Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 23 de agosto de 2014

Montajes, excusas y crímenes_ "Mensaje para Estados Unidos"

Imagen con la que comienza el vídeo de EI, publicado por el sitio Infobae, sobre el asesinato del periodista James Foley
Por editor del blog: Gustavo de la Torre Morales

El mundo se ha conmocionado con el asesinato del periodista James Wright Foley, publicado en un amenazante vídeo que ha recorrido las redes, en efecto cadena, publicado por el Estado Islámico (EI).

Un día después de que se subiera a internet, y la Casa Blanca autentificara el mismo, Barack Obama, desde su residencia de vacaciones en Martha’s Vineyard, dio una comparecencia donde expuso en sus declaraciones que el salvaje degüello del periodista estadounidense era un “acto de violencia que agita la conciencia del mundo entero”. 

 Sí, en realidad es un acto de violencia, un crimen horrendo y que debería agitar la consciencia humana ¿Obama habrá sentido la suya agitada? ¿Habrá tomado consciencia, alguna vez, el presidente norteamericano sobre todos los actos de violencia, de todos los actos de asesinatos, de todos los actos de agresiones, de masacres, de injerencias, invasores y hegemónicos en los que Estados Unidos, bajo un ego de prepotencia, ha sido el protagonista, ha sido el orquestador o ha sido el máximo e indirecto cómplice, y que han agitado al mundo?

Pido a quien lea estas líneas, no crea que con la anterior pregunta doy razones para justificar un cobarde acto de asesinato como el cometido contra el periodista James W. Foley. No estoy de acuerdo con ningún método que conlleve ultimar una vida humana. Y también incluyo mi condena al asesinato masivo cometido por los extremistas islámicos, al enterrar vivos en fosas comunes a 500 miembros de la comunidad yazidí, un antiguo grupo religioso kurdo, entre ellos niños y mujeres.
Imagen del vídeo de EI, publicado por el sitio Infobae, sobre el asesinato del periodista James Foley

Simplemente me conmueve la lúcida y tranquila declaración de muerte que el propio Foley muestra, siendo capaz de reconocer el verdadero culpable de su situación y de las consecuencias que están conllevando la belicosa e injerencista política exterior de su país:

"Pido a mis amigos, a mi familia y a mis seres queridos que se levanten contra mis verdaderos asesinos, el gobierno de los Estados Unidos, Pues lo que me ocurrirá es el resultado de su complacencia y criminalidad".

"Mi mensaje a mis seres queridos: déjenme algo de dignidad y no acepten ninguna compensación miserable por mi muerte de parte de la misma gente que, efectivamente, puso el último clavo en mi ataúd con la reciente campaña aérea en Irak.

"Pido a mi hermano John, que es un miembro de la Fuerza aérea: Piensa en lo que estás haciendo. Piensa en las vidas que destruiste, incluida la de nuestra propia familia... Piensa, John, ¿a quiénes han asesinado realmente? ¿Piensan en mí, en ti o en nuestra familia cuando tomaron esa decisión?

"Yo morí ese día, John. Cuando tus colegas tiraron esa bomba sobre esta gente, firmaron mi certificado de muerte. Me hubiera gustado tener más tiempo. Me hubiera gustado tener la esperanza de libertad y volver a ver a mi familia. Pero ese barco ya ha zarpado.

"Creo que, al final de todo, desearía no ser estadounidense", termina Foley.
Imagen del vídeo de EI, publicado por el sitio Infobae, sobre el asesinato del periodista James Foley

Sin embargo, Barack Obama justifica la acción aérea en Irak, tomando en cuenta que las tropas de los terroristas se acercaban a la ciudad de Erbil, “donde diplomáticos norteamericanos y civiles sirven a nuestro Consulado” y las tropas estadounidenses “asesoran a las fuerzas iraquíes”, según expresó el propio presidente norteamericano en conferencia de prensa y que se muestra en el vídeo de EI. ¿No podían montar a su personal diplomático y civil en un avión y traerlos seguro a casa, fuera de cualquier peligro apreciable y permitir que sean los iraquíes quienes resolvieran su conflicto interno?

¡Por supuesto que no! La mayor potencia, el auto declarado gendarme del mundo no podía hacer otra cosa que volver a llevar la muerte a Irak, como en tantos otros países. Era necesario manipular la opinión pública estadounidense y del mundo para justificar su nueva campaña bélica.

Habría que recordar lo que el General del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, Smedley Butler dice en su libro sobre la Diplomacia de Cañonero de su propio gobierno: 


“He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las fuerzas armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de los grandes negocios del Wall Street y sus banqueros.”

“En una palabra, he sido un pandillero al servicio del capitalismo (…)

“Fui premiado con honores, medallas y ascensos. Pero cuando miro hacia atrás considero que podría haber dado algunas sugerencias a Al Capone. Él, como gánster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como marine, operé en tres continentes… (…)La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera.”


