Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 8 de septiembre de 2014

Iroel Sánchez: "Hay que ganar la batalla en el terreno de la imaginación"

Tomado de Tercera Información.
Por Pablo Fernández.

Desde Cuba, Tercera Información habla con Iroel Sánchez, periodista y bloguero de “La Pupila Insomne”, sobre la información y la comunicación en Cuba, dentro de la isla como de la imagen que se proyecta fuera del país.

Partimos de la base de que existe un bloqueo mediático sobre el cual es imposible tener un debate serio, honrado y real sobre Cuba, una isla con muchos más matices de los que los grandes medios de comunicación proyectan. Charlamos, pues, sobre lo que hay detrás de los impedimentos que existen para hablar de “la isla infinita” en toda su profundidad.

Iroel Sánchez también es autor del libro "Sospechas y disidencias", también escribe en La Jiribilla y EcuRed.

¿Qué es el bloqueo mediático? ¿Qué función cumple?
El bloqueo no quiere decir que no se hable de Cuba, sino que se hable con un determinado perfil y una determinada manera, es lo primero que hay que definir. Tiene una intencionalidad. Los medios de comunicación hacen una labor que se absolutamente coherente con la política de Estados Unidos, que busca provocar determinar situaciones, que los medios reflejan, sin decir que existe esta política. Efectos antes que causas.

En un memorandum en época de Einsehower se afirma que el gobierno de Fidel Castro es popular y la población no se va a rebelar, por lo que su estrategia debe ser provocar hambre y escaseces. Estados Unidos ha mantenido esa política, y los medios afirman que en Cuba hay hambre. Nada más lejos de la realidad, Cuba acaba de ser felicitada por la FAO ya que es el país con menor índice de desnutrición en América Latina, aunque es verdad que no es la mejor alimentación que podríamos tener. Nada se dice del bloqueo, de la política estadounidense para que en Cuba haya hambre.

Lo mismo pasa con la inmigración, los cubanos no quieren irse del país, sino que “huyen”. Pero de Haití o México emigran. La diferencia está en que huir conlleva el fracaso de un sistema, implicaría que el capitalismo provoca que la gente no quiera vivir en esas condiciones, y ese tipo de capitalismo es en el que viven la mayoría de la población mundial, no es el capitalismo primermundista que se crea con el expolio del Tercer Mundo. Tampoco se menciona la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que otorga privilegios migratorios, como la residencia automática durante un año a los inmigrantes ilegales cubanos, como si no fuera suficiente el bloqueo económico. Los inmigrantes del resto de países son deportados, pero los cubanos no.

Otro caso es el de los “Freedom Fighters”, esos luchadores por la libertad que EEUU los paga, les da tecnología y visibilidad mediática. Entonces, esas personas hacen lo que EEUU les dice, organizando determinadas provocaciones, y los medios quitan toda la otra parte del guión: Que tienen un presupuesto anual decidado a ello, que tienen reuniones con esta gente aquí en la Oficina de Interes Americanos. Sólo son noticia cuando las autoridades cubanas actúan contra la subversión institucional, provocada externamente, lo que haría cualquier Estado del mundo.

La Cuba verdadera es escamoteada, la expresión de once millones de cubanos. Para los medios existen los hermanos Castro y la oposición.

¿Qué papel juega Cuba?
Cuba tiene un importante valor simbólico, demuestra que siendo un país pobre e incluso bloqueado, puede dar a su pueblo toda una serie de garantías que ni si quiera en Europa lo siguen siendo. Acceso a la salud o a la educación completamente gratuitas, además de poder desarrollar el talento que tenga cada uno. Un cubano se ríe con todos los dientes porque el estomatólogo es gratis. Si Cuba es tan mala que se cae sola y el bloqueo económico es una excusa para el gobierno, que lo quiten y nos dejen fracasar solos.

Ese peso simbólico hay que mostrarlo como un fracaso hacia el mundo, para seguir quitando los derechos a las poblaciones del resto del mundo. Esperanza Aguirre, cuando le gritaron “sanidad gratuita” dijo “vete a Cuba”. ¡Cuán viva está la Revolución Cubana, que tiene que nombrarla para demonizarla!

¿Cómo funcionan los medios de comunicación cubanos?
Todos son públicos, lo que es una garantía, a mi juicio, para que todas las personas puedan tener acceso a los medios de comunicación, en principio. Es cierto que no funciona como la sociedad cubana desea. Ahora mismo hay un debate de transformación impulsado por la propia dirección de la Revolución, a través de Raúl Castro, para que estén más cerca del pueblo y sean ejercicio de poder de los ciudadanos sobre las instituciones. Están lejos todavía de funcionar de acuerdo con todos los interes de las bases.

