Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 6 de agosto de 2014

La verdadera historia del "Maleconazo". Parte I y II

Tomado de IslaMía
Por Norelys Morales Aguilera.

Primera Parte:



Maleconazo lo llaman los terroristas de Miami y sus corifeos que harán hasta vigilias para honrar sus propios crímenes.

5 de agosto de 1994. El Móvil de Radio Progreso coincide en la Habana Vieja con un grupo que arremetía contra vidrieras con piedras y cuanto hallaba a su paso. Se comenzaban a reunir observadores y gente que de a poco ampliaba la trifulca. Un rato después los constructores con sus herramientas tomaron cartas en el asunto. ¡Llegó Fidel! Anunció el periodista Luis Orlando Pantoja.

La presencia de Fidel cuando todavía volaban las piedras a Galiano y San Lázaro para encabezar la respuesta popular a los antisociales, en el momento de mayor tensión, cuentan que paralizó la acción incitada en días previos, tal como puede deducirse de la cronología de los hechos, que este blog publicará en una próxima entrega.

Un mar de pueblo bajaba desde todas partes para concentrarse en el Malecón, justo en la esquina del Hotel Deauville. La Revolución cubana siempre ha sido otra cosa y la furia contra Fidel Castro estaría justificada desde los ojos de los anexionistas y mercenarios.

El Corresponsal de la BBC en La Habana, Fernando Ravsberg estuvo allí ese día y lo ha contado.

Fue realmente impresionante ver aparecer a Fidel Castro caminando por el Malecón, sin escolta, y meterse en medio de la trifulca.

Como por arte de magia la imagen se congeló, los que protestaban dejaron de arrojar piedras y los que los reprimían bajaron sus garrotes. Tardaron todos unos minutos en salir de su asombro pero cuando lo hicieron fue para corear un nombre: ¡Fidel!

A los periodistas extranjeros presentes nos pareció algo sacado de una novela de Gabriel García Márquez. Hay colegas que aseguran que incluso algunos de los manifestantes antigubernamentales terminaron aplaudiéndolo.


Los rumores de que cualquier ciudadano cubano podría emigrar hacia Estados Unidos por vía marítima, sin la mediación de trámite alguno con el fin de estimular la emigración ilegal, fueron originados en emisoras desde territorio norteamericano.

Las televisoras de Miami en esa época, año 1994, daban cuenta, incluso, del incremento de la actividad terrorista y de la preparación de esos elementos en el territorio norteamericano.

Se vivía el año más difícil de la economía cubana y decididos a dar el golpe final para acabar con la Revolución, era excelente prometer a los cubanos un respiro económico con privilegios existentes para la emigración cubana.

Hablaron de barcos para recogerlos en alta mar, estimularon el robo y salir a riesgo en cualquier embarcación hacia el Estrecho de la Florida. Llegarían héroes.

Días antes del 5 de agosto de 1994, bajo el influjo de esa política de Washington de estimular la emigración ilegal y la realización de actos violentos, ocurrieron los secuestros de las lanchas Baraguá (26 de julio) y La Coubre (3 de agosto), junto a otros hechos delictivos.

En una de esas acciones vandálicas, fue asesinado suboficial de la Policía Nacional Revolucionaria, Gabriel Lamoth Caballero. 

Ante la imposibilidad de apropiarse por segunda vez de la lancha Baraguá, antisociales que no clasificaban para emigrar a Estados Unidos de forma legal por delincuentes, muchos de ellos, arremetieron contra todo lo que encontraron a su paso, rompiendo vidrieras de centros comerciales enclavados en la zona.

La presencia de Fidel Castro en tales momentos hizo crecer la respuesta del pueblo concentrado en la esquina del Hotel Deauville.

La mafia de Miami, sus emisoras cómplices y atentatorias contra Cuba y todos los que odian tienen una versión de los hechos terrorífica en cuanto a la represión. El matiz político que le atribuyen es maximizado a extremos escandalosos.

