Tira Cuba

Tira Cuba

domingo, 28 de julio de 2013

Dicen que no hay bloqueo, pero aplican las leyes de bloqueo.

 

El Departamento del Tesoro anunció American Express Travel Related Services, Inc. accedió a pagar 5.2 millones de dólares a fin de evitarse una posible responsabilidad civil por infracciones a leyes federales. El Departamento determinó que oficinas y filiales en el extranjero de American Express habían expedido 14,500 boletos para viajes hacia y desde la isla entre diciembre del 2005 y noviembre del 2011.




Los monopolios mediáticos en contubernio con el gobierno de los Estados Unidos tergiversan la realidad de la política estadounidense contra la Isla, exponiendo que sólo aplican embargo… ¿Pero, a qué?

El significado de embargo es, en términos de Derecho, la declaración judicial que establece la afectación a determinados bienes o derechos de contenido o valor económico para extinguir con los mismos una obligación pecuniaria.

¿A qué obligación se refieren? Evidentemente a los bienes extranjeros y nacionales nacionalizados a principios de la Revolución, derecho que ejerció el nuevo gobierno revolucionario con el objetivo de devolverle al pueblo cubano lo que le correspondía por derecho y que se les estaba robando a mansalva con aprobación de los gobiernos de turno y serviles al imperialismo, en la neorepública. Aunque lo que realmente desea el imperialismo es seguir teniendo a Cuba como su antro de robos, de casinos, juegos y prostitución que sostenían hasta el primero de enero de 1959, además de tener bajo sometimiento todo resquicio de rebeldía.

Muy a pesar de que Cuba estableció vías de compensación a quienes se les nacionalizaron los bienes, en el caso de los expropietarios estadounidenses se les prohibió, por parte de su gobierno, aceptar cualquier tipo de compensación. Sin embargo, hoy en día se manipula esa realidad exponiendo que Cuba nunca ha querido cumplir con ese requisito. Es la excusa perfecta para el establecimiento de una política de agresiones, incluyendo un férreo bloqueo económico, financiero y comercial que edulcoran con el vocablo “embargo”.

Además de convertirse en una política impositiva, sin respaldo internacional de ningún tipo, y de imposición de fuerza, también se convierte en una posición de ilegalidad; ya que la política de bloqueo se extiende de manera extraterritorial, auto-otorgándose el Departamento del Tesoro de Estados Unidos el título de ente universal para aplicar sanciones a otros países o entidades comerciales y financieras que no sigan los dictados del Tío Sam.

Diversas empresas han recibido la “gentil” advertencia para que desistan o no intenten establecer negocios en o con Cuba; de lo contrario sufrirían la presión de las sanciones.

A causa del bloqueo, en estos 50 años de Revolución, Cuba ha sufrido una pérdida que ronda en los 100 mil millones de dólares. Una suma que muestra sus consecuencias en la economía de la Isla y sus pobladores.

Amén que ninguna organización internacional ha dado su apoyo a la aplicación del bloqueo, los gobiernos de los Estados Unidos siguen sosteniendo dicha política agresiva de genocidio.
Si realmente es un embargo, ¿Cómo es posible que penalicen a la American Express con una multa de 5,2 millones de dólares, por el simple hecho de haber expedido 14.500 boletos para viajes hacia y desde la isla entre diciembre del 2005 y noviembre del 2011?

Según expone AP, dichos boletos “fueron una aparente infracción a las Regulaciones de Control de Bienes Cubanos, emitidas en 1963 y que prohíben transacciones financieras por instituciones bancarias bajo jurisdicción estadounidense en las que Cuba o sus ciudadanos tengan interés”. ¿Quién le da derechos a Estados Unidos a tener controles sobre bienes cubanos?

Para justificar mucho más lo absurdo del bloqueo, el Departamento del Tesoro emitió un comunicado que expresaba: “Las aparentes infracciones causaron un daño significativo a los objetivos del programa de sanciones de Estados Unidos a Cuba”… Pero sin especificar cuáles, porque evidentemente los daños no son ocasionados a Estados Unidos ni sus intereses, sino a Cuba y su desarrollo económico.

Según el Departamento del Tesoro, American Express puede emitir viajes a Cuba, pero tienen que ser aprobados, primero, ya que quienes residan en Estados Unidos, principalmente los estadounidenses, tienen prohibidos los viajes a Cuba y para poder realizarlos se tiene que obtener licencias, únicamente, por motivos religiosos, educacionales o culturales… aunque alguno las obtienen por motivos políticos, como el caso de Alan Gross (pero este es otro tema escabroso del conjunto de agresiones a Cuba).

El gobierno de Estados Unidos y sus lacayos (monopolios y mercenarios), dicen que no hay bloqueo, pero dicha administración aplica leyes de ese tipo, y la sanción a American Express es otra muestra.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...