Eso no quiere decir que no sea preferible este sistema a que sea un banco o un grupo de accionistas los que controlen lo que la gente recibe. Yo nunca he visto a un sindicalista de base o a un desahuciado hable en un medio español, ellos no son los que hablan. Eso es lo que hacen en Cuba, aunque no tanto como podríamos desear.

Se encamina hacia una prensa más transparente y participativa, más identificada con las problemáticas que tiene la sociedad cubana, y, sobre todo, mejor representante de los intereses de los trabajadores.

En ese sentido, ¿los blogs avivan los debates que la sociedad cubana quiere que se den?
Los blogs han venido a dinamizar la información, aún cuando son todavía una minoría con acceso. Es difícil encontrar blogs de maestros de escuela o médicos, de las personas que sostienen este país, sino sobre todo periodistas o intelectuales.

Sirven para que la sociedad se expresa con toda su diversidad y con todas sus críticas. Nosotros no podemos dejar el monopolio de la crítica al gobierno de los Estados Unidos y a sus asalariados. También debemos colocar contenidos contrahegemónicos, ya que somos víctimas de un mismo victimario. Primero, desmontando ese discurso farisaico. Segundo, en la lucha global contra el neoliberalismo, por ejemplo difundiendo las movilizaciones del 15M en España.

En Europa la BBC tiene un gran prestigio como medio público independiente. Hace poco anunciarion que Fernando Ravsberg, corresponsal en Cuba, cuyo blog era el más leído en español de BBC Mundo, dejaba de colaborar ¿Cuál es su línea editorial?
En el momento que Ravsberg criticó demasiado duro a Estados Unidos, la BBC echó a Ravsberg, ¿Y qué hizo la cadena acto seguido? Multiplicar ese blog al abrir cuatro, contratando a personas de distintas tendencias, uno de ellos “oficialista”. Yo me preguntaba si, en Honduras, México o Colombia, países con más periodistas asesinados, y siendo mucho más grandes, la BBC dedicaría esos esfuerzos que realiza con Cuba. Ése es el peso simbólico que comentábamos.

La BBC tiene una historia en los años 50, 60 o 70, de dar una imagen de transparencia y equilibro, sin dejar de ser un participante de la guerra fría, como lo fue. Pero ahora mismo es parte del aparato de la agresión mediática contra Venezuela o Cuba, donde se pueden leer grandes disparates, como que Cuba va a convertir una escuela de informática en una base de espionaje chino, o lanza exclusivas mundiales de ciertas huelgas de hambre, que convierte a éstos, en mártires por la libertad de expresión. Pone en primer plano a los personajes que Estados Unidos fabrica. La BBC no es un medio de Miami, pero coquetea con la idea. Tiene más elaboración, pero comparte los mismos objetivos, de mostrar a Cuba como un país fracasado e inviable. Sabe donde poner el foco y la luz, y donde no.

Por ejemplo, ¿con el lanzamiento de Yoani Sánchez?
La BBC fue de los medios que la lanzó, desde luego. ¿Cuántas veces ha salido en la cadena? No es un medio que le pagó directamente para decir lo que dice, como otros, pero hay muchas maneras de pagar, y en este caso lo hizo dándole celebridad.

Cuba es felicitada por sus logros en educación. ¿Contribuye esta política a la garantía de la libertad de expresión efectiva y real?
La democracia empieza por la democracia económica. Si un niño tiene que trabajar en vez de estudiar, no tiene garantía de cuando sea un adulto tenga una participación en condiciones de igualdad. Es una forma dictatorial que de entrada excluye a un alto porcentaje de la población. En Cuba exista una igualdad de oportunidades real, estamos en el último tramo para conseguir que no se pierda ningún talento.

Las élites se reproducen y llaman a eso libertad de oportunidades. Lenin decía que cómo se va a hablar de libertad de expresión si todas las imprentas y todos los salones son propiedad de escasas personas, las mismas que concentran los medios de producción. ¿Quién puede expresarse y cuán alto? Todo eso son mitos que ha construido la interpretación liberal de la democracia, que no tiene nada que ver con la democracia real.

No se puede ser ingenuo, EEUU dedica 50 millones de dólares anuales, a través de USAID y otras organizaciones, para que se expresen lo más alto posible. Esa es la postura más alejada de la libertad de expresión, porque coloca en primer plano unas voces que sirven a un poder extranjero por encima de el resto, que tienen el derecho también de ser escuchadas. Hasta hace poco existía Televisión Martí para informar como ellos quisieran...

