Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 11 de marzo de 2015

Dossier: Las agresiones de EEUU contra la República Bolivariana de Venezuela.

Tomado de CubaInformación.
Agencias / Telesur / Resumen Latinoamericano.

Una orden ejecutiva de la Casa Blanca declara una "emergencia nacional" por la amenaza "inusual y extraordinaria" a su seguridad nacional.
 
El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este lunes que implementará nuevas sanciones contra el Gobierno venezolano por supuestas violaciones de derechos humanos y declaró una situación de "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que supone la situación en ese país para la seguridad de EE.UU.

"Hoy el Presidente Obama emitió una nueva orden presidencial al declarar una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos planteada por la situación en Venezuela", se lee en el comunicado difundido a mediodía de este lunes por el gobierno estadounidense.

El Congreso de Estados Unidos ya había aprobado el pasado 10 de diciembre las sanciones a los oficiales y Obama las había ratificado el 18 de diciembre, pero no ha sido sino hasta este lunes cuando la Casa Blanca identificó a los afectados.

Entre las medidas está el congelamiento de activos en EE.UU. y la prohibición de entrar al país. El comunicado reza: “La Casa Blanca está profundamente preocupada por esfuerzos del gobierno venezolano para aumentar la intimidación sobre adversarios políticos” y exigen la liberación de los políticos presos.

Según EE.UU. estos funcionarios habrían estado vinculados a actos de violación a los derechos humanos precisamente por detener en las protestas golpistas registradas en Venezuela entre febrero y mayo pasado el plan “La Salida” (en alusión a “la salida” de Nicolás Maduro de la presidencia), donde fallecieron 43 personas, la mayoría por disparos en la nuca y la cabeza.

Como respuesta a esas acciones vandálicas, se instaló el Comité de Víctimas de las Guarimbas, para exponer ante el mundo sus historias, en vista de que los medios de comunicación social las ocultan.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest declaró que los "funcionarios de Venezuela que ahora y antes han violado los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y se han involucrado en actos de corrupción no serán bienvenidos acá, y ahora tenemos herramientas para bloquear sus activos y el uso que hacen del sistema financiero de Estados Unidos”.


Amplía Obama sanciones contra Venezuela (+ Infografía).

Cubadebate.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió el lunes un decreto que declara a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional, impuso sanciones a siete personas y expresó su “preocupación por el trato que da Caracas a sus opositores”.

Las sanciones colocan a Venezuela como el primer adversario ideológico de Estados Unidos en el continente.

“Funcionarios de Venezuela que ahora y antes han violado los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y se han involucrado en actos de corrupción no serán bienvenidos acá”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest. “Y ahora tenemos herramientas para bloquear sus activos y el uso que hacen del sistema financiero de Estados Unidos”.

Declarar a un país como amenaza a la seguridad nacional es el primer paso para iniciar un régimen de sanciones. El mismo proceso se siguió para países como Irán y Siria, dijeron funcionarios estadounidenses.

Aunque el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela había programado una rueda de prensa el lunes para profundizar sobre sanciones recientes contra funcionarios estadounidenses en el país, la canciller Delcy Rodríguez se limitó a decir que “pronto” responderán a las acciones de la Casa Blanca.

Más tarde, Rodríguez anunció que llamaron a consulta “inmediata” a su funcionario de mayor rango en Estados Unidos, el encargado de negocios Maximilien Sánchez.

Los intereses o propiedades que tengan en Estados Unidos las personas mencionadas en la orden serán bloqueados o congelados y se les negará el ingreso al país. A los ciudadanos estadounidenses también se les prohibirá hacer negocios con esos individuos.

Entre los funcionarios en la lista destacan el director del servicio de inteligencia, Sebin, Gustavo González; el director de la Policía Nacional, Manuel Pérez; y el presidente del conglomerado estatal de industrias básicas, Justo Noguera.

Las relaciones comerciales entre Venezuela y Estados Unidos, sin embargo, se mantendrían sin reparos, dijo un funcionario estadounidense.

