Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 1 de octubre de 2014

El negocio de las visas, las entrañas del monstruo y Don dinero.

Cola en la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana
Cola para visas en la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana:
Tomado de La Pupila Insomne
Por Nestor García Iturbe.

Hace pocos días Walter Lippmann en su boletín informativo CubaNews, puso una nota en un artículo donde explicaba que un amigo suyo residente en Miami le contó que a la suegra, en la Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana, le habían negado la visa para viajar a Miami, una visita netamente familiar y justificada; señalaba además que también le habían negado la visa a docenas de personas que intentaban viajar con el mismo fin, no con el de emigrar a Estados Unidos.

Otro comentario sobre el asunto lo realizó Karen Lee Wald, en su blog Cuba Inside Out, donde señalaba las acciones que toma Estados Unidos. Por una parte niega las visas a estas personas que desean visitar a sus familiares que viven en Estados Unidos, mientras se gastan millones de dólares en Radio y Televisión Martí para tratar infructuosamente de llevar la imagen de Estados Unidos a los cubanos, lo que sería más económico si les otorgaran las visas.

Como todo esto tiene cierto interés y luce contradictorio, decidí hacer una investigación sobre el problema para tratar de descifrar lo que está sucediendo.

Es una cosa real que las visas en la mayoría de los casos no se están otorgando. Muchas de las personas con las que hablé, cuando salían de la Sección de Intereses venían seriamente consternados, pues no sabían cuándo podrían ver a sus familiares, algunos de ellos habían sido rechazados en tres oportunidades. Los oficiales estadounidenses les habían explicado problemas burocráticos con los documentos, la edad que tenían que hacía pensar se quedarían en Estados Unidos y otra serie de pretextos para no otorgarle la visa que estaban solicitando.

Algunos de los rechazados, que aún no han llegado a la tercera edad, mencionaban que no vendrían más a solicitar visa, que junto con algunos amigos prepararían un viaje ilegal por mar para tratar de llegar a territorio estadounidense, como han hecho unos cuantos, sobre todo con la seguridad de que las autoridades cubanas no están interviniendo en estos intentos y cuando más dan consejos para no poner en riesgo la vida de los que se aventuran. Aspiran a convertirse en “pies secos” y evitar el trámite de la visa.

Un pequeño grupo maneja otras opciones. Tienen su pasaporte y pueden salir del país cuando lo deseen, por lo que harán gestiones de visa en algún país de Centro América o en México, avisarán a sus familiares en Estados Unidos para que los vayan a recoger en un auto con chapa de dicho país, estos les llevarán ropa y si es posible algún documento acreditando que ya viven en Estados Unidos y según plantean, pasaran la frontera tranquilamente, como ya otros lo han hecho y llegarán a Miami, también como “pies secos”.

Es posible que uno de los propósitos del gobierno estadounidense con la negativa de visas sea el provocar que los viajes ilegales aumenten. No es lo mismo decir que Cuba dejó salir un número de personas que no tuvieron problema para viajar a Estados Unidos en las líneas aéreas que cubren la ruta, que decir han llegado varios grupos de inmigrantes ilegales en botes, lanchas y otros vehículos, que “vienen huyendo del comunismo”. La propaganda contra Cuba se beneficia de esto, nadie va a decir que no le dieron la visa en la Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana.

Pero la investigación llegó a otro aspecto, el económico. Cada persona que es entrevistado por estar solicitando visa para viajar a Estados Unidos tiene que pagar 160 cuc por la entrevista (al cambio establecido son unos 195 dólares), de acuerdo con lo que me plantean los entrevistados son citadas 600 personas diarias, por lo que por ese concepto el gobierno de Estados Unidos recauda 96,000 cuc diarios, 480,000 semanales (mas de 585,000 dólares al cambio establecido). No voy a continuar sacando cuentas, estoy seguro que ustedes pueden hacerlo, pero es muy sencillo, cada diez semanas recaudan 4 millones 800,00 cuc (5 millones 850,000 dólares.)

Cuando una persona es rechazada y no se le otorga la visa, pierde su dinero. Cuando regresa a solicitar la visa nuevamente tiene que pagar otra vez. Si otorgan muchas visas las personas no regresan a solicitarla nuevamente, resuelven su problema con 160 cuc. Si se la niegan entonces pudiera costarle 320 o quizás 480, que por lo regular al que le cuesta es al familiar que reside en Estados Unidos. Si otorgan muchas visas, pierden los ” clientes”.

