Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 3 de abril de 2015

¿“Un Tiempo Nuevo” de Telecinco o el servilismo a la desinformación en los “Nuevos Tiempos”?

Por Gustavo de la Torre Morales

El pasado 28 de marzo del presente año, el actor y productor Guillermo Toledo Monsalve, mejor conocido por Willy Toledo, fue invitado al programa “Un tiempo nuevo”, de la cadena TeleCinco.

Dicho programa fue “conducido” por Sandra Barneda y donde fungieron como “entrevistadores” personeros de los diarios de ultraderecha La Razón y el ABC; los cuales se auto proclaman “liberales y en defensa de los valores básicos de la democracia y el progreso social”. Y me permito poner entre comillas; porque Sandra no dio la talla de conducción del programa como se deseaba, los supuestos entrevistadores fueron más bien por una “onda” inquisidora y estos diarios ni defienden la democracia y mucho menos les interesa el progreso social (en todo caso el progreso de sus capitales).

En mi mera opinión, creo que la famosa “entrevista” debía centrarse en conocer los motivos que guiaron a Willy Toledo a escribir algunos twits por su cuenta @willytoledo59 (Guillermo#NoTTIP); pero más que eso, la “cita” se convirtió en el enjuiciamiento de un infeliz hereje que había que “excomulgar” en la hoguera y sirviera para que la “plebe” se divirtiera con el ejemplo. Sin embargo, el descrédito recayó sobre los propios inquisidores que se creyeron castigadores (y me refiero a MediaSet).

Desde hace varios años, el actor Willy Toledo se había convertido en una voz molesta por sus fuertes críticas hacia el gobierno de España o a decir verdades de la realidad cubana, muy omitida o manipulada por los medios al servicio del sector privado. De la misma manera que se le quiso linchar cuando fue a residir a Cuba y mostró su simpatía por el proceso socialista cubano, hoy en día vuelve la oleada porque el actor está copando las redes por defender, con igual energía, el derecho a la soberanía del pueblo venezolano y el derecho de ese pueblo a trazarse un camino propio, sin la hegemonía del imperialismo norteamericano ni las injerencias producto de posturas serviles de gobiernos europeos lacayos (como el caso de España) a los dictados del gobierno de Estados Unidos… y por eso, sienten la necesidad de “lincharlo” (en el simple sentido de callarle la boca por medio de la demonización y el descrédito).

Aún así, lo menos esperado fue que Willy tuviese la valentía y capacidad de dejar boquiabiertos a sus camuflados entrevistadores y conductora del programa, al saber exponer sin miramientos sus puntos de vistas, ofrecer información fidedigna y decirle a la cara a sus inquisidores que mentían descaradamente.

No me centraré en los casos de Podemos ni Venezuela, específicamente, ya habrá tiempo y mejores informados que yo para debatir al respecto. 

Jaime González, Jefe de Opinión del diario ABC, uno de los “entrevistadores”, atinaba únicamente a gritarle a Willy, para ver si podía opacar la voz del invitado; pero dio a conocer una posición diametralmente paralela y de soporte a esa derecha rancia española que no escatima en los ataques contra Cuba y Venezuela_ aunque sea inventarse una noticia como la de una “amenaza de bomba en avión cubano”. Noticia secundada por sitio web el.economista.es y por el diario “¡Qué!”, sin que la veracidad de la misma hubiese sido contrastada; pero ABC tampoco solicitó disculpas por el bulo.

Sin embargo, además de lo respondido por Willy, hay que recordarle a Jaime González que es lamentable que no quiera reconocer públicamente los informes de la UNESCO, la UNICEF, la FAO o la OMS, donde se notifican las conquistas sociales logradas en Cuba, alcanzadas únicamente con el proceso revolucionario, o que diga que en Estados Unidos hay una “democracia sin lugar a dudas” y allí hay cerca de 1,6 millones de niños sin hogar (algo que no encontrará en Cuba), donde presidentes o personal diplomático extranjero han sido asesinados en las calles (algo que no sucede en Cuba), que los veteranos de guerra son olvidados en la miseria muy a pesar de vanagloriarse ese gobierno de decir que defienden la democracia (algo que no se padece en Cuba) o que el imperialismo machaque con que Estados Unidos defiende sus mejores “valores”: aunque estos sean drones asesinos, asesoramiento a golpes de Estados (duros y suaves), intromisiones militares en otros países, apoyo a gobiernos terroristas como las extintas dictaduras militares latinoamericanas, el otrora Apartheid Sudafricano o el actual sionismo de Israel, o el tener una agencia (como la CIA) que se involucre en conflictos bélicos, produzca guerras bacteriológicas o conspire diferendos diplomáticos con el objetivo de satisfacer intereses de lobbies guerreristas (algo en lo que Cuba nunca ha sido ni será autor ni cómplice).

Una de las características de estos personajes de los Mass Medias es la necedad de no reconocer el sucio trabajo de manipulación de la opinión pública. La actitud del Jefe de Opinión de ABC dio a entender que no leyó ni escuchó el discurso de Obama, el pasado 17 de diciembre de 2014, donde el mismísimo mandatario norteamericano admitía que la política de aislamiento y agresión contra Cuba había fracasado y no era funcional. ¡Coño! ¡Entonces Estados Unidos no se comportó comprometido con los derechos internacionales! ¿Jaime, cómo un gobierno puede ser democrático_ como tú dices: “sin lugar a dudas”_ si viola los Derechos Humanos de otros pueblos?

