Tira Cuba

Tira Cuba

domingo, 21 de agosto de 2016

Desplazarse hacia… o mantenernos ahí mismo

Tomado de ALAI, Agencia Latino Americana de Información
Por Víctor Andrés Gómez Rodríguez.

Pese a todas esas leyendas massmediáticas escuchadas durante el último cuarto de siglo hay dos anécdotas que difícilmente podría olvidar: la que semantiza al expresidente estadounidense Gerald Ford como un subnormal incapaz de eructar y emitir un pedo al mismo tiempo; y la que cuenta el presidente de la UNEAC Miguel Barnet acerca de la respuesta que un funcionario estadounidense le dio a su pregunta de por qué la política angloestadounidense odiaba tanto a Fidel Castro: “los EEUU están acostumbrados a tratar con perdedores y Fidel es un ganador”.
De ahí que, sin pretender un “dual meet” no estaría demás establecer que:
. El gobierno de Barack Hussein Obama tiene previsto, en tanto coordinador del Estado Profundo angloestadounidense, llevar el actual proceso de normalización de las relaciones bilaterales entre los EEUU y Cuba solo hasta el nivel de embajadas abiertas en las capitales políticas de ambos países; sin designar un embajador suyo en La Habana ¿para qué desperdiciarlo por ahora? Hasta ahí “las clases”. La parafernalia de su visita en marzo a la capital de la isla no es sino parte del show.
. El proceso que antecedió al 17D que incluyó a la liberación del resto de los 5 Héroes Cubanos Antiimperialistas, injustamente encarcelados en los EEUU a cambio del contratista Allan Gross y la participación de la Iglesia Católica cubana y el Papa Francisco I con que iniciar ese proceso de normalización, así como el “borrado” de Cuba de esa infame lista yanqui de países terroristas era una condición sine qua non para destrabar al arranque de esa “normalización”.
. Se ha conversado mucho de ambas partes; se ha agitado la maraca intensamente sin que pase esencialmente de ser un estado de “muela (salto) de fe”; quizás haciendo tiempo para que Hilary Rodman Clinton acceda a la Casa Blanca y comience a mover fichas estratégicas con el objetivo, entre otros, de convertir a Cuba en “hueso para sopa”, mientras aceleran el desplazamiento de la región hacia una zona (ultra) derecha que permita el desguace del gobierno bolivariano de Venezuela, el estado catatónico necesario para que el Mercosur se desintegre; lo que conjuntamente con los elementos utilizados de la llamada guerra no convencional contra la revolución en Venezuela se creen las condiciones para invadirla sin correr los riesgos históricos que llevaron a la memorable derrota de Playa Girón en 1961. Algo harto complicado de materializar, sin antes desarmar a la guerrilla colombiana. Es decir, virar al revés los reales objetivos del proceso de paz en ese país que guarda una seria cantidad de bases militares angloestadounidenses. De paso malversar los propósitos del gobierno revolucionario en su rol de país garante de ese proceso de paz entre la guerrilla y el gobierno de Juan Manuel Santos.
. Con independencia del papel jugado por el cardenal Ortega y el Papa Francisco I para el proceso de normalización (posible) de las relaciones bilaterales entre los EEUU y Cuba, la semantización que el gobierno estadounidense les da a estos participantes es el de “acelerantes” de los “cambios” que ellos esperan deban acontecer dentro de Cuba en un tiempo político lo más corto posible. La pasarela de los referentes de la cultura masiva hegemónica angloestadounidense continua muy activa; hace un par de días Madonna se apareció en la Habana, dizque para celebrar el cumpleaños de una de sus hijas. Solo que los avatares de la Olimpiada de Rio de Janeiro han soslayado sensiblemente tal “acontecimiento”.
. Cuba es un piñón atragantado en el gaznate de la geopolítica angloestadounidense desde hace más de medio siglo; el actual cambio de método con que lograr los mismos fines históricos contra Cuba y el resto de la región, no es ya el establecimiento simple del llamado “caos constructivo de Brzezinski”i(1). Sino la continuidad aggiornada del mismo Plan Cóndor obra de Kissinger- Brzezinski desde finales de los sesenta del siglo veinte. Y el intento de continuidad de aquella “guerra fría” porque los gobiernos estadounidenses no se caracterizan por ser tan “creativos”.
. No se ha prestado suficiente atención a la llamada GNC (guerra no convencional) implementada por la política yanqui a nivel global. La Habana nunca dejó de estar colimada por dicha GNC incluso dentro del mismo proceso de normalización de marras.
