Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 4 de noviembre de 2016

Clinton vs Trump ¿Son democráticas las elecciones en EE.UU?


Por Gustavo de la Torre Morales.

Desde el gobierno de Estados Unidos, sus círculos mediáticos y algunos otros medios a su servicio de forma sumisa, han pululado siempre que las elecciones en ese país son las más democráticas, porque son el reflejo de la elección popular. Sin embargo, el ciudadano estadounidense no es quien elige directamente al presidente, como falsamente se ha promulgado a los cuatro vientos.

LAS PRIMARIAS

La elección. La nominación del candidato presidencial puede hacerse mediante dos sistemas: caucus o elecciones primarias.

El sistema Caucus se basa en una asamblea partidaria con los ciudadanos registrados y afiliados al partido en la que, a mano alzada o depositando el voto en una urna, eligen a su candidato.

El sistema de Primarias puede llevarse a cabo de dos maneras:

Las Partidistas, en las cuales cada partido realiza su propia elección de los candidatos y donde puede realizarse en varias fechas, y que a su vez pueden ser:

Abiertas: no importa la afiliación del ciudadano.

Cerradas: sólo puede votar los afiliados al partido o los declarados independientes que se registren como partidarios antes de la elección.

Semi-cerradas: los votantes registrados de un partido sólo pueden votar en las primarias de dicho partido y los independientes elegir uno de los dos sin necesidad de afiliarse.

Y las No Partidistas, que los candidatos compiten por ser nominados, sin tenerse en cuenta el partido al que se encuentran afiliados.

CANDIDATOS.

En esta campaña de 2016, de todos los que fueron elegidos como candidatos, hoy en día sólo quedan Hillary Clinton, quien fue nominada por el Partido Demócrata, y Donald Trump, por los republicanos.

Ambos candidatos muy enrollados en escándalos de diversos tipos; ejemplos:

Trump por machista, xenófobo, estrafalario y por soltar estrafalarias burradas… como el de construir un muro entre EEUU y México y que sean los mejicanos quienes paguen el coste de tan engendro.

Hillary Clinton por sus conspirativos emails llenos de estratagemas políticas tanto inside como outside las fronteras del país… incluyendo los de apoyar a Israel aunque cueste la vida de 200 mil palestinos más.

Colegio electoral y el voto

Las votaciones se hacen de manera indirecta por cada Estado. Realmente, los estadounidenses no eligen a su presidente; sino a un grupo de personas (los llamados electores) que serán los encargados de ir a un colegio electoral y decidir con sus votos quién será el presidente del país.

Los colegios electorales de cada Estado cuentan un número de electores proporcional a sus poblaciones. Los estados con poblaciones más grandes tienen por tanto mayor representación. Es decir, se escogen electores por los 50 Estados y el distrito federal (Distrito de Columbia).

Esto incluye que cada Estado tiene 2 senadores fijos y en referencia a su número de electores en el Colegio electoral, tienen su número de representantes en el Congreso del país; el cual se divide a la vez en Cámara de los Representantes y en el Senado. Es decir, un elector por cada miembro que tiene el estado en la Cámara de Representantes y un elector por cada miembro del Senado (que son 2 fijos).

Ahora, colegio electoral está compuesto por 538 electores. Estos tienen la responsabilidad de votar por el “ticket electoral”; es decir, es el dúo presidencial formado por el candidato a la presidencia y el candidato a la vicepresidencia.
De forma general, los electores de los diversos Estados votarán a los candidatos con mejores resultados en el voto popular. Es decir, que el candidato que consiga la mayoría de los votos, se lleva la totalidad de los electores del distrito o Estado. A excepción de Maine y Nebraska, en los cuales se usa el sistema de “representación proporcional”, en los cuales se conceden parte de sus votos electorales al ganador de las elecciones populares y un voto al ganador de cada uno de sus distritos del congreso.
Sin embargo, cuando el Colegio electoral ejerza su oficio al voto, el número mágico es el que obtenga 270 votos (la mitad más uno de los electores); el cual dará como ganador a quien asumirá el cargo de presidente enero de 2017.

