediáticos en su cotidiana faena de crear opiniones adversas sobre la realidad de Cuba y sus líderes históricos; sino también ha sido necesario crear (dígase asesorar, financiar y apoyar con adecuada logística) algunas voces, que desde dentro de Cuba sean los instrumentos (anti)sociales para crear cierta credibilidad a toda la comparsa de tergiversaciones.

Pero como dice el proverbio, “Más fácil se coge a un(a) mentiroso(a), que a un cojo”. Quién falsea, simplemente recurre al fácil recurso de la mentira para justificar un fin oculto. Así es el caso de esos(as) inventados(as) “patriotas” de bolsillo, edulcorados como disidencia cubana, quienes mancillan con tergiversados embustes la realidad cotidiana de la sociedad cubana.

Este fardo de mohatreros(as) sólo responden al tintineo de sus bolsillos, aunque para eso  sean simples mascotas cumpliendo los intereses foráneos: derrocar la Revolución cubana por ser una molesta espinita encajada, desde enero de 1959, en la mismísima retina del imperialismo norteamericano.

En entradas anteriores ya he mencionado sobre los grandes medios al servicio del gran capital, los cuales tienen que ingresar dinero con la invención de “noticias”, con el sensacionalismo creado por medio de la tergiversación. La manipulación intencionada para aquellos que no contrastan todo lo que le venden como “información”.

Hay cientos de ejemplos expuestos de cómo se manipulan, por este ejército de “periodistas” y blogueros, tanto informaciones como, incluso, imágenes. El 20 de enero de 2014, el Grupo Editorial El Venezolano, radicado en Miami, publicó en el sitio web de su diario, una noticia titulada “Amenazan de muerte a Dama de Blanco en Cuba”, sobre una presunta represión policial contra el grupúsculo de señoras que conforman tal fardo. Así se hacían eco de una noticia radial dada por MartiNoticias (antro de propaganda anticubana), el 18 de enero de 2014, y para ello utilizó una foto falsa. La imagen usada pasar hacerla pasar por un hecho en Cuba, fue tomada del sitio Noticias R7, publicada originalmente por Julia Carolina y su autor Eduardo Enomoto, pertenece a una noticia de enero de 2012, en la cual se denunciaba una controvertida intervención de los cuerpos policiales de Brasil.

Así mismo, no son pocos los que reproducen por las redes, los vídeos subidos a internet por el Estado de Sats, bajo la administración de Antonio Rodiles (otro lumpen pagado por el imperialismo), donde se muestran a las autoridades cubanas retirando a las Damas de Blanco de las calles o parques de Cuba. Las “afamadas” Damas han sido utilizadas como punta de lanza para acusar al gobierno de ser un “régimen represivo”.

Sin embargo, por estos sitios no se explica que la intervención de las autoridades cubanas, es la respuesta a los diferentes y constantes disturbios que han creado en calles y parques de Cuba dichas “Damas”. La jugarreta propagandística intenta inclinar la balanza de la opinión pública a favor de ese “angelical” grupúsculo formado por vende-patrias; quienes es archiconocido que están asociadas a la mafia anticubana de Miami, en Estados Unidos, al terrorista Posada Carriles (autor de la explosión en un avión de la aerolínea cubana_ en 1976_ con el saldo de 73 muertes) y, también, ellas cuentan con un amplio currículum de escándalos por corrupción y desvío de fondos, tanto por su líder anterior (Laura Pollán) como por su actual (Berta Soler). Sin embargo, muy a pesar que dicen representar la voluntad del pueblo, abogan por el recrudecimiento del bloqueo económico, a sabiendas que dificultaría mucho más la vida de la sociedad cubana; y hasta solicitan la intervención militar, la cual sería causantes de muertes innecesarias y la destrucción del país… ya se conocen los resultados de las “humanitarias” intervenciones imperialistas en Irak, Libia o Siria, por mencionar las nefastas consecuencias más recientes.

Pero las campañas contra Cuba no descansan, ya que la invención de noticias es un negocio para los medios privados. Una muestra reciente es el sitio MSN, el cual catalogó a Cuba como un país “peligroso” para el periodismo_ y eso que desde 1959 no ha muerto ni ha sido agredido un solo periodista dentro del territorio cubano_ sin embargo, se igualaba a Cuba a otros países donde sí hubo reporteros víctimas de las autoridades, a manos del narcotráfico o del paramilitarismo.

El 19 de octubre, el sitio web de Amnistía Internacional se hizo eco de un artículo llamado “La dudosa oportunidad para un debate serio sobre derechos humanos en Cuba”, publicado inicialmente por Inter Press Service (según cita Wikipedia, es una Agencia creada en 1964 y el principal objetivo de IPS era llenar el vacío informativo entre Europa y América Latina creado a raíz de las turbulencias políticas desencadenadas por la revolución cubana”_ ya se sabe por dónde viene el plumero), donde comentaba de las detenciones realizadas a “activistas de derechos humanospor la visita del Papa Francisco en septiembre pasado. La noticia fue dada a ISP por la “Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional”.

