Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 5 de enero de 2015

Cuba,EE.UU: ¿Qué es lo que quiere Obama?

obama2
Tomado de Diario-Octubre
Fuente original Alainet
Por Néstor García Iturbe. ALAI, América Latina en Movimiento.

El día 17 de diciembre del 2014 Cuba y Estados Unidos anunciaron su disposición de iniciar un proceso, cuyo objetivo será el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Al restablecerse las relaciones diplomáticas, las representaciones de cada país en el otro, en estos momentos las Oficinas de Intereses, elevarán su rango diplomático y se convertirán en Embajadas.

Algunas personas han interpretado esto como si dicho proceso fuera a implicar el cese de las diferencias y divergencias entre los mismos. Como si a partir de ese momento, comenzáramos a vivir en un ambiente de paz y cordialidad.

Si tomamos por ejemplo algunos países que mantienen relaciones diplomáticas con Estados Unidos, digamos Venezuela y Rusia y las acciones que el gobierno de Obama está llevando a cabo contra los mismos, podemos decir que en ellas no se encierran precisamente la paz y la cordialidad. Es posible poner otros ejemplos, pero debemos pensar que en el caso de Cuba, los métodos contra Venezuela y Rusia se utilizarán ampliamente.

Analicemos algunos aspectos del discurso de Obama el día 17 de diciembre, en el que explica la decisión tomada en cuanto al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y otras medidas que se propone realizar.

“Los Estados Unidos hoy están cambiando sus relaciones con el pueblo de Cuba y realizando los cambios más significativos en nuestra política en más de 50 años. Pondremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses. Comenzaremos, en cambio, a normalizar las relaciones entre nuestros dos países.”

Considero que este párrafo, el primero de su discurso tiene dos aspectos a resaltar. Se plantea que “están cambiando sus relaciones con el pueblo de Cuba”, cuando el cambio es con el Gobierno de Cuba, que es el representante del pueblo. Debemos observar si en el resto del discurso se habla del Gobierno de Cuba.

Plantea que van a poner fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover los intereses de Estados Unidos. De esto se desprende que todo lo que harán será para promover sus intereses. ¿De qué intereses está hablando Obama?

La ruptura de relaciones diplomáticas en enero de 1961, más el comienzo del bloqueo y otras acciones agresivas contra Cuba, incluyendo la invasión de Playa Girón en abril de 1961, estaban dirigidas a “promover los intereses de Estados Unidos”, que Cuba volviera a ser una neo colonia estadounidense y las empresas estadounidenses volvieran a tomar posesión de todo lo que la Revolución había recuperado para el pueblo.

“A través de estos cambios, pretendemos crear más oportunidades para el pueblo estadounidense y el pueblo cubano y dar inicio a un nuevo capítulo entre las naciones de las Américas.”

Nuevamente la mención es al “pueblo cubano”, no a su Gobierno. Es lógico que el Premio Nobel de la Paz pretenda crear más oportunidades para el pueblo estadounidense, pero las oportunidades para el pueblo cubano no es precisamente de lo que se tiene que ocupar o preocupar, esa es una responsabilidad del Gobierno de Cuba.

“Los Estados Unidos han apoyado con orgullo la democracia y los derechos humanos en Cuba a través de estas cinco décadas. Lo hemos hecho fundamentalmente a través de políticas encaminadas a aislar a la Isla, evitando los viajes y el comercio más elementales que los estadounidenses pueden disfrutar en cualquier otro lugar.”

Es decir que lo realizado por Estados Unidos durante estos cincuenta años ha sido la forma de “apoyar con orgullo la democracia y los derechos humanos en Cuba.” Cuanta destrucción y muerte por los sabotajes y atentados terroristas, por los asesinatos cometidos por los bandidos en el Escambray, por las infiltraciones procedentes de La Florida. Cuanta carencia sufrió nuestro pueblo debido al bloqueo, debido a las plagas y enfermedades que agentes al servicio de Estados Unidos introdujeron en nuestro país. ¿Cómo alguien puede sentir orgullo por que se realizó todo estos? Cuando menos lo que cabe es disculparse y reconocer el daño causado.

“Y aunque esta política ha estado enraizada en las mejores intenciones, ninguna otra nación nos ha apoyado en la imposición de estas sanciones, las cuales han tenido poco impacto, como no sea el de brindarle al gobierno cubano una justificación para imponerle restricciones a su pueblo.”