Algunos, para recibir la visa le han dado dinero al funcionario (corrupción administrativa), hay funcionarios que se enfadan, otros se dejan querer, la gente que hace la cola ya sabe quién es uno y otro, si te cayó el que se deja querer puedes salvarte, pero nunca dándole el dinero dentro de la Sección de Intereses, eso se resuelve en una gasolinera, un supermercado, o una pizzería; pudiera ser la de la calle J entre 9 y 11 donde los funcionarios acuden con frecuencia y no llama la atención que junto a él estén allí otras personas.

Realmente yo consideraba que el otorgamiento de visas, especialmente a familiares que van a realizar un acto de “reunificación familiar”, madres y padres que van a ver a sus hijos y nietos, personas que van a pasar unos días con sus hermanos y sobrinos era algo al que el gobierno de EstadosUnido le daba un tratamiento “humanitario”, pero esta investigación ha revelado que el tratamiento es netamente “comercial”, no hay consideración alguna con la pobre viejita que quiere viajar, ni con su hijo que además de pagar los impuestos al gobierno estadounidense, tiene que pagar un trámite a un precio estratosférico, que por lo regular debe hacer dos o tres veces hasta que le den la visa.

Quizás una auditoría de la General Accounting Office del gobierno de Estados Unidos encontraría muchos problemas más de los que yo he podido conocer entrevistando a los “rechazados”.

Esa es la verdadera entraña del monstruo, importante caballero es don dinero.

__________________________________________________________

Nota del editor de este blog:

Agrego tres comentarios del blog La Pupila Insomne sobre esta entrada, porque las creo necesarias:

La Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana desea argumentar sobre algunos puntos en relación con el proceso de solicitud de una visa temporal a los Estados Unidos, así como informar acerca de las visas emitidas para emigrar a los Estados Unidos, con lo cual pretendemos aclarar algunos malos entendidos.
En un esfuerzo por mejorar el servicio a los solicitantes de visas de turismo, la Sección de Intereses de los Estados Unidos ha aumentado durante el último año el número de entrevistas temporales de 120 o150 diarias a unas 500 actualmente. Esto ha reducido significativamente el tiempo de espera para un turno de entrevista de visa temporal, y estamos empeñados en reducir este tiempo aún más a finales de 2013.
Si comparamos los primeros seis meses de 2012 con el mismo período de 2013, el número de visas temporales concedidas a solicitantes cubanos para viajar a los Estados Unidos aumentó en un 79%, de 9.369 a 16.767.
Por muchos años, la mayoría de los cubanos que han llegado a los Estados Unidos lo han hecho como emigrantes. Según los Acuerdos Migratorios firmados entre Cuba y los Estados Unidos en 1994, los Estados Unidos tienen el compromiso de emitir un mínimo de 20.000 documentos migratorios al año. El año pasado, la Sección de Intereses autorizó a más de 29.000 cubanos a emigrar legalmente a los Estados Unidos. Para calificar para una visa de turismo, los solicitantes deben demostrar fuertes lazos con Cuba que los impulsen a regresar luego de una corta visita a los Estados Unidos. Esto es muy difícil para muchos de los solicitantes cubanos.
La tarifa de pago para una visa de no-emigrante es 160 USD o CUC. Esta cifra cubre el costo de la realización de la entrevista, incluyendo el salario de los empleados y los gastos operacionales. La Sección de Intereses no opera en beneficio propio para obtener ganancias. Esta tarifa de pago es la misma que se aplica en todas las embajadas y consulados de los Estados Unidos en el mundo.
Cuando se deniega una visa temporal, aconsejamos al solicitante no volver a presentarse a entrevista a menos que las circunstancias por las que le ha sido negada la visa hayan cambiado considerablemente, por lo general, hasta después de un año. Aquel solicitante que pudiera considerar viajar a México para cruzar la frontera o embarcarse en una balsa hacia los Estados Unidos no es un turista, y por tanto no sería elegible para una visa de turismo de acuerdo a las leyes estadounidenses.
Los Estados Unidos apoyan la emigración segura, legal y ordenada, e instan a los posibles emigrantes a considerar las opciones legales que están disponibles para ellos en lugar de arriesgarse a un viaje peligroso e ilegal en una balsa u otra vía de este tipo.
La Sección de Intereses de los Estados Unidos toma los actos de corrupción como una acusación muy seria, y solicita a cualquiera que tenga información sobre uno de estos hechos por parte de algún empleado que contacte inmediatamente nuestra Oficina de Seguridad Regional a través del 839-4100.