También, dentro del trío inquisidor, estuvo la escritora y periodista Cristina Fallarás Sánchez, quien intentaba demonizar a Podemos al forzar comparaciones (fuera de lugar y contexto) entre el líder Pablo Iglesias y los líderes de los gobiernos de Cuba y Venezuela (Fidel Castro y Nicolás Maduro, respectivamente). De todo o que planteó, al menos, fue consciente sobre la existente discriminación racial en Estados Unidos.

Lo penoso es ver la memoria corta de muchos en sus vacas gordas, ya que Cristina Fallarás ha olvidado cómo el sistema económico capitalista que defiende, permitió en el 2008, con 8 meses de embarazo, la despidiera ADN de su puesto como subdirectora sin exponer motivo convincente alguno y que en el 2012 le llegara, sin concesión alguna, el desahucio por no poder afrontar la hipoteca contraída por su vivienda con el BBVA. Una experiencia que sufren muchísima familias en este país de “democracia europea” (mientras en España ha ejecutado más de 300 mil desahucios entre 2008 y 2013 (muchas de las viviendas adquiridas durante la famosa burbuja inmobiliaria en España (1997-2007), en Venezuela a través del programa Gran Misión Vivienda se han entregado más de 700 mil casas a familias venezolanas).

Tanto a Jaime como a Cristina se les ha olvidado que de los más de 3 mil suicidios ocurridos en España a causa de los desahucios, la prensa que ellos defienden sólo le ha dado cobertura a poco más de una decena de casos ¿Y por qué ocultan el resto?

Mientras ellos creían poder desacreditar a Willy, realmente el descrédito recayó sobre sus oponentes. Es sabido que la gran prensa española es propensa a realizar ataques contra Cuba y Venezuela para poder responder a los intereses de quienes pagan sus salarios. Mucho más en ABC, que ha descargado hasta contra medios alternativos como Cubainformación, o TeleCinco. Prensa que junto a La Vanguardia, El País, Mundo, TVE, La Sexta, TV3, entre otros, brindan amplia cobertura a la edulcorada disidencia cubana (meros mercenarios que responden a intereses de Whasington y que siguen orientaciones que les llegan a través de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA)).

Ya que Jaime González no tiene la cordura de analizarlo, le extiendo una simple pregunta a quienes lean mi opinión ¿Si en Cuba se encarcela a quien piense diferente al gobierno, cómo es posible que los “opositores” como Yoani Sánchez, Eliécer Ávila, Berta Soler (jefa de las Damas de Blanco), Antonio Rodiles y otros tantos, puedan viajar fuera de Cuba, cada vez que lo desean, a dar sus charlas anticubanas o plasmen en sus bitácoras digitales sus falacias y tergiversadas opiniones de la realidad cubana? ¿No se es contradictorio a lo que planteas, Jaime, jefe de Opinión de ABC? 

Pero una de las polémicas opiniones vertidas por Willy que sí exaltó a Sandra Barneda (puede que para hacer su papel frente a sus contratadores) fue la mención de la destitución sorpresiva del presentador Jesús Cintora, quien llevaba “Las mañanas de Cuatro”. Caso por el cual Mediaset publicó un Comunicado que expresaba: "La línea editorial de Mediaset España es coherente en toda su programación y tiene el claro objetivo de informar, que no de formar, a los espectadores a través de un pluralismo con el que dar voz a absolutamente todas las opiniones políticas y con unos presentadores que traten la información de manera objetiva. Ese compromiso con la audiencia nos hace responsable de acometer algunos cambios para la tertulia matinal de Cuatro, contando con Jesús Cintora para otros proyectos".

Es contraproducente que la línea editorial sea únicamente informar, cuando presentadores de diversos programas tienen libertades cuando se trata de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina, Siria o Irán, para despotricar a dos manos, buscando que en sus lectores, tele-espectadores o teleaudiencia con el objetivo de “formar” una opinión de rechazo a nuestros procesos sociales por no ir con los dictados de los grandes capitales. Igualmente es incoherente que se diga “tratar la información de manera objetiva” y al unísono la objetividad sea sinónimo de tergiversación de la realidad de nuestros pueblos. 

La entrevista a Willy Toledo ha traído su revuelo en las redes, a tal punto que hasta TeleCinco ha retirado de YouTube el vídeo de la entrevista completa, dejando en su sitio web sólo fragmentos de la misma, con el descaro de llamarle “Los momentazos de la entrevista de Willy Toledo, en “Un TiempoNuevo””. Siendo así, el nerviosismo de Sandra fue la prueba televisiva de la veracidad expuesta por Willy Toledo.

A Obama, no le ha quedado más remedio, por el tácito fracaso que han sufrido en estos 56 años de Revolución, que convocar a tiempos nuevos en la política exterior hacia Cuba; mientras los grandes medios españoles siguen tarados y sin dar un paso a “Un Tiempo Nuevo”. Los llamados periodistas de TeleCinco, como del resto de sus grandes medios, sigue en los “tiempos nuevos” con actitud servil a los intereses de sus contratadores y desinformando.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...