¿¡Las mejores intenciones!? Aquí podemos repetir aquel dicho de que, “De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno”. Si esas eran las mejores intenciones, no quiero ver las peores. Al fin reconoce que la Estados Unidos estuvo aislado en la política del boqueo. Al fin habla del Gobierno de Cuba, pero en este caso para decir que el bloqueo era una justificación utilizada para imponerle restricciones al pueblo cubano, una estratagema para tergiversar la realidad y evadir la responsabilidad por todo el dolor y las carencias causadas.

“Es por ello que, cuando tomé posesión de mi cargo, prometí reexaminar nuestra política hacia Cuba. Para comenzar, eliminamos las restricciones que impedían que los cubano-americanos viajaran y enviaran remesas a sus familias en Cuba.”

Todo parece indicar que ni el propio presidente Obama, o el que le preparó este discurso, sabe lo que está sucediendo con Cuba. En ningún momento se han “eliminado las restricciones” de viajes ni de envío de remesas a Cuba. Estas se modificaron y las impuestas durante la administración Bush fueron sustituidas por otras menos rígidas.

“En aquellas esferas donde podamos promover intereses mutuos, así lo haremos, en aspectos tales como la salud, la migración, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la respuesta a situaciones de desastre.”

De acuerdo a Obama, las esferas en que se supone se establezcan contactos y posiblemente convenios serían en estas que él menciona. En cuanto a la lucha contra el terrorismo habría que ver como enfoca el gobierno de Estados Unidos la presencia en su país de terroristas que han realizado acciones contra Cuba.

“Ahora bien, en aquellos aspectos en los cuales no coincidimos, abordaremos esas diferencias directamente, tal y como continuaremos haciendo en aquellos temas relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba. Pero yo creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso.”

Sería bueno conocer que es lo que Obama quiere decir con que en los temas que no hay coincidencia “abordarán esas diferencias directamente” y a continuación hace referencia a lo que ellos denominan “democracia” y los “derechos humanos en Cuba”, sobre todo porque al parecer todo eso es algo que tratarán de hacer directamente con nuestro pueblo (apoyar al pueblo cubano) y promover en Cuba los valores estadounidenses (promover nuestros valores).

Todo esto es contradictorio con el tener relaciones diplomáticas en un ambiente de paz, respeto mutuo y no injerencia en los asuntos internos del otro país. Es como si dijeran, a pesar de todo, vamos a seguir haciendo lo que nos venga en gana. Esto no se realizará mediante convenios con el Gobierno de Cuba sino directamente con los grupúsculos que ya tenemos organizados. Nuestro patrón serán los valores estadounidenses, los mismos que están contenidos en la Doctrina del Destino Manifiesto y en la Doctrina Monroe.

“Segundo, le he dado instrucciones al Secretario Kerry para que revise la designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo. Esta revisión se hará conforme a los hechos y a la ley.”

Buena iniciativa de Obama, aunque tardía. La inclusión de Cuba en la mencionada lista fue un acto caprichoso y con fines políticos, pues Estados Unidos sabía perfectamente que Cuba no patrocinaba el terrorismo. De acuerdo con lo que conozco, Cuba aparece en otras listas confeccionadas por el gobierno de Estados Unidos. ¿Nos dejan en ellas o nos quitan? ¿La revisión es solamente sobre la listica del terrorismo?

“Tercero, estamos dando pasos para incrementar los viajes, el comercio y el flujo de información hacia y desde Cuba. Esto tiene que ver fundamentalmente con la libertad y la apertura y también es expresión de mi confianza en el poder del compromiso pueblo a pueblo”

Vamos a ver a qué velocidad se van a dar esos pasos y hacia donde, específicamente los relacionados con el comercio que está directamente vinculado al bloqueo. Lo del flujo de información, no me cabe duda, estará vinculado a la subversión político ideológica y a lo estructurado en la Ley Helms Burton, a la cual hace una referencia indirecta al hablar del “compromiso pueblo a pueblo”.

“Con los cambios que estoy anunciando hoy, será más fácil para los estadounidenses viajar a Cuba, y los estadounidenses podrán utilizar las tarjetas de crédito y débito en la Isla. Nadie representa mejor los valores de los Estados Unidos que el pueblo estadounidense. Y yo creo que este contacto en última instancia es lo que más contribuye a otorgarle autoridad al pueblo cubano. También creo que al pueblo cubano podrá llegar una mayor cantidad de recursos.”