A pesar de la aclaratoria, el precio del crudo Brent caía el lunes cerca de los 58 dólares por barril ante la incertidumbre del mercado por las nuevas sanciones.

Venezuela ha diversificado sus mercados en los últimos años, privilegiando a China en detrimento de Estados Unidos, pero aún la nación norteamericana sigue siendo el principal destino de sus despachos de crudo.


Patiño: Unasur no permitirá agresiones contra Venezuela.

teleSUR.- Las declaraciones del Canciller ecuatoriano coinciden con la información revelada este lunes por el presidente estadounidense Barack Obama de incrementar las agresiones contra el pueblo venezolano.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, afirmó este lunes que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no permitirá la intervención extranjera en Venezuela ni un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

Patiño reivindicó el apoyo regional a Venezuela de forma simultánea con el anunció realizado este lunes por el presidente estadounidense Barack Obama de ampliar las agresiones contra el país.

Señaló en una conferencia de prensa en Guayaquil: "No vamos a permitir intervención extranjera, no vamos a permitir golpes de Estado".

La comisión de Cancilleres de la Unasur y su secretario general Ernesto Samper, manifestaron en un comunicado oficial el pasado 7 de marzo, su disposición de seguir acompañando a Venezuela en la búsqueda de diálogo y la paz.

¿Por qué Obama escogió este momento para declarar a Venezuela “amenaza” para seguridad nacional de EEUU?
Percy Francisco Alvarado Godoy - Blog "Descubriendo verdades".

La decisión de Obama:

Diversos medios se han hecho eco de la decisión del presidente Barack Obama de emitir una nueva orden presidencial, mediante la cual declara a Venezuela "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos", contenida en una carta que el mandatario envió al presidente de la Cámara de Representantes. Con este paso, se implementan nuevas sanciones contenidas en la arbitraria Ley de defensa de derechos humanos y sociedad civil de 2014 de Venezuela, que el mismo Obama firmó el 18 de diciembre de 2014, incluso rebasando el contenido de esta legislación.
Dice Obama en la misiva: “La situación en Venezuela, incluyendo la erosión de las garantías de derechos humanos por el gobierno, la persecución de opositores políticos, restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos y los abusos de Venezuela en respuesta a las protestas contra el gobierno, y el arresto arbitrario y la detención de manifestantes antigubernamentales, así como la exacerbada presencia de corrupción pública significativa; constituyen una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Paralelamente, en una declaración divulgada por el secretario de Prensa, se advierte que la orden se efectuará y ampliará contra quienes “violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no serán bienvenidos” a Estados Unidos.

La orden presidencial se enfoca sobre aquellas personas que el Departamento del Tesoro determine, mediante una consulta con el Departamento de Estado, y que, según la percepción viciada de EEUU, estuvieran involucrados en:
  • acciones o políticas que debiliten los procesos o institutos democráticos; actos significativos de violencia o conductas que constituyan un serio abuso o violación de los derechos humanos, incluidos aquellos contra personas involucradas en protestas antigubernamentales en Venezuela a partir de febrero de 2014;
  • acciones que prohíban, limiten o penalicen el ejercicio de la libertad de expresión o reuniones pacíficas; o
  • corrupción pública de los altos funcionarios dentro del gobierno de Venezuela.
La orden presidencial también autoriza al Departamento del Tesoro, a enfocarse en cualquier persona determinada a:
  • ser un líder actual o ex líder de cualquier entidad que tiene, o cuyos miembros se hayan, involucrado en cualquier actividad descrita en la orden presidencial o de una entidad cuyas propiedades e intereses en propiedades estén bloqueados o congelados de conformidad con la orden presidencial; o
  • ser un funcionario actual o ex funcionario del gobierno de Venezuela.
Junto a esta nueva orden presidencial, se anunciaron las sanciones emitidas contra siete funcionarios venezolanos, a los que se les prohíbe entrar a EEUU, así como se les congelan o bloquean sus propiedades e intereses en Estados Unidos. Igualmente, se les prohíbe a los estadounidenses comerciar con ellos.
Los afectados por esta arbitraria medida, son: Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Presidente del Centro Estratégico de Venezuela de Seguridad y Protección de la Patria; el exdirector de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Central de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela; Antonio José Benavides Torres; Justo José Noguera Pietri, excomandante general de la GNB y Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal de la Oficina del Ministerio Público de Venezuela Distrito 20; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela; Manuel Gregorio Bernal Martínez, Jefe de la 31 Brigada Blindada del Ejército de Caracas y ex Director General del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela; y Miguel Alcides Vivas Landino, Inspector General de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB) y ex comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral.

