Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 22 de noviembre de 2013

Constitución se actualiza: sin Mujeres no hay Democracia


Tomado de Coordinadora de Solidaridad con Nicaragua y el ALBA.
Por Edwind Sánchez.

La incorporación constitucional de la mujer a partir de los cargos de elección popular, contenida en la actualización de la Carta Magna, es un acto de justicia histórica que se vuelve modelo en Latinoamérica, donde la cultura patriarcal ocupa su geografía a niveles demenciales.

El sandinismo colocó en la agenda nacional el tema de la mujer, en particular por el impulso de la escritora Rosario Murillo, al lograr una síntesis para visibilizar su presencia. Será la primera vez que ellas ocuparán con todas las de la ley su lugar en el mapa de Nicaragua, calcado exclusivamente, hasta hoy, para uso masculino.

No es que en el pasado no haya tomado parte en los momentos cruciales que ha vivido nuestro país, la mayoría de las veces sin permiso del "macho", sino que ahora hay una propuesta de institucionalizar el concepto. Por supuesto, cuentan los esfuerzos de algunas organizaciones de género que marcaron las pautas para su ulterior desarrollo.

Por esto no debe verse como una "dádiva" de los hombres. Al contrario, es un espacio peleado a pulso, ganado en el campo y los mercados, en los estudios y el temprano trabajo, en las cooperativas y el emprendedurismo, en Usura Cero y Hambre Cero.

Tampoco debe reducirse a un asunto de números y sumas, según se desinforma desde ciertas siglas sandinofóbicas, con tal de no admitir que es una reivindicación de carne y hueso, desplegada por todas las letras que hacen del terruño una residencia más justa. Sí, son ciudadanas que empezaron a llenar de vida los tan vacíos títulos supremos del Estado y del sistema: La Nación, La Patria, La República, La Democracia... para coronarla de mujer con su máxima gracia, Nicaragua.

Es difícil negar que desde 2007 la mujer alcanzó un protagonismo jamás visto. A la vuelta de seis años, los resultados son palpables, aunque siempre aparecerá la escasa minoría contenciosa que por mera costumbre de oponerse al FSLN, desvalorizará este parteaguas que sintoniza con el principio bíblico: "Dios no hace acepción de personas". Jesús escandalizó al patriarcado hebreo por hablar de tú a tú, con la samaritana.

Más de la mitad de la población nicaragüense es femenina, es decir, las victorias del Frente Sandinista fueron selladas en las urnas por mano de mujer. En otras palabras, hay una identificación que a estas alturas ya es maciza, con las posibilidades abiertas al género desde el partido rojinegro.

En la lista del privilegio

Si ya lo reiteran las encuestadoras locales, en la penúltima semana de octubre el Foro Económico Mundial posicionó a Nicaragua en el envidiable puesto número 10 de los principales países para ser mujer. La única nación de las tres Américas que se codea con la mayor parte de la prosperidad nórdica: Islandia, la del primer puesto; Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca...

Nuestra décima posición en el ranking mundial, después de Suiza, no salió de ninguna tómbola; fue por el dinamismo de las damas y las jóvenes, aprovechando la política de género del Gobierno de Reconciliación y Unidad. Es, a su vez, su contribución a la humanidad para cambiar lo tan equivocado que los hombres hemos dejado al mundo.

"Nos sentimos contentos, orgullosos, no nos sentimos plenamente satisfechos, pero sabemos que hemos ido avanzando y sabemos por qué es que somos valientes las mujeres; es que somos decididas, trabajadoras, capaces y responsables", exclamó Rosario, al conocer la magnífica buena nueva.

No es, pues, casualidad que se constitucionalice "la participación igualitaria en las candidaturas de elección popular de hombres y mujeres, 50% de mujeres y 50% de hombres de forma alterna".

El Foro para elaborar el listado, conjuga las "áreas clave de la vida cotidiana como salud, educación, empleo y política". Islandia, país que encabeza los sitiales del privilegio "es la nación en la que las mujeres disfrutan del acceso más equitativo a la educación y al cuidado de la salud".

Es muy revelador que las riquezas de la Tierra de nada sirven cuando a la mujer se le ve como un accesorio o porque dale-pues. El informe detalla que "ningún país del G20, grupo que reúne a las naciones más industrializadas del mundo, está entre los 10 mejor evaluados".

A pesar de la guerra sucia mediática, y de algunos operadores políticos en el extranjero, contra la gestión del presidente Daniel Ortega, la limpia realidad es que Nicaragua supera en 10 escalones, y más, a Canadá y Estados Unidos. El primero en el sitio 20 y el segundo en el 23.

La BBC subrayó en el reporte que "Canadá está avanzado en educación, pero no tanto en política". Y por su parte, la potencia del norte "está por debajo de Canadá en política, pero aventaja a su vecino en salud y economía. Ambos países están empatados en educación".

Como es habitual, los adalides del pasado no dijeron una sola palabra sobre este laurel global, violentando el artículo 66 de la Constitución --- y los propios de las convenciones internacionales--- al que la extrema derecha ha querido privatizar únicamente en su favor: "los nicaragüenses tienen derecho a la información veraz...".


Se necesitaría ser un / una radical militante del odio para no reconocer en los Nuevos Tiempos, el protagonismo de las mujeres: verdaderas tayacanas "con la conciencia crecida", como bien dice Rosario.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...