Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 25 de junio de 2016

"... trabajar articulados para vencer la conspiración"

La socióloga y periodista chilena se encuentra en el país para acompañar el proceso que se lleva a cabo en el Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores
Tomado de Correo del Orinoco
T/Francisco Moreno
F/Luis Franco
La subdirectora de la revista chilena Punto Final, Francisca Cabieses, aseguró que uno de los principales objetivos del Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores, debe ser lograr establecimiento de una línea editorial unificada para todos los medios revolucionarios, con la finalidad de que los mismos trabajen unidos para hacer frente a la conspiración mediática de la que es víctima el Gobierno y pueblo de Venezuela.
Durante una entrevista concedida a Correo del Orinoco, la socióloga y periodista chilena consideró que el trabajo comunicacional debe iniciar internamente y una vez alcanzada la fuerza para hacer frente a las matrices generadas en el país, emprender una batalla a las grandes empresas mediáticas internacionales que constantemente arremeten contra la nación.
“Es bien importante lo que van a hacer para comunicar internamente, porque igual aquí supongo que la gente también ve CNN, no está agena al influjo del poder mediático, entonces hay que hacer un trabajo desde la base. En Venezuela cuentan con radio, televisión, medios alternativos y tienen que aprovecharlo intensa y extensamente para desmontar esta campaña contra el país, por lo menos en el plano interno”, manifestó.
Asimismo, opinó que la línea editorial unificada no debe ser una orden de partido. “No es lo mismo, porque esto no se puede convertir en una organización política, donde va a haber un comité central que les va a dictar; la línea editorial no es lo mismo que una línea de partido, ella te fija y de ahí tú te mueves con ciertas amplitudes y esa línea editorial será combatir la campaña de desprestigio”, opinó.

UNA REALIDAD DISTINTA

Indicó que la campaña mediática busca situar al país como una nación en guerra, sin embargo, explicó que a su llegada a Caracas, como parte de la visita que realiza para acompañar el trabajo que se realiza en el Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores, y al entrar en contacto con la realidad venezolana se percató de las mentiras que difunden los medios internacionales sobre la situación por la que atraviesa la ciudadanía.
“No he salido tanto acá en Venezuela, pero por lo que he visto, no creo que la gente aquí se sienta al borde de una crisis humanitaria, no he visto a nadie que me diga ‘yo estoy hambriento’, hay cierto ambiente de tranquilidad”, sostuvo.
Sin embargo, aclaró que ciertamente el país enfrenta una problemática económica y social, hecho que no debe ser obviado por los medios de izquierda. “No hay que ocultar la realidad, yo creo que lo peor sería indicar que la campaña comunicacional debe estar orientada en decir que (desde la derecha) están falseando todo, no, si hay problemas. Hay que reconocer las fallas y los errores porque así la gente se siente interpretada, porque si no, cree que se le está mintiendo y ellos son testigos, actores, viven los problemas”, destacó.
Señaló, además, que los medios alternativos y de corriente progresista en el continente americano se mantienen analizando estrategias para lograr unificar contenidos y ser más efectivos para enfrentar a las grandes corporaciones mediáticas internacionales. Aclaró que las iniciativas encabezadas hasta ahora no han fructificado, no porque no exista la voluntad, sino por la dificultad para la organización, así como por las grandes diferencias en cuanto a las realidades que vive cada nación y sus particularidades.
No obstante, manifestó su deseo por alcanzar esa integración que permita un trabajo unificado entre los medios de izquierda en la región.

CONSPIRACIÓN COMO EN CHILE

Francisca Cabieses enfatizó que el gobierno de Estados Unidos (EEUU) encabeza una conspiración contra Venezuela, siguiendo un guión parecido al que aplicó en Chile contra el gobierno progresista de Salvador Allende, lo que derivó posteriormente en el establecimiento de una dictadura dirigida por Augusto Pinochet.
“Hay una conspiración, eso no se puede negar y no es solamente dar falsas noticias o implantar como dicen ustedes matrices de opinión, esto ya los gringos lo inventaron hace mucho tiempo, cuantas veces lo han hecho, yo te digo la experiencia chilena y es más o menos lo mismo, repetida, con las variaciones de la historia, los personajes, todo el agua que ha corrido bajo los puentes, pero muy similar”, agregó.
Aseguró que en materia comunicacional también fue igual en Chile, donde los medios fueron preparando el terreno para el derrocamiento de Allende. “En Chile no fue el pueblo el que botó al gobierno”, afirmó.

FANB AL SERVICIO DEL PUEBLO

La subdirectora de la revista Punto Final contrastó la realidad venezolana con la chilena, destacando que en la tierra de Bolívar es más difícil la consolidación de un golpe militar como el de Pinochet en Chile, debido a que Venezuela cuenta con una Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) al servicio del pueblo.
Explicó que, por el contrario, en su país las élites militares estaban a las órdenes de la burguesía y actuaban solo en estricto resguardo de los intereses empresariales oligárquicos.
“Ésta es la gran diferencia, aquí las Fuerzas Armadas están al lado del proceso, puede que haya sectores disidentes, pero no se siente que haya una conspiración interna, pues lo contrario, porque además es una Fuerza Armada de composición diferente a las fuerzas armadas de Chile. Los altos mandos de Chile no son de origen popular, la tropa si era de origen popular, pero los mandos no y, hasta ahora, el ejército es un garante para la estabilidad de los poderosos. En Venezuela el Ejército, hasta ahora, es un garante de la estabilidad, pero para el pueblo, osea esa es la gran diferencia con lo que fue la conspiración para derrocar a Allende en el año 1973”, puntualizó.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...