Una de las más graves acusaciones que propalaron fue la “intervención de las Tropas Especiales” de la Policía. En verdad que son especiales las Tropas élites cubanas que no necesitaron un disparo para terminar una trifulca más manipulada que política porque son apoyados por el pueblo.

Han pasado 15 años y no se ha repetido ningún hecho similar. La mafia y sus amiguitos deliran con los recuerdos.

CRONOLOGIA DE ACCIONES CONTRA CUBA AÑOS 1993 Y 1994. SUMAN Y SIGUE.

1993.

Enero: detenidos por el servicio de guardacostas norteamericanos cinco terroristas a bordo de una embarcación artillada con ametralladoras pesadas y otras armas, cuando se dirigían hacia las costas cubanas. Luego los liberaron como es habitual.

2 de abril de 1993. Ametrallado a unas 7 millas del norte de Matanzas un buque tanque de bandera chipriota Mikonos, desde una embarcación tripulada por terroristas de origen cubano, provenientes de Miami, cuando trasladaba petróleo hacia el puerto de Carúpano, en Las Tunas.

18 de mayo de 1993. Es violado el espacio aéreo cubano, por la aeronave de matrícula N8447M, propiedad de la organización terrorista Hermanos al Rescate. 

21 de mayo de 1993. Arrestados por el Servicio de Aduanas de Estados Unidos nueve elementos terroristas de la mafia de Miami a bordo de una embarcación, cuando se disponían a viajar a Cuba para atacar objetivos militares. Fueron ocupadas armas y explosivos. Con posterioridad, el 21 de agosto, el juez Lawrence King” —tristemente célebre por su conducta corrupta— “desestimó los cargos contra los mismos y de nuevo fueron puestos en libertad.”

Mayo de 1993. La organización contrarrevolucionaria y terrorista Hermanos al Rescate realizó planes para dinamitar una torre de alta tensión en la zona de San Nicolás de Bari en La Habana.

26 de julio de 1993. Fracasó plan de una organización contrarrevolucionaria terrorista para atacar un objetivo en Cuba, mediante el cual tenían previsto solicitar el apoyo de Hermanos al Rescate.

Octubre de 1993. La organización contrarrevolucionaria Hermanos al Rescate y su principal cabecilla, José Basulto, instigó públicamente a atentar contra el presidente cubano, Fidel Castro, y solucionar por la vía violenta los problemas de Cuba, así como ratificó su disposición de asumir los riesgos paralelos que de ello se derivaran.

18 de octubre de 1993. Detenido a su llegada a Cuba un terrorista, procedente de la mafia de Miami, que tenía el propósito de realizar acciones dentro del país. Había sido reclutado, por otro terrorista en Miami.
1994.

11 de marzo de 1994. Un grupo de terroristas, procedente de Miami, realiza disparos contra el hotel Guitart-Cayo Coco. Empiezan las agresiones contra los hoteles para sembrar el miedo entre los turistas que visitaban Cuba, con ello deteriorar uno de los sectores claves para remontar la crisis provocada por el derrumbe del campo socialista y el recrudecimiento del bloqueo de EEUU.

2 de junio de 1994. Arrestado en Estados Unidos Rodolfo Frómeta Caballero y Fausto Marimón, quienes habían formado una organización terrorista, Comando F-4. Fueron detenidos cuando se disponían a comprar pertrechos bélicos, entre ellos, un misil antiaéreo Stinger. Un agente encubierto del FBI es el que los descubre y son detenidos en Estados Unidos.

14 y 15 de junio de 1994. Fidel Castro asistió, como parte de los jefes de Estado y de Gobierno a la Cumbre de Cartagena de Indias, en Colombia. Allí también viajaron los terroristas complotados para hacer otro atentado contra el Presidente cubano. Entre los involucrados directamente al magnicidio soñado en Cartagena de Indias hay nombres conocidos en el oficio de los violentos, como los terroristas Luis Posada Carriles y Gaspar Jiménez Escobedo, además de quien presume de ser el asesino del Che, Félix Rodríguez Mendigutía.