Hipócritamente, la declaración de la Casa Blanca dice que estas acciones están encaminadas a mejorar la relación con el gobierno venezolano.

Primera reacción venezolana:

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, fue claro y enfático al responder estas nuevas medidas de Obama: "Rechazamos cualquier intento de EE.UU. contra nuestra patria o funcionarios".

El propio Cabello desnudó las verdaderas intenciones de EEUU con esta nueva medida, cuando afirmó que "el terror que quieren imponer, tiene que ver con la necesidad de apropiarse de nuestro petróleo".

¿Por qué se implementan estas medidas justamente ahora?

Varios son los factores de la política norteamericana empleados tras la profundización de las medidas.

● EEUU utiliza el acercamiento diplomático a Cuba con la pretensión de que va a generar recelos entre los otros integrantes del ALBA, particularmente dirigido a generar desconfianza entre revolucionarios venezolanos.

Muchos han sido los que han intentado manipular este proceso de acercamiento diplomático entre EE UU y Cuba, tratando de impostar la idea falsa de que Cuba ha hecho dejación de sus convicciones solidarias. Ejemplo de ello son las declaraciones de la mercenaria Yoani Sánchez, quien al intervenir en la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), manipuló descaradamente este tema al declarar en el tercer panel dedicado al restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y su impacto en el continente, que: "Primero la dependencia a la URSS, después a Venezuela y en Cuba conocen ahora cómo buscan ayuda en el vecino del norte", dijo la informadora cubana y añadió que "tiene Maduro razón en estar molesto, con el anuncio del 17 de diciembre, es como una traición".

● Crear las condiciones para arreciar el ataque mediático contra Venezuela en la Cumbre de Las Américas de Panamá, en abril próximo.
● Sembrar división entre la izquierda latinoamericana, debilitándola mediante la falsa especulación y el rumor ideológico.
● Desalentar y crear dudas.
● Buscar las condiciones de guerra ideológica para promover acciones desde el exterior para provocar un golpe de estado en Venezuela, alentando a la derecha venezolana.
● Dar luz verde a acciones combinadas con algunas naciones cómplices de EEUU para provocar una intervención foránea en Venezuela.

Todos estos planes están en marcha. Cuba no abandonará jamás al hermano gobierno bolivariano, ni el ALBA tampoco. Otra vez Obama se equivoca.

Preparando la agresión militar a Venezuela.
Atilio A. Boron.

Barack Obama, una figura decorativa en la Casa Blanca que no pudo impedir que un energúmeno como Benjamin Netanyhau se dirigiera a ambas cámaras del Congreso para sabotear las conversaciones con Irán en relación al programa nuclear de este país, ha recibido una orden terminante del complejo “militar-industrial-financiero”: debe crear las condiciones que justifiquen una agresión militar a la República Bolivariana de Venezuela.

La orden presidencial emitida hace pocas horas y difundida por la oficina de prensa de la Casa Blanca establece que el país de Bolívar y Chávez “constituye una infrecuente y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, razón por la cual “declaro la emergencia nacional para tratar con esa amenaza.” Este tipo de declaraciones suelen preceder agresiones militares, sea por mano propia, como la cruenta invasión a Panamá para derrocar a Manuel Noriega, en 1989, o la emitida en relación al Sudeste Asiático y que culminó con la Guerra en Indochina, especialmente en Vietnam, a partir de 1964.

