Tira Cuba

Tira Cuba

jueves, 26 de marzo de 2015

¡Si esto es democracia, que Dios nos coja confesados!

Foto: El Confidencial


Por Gustavo de la Torre Morales.

La Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, llamada Ley Mordaza, propuesta por el Partido Popular (PP), se llevó hoy al Congreso. La misma fue aprobada contando con el respaldo del consenso mayoritario de un partido que siempre ha puesto sus servicios a favor de un minoritario sector beneficiado económicamente a base del robo, expolio y portazos que cercenan los derechos de la mayoría social. Un partido que favorecer el sector privado: los acaudalados que reciben la bonificación de tributar en un porciento mucho más bajo a las arcas públicas, les rebajan sus gravámenes por hacer “donaciones” a esas ONG’s que al final también los beneficia comercialmente, torpedea los servicios públicos para hacerse con los mismos y así continuar engrosando sus arcas, burla al fisco con cuentas en paraísos fiscales o, como se vivencia públicamente desde siempre, se ahoga en señalados casos de corrupción. 

Como respuesta encarnizada y justificativa, el portavoz del PP en la Comisión de Interior, Conrado Escobar, recordó al resto de los miembros de otras denominaciones políticas que la mencionada Ley era para asegurar la vida cívica de la sociedad de elementos violentos y la defendió con el aval de los informes del Consejo de Estado y el Consejo General del Poder Judicial, como la sustituta de la llamada "ley Corcuera" o "ley de la patada en la puerta" que hizo el Gobierno de Felipe González… otro que bien canta y baila y que ya ha abogado por la unidad entre el PP y el Partido socialista Obrero Español (PSOE) y viaja para defender a personajes pagados por la CIA con el objetivo de crear disturbios en la República Bolivariana de Venezuela.

Sin embargo, no me llama la atención lo esperado de este resultado, como con otras medidas apoyadas por otros partidos de un corte derechista o medios mareados en la ola de la derecha; sino en que aun en la prensa alternativa se utiliza el vocablo “democracia” para señalar el proceso político actual del país, el cual ha sido producto de un “tránsito” que se llevó a cabo con el supuesto finiquito del franquismo (cosa que bien sabemos aún persiste en sus herederos: PP y PSOE).

La mayor parte de la sociedad, aun esa que se levanta en protestas contra las medidas de “austeridad” y privatización a golpes de imposiciones, se ha convertido en un ente ciego al tragarse que ese famoso período de transición los llevó a una “democracia”… muy bien han realizado el trabajo de alienación los grandes monopolios mediáticos, que hasta a los alternativos que se “ubican” en la izquierda, continúan usando los vocablos vendidos por la prensa sensacionalista.

El hecho de haberse creado, en un principio, un Estado de "Bienestar", sólo evitó otro colapso de explosión social y permitió algunas conquistas de beneficios sociales; pero eso no indica intrínsecamente el haberse alcanzado una democracia… ¡Perdón! Sin ofender lo que algunos “entienden” o se empeñan en "entender" como concepto de ello.

De todas formas, repasemos:

1-Se establece un Estado Monárquico, donde la monarquía vive del Estado (dinero público), amén que muchos de sus integrantes posean grandes fortunas por medio de negocios privados (además libres de tributaciones).

2-La elección gubernamental se lleva a cabo, obligatoriamente, a través de denominaciones partidistas, aunque estas son la identificación de sectores sociales específicos. Es decir, prevalece la división de la sociedad en clases. Esto limita que ese alto porciento social que no se identifica con los partidos existentes, se vea obligado (si tiene los recursos económicos) a crear un partido o votar por uno de los candidato que los partidos impongan. Es decir, se eligen gobiernos que responden a partidos y sectores sociales; no un gobierno que responda a toda la sociedad.