Irak no ha sido diferente en el embuste. Un país invadido en el 2003 bajo el pretexto de tenencia de armas de destrucción masiva. Mentira sostenida por George W. Bush, Anthony Charles Lynton Blair y José María Aznar. Este último se atrevió a aludir que la intervención respondía a la convicción de que aquel gobierno (de Saddam Hussein) constituía una amenaza para sus vecinos y para los propios países occidentales.

¿Quién realmente amenazó a quién? Cuando se llenaron la boca de que la invasión respondía para llevar la democracia, años después Wikileaks demostraba que Irak se había convertido en un vertedero de cárceles secretas y torturas. Esto sin contar que rápidamente Bush viajó a Irak para firmar negocios con el petróleo del que se apropiaron de manera oportunista.

Hoy Obama se empecina en remarcar: “seguir haciendo lo que debemos hacer”, para acabar con Estado Islámico.

El asesinato de grupos étnicos o religiosos es tan inmundo y condenatorio como las masacres poblacionales generadas con las invasiones militares a otros países por parte de los llamados, con gran sadismo, países “democráticos”.

Lamentablemente otras personas, como el también periodista norteamericano Steve Joel Sotloff, posiblemente correrán igual destino al de Foley por culpa de la prepotente y desafiante posición del gobierno norteamericano en mantener su conducta belicista y agresora.

¿Si tanto horror y conmoción le ha ocasionado la muerte de Foley, como lo ha sentido el resto de la humanidad, por qué no es capaz de actuar de igual forma “contundente” contra el Estado sionista de Israel, por el genocidio que está cometiendo contra los palestinos en Gaza?

¡Obama, no seas mascarita! No sé con qué vergüenza puedes mirar a tus hijas, después de dirigirles una misiva, una vez haber sido elegido, por primera vez, presidente de Estados Unidos:


“Quiero que todos nuestros niños acudan a escuelas donde desarrollen su potencial, escuelas que sean un reto, los inspiren y generen en ellos una capacidad de maravillarse del mundo que tienen a su alrededor. Quiero que tengan la oportunidad de ir a la universidad, aunque sus padres no sean ricos. Y quiero que accedan a buenos trabajos, trabajos que paguen bien y os den beneficios como atención médica, trabajos que os dejen tiempo suficiente para estar con vuestros propios hijos y retiraros con dignidad.”

“Quiero que podamos sobrepasar las fronteras del descubrimiento para que podáis conocer nuevas tecnologías e inventos que mejoren vuestras vidas y hagais de este planeta un lugar más limpio y seguro. Y quiero que podamos sobrepasar nuestras propias fronteras para que lleguemos más allá de la división de raza y territorio, género y religión que nos evita ver lo mejor de cada uno.

“A veces tenemos que mandar a nuestros jóvenes, hombres y mujeres, a guerras y otras situaciones peligrosas para proteger nuestro país, pero cuando lo hacemos, quiero estar seguro que sea sólo por muy buenas razones, que hagamos todo lo posible por arreglar nuestras diferencias con otros de manera pacífica, y que hagamos todo lo posible por mantener a todos nuestros compatriotas seguros.”


Repito, una vez más, lo que escribí en una entrada anterior, aprovechando la publicación de una carta de Alfonso Pérez Esquivel a Obama:


“Verguenza debería sentir Barack Obama, que su cara sólo sirvió para ganar una campaña de esperanzas perdidas e incumplidas; de aportarle  más millones a los ya más ricos y seguir dejando en la pobreza y el desamparo a los más pobres.”

“Verguenza debería sentir de trocar el significado de "PAZ" con las atrocidades de inventarse guerras de rapiña; de que la famosa "ayuda humanitaria" norteamericana caiga en forma de bombas y metrallas para exterminar pueblos.

“Verguenza debería sentir de trabajar para mejorar su imagen de cartoon, tergiversando hechos para lograrlo; de permitirle a las castas de poder de los grandes capitales las decisiones y que lo muevan a través de enmascarados hilos.

“Verguenza debería sentir de justificar la eliminación de sujetos costosamente creados por las agencias del terror de su país (CIA), hoy denominados como "estorbos" (ej. Osama Bin Laden); pero seguir resguardando a otros probados criminales que se pasean descaradamente por teatrales y farisaicos procesos judiciales (ej. Luis Posada Carriles) porque así se aplaca la furia de la carroñera democracia norteamericana.

“Pero la mayor vergueza que debería sentir Obama, no es sólo con la humanidad a la que le crea más agravios y engaña, sino con la inevitable y gran decepción que sembrará en sus propias hijas cuando de manera consciente descubran que su padre, el Presidente de Estados Unidos, fue sobornado, inmerecido e inútilmente galardonado con un título al que nunca le hizo dignamente los honores.”

Los dirigentes del Estado Islámico deben detener sus actos de linchamientos que sólo genera más violencia, de la misma manera que el gobierno de Estados Unidos debería detener su carrera guerrerista. Ambos, a sus muy íntimas maneras, actúan como terroristas.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...