Pero puede también ser el prólogo a operaciones militares de otro tipo, en donde Estados Unidos actúa de consumo con sus lacayos europeos, nucleados en la OTAN, y las teocracias petroleras de la región. Ejemplos: la Primera Guerra del Golfo, en 1991; o la Guerra de Irak, 2003-2011, con la entusiasta colaboración de la Gran Bretaña de Tony Blair y la España del impresentable José María Aznar; o el caso de Libia, en 2011, montado sobre la farsa escenificada en Benghazi donde supuestos “combatientes de la libertad” – que luego se probó eran mercenarios reclutados por Washington, Londres y París- fueron contratados para derrocar a Gadaffi y transferir el control de las riquezas petroleras de ese país a sus amos.

Casos más recientes son los de Siria y, sobre todo Ucrania, donde el ansiado “cambio de régimen” (eufemismo para evitar hablar de “golpe de estado”) que Washington persigue sin pausa para rediseñar el mundo -y sobre todo América Latina y el Caribe- a su imagen y semejanza se logró gracias a la invalorable cooperación de la Unión Europea y la OTAN, y cuyo resultado ha sido el baño de sangre que continúa en Ucrania hasta el día de hoy. La señora Victoria Nuland, Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos Euroasiáticos, fue enviada por el insólito Premio Nobel de la Paz de 2009 a la Plaza Maidan de Kiev para expresar su solidaridad con los manifestantes, incluidos las bandas de neonazis que luego tomarían el poder por asalto a sangre y fuego, y a los cuales la bondadosa funcionaria le entregaba panecillos y botellitas de agua para apagar su sed para demostrar, con ese gesto tan cariñoso, que Washington estaba, como siempre, del lado de la libertad, los derechos humanos y la democracia.

Cuando un “estado canalla” como Estados Unidos, que lo es por su sistemática violación de la legalidad internacional, profiere una amenaza como la que estamos comentando hay que tomarla muy en serio. Especialmente si se recuerda la vigencia de una vieja tradición política norteamericana consistente en realizar autoatentados que sirvan de pretexto para justificar su inmediata respuesta bélica. Lo hizo en 1898, cuando en la Bahía de La Habana hizo estallar el crucero estadounidense Maine, enviando a la tumba a las dos terceras partes de su tripulación y provocando la indignación de la opinión pública norteamericana que impulsó a Washington a declararle la guerra a España. Lo volvió a hacer en Pearl Harbor, en Diciembre de 1941, sacrificando en esa infame maniobra 2,403 marineros norteamericanos e hiriendo a otros 1,178. Reincidió cuando urdió el incidente del Golfo de Tonkin para “vender” su guerra en Indonesia: la supuesta agresión de Vietnam del Norte a dos cruceros norteamericanos –luego desenmascarada como una operación de la CIA- hizo que el presidente Lyndon B. Johnson declarara la emergencia nacional y poco después, la Guerra a Vietnam del Norte. Maurice Bishop, en la pequeña isla de Granada, fue considerado también él como una amenaza a la seguridad nacional norteamericana en 1983, y derrocado y liquidado por una invasión de Marines. ¿Y el sospechoso atentado del 11-S para lanzar la “guerra contra el terrorismo”?

La historia podría extenderse indefinidamente. Conclusión: nadie podría sorprenderse si en las próximas horas o días Obama autoriza una operación secreta de la CIA o de algunos de los servicios de inteligencia o las propias fuerzas armadas en contra de algún objetivo sensible de Estados Unidos en Venezuela. Por ejemplo, la embajada en Caracas. O alguna otra operación truculenta contra civiles inocentes y desconocidos en Venezuela tal como lo hicieran en el caso de los “atentados terroristas” que sacudieron a Italia –el asesinato de Aldo Moro en 1978 o la bomba detonada en la estación de trenes de Bologna en 1980- para crear el pánico y justificar la respuesta del imperio llamada a “restaurar” la vigencia de los derechos humanos, la democracia y las libertades públicas. Años más tarde se descubrió estos crímenes fueron cometidos por la CIA. Recordar que Washington prohijó el golpe de estado del 2002 en Venezuela, tal vez porque quería asegurarse el suministro de petróleo antes de atacar a Irak. Ahora está lanzando una guerra en dos frentes: Siria/Estado Islámico y Rusia, y también quiere tener una retaguardia energética segura. Grave, muy grave. Se impone la solidaridad activa e inmediata de los gobiernos sudamericanos, en forma individual y a través de la UNASUR y la CELAC, y de las organizaciones populares y las fuerzas políticas de Nuestra América para denunciar y detener esta maniobra.