A través de Radio y Televisión Martí se intentó invadir el espacio radioeléctrico de Cuba, con sede en Miami. ¿Qué influencia ha tenido en la sociedad cubana?
Ninguna. Ya reconocieron el fracaso al dejar de emitir, antes tenían un globo para transmitir, luego un avión. En Miami es una industria, vive mucha gente gracias a estas políticas. Están en canales de televisión que nadie ve, en radios que nadie escucha, pero cobran.

Las asociaciones cubanas en Miami siempre han mostrado un apoyo total a la política exterior estadounidense. Fueron las únicas que se mostraron favorables a la guerra de Irak.
Miami posee el triste récord de ser el único lugar del mundo donde la gente se manifestó a favor de la Guerra de Irak. El lema era Irak now, Cuba after.

Para intentar equilibrar el peso comunicativo, y contraponer unos valores, otra forma de ver la cotidianeidad, ¿qué le parece la iniciativa TeleSur?
Si cierras los ojos y te imaginas Latinoamérica sin TeleSur, faltaría una parte del cuerpo. Tuvo un papel muy importante en la cobertura del golpe de estado a Honduras, o en el proceso de desestabilización de Venezuela. Ya no es un referente sólo para América Latina, con las movilizaciones del 15M en España se ruló por Twitter la cobertura de TeleSur, que cubría lo que otros medios no hacían. Ahora mismo presta una labor importante en el ataque a Gaza por parte de Israel.

No sólo en el orden informativo, sino también cultural, que sea Latinoamericano y luego del Sur, con espacios para colectivos como los niños, con capacidad de tener medios de entretenimiento. Ese terreno es en el que se siembra día a día los paradigmas, crea antivalores o las espectativas de vida. EEUU perdió la guerra de Vietnam, y todas las películas, incluso las que son críticas, son del punto de vista estadounidense. Hay que ganar la guerra en el terreno de la imaginación. Hay que construir ese universo cultural, del que TeleSur debe ser solamente la punta del iceberg.

En ese imaginario, ¿el turismo fomenta una realidad idealizada de los países de fuera?
Funciona como una vitrina, en sociología se llama “efecto demostración”. Es muy complicado mostrar todo lo que hay detrás de eso. Muchas personas creen que la mayoría de personas en España hacen turismo en Cuba y otros países alrededor del mundo, lo cual no es verdad.
En nuestro contexto de los países tropicales, Haití, República Dominicana... es muy poca la población que hace turismo. Se practica mucho más el “turismo” de cruzar la frontera hacia el norte. Hay que construir una visión crítica para enfrentarse a estas concepciones, lo cual no quiere decir que no nos autoexijamos el máximo y seamos implacables con nuestras deficiencias.

¿Cuales son los próximos retos de Cuba? La doble moneda se va a eliminar, la cartilla de alimentos sufrirá cambios...¿Hacia dónde camina?
El objetivo es eliminar un grupo de anomalías que causa la doble moneda: Técnico, ético o incluso psicológico. Tenemos una pirámide social invertida, los que ganan más dinero no son los que más producen. En un bar se puede llegar a ganar más dinero que un maestro. La eliminación de la doble moneda, revisar los subsidios que se otorgan a todo el mundo, los necesite o no, o la elevación de la productividad tienen que implementarse para poner la pirámide social de pie, que los que más ganen sean los que más produzcan, una necesidad básica del socialismo. Se aprobaron en los lineamientos, y tienen que ser puestos en práctica a corto plazo, antes del 2016.

Es probable que con el aumento de las relaciones Sur-Sur las necesidades materiales vayan disminuyendo. Mientras tanto, uno de los grandes problemas es la vivienda, con bastantes bloques en mal estado. ¿Qué soluciones se proponen?
Como bien dices, está asociado a la situación económica del país. Hay planes de subsidio, los gobiernos municipales venden materiales de la construcción a precio de mercado y con las gananacias de esa venta subsidian a las familias de mayor necesidad, también hay créditos para construir por medios propios, y por último viviendas de protección social, por ejemplo en Santiago de Cuba hay un plan social muy grande, más de 20.000 viviendas, para los afectados del huracán Sandy. Todavía se está lejos de satisfacer las necesidades, pero hay conciencia de que tiene que estar entre las prioridades del país. En la misma medida que el país disponga de más recursos, esta necesidad acumulada se irá resolviendo.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...