Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 6 de marzo de 2017

Más Injerencia.

Marco Rubio pidiendo solidaridad ante el senado para el opositor cubano
Por Yadira Escobar
Pintora, periodista, cubana residente en EEUU.
Tomado de Martianos.

Tras el fatal accidente de transito que sufrió Oswaldo Payá en el 2012, la injerencia extranjera puso sus ojos en Eduardo Cardet, un doctor graduado por la Revolución que pretende volver a Cuba en una gigante casino para ricos bajo una “democracia cristiana”. La picardia latina no tiene limites en la llamada “oposición cubana” despues de la caída del Muro de Berlín y eso lo saben los poderosos grupos extranjeros que apoyan a estas personas.
Nombrado coordinador nacional dentro de Cuba en el 2014, de Cardet se espera que cumpla con el papel de agente de cambios en la estructura del sistema electoral con el apoyo político de otros partidos Demócratas Cristianos fuera de Cuba. Esto debe suceder antes del 2018, fecha en la que la oposicion cree que es más oportuna la avanzada contra el estado cubano. Algunos no creen que ocurrirá una apertura, pero la mayoria se está preparando para no ser sorprendida sin las armas listas y los politicos-titeres preparados.
Ya en el 2013 en el programa de Jaime Bayly (conductor que sólo disfruta invitar a personajes que se creen de derechas por la obvia comodidad), Cardet aseguró que el gobierno cubano asesinó a Oswaldo Paya, y ya ustedes saben lo que pienso de quienes tratan de ganar puntos políticos a costilla de una evitable negligencia. Juana la Loca tenia la excusa de estar loca, pero ya es hora que esta gente oportunista deje a Oswaldo Paya descansar en paz, que la repetida mencion de una muerte accidental como un asesinato no es correcta; es tratar de sacarle la lasca a cualquier inconveniente existencial.
No se conoce nada sobre la militancia de Cardet cuando estudiaba medicina en la universidad estatal en los años 90. Las Universidades cubanas muy bien usadas por la contrarrevolución después de la graduación son gratis. Un médico no se hace millonario en el socialismo, lo cual puede explicar la inclinación al neoliberalismo de este tipo de personas que se se auto-convencen de que merecen más que otros ciudadanos y los veras siempre comparándose con el lucro de los médicos en sociedades de mercado.
Si Cardet de pronto tuvo una inquietud por los asuntos sociales ningún vecino se enteró. El no se interesó por ser representante o voz de su vecindario y no fue candidato en ninguna elección municipal en Velasco, Gibara. Ya sabemos que por ese camino de legalidad no se consiguen visas de emigrante, viajes al extranjero o dólares.
La última vez que disidentes participaron en elecciones legitimas fue en el 2015, ocasión en que Hildebrando Chaviano, de 65 años y Yuniel López, de 26, admitieron haber perdido por un amplio margen. De manera que ante la ausencia de apoyo popular se apela al cambio de las reglas en las elecciones, siempre con la esperanza puesta en la propaganda y el financiamiento exterior para un “Cambio de Régimen”. ¡Que fácil de entender! ¿eh? Pero supongo que estos congresistas de origen Cubano asumen que uno como pueblo debe ser muy tonto o entretenido porque de lo contrario, harían una injerencia más sofisticada. Tal y como funcionan con respeto a Cuba, es una politiquería demasiada descarada y a una legua se ven esas manos peludas.
El truco del referéndum del Proyecto Varela, así como unas supuestas “elecciones libres y plurales”, monitoreadas por observadores imparciales antes del 2018, está siendo coordinado para que ocurra bajo presión.
No es casual el alejamiento del secretario general de la OEA Luis Almagro de la oposición nicaragüense, que en ese pais se queja de que : “Todos los funcionarios de la OEA que negocian con el gobierno de Daniel Ortega sean ex-funcionarios del gobierno del ex-presidente de Uruguay, José Mujica (gobierno de izquierda). El gobierno de Nicaragua necesita que sus productos agrícolas se vendan en los Estados Unidos y que el país reciba créditos bancarios sin el obstáculo con que amenaza Ileana Ros-Lehtinen en el Congreso de los Estados Unidos con la Nica Act  (Nicaraguan Investment Conditionality Act ) y dicho gobierno se verá frenado para denunciar la injerencia en Cuba de elementos de la derecha de ese pais, como el activismo de la diputada Edipcia Dubón a favor de la provocación planeada con la presencia de Almagro en una actividad ilegal del MCL en la Habana.
Edipcia Dubón (diputada nicaragüense del MRS) junto al cubano-americano Carlos Alberto Montaner. Ella es activa apoyadora de las actividades ilegales del MCL dentro de Cuba.
Hoy tiene un juicio Cardet en Cuba por desobediencia a las autoridades, o sea, desacato. La OEA considera que “Las leyes de desacato son incompatibles con el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos” y ahora tenemos otra campaña más para engrandecer la figura de otro opositor, más allá de sus fronteras.
La presión aumentará en la medida que se acerque el 2018. Los congresistas cubano-americanos harán todo lo posible para llevar a la bancarrota la política exterior de Trump y sabotear la normalización entre Estados Unidos y Cuba, y claro, Rick Scott no está ayudando. Mas bien creo que por su cercania al ejecutivo, Scott puede descarriar a Trump de su propia Revolucion nacionalista, para encerrarlo dentro de la fracasada y expansionista linea del partido Republicano. Ambos partidos comparten esa injerencia globalista del establishment imperialista, pero el presidente ganó por ser algo diferente y debe apoyar a otros nacionalistas…como el partido Morena de Mexico.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...