Pero siempre los electores han votados a sus candidatos ¡No! Hasta en esto violan a lo que ellos llaman democracia. En cuatro ocasiones el candidato con más votos populares no ha resultado elegido. Ejemplos de ello son:

John Quincy Adams fue elegido Presidente, en 1824, aunque el General Andrew Jackson obtuvo 38.000 votos populares más.

Rutheford B. Hayes, quien en 1876, obtuvo el apoyo casi unánime de los estados pequeños y resultó elegido Presidente, a pesar de que J. Tilden consiguió 264.000 votos populares más que él.

Benjamin Harrison fue elegido Presidente, en 1888, con menos votos populares que Grover Cleveland.

George W. Bush, quien fue elegido Presidente, en 2000, con 271 votos electorales y gracias a la adjudicación de los votos del estado de Florida tras una impugnación y recuento; muy a pesar de que Al Gore obtuvo casi 450.000 votos populares más, sólo llegó a 266 votos electorales sin el apoyo de Florida.

¿QUÉ INFLUYE PARA LAS ELECCIONES?

Por supuesto que la única manera que los candidatos sean conocidos de manera general en su Estado y el país es a través de los medios de comunicación. Los grandes monopolios de la información juegan un importante papel en este engendro de lucrativos negocios.

En el negocio electoral se debe poner en juego la fortuna, ese backup con el que cuenta el candidato; sea personal o por medio de “donativos”.

El candidato o Partido que más apueste dinero, mayor será su campaña en los medios; mayor soporte comunicacional, mayor promoción, mayor participación en programas de alto ranking, mayor cobertura a cada una de sus actividades sociales, mayor cantidad de patrocinadores que se traducen en la aportación de millones de dólares… que es igual a compromisos con estos lobbies de poder económicos.


El país se puede estar cayendo a pedazos, la desigualdad y el desamparo puede estar cercenando la mayoría de los derechos de amplios sectores populares, la crisis económica puede estar ahogando a millares de familias o dejando a millones de personas en la calle, la pobreza puede estar cobrándose vidas humanas, los flagelos de la prostitución y las drogas pueden estar desmoronando a la sociedad estadounidense; pero el millonario negocio de las campañas electorales seguirá llenando sus arcas, mientras vacía las mentes de toda la sociedad. No importa si en el proceso de llevar a quien más millones gaste a presidente, siembra con su trabajo, un estatus de triunfalismo y poderío universal a través de la obnubilación del raciocinio y la enajenación.

Realmente no importa la realidad que se constata en las calles, ni tampoco las reales necesidades y carencias esenciales de la población… solo importa hacer negocio, dar discursos que ofusquen consciencias, crear espectáculos que generen furor por las promesas y enfoquen la opinión pública en aspectos externos (el terrorismo, los gobiernos conflictivos y molestos, las violaciones de los DDHH allende las fronteras, las dictaduras militares) que finalmente son parte esencial de la misma política domestica, creada y exteriorizada por el propio sistema político de ese país.

Entonces, nos queda la pregunta ¿Son democráticas las elecciones en EE.UU.?

Tomando como fuente los datos del Washington Post, vemos lo que los actuales candidatos (Hillary Clinton y Donald Trump) han logrado acumular.
     Hillary Clinton
·                     $556 millones: Campaña de Hillary Clinton
·                     $544.4 millones: Comité del partido demócrata y iniciativas conjuntas de recaudación de fondos
·                     $188 millones: Super PACs
Total: $1.3 mil millones
Donald Trump
·                     $248.3 millones: Campaña de Donald Trump
·                     $486.7 millones: Comité del partido republicano y iniciativas conjuntas de recaudación de fondos
·                     $60.1 millones: Super PACs
Total: $795 millones
¿Quiénes se benefician de estos millones? La respuesta es simple: unos pocos listillos acaudalados que han hecho negocio a costa de la sociedad, mientras esa misma sociedad sigue viviendo sus precariedades que no son resueltas por culpa de la ¿Crisis o por falta de democracia?


Con datos de: http://www.lanacion.com.ar/, http://es.gizmodo.com/, http://www.eleconomista.es/ y https://www.washingtonpost.com 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...