Victoria ante arremetida de EEUU será una de las mayores lecciones morales del pueblo venezolano.

Caracas, 09 Mar. AVN.- La victoria de Venezuela frente a los ataques de Estados Unidos será una de las lecciones más grandes de la moral del pueblo de la nación suramericana, indicó este lunes el presidente Nicolás Maduro.

Ante la nueva escalada de violencia propiciada contra el país desde Estados Unidos, que calificó la situación de Venezuela como una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses", el jefe de Estado refirió que la derrota del imperialismo norteamericano "será una de las más grandes lecciones del Poder Moral que tiene la Venezuela de Bolívar y de Chávez; y vamos a salir victoriosos de esta agresión y de esta prueba que le pone la vida a la Patria", "Es muy grande la historia que tenemos como patrimonio y base de la fuerza que hoy llevamos hacia el futuro. No va a haber decreto, leyes, agresiones, amenazas ilegales e injustas del gobierno de Estados Unidos que detenga la marcha de la Revolución Bolivariana", aseveró Maduro en cadena nacional de radio y televisión.

En dicha alocución, manifestó que el presidente Obama "si algún día se reencuentra ante el espejo, sentirá vergüenza" de haber arremetido contra el pueblo de Venezuela, "que es un pueblo noble, que debe ser respetado por todos los que ocupen la silla presidencial del imperio estadounidense".

El Mandatario nacional recordó que el conflicto entre ambas naciones data desde los tiempos de "El Libertador" Simón Bolívar, quien fue precursor del antiimperialismo, demostrado en varias cartas, como la enviada en diciembre de 1822 al entonces vicepresidente de la Gran Colombia, Francisco de Paula Santander, en la que definía Estados Unidos como una nación "muy rica, muy belicosa y capaz de todo".

Maduro también rechazó las reacciones de la derecha venezolana radicada en la ciudad de Miami, que respaldó y celebró las medidas de Obama; al mismo tiempo, llamó "a la unión de todos los patriotas y a la unión cívico militar, para que en Venezuela triunfe la paz. Nuestro triunfo seguirá siendo la paz".

Amenazando a Venezuela, Obama declara la guerra al continente.

Carlos Aznárez - Resumen Latinoamericano.- El señor Obama lo dice con todas las letras: “Venezuela es una amenaza extraordinaria para la seguridad de EE.UU.”, no parece alcanzarles con la descomunal guerra económica descargada durante todo el año 2014.

No se trata de una bravata más, que nadie se equivoque. Esta vez, el peón obediente de los diferentes lobbies que componen el Gobierno norteamericano ha lanzado una advertencia gravísima contra el proceso revolucionario venezolano. El señor Obama lo dice con todas las letras: “Venezuela es una amenaza extraordinaria para la seguridad de EE.UU.”, y tras cartón anuncia más sanciones a la que ya venía aplicando el Gobierno del norte. Esto quiere decir que no les basta con alimentar con millones de dólares a la oposición golpista que no puede hacer pie en las urnas y genera -cada tanto- acciones violentas y desestabilizadoras.

Tampoco parece alcanzarles con la descomunal guerra económica descargada durante todo el año 2014 y lo que va de este período, generando desabastecimiento, desfase descomunal entre el dólar y el bolívar, incentivando el contrabando mayúsculo con la ayuda de sus cómplices colombianos, y tantos otros artilugios para asfixiar a la población venezolana.