20 de agosto de 1994. Cuatro avionetas de la organización terrorista Hermanos al Rescate vuelan entre Matanzas y Cabañas, cerca de las costas cubanas y una de ellas viola el espacio aéreo al norte de la Ciudad de La Habana, en un frente de 25 kilómetros y a una profundidad de 7, según consta en los récords de esos días.

4 de septiembre de 1994, se produce la infiltración de dos elementos terroristas, procedentes de la mafia de Miami, por la zona de Palo Quemado, Caibarién, Villa Clara, con el objetivo de realizar sabotajes en esta provincia. Se les ocupan armas y también abundante parque para acciones militares.

6 de octubre de 1994. Otro grupo armado en una embarcación, procedente de Miami, realiza disparos de armas automáticas contra el hotel Guitart-Cayo Coco.

15 de octubre de 1994. Un grupo de terroristas armados, provenientes de Estados Unidos desembarca por el pedraplén Cayo Santa María, en Caibarién, Villa Clara, con el objetivo de llegar a las montañas del Escambray. En este intento dieron muerte al compañero Arcelio Rodríguez García, dirigente del Partido en el municipio de Caibarién.

Octubre de 1944, la organización terrorista Hermanos al Rescate confesó, a través de su representante, haber comenzado a entrenar en uno de sus aviones a integrantes de la propia mafia de Miami, con el objetivo de realizar un sabotaje contra la refinería de petróleo de Cienfuegos. Hermanos al Rescate también planeó la compra, y lo anunció oficialmente, de una nave modelo L-29, de fabricación checa, para realizar acciones de carácter terrorista.

Noviembre de 1994. Se planeó otro atentado contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro y otros dirigentes de la Revolución, y también el ingreso de armas y explosivos en el territorio nacional.

11 de noviembre 1994. Son detenidos cuatro elementos de la mafia terrorista de Miami, en Varadero, Matanzas, en las proximidades del campamento de pioneros, en esa propia playa, después de infiltrarse en nuestro país. Se les ocuparon armas y municiones.

Maleconazo lo llaman los terroristas de Miami y sus corifeos que harán hasta vigilias para honrar sus propios crímenes.

Norelys Morales Aguilera.

5 de agosto de 1994. El Móvil de Radio Progreso coincide en la Habana Vieja con un grupo que arremetía contra vidrieras con piedras y cuanto hallaba a su paso. Se comenzaban a reunir observadores y gente que de a poco ampliaba la trifulca. Un rato después los constructores con sus herramientas tomaron cartas en el asunto. ¡Llegó Fidel! Anunció el periodista Luis Orlando Pantoja.

La presencia de Fidel cuando todavía volaban las piedras a Galiano y San Lázaro para encabezar la respuesta popular a los antisociales, en el momento de mayor tensión, cuentan que paralizó la acción incitada en días previos, tal como puede deducirse de la cronología de los hechos, que este blog publicará en una próxima entrega.

Un mar de pueblo bajaba desde todas partes para concentrarse en el Malecón, justo en la esquina del Hotel Deauville. La Revolución cubana siempre ha sido otra cosa y la furia contra Fidel Castro estaría justificada desde los ojos de los anexionistas y mercenarios.

El Corresponsal de la BBC en La Habana, Fernando Ravsberg estuvo allí ese día y lo ha contado.

Fue realmente impresionante ver aparecer a Fidel Castro caminando por el Malecón, sin escolta, y meterse en medio de la trifulca.

Como por arte de magia la imagen se congeló, los que protestaban dejaron de arrojar piedras y los que los reprimían bajaron sus garrotes. Tardaron todos unos minutos en salir de su asombro pero cuando lo hicieron fue para corear un nombre: ¡Fidel!

A los periodistas extranjeros presentes nos pareció algo sacado de una novela de Gabriel García Márquez. Hay colegas que aseguran que incluso algunos de los manifestantes antigubernamentales terminaron aplaudiéndolo. - See more at: http://islamiacu.blogspot.com.es/2009/08/la-verdadera-historia-del-maleconazo.html#sthash.4WyTiAvl.dpuf
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...