. Lo que algunos denominan estrategia de Putin en el Caribe está lejos de ser la consecuencia de un duelo de vaqueros del oeste entre las políticas de Moscú y Washington, sino precisamente una reacción disuasiva por parte de Moscú y Beijín contra la hegemonía angloestadounidense y sus adláteres como la OTAN la UE; desde la reacción del ascenso de Rusia como plaza jamás tomada por una ofensiva imperialista, por una parte; y el de China al puesto de potencia económica y comercial mundial. ¡Vamos! Que el “chavito” del dólar estadounidense está cada día más cerca de equivaler a rollo de papel higiénico. La porción de Estado Profundo angloestadounidense que externalizó a la misma economía productiva local hace un tiempo comienza a pagar el diezmo que le cobra la tendencia al rentismo improductivo que hoy soporta a esa acumulación social particular de capital. El rol que la antigua URSS y la actual Rusia (Putin) juegan en el Caribe no creo que busque específicamente abrir bases militares en Cuba (la única que existe hoy es ilegal y esta usurpada por los EEUU en Guantánamo, siendo todavía una también ilegal cárcel); y si por casualidad para defender su soberanía Cuba decide la colaboración con Rusia es absolutamente lícito, y nada nuevo bajo el sol. Buques de la Armada rusa han atracado en la Habana y eso no tiene por qué quitarle el sueño a alguien en la isla. Ni fuera de ella. Pesadilla sería que alguno de la Armada estadounidense atracase en Cuba hoy; por los motivos de fuesen. El estado de beligerancia contra la isla lo instituyeron los EEUU como una herramienta activa de la GNC. El bloqueo contra Cuba es el más eficaz de esos instrumentos. ¿Una conflagración local contra los autos Lada y los camiones KAMAZ? ¿O contra los ómnibus Yutong chinos de un modo “rápido y furioso”?
.Si alguien repara en la demanda que el gobierno de los EEUU le exige a Cuba como indemnización por los “daños” causados por el soberano proceso de nacionalización de empresas extranjeras a principios de la Revolución en 1959-1961, se percatará que seguirle la zaga lógica a esos números que tal demanda exhibe dejaría lampiño al más peludo de los simios. ¿Quién llevará allá la cuenta de lo que nos cuesta este más de medio siglo bloqueados? De ahí, el striptease que hoy interpreta ese cambio de método con respecto a Cuba.
. Discernir que el bloqueo activo de los gobiernos angloestadounidenses contra Cuba está “anacrónico” es pretender vadear el rio Amazonas sobre la tablita de una caja de habanos. La utilidad de dicho engendro genocida para la llamada GNC está no solo activo, sino que es utilísimo. Históricamente la política estadounidense contra Cuba ha tenido más caras que las de Jano. Mantener abierta la embajada estadounidense en La Habana propicia la operatividad de la subversión contra la revolución cubana desde la parte de adentro de la zona bloqueada. Para los EEUU es la posibilidad de presionar desde adentro; y de paso compulsar contra el principio disuasorio de la multipolaridad. Los rusos son “malos”, los chinos “peores”, y Cuba debe ser soberanamente “independiente” en la etapa de “cambiar” todo lo que no debe ser cambiado; sino mejorado con eficiencia. Para algunos cubanos que nadan fuera del agua el abandono del paternalismo que aplica el gobierno revolucionario tiene que incluir el desguace las organizaciones sociales, del contrato social: atención médica pagada, adiós a la libreta de abastecimientos (para nadie), y el comienzo del cobro de los estudios; sin despreciar el apoyo o la neutralidad cubana ante el genocidio que las fuerzas de la policía perpetran contra los negros en las calles estadounidenses o en su agresión a Siria; o dejar al gobierno y a la revolución bolivarianas a su aire. Que los principios solidarios solo provocan “problemas” con la hegemonía imperialista.
. Así es que lo mejor sería: me desplazo paulatinamente hacia una copia asignada por la geopolítica estadounidense; o me mantengo en un “mismo” lugar sin mover un dedo. Que sea una suerte que la paz que hoy reina sea la burguesa. Los caminos hacia el striptease angloestadounidense son diversos, anchurosos; y nada post.
. Todo lo anterior no sin suficiente grado de amnesia histórica. Que como dicen algunos aquí en la Habana, es inútil y muy doloroso prensarse la cabeza. ¡A gozar!
.Fidel Castro Ruz es un ganador frente a la política de Washington contra Cuba. No por gusto cae tal mal allá.

i (1)Ver: Germán Gorraiz López. El rol geopolítico de Cuba en el escenario post Obama. SurAmericaPress. 09.08.16http://suramericapress.com/?p=10454&print=1
Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...