Gracias. Haré llegar su comentario al autor del texto.
Me quiero detener, no obstante, en este fragmento de su texto: “Para calificar para una visa de turismo, los solicitantes deben demostrar fuertes lazos con Cuba que los impulsen a regresar luego de una corta visita a los Estados Unidos. Esto es muy difícil para muchos de los solicitantes cubanos” por su carácter profundamente discrminatorio hacia mis compatriotas, al respecto les dejo este post de la periodista Elaine Díaz http://espaciodeelaine.wordpress.com/2013/04/04/posible-emigrante/ y este otro http://espaciodeelaine.wordpress.com/2013/04/11/posible-emigrante-not-anymore/
Igualmente les recomiendo la lectura de este texto que sitúa en contexto su comunicación: http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/10/22/la-politica-migratoria-cubana-y-su-contexto-videos-y-cronologia/
De más está decir que lo de “posible emigrante” no ocurriría si Estados Unidos no mantuviera vigente la Ley de Ajuste Cubano, un arma de la Guerra Fría creada para destruir la Revolución Cubana.
PD:
Respecto a los precios, creo que el gobierno de Estados Unidos, después de tanto estimular la emigración de los cubanos hacia su teritorio y disminuir suis ingresos mediante el bloqueo sería justo si justo si estableciera una tarifa mucho menor para los cubanos que deseen viajar a ese país.
En cuanto al incremento es totalmente insuficiente con respecto a la política de estímulo a la emigración cubanma qu ha seguido EU: lo único consecuente sería dársela a todo el que deseara viajar allí con excepcioón del que consideren una amenaza para su seguridad nacional.
Por último, bienvenida la voluntad de luchar contra la corrupción, comiencen por combatir la que se genera con el dinero que destinan al cambio de régimen en Cuba. 