Lo de las tarjetas de crédito y débito tiene una doble lectura, es cierto que será más fácil para los estadounidenses utilizar estas que estar pagando en efectivo. Aquí se benefician los bancos estadounidenses y empresas dedicadas a las finanzas, que cobraran a sus usuarios por la utilización de las tarjetas y además pagarán a Cuba en días posteriores a que su cliente estadounidense realice el gasto. De hecho les estamos dando unos días de crédito, que cuando pagaban en efectivo no tenían.

Obama sigue hablando de que sus medidas “le otorgarán autoridad al pueblo cubano”, como si el pueblo cubano no tuviera autoridad, agrega que así le llegará “una mayor cantidad de recursos”. Sigue hablando del pueblo, con el que quiere establecer una línea directa, no habla del Gobierno Cubano, con el que piensa restablecer relaciones diplomáticas.

Más adelante, después de hablar nuevamente sobre algunas modificaciones en la política establecida hacia Cuba, que deben facilitar en cierta medida el intercambio comercial y el acceso del país a las comunicaciones, nuevamente señala en dos párrafos, lo que considera problemas sobre los cuales continuarán trabajando.

“Pero no me hago ilusiones con respecto a los continuos obstáculos a la libertad que aún enfrenta el ciudadano cubano común. Los Estados Unidos consideran que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas sólo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche. Y continuaremos apoyando a la sociedad civil.

Exhortamos a Cuba a desencadenar el potencial de 11 millones de cubanos poniendo fin a las restricciones innecesarias a sus actividades políticas, sociales y económicas.”

De acuerdo con el criterio de Obama y sus asesores, existe en Cuba un régimen represivo, de lo cual habló recientemente, y sobre lo cual continuarán trabajando en apoyo a lo que ellos denominan la “sociedad civil” para liberar al pueblo cubano de dicho régimen. Además de esto hace una exhortación para que se eliminen las restricciones que no permiten al pueblo cubano realizar adecuadamente sus actividades políticas, sociales y económicas.

Si tratamos de sacar una conclusión sobre lo que quiere Obama con estos pasos que se ha decidido a ejecutar, no vemos gran diferencia entre lo que ha estado haciendo el gobierno estadounidense en estos cincuenta años, con lo que pretende hacer de ahora en lo adelante.

A partir de que se establezcan las relaciones diplomáticas, lo harán desde una Embajada en la Habana, cuando antes tenían que hacerlo por medio de otros países, contratistas, organizaciones no gubernamentales y otros mecanismos, que encarecían su actividad, la hacían más compleja y difícil de controlar.

Considero importante, antes de terminar este análisis, incluir en el mismo parte del discurso del presidente de Cuba, Raúl Casto, el propio día 17 de diciembre, cuando se anunció el inicio del proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Las palabras de Raúl establecen una línea a seguir durante el desarrollo del proceso y dejan bien claras nuestras concepciones sobre distintos temas que fueron citados por Obama.

“Entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba hay profundas diferencias que incluyen, entre otras, distintas concepciones sobre el ejercicio de la soberanía nacional, la democracia, los modelos políticos y las relaciones internacionales.

Reiteramos la disposición al diálogo respetuoso y recíproco sobre las discrepancias. Tenemos firmes convicciones y muchas preocupaciones sobre lo que ocurre en los Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos y aceptamos conversar, sobre las bases enunciadas, acerca de cualquier tema, de todo lo que quieran discutir, de aquí, pero también de los Estados Unidos.

No debe pretenderse que para mejorar las relaciones con los Estados Unidos, Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo, por las que su pueblo ha derramado mucha sangre y ha corrido los mayores riesgos.

Es necesario comprender que Cuba es un Estado soberano cuyo pueblo, en libre referendo para aprobar la Constitución, decidió su rumbo socialista y sistema político, económico y social.

De la misma forma que nunca nos hemos propuesto que los Estados Unidos cambien su sistema político, exigiremos respeto al nuestro.”

José Martí, que vivió en el monstruo y le conoció sus entrañas, al hacer una crónica sobre la Conferencia Monetaria de las repúblicas de América, señaló:

“Creen en la necesidad, en el derecho bárbaro, como único derecho: Esto será nuestro porque lo necesitamos. Creen en la superioridad incontrastable de la raza anglosajona contra la raza latina. Creen en la bajeza de la raza negra, que esclavizaron ayer y vejan hoy, y de la india, que exterminaron. Creen que los pueblos de Hispanoamérica están formados, principalmente, de indios y negros.”

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...