Esta vez, quienes manejan el stablishment estadounidense le hacen decir a “su” Presidente, que como Venezuela es una amenaza, Estados Unidos deberá defenderse de la misma. No hace falta ser muy imaginativo para leer entre líneas lo que están dictaminando: en función del “peligro chavista” podría producirse un ataque de gran escala contra los que EE.UU. considera sus “enemigos peligrosos”.

Sabemos muy bien como mienten los gringos para impulsar invasiones brutales contra otros países. Pero además, que ante la falta de excusas son activos "generadores de climas” destituyentes que terminan en el desarrollo de acciones invasivas de gran escala contra naciones que desentonan con su forma imperial de pensar. Ya lo hemos visto en los últimos años en el Medio Oriente y ahora lo estamos observando en las maniobras desarrolladas en Ucrania para acosar a Rusia. Arman mercenarios como el Estado Islámico, cooptan gobiernos para que colaboren con estos últimos, construyen más y más cárceles clandestinas para torturar a sus prisioneros, acuden por último a atentados de “falsa bandera”, cuando los creen necesario para sembrar el terror en determinadas circunstancias. Todo eso y mucho más es producto de la avaricia imperialista.

Por lo cual, estos dichos actuales de Obama no deben ser tomados a la ligera. Están apurando la carrera, saben que si no lo hacen, poco y nada podrán esperar de una oposición a la que ayudan monetariamente pero en el fondo desprecian por su inutilidad. Además, perciben que a nivel de sus aventuras golpistas, han topado con el muro construido por la Inteligencia bolivariana y la férrea unidad de sus Fuerzas Armadas. Es en función de esa realidad que el dueño del circo parecería estar dispuesto a dar licencia a sus payasos y pasar a actuar como protagonista.

Por lo tanto, si Obama dice que la Revolución que reivindicamos todos los latinoamericanos y caribeños es una “amenaza”, nosotros no nos podemos quedar de brazos cruzados observando como cualquier día de estos, Venezuela se convierte en las últimas horas de la Panamá de Torrijos. Toda prevención es poca, toda solidaridad es indispensable. La de la UNASUR, el ALBA y la CELAC, pero también la de los pueblos. Tener conciencia que si lo intentan, si un buen día de estos, como ya hicieron con Irak, Afganistán, Somalia, Libia, Siria y tantos otros rincones del Tercer Mundo, los yanquis deciden inventarse un escenario para “verse obligados" a intervenir con sus marines, o a generar una situación de crisis tal, que desestabilice superlativamente al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro, debemos exigir a nuestros gobiernos romper relaciones de inmediato con los Estados Unidos. Es hora de terminar con las hipocresías de que si lo hacemos se viene el Apocalipsis.

Ser solidarios con Venezuela hoy no se resuelve con declaraciones, sino con hechos concretos. Boicoteando los productos norteamericanos, paralizando a través de la acción sindical conjunta latinoamericana, sus barcos allí donde estén, de la misma manera que se hizo con la Sudáfrica racista. Generando un clima regional en que el territorio que ellos piensan mancillar se les puede convertir en un tembladeral.

Con Venezuela nos la jugamos todos y todas, porque quienes hoy han utilizado a Obama como vocero para amenazarnos, no dudarán en aplastar nuestras frágiles democracias. Si dudamos en que ante un ataque de envergadura no caben paños tibios, sino mostrar los dientes y proceder con patriotismo para defender cada una de nuestras agredidas soberanías, estaremos en graves problemas.

Las cartas están echadas. De un lado, el Imperio y sus aliados locales. Del otro, el pueblo de Venezuela Bolivariana y su Revolución, que es como decir, los de Cuba, Ecuador, Bolivia, Argentina, Chile, Nicaragua, y todos aquellos que se animen a no dejarse pisotear por la bota prepotente de quienes gobiernan en Estados Unidos.

El gobierno de EEUU es la verdadera amenaza para los pueblos libres y soberanos.