3-Se favorecen por los medios de información a los partidos con mayores recursos económicos, que pueden costear las campañas publicitarias para las diferentes elecciones: ejemplo de ello se muestra con el bipartidismo. Sólo en la actualidad, el único caso que “escapa” a ser encasillado de esta forma es el fenómeno Podemos (y lleva su análisis aparte).

4-Los Partidos, que hasta hoy alcanzaron la presidencia, han aprobado recortes sociales en los servicios públicos, han bajado las pensiones o se vanaglorian con subirlas en un porcentaje ridículo, han reducido presupuestos en programas científicos y educacionales. También han subido los precios y los impuestos a las rentas más bajas, han privatizado servicios públicos con la excusa que deben recortar en ellos y excusan su “salvación” precisamente en el sector privado, han salvado con el dinero público a bancos llevados al abismo por la quiebra, pero no establecen leyes que ayuden a quienes depositaron sus ahorros en dichos bancos. Así mismo,  socializan la deuda privada, salvando a este último sector con el coste de seguir manteniendo el ciclo de descalabro económico (llamado crisis) y las consecuencias que sólo pesan para la mayoría social.

4-Sin olvidar, que estos partidos, con la complicidad de otros de similares prácticas, han servido de paladines del gobierno de Estados Unidos, para aplaudir golpes de Estado en esos países latinoamericanos que buscan un camino propio o han dispuesto de fondos económicos para asistir a la llamada oposición (como ha sido en Cuba o Venezuela)_ No olvidemos el caso de Ángel Carromero en Cuba, como uno de los más recientes ejemplos, o el de Felipe González que se ha hecho ciudadano colombiano para poder moverse mejor en esa oleada contrarrevolucionaria venezolana y defender a Leopoldo López y a Ledesma, encausados por crear disturbios en ese país latinoamericano. ¿Por qué Felipe González no pone todo su empeño en defender a sus coterráneos de las injustas medidas de recortes de derechos que se están aprobando en su país natal?

5-Se “eligen” gobiernos que prometen mucho, aún sabiendo que sus “promesas” se basarán en los intereses que impongan los lobbies acaudalados (llamados eufemísticamente mercados financieros).

6-Gobiernos que se inclinan frente a la imposición yanqui de establecer bases militares en el territorio, las cuales también son puentes para vuelos secretos de la CIA en el traslado de prisioneros que no gozan del beneficio a un proceso judicial legal y quienes además han sido sometidos a la tortura.

7-Gobiernos con políticos que salen de sus funciones (sea cual sea el motivo) para terminar, casuísticamente, de asesores de grandes empresas que imponen sus condiciones de abuso a la sociedad: ENDESA, GAS NATURAL, MOVISTAR, SANTANDER, BANKIA, etc.

Pero para más inri, hoy jueves 26 de marzo de 2015, se aprueba en el Congreso una Ley que subordina mucho más los derechos ciudadanos a los intereses gubernamentales y posibilita a los cuerpos policiales practicar métodos represivos contra una ciudadanía sin derechos a entablar denuncia alguna.
Una vez más, incluyendo a muchos medios alternativos que se dicen de izquierda, comentan a través de sus espacios, que la aprobación de la Ley Mordaza es un paso atrás en la “democracia”.

¿Es democracia un sistema político que se basa en el beneficio a un minoritario sector, sostenido por fortunas logradas con el robo, expolio y portazos que cercenan los derechos de la mayoría social?

¡Si esto es democracia, que Dios nos coja confesados!

Por tanto, no creo que sea un retroceso en “democracia”, sino  otro paso atrás en este desigual sistema capitalista. Sugiero no seguir con la grosería de edulcorar al capitalismo salvaje que se sufre en este país. No se hagan eco del engaño que esparcen los grandes monopolios al servicio de los grandes capitales. Sólo así se alcanzaría concientizar mucho más a las masas de la realidad que se vive y padece... no se hagan eco de los vocablos y frasecitas de la derecha... porque de lo contrario no lograrán crear la cultura política necesaria para comenzar, finalmente, el cambio que tanto aspira la sociedad.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...