Juzgar a Cuba se hace una “labor” cotidiana para muchos que tienen remunerado su tiempo, viajando por diversos blogs que apoyan a Cuba, en los cuales van dejando sus espinitas_ algunas con sutileza y otras tan burdamente grotescas que no sé cómo logran la bonificación al final de la metedura de pata.
Seré calmado en el uso de ciertos verbos, para ver si al final logro que uno de esto$ aporcado$ por el imperialismo o aduladores del capitalismo, no levanta sus zarpas contra mí.
“Criticar” a Cuba y las deficiencias que enfrenta es fácil si no se mencionan las causantes (con sus motivos y objetivos) y sólo hay intencionada referencias a las resultantes.
Hablar de libertad sin mencionar la colonización española o el servilismo de gobiernos de turno en la neorepública es omitir con sadismo las condiciones de miseria y factores de represalias que conllevaron a la ebullición de las gestas independentistas o rebelde que culminó con el triunfo revolucionario en enero de 1959.
Polemizar sobre emigración cubana sin mencionar las campañas de difamación contra el proceso revolucionario o de las políticas discriminatorias hacia otros emigrados por sólo favorecer las condiciones que favorecieran la política de difamaciones contra Cuba es omitir con sadismo la postura agresiva de los gobiernos de Estados Unidos contra Cuba (sólo por establecer un sistema político que no se pliega a los intereses del Tío Sam) y el papel de lacayos de otros gobiernos.
“Denunciar” de carencias materiales o el “subdesarrollo” en algunos servicios o limitación en la facilidad a nuevas tecnologías y no hacer mención del injusto bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los gobiernos de Estados Unidos contra Cuba es omitir con sadismo la hegemónica posición de fuerza con la que los gobiernos estadounidenses han aplicado una política con ilegal conducta extraterritorial, donde subordinan y condicionan los derechos humanos de cubanas y cubanos a los intereses de subyugación a los que intentan conducir a Cuba.
Justificar las injustas condenas a los 5 agentes cubanos que sufren encarcelamiento en Estados Unidos (ya dos de ellos terminaron sus injustas condenas y están de regreso a casa) sin mencionar las cientos de miles de agresiones a las que han sometido a Cuba y su pueblo por medio de actos vandálicos, atentados a la economía del país, amparo a organizaciones y personajes terroristas en suelo de Estados Unidos, los más de 3 mil muertes y más de 2 mil discapacitados que ha sufrido Cuba por las agresiones provenientes desde suelo estadounidense y con el amparo de las autoridades de ese país es omitir con pleno sadismo toda la cultura del terror que han cultivado los gobiernos de Estados Unidos por más de 50 años contra Cuba.
Enrolar a Cuba en una lista de países terroristas, cuando nunca ha llevado a cabo una invasión militar contra otros países para apoderarse de sus recursos naturales, imponer gobiernos estratégicamente aliados o condicionar el asentamientos de monopolios económicos es omitir con sadismo que los gobiernos de Estados Unidos han invadido militarmente más de 70 naciones en el mundo, imponiendo su filosofía del Corolario al estilo universal por creerse la nación elegida, cuando financian “Revoluciones de Colores” contra gobiernos que califican de “molestos”, balbucean su discursillo de derechos humanos y libertad cuando inventan guerras de rapiñas con el empleo de drones que asesinan indiscriminadamente (que después justifican como “daños colaterales”) o crean grupos opositores como la disidencia cubana o el propio Estado Islámico (al cual hoy usan de excusa para otra guerra que les favorezca el borrar del mapa a Bashar Al-asad, como hicieron con Gadaffi). Algo muy parecido contra el gobierno de Salvador Allende o contra la Revolución Sandinista. ¿Por qué Estados Unidos sólo habla de Apartheid ahora que Nelson Mandela es reconocida una figura en la lucha contra ese régimen (a lo que Cuba también contribuyó), cuando hasta entonces Estados Unidos apoyó al Apartheid con asesoramiento y armamentos? ¿Por qué Estados Unidos siempre ha apoyado dictaduras sangrientas como la de Pinochet, Stroessners, Rafael Videla, los Somozas, Fulgencio Batista, etc.? ¿Por qué Estados Unidos no antepuso a los corruptos gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Álvaro Uribes, o al golpista de Roberto Micheletti?
Ahora, leyendo con cuidado la nota donde al parecer la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA) da respuesta al artículo que bloguea Iroel, se menciona como “triunfo” que se hayan podido aumentar las “Entrevistas” a 500 por día (aunque la famosa entrevista se convierta simplemente en un encuentro para denegar una visa donde se alega “posible emigrado” sin más argumentaciones por parte de los funcionarios para sustentar la definitoria cancelación) es todo un acto muy sádico frente a la política de Estados Unidos de otorgar rápidamente la tarjeta verde y acoger como “héroes” a quienes arriesgan la vida o ponen en peligro las de otros por la ilegalidad; cuando pudieron conseguir lo mismo a través de las mismas Oficinas de la SINA, amén de que quieran después en su burda propaganda anticubana “idealizarlos” o no.
Es hipócrita hasta rayar lo nauseabundo el intentar limpiar de corrupción a los funcionarios de la SINA, cuando ellos son los que surten como intermediarios en el financiamiento de la disidencia cubana, la cual no sale de un enredo de corrupción para entrar en otro ¿No les interesa a la SINA, y por ende al gobierno de los Estados Unidos, que se desvíen los fondos de los contribuyentes estadounidenses para mantener a parásitos antisociales?
Es muy contradictorio que la Sección de Intereses no opere en beneficio propio para obtener ganancias, cuando los ingresos que logra de 4 millones 800 CUC en 10 semanas; lo que en un mes serían alrededor de 1 millón 600 mil 320 CUC (1 millón 802 mil 294 dólares) sólo para gastos de gestión y salarios ¿Sólo para gastos de gestión y salarios? ¿Y no hay beneficios en esta recaudación? Entonces me indica que los salarios de los funcionarios de la SINA son estratosféricamente altos o todos los que trabajan allí son tan envenenadamente despilfarradores que hay que castigar a los emigrados con estas tarifas y a que se arriesguen más de una vez en pagar las cuotas.
¡Ya veo por qué el imperialismo necesita robar recursos en otras naciones!
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...