Caracas, 09 Mar. AVN.- El gobierno de EEUU es la verdadera amenaza para los pueblos que decidieron ser libres y soberanos como la República Bolivariana de Venezuela destacó el primer Vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, en un acto público en el estado Lara, frente a la nuevas acciones del gobierno gringo de incrementar el nivel de agresión contra nuestra patria.

"Ellos (el gobierno de Estados Unidos) son los que representan una amenaza, no para Venezuela sino para el mundo entero y ojalá estos sean los últimos respiros que tenga el imperialismo y que el mundo entiendan que ya deben acabarse los imperios del mundo y que el país que decida ser libre, su pueblo decida el destino que quiera tener. Eso es fundamental para el respeto en el mundo", expresó.

El gobierno de Estados Unidos sumó este lunes una nueva escalada de agresión contra la soberanía y la democracia de Venezuela después que el presidente Barack Obama anunció la aplicación de medidas injerencistas contra funcionarios del Estado venezolano.

En una orden ejecutiva emitida por el presidente Obama, el gobierno de EEUU declaró la situación en Venezuela como una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses", según informó un despacho de la agencia AP.

Ante este escenario, Cabello denunció que esas "resoluciones de emergencia" de Estados Unidos contra Venezuela representan la excusa que utiliza el imperio norteamericano para atacar a naciones soberanas.

"Estas resoluciones de emergencia las utiliza el imperialismo norteamericano cada vez que va a atacar a un pueblo, para decir que se siente amenazado. ¿Qué armas tenemos nosotros para amenazar a Estados Unidos?: la dignidad, el amor, la firmeza de un pueblo que decidió ser libre, esa es la única arma que tenemos nosotros, señor Obama", señaló.

Cabello reveló que este estrategia forma parte de un plan de Estados Unidos que implica "salir" del gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro entre el 4 de febrero y 11 de abril.

"Este es un plan que tiene fecha entre el 4 de febrero y 11 de abril. Al señor (Barack) Obama y al imperialismo norteamericano no les interesa que Venezuela vaya a la Cumbre de las Américas, que se va a realizar en Panamá el 11 de abril", dijo.

En transmisión de Venezolana de Televisión, comentó que a Estados Unidos no le conviene que Venezuela asista a la referida cumbre debido a que, en esa cita, el Gobierno Revolucionario presentará las verdades sobre las agresiones imperialistas y los intentos de desestabilización para socavar la paz y la democracia de Venezuela.

"La orden es salir del Gobierno Bolivariano entre el 4 de febrero y el 11 de abril", reiteró Cabello, tras señalar que el plan de Estados Unidos contempla secuestros selectivos de venezolanos. "Cada quien a cuidarse, a tomar las medidas que tenga que tomar para evitar cualquier acción de la derecha con el imperialismo norteamericano", alertó.

Cabello destacó que ante los nuevos ataques del imperialismo norteamericano, el pueblo revolucionario está dispuesto a defender la patria, la Revolución, la paz, el amor y el legado del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

"Hacemos un llamado a todos los partidos del Gran Polo Patriótico, a los gobernadores, a los alcaldes, a los diputados, a los concejales, a las UBCh, a los Círculos de Lucha, a los patrulleros, a los consejos comunales, a las comunas: Vamos a manifestarnos públicamente en apoyo a la Revolución Bolivariana, a la paz en este país y en rechazo a la política injerencista del Gobierno norteamericano", exhortó Cabello.

Hizo un llamado a todos los venezolanos a rechazar esta nueva agresión, incluyendo los que adversan a la Revolución, pues advirtió que cuando el aparato militar de Estados Unidos decide atacar aun pueblo no distingue quién apoya o rechaza al presidente que gobierna ese país. Todos pagan por igual.

Añadió que el Psuv rechaza contundentemente "cualquier intento que pueda ejercer el Gobierno de Estados Unidos sobre nuestra patria o sobre funcionarios de Venezuela" y manifestó la solidaridad de la Revolución Bolivariana a los funcionarios venezolanos víctimas de las medidas injerencistas estadounidenses.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...