A lo anterior resaltan varias preguntas de importancia: ¿La Revolución cubana una Turbulencia política? ¿Para quién responde realmente la Agencia ISP? y ¿Reconciliando a quiénes, porque el pueblo cubano ya está unido?_ ¡Ah! ¡Claro! Se refiere a que la Revolución es una turbulencia que estorba a los intereses del imperialismo y se ha vuelto un faro para otros pueblos; responde a esos que hacen de la política exterior norteamericana y la contrarrevolución en Cuba un negocio lucrativo; y para intentar reconciliar al grupúsculo de vende patrias: esas(os) pagadas(os) con el presupuesto de 20 millones de dólares aprobado por el gobierno de Estados Unidos y que en gran parte se pierde en los escandalosos Trick-or-Treat de corrupción entre sus mercenarios e intermediarios.

Pero, para no dejar escapar otra lógica pregunta ¿Cómo catalogar a Damas de Blanco o miembros de Unión Patriótica de Cuba (UNPACU_ un buen amigo, con acierto, les llama: Unión Paquetera de Cuba) como “activistas de Derechos Humanos”, si perciben dinero por crear escándalos, disturbios, desorden e intranquilidad en la vida de la sociedad cubana? ¿Cómo catalogar a esta gentuza de “activistas de Derechos Humanos” si la sociedad cubana no se siente ni representada por ellos y esto se conoce hasta por los cables publicados por Wikileaks? Sólo hay que recordar un cable del propio exjefe de la otrora Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), Jonathan Farrar, del 15 de abril de 2009, Referencia 09HAVANA221, con el Asunto “Los EE.UU y el papel de la oposición en Cuba”, donde dijo:

5-(C) Tengan o no las organizaciones de oposición agendas capaces de atraer la atención de una amplia gama de intereses en la isla, es preciso que empiecen por lograr cierto grado de unidad de objetivos como oposición o al menos que dejen de gastar tanta energía en serrucharse el piso los unos a los otros. Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo, al menos desde nuestra óptica, limitada, en la Habana. Cuando cuestionamos a los líderes disidentes sobre sus programas, no vemos plataformas diseñadas para llegar a amplios sectores de la sociedad cubana, sino que más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores claves.*

Para demostrar que el cuadro descrito por Farrar en el 2010 no ha cambiado en lo absoluto, se demuestra que de hecho, recientemente, algunos de ellos tuvieron que viajar hasta Madrid, España, para intentar unificar el mensaje político_ ¿Y tienen algún mensaje? ¿La avaricia y las ansias de protagonismo para cobrar más, demostradas en sus constantes escándalos de corrupción, les permitirá unirse?

La paradoja de todo esto es que aún se machaque que en Cuba hay “represión” para estrangular la “libertad de expresión” y toda esta caterva de mercenarios poseen ordenadores y móviles con conexión a internet (algunos con mayor velocidad que la Empresa de Comunicaciones de Cuba puede proporcionar a sus clientes), escriben en blogs personales o tienen amplios espacios en medios digitales, hablan desde Cuba para MartíNoticia y otros medios afines, viajan a eventos o reuniones donde despotricar contra su país y regresan campantes, se paseen por 5ta Avenida con carteles en mano, van al santuario de La Caridad del Cobre a molestar y no a rezar, irrumpen en iglesias a la fuerza, gritan y esparcen octavillas por las calles alentando a la indisciplina social, montan irrespetuosos performances a nombre de la ¿cultura? y ocupan parques, impidiendo que niñas y niños tengan sus espacios para jugar.

Sin embargo, es muy contradictorio que se hable sobre “barbárica represión” contra las Damas de Blanco y las intervenciones policiales sean con la participación de mujeres miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, las cuales no portan armas ni garrotes en manos; tampoco usan carros con chorros de agua ni hacen uso de armas con gas lacrimógeno o balas de goma_ dicho sea de paso, algo muy común en Estados Unidos o España. Las “Damas de Blanco” (aunque le pegan mejor Damas de Fula$$**) son retiradas de la mano o cargadas (porque las hay que se tiran al suelo a dar perretas_ sino se quedan sin cobrar) hasta un autobús, dentro van sentaditas y abanico en mano, refrescándose tranquilamente, hasta que las autoridades las dejan en sus casas o lugares cercanos.

¿Alguien todavía dice “Represión en Cuba”? ¡Le zumba el mango, carajo!
¿Dónde están los antimotines?
¿Dónde están las balas de gomas o gases lacrimógenos?
¿Dónde está el garrote o el spray de pimientas?
¡Grite señora, grite... sino no va a cobrar na!
 

*Texto original en inglés del cable Referencia 09HAVANA221: 5- (C) Whether or not the opposition organizations have agendas that can be made to appeal to a broad range of interests on the island, they must first begin to achieve some level of unity of purpose as an opposition, or at least stop spending so much energy trying to undercut one another.
Despite claims that they represent "thousands of Cubans," we see little evidence of such support, at least from the admittedly limited vantage point we have in Havana. When we question opposition leaders about their programs, we do not see platforms designed to appeal to a broad cross section of Cuban society. Rather, the greatest effort is directed at obtaining enough resources to keep the principal organizers and their key supporters living from day to day.

** Fula se le llama al dólar en Cuba; aunque últimamente también se acepta para referirse a otras divisas, como el euro.

Para ver cómo las Damas de Blanco son transportadas en autobuses, ver vídeo en la cuenta de Facebook de FidelistaPorSiempre:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...