Tira Cuba

Tira Cuba

domingo, 4 de octubre de 2015

Si de obtusas manipulaciones contra Cuba se trata.



Por Gustavo de la Torre Morales
El gran consumo de información ha facilitado que los grandes medios antepongan al servicio de informar el objetivo de hacer un gran negocio del mismo.
Lo más importante no es tanto el informar, actualizar y posibilitar el espacio al análisis lógico o el debate; sino, crear opiniones, redirigir conductas, crear guías y patrones conductuales específicos frente a fenómenos o hechos determinados. No necesitan cultura del raciocinio o personas que sepan discernir; sino cabezas que sirvan de embases para acumular ideas prediseñadas.
Las palabras del presidente Barack Obama, el pasado 17 de diciembre y que repitió una vez más en el reciente 70 períodos de Sesiones de la Asamblea General, diciendo que “el embargo (edulcorando lo que es un bloqueo y genocida) no debería existir y que esta política de aislamiento hacia Cuba ha sido un total fracaso.
Sin embargo, ninguno de los grandes medios al servicio de la guerra propagandística contra Cuba ha llevado la información hasta el punto de análisis mucho más allá de ese horizonte que termina en la punta de la nariz: no es conveniente que el mundo piense o descubra la verdad.
¿Por qué sólo repetir como papagayos las palabras de Obama sobre dicho fracaso _ Y más nada_ y no posibilitar el análisis en el hecho que dicha política de aislamiento es un acto de agresión contra el pueblo cubano o concienciar sobre las nefastas consecuencias que ha ocasionado en el deterioro de los derechos y nivel de vida de cada cubana y cubano, desde 1962 y que continúa en la actualidad?
¿Por qué informar sólo de la nueva proyección de acercamiento de Estados Unidos y no en la observación que han adoptado un rumbo alternativo, pero que sus objetivos se mantienen siendo injerencistas, centrados en destruir el socialismo en Cuba e instaurar el sistema que “agrada” al imperialismo yanqui y no el que el pueblo cubano realmente desea?
Todos los grandes medios hacen referencia a Obama mientras mediáticamente sonríe al estrechar la mano al presidente Raúl Castro, pero ninguno de ellos menciona que el presidente norteamericano recalca en cada una de sus declaraciones que su gobierno seguirá respaldando el “cambio” en Cuba_ ¿Cuál cambio? ¿Para dónde o para qué? ¿Quién pide el cambio? Serían estas las lógicas referencias que posibilite al público toda la información necesaria y, sobre todo, verídica para asumir la realidad. Pero no es en eso, precisamente, para lo que se trabaja.
Los monopolios dan las notas, por un lado de los pasos en pos de la mejoría de las relaciones diplomáticas; pero por otro lado silencian que el gobierno de los Estados Unidos, algunas entidades a sus servicios y gobiernos lacayos, siguen trabajando en el financiamiento de la contrarrevolución interna y de las manipulaciones mediáticas sobre la realidad de Cuba.
Para justificar el carácter injerencista del gobierno norteamericano, para caracterizar de “angelical y humanitario” todo programa hegemónico imperialista, los grandes medios siguen cumpliendo las órdenes de los poderes del gran capital que los financia: cultivar en la opinión pública que el gobierno cubano es malo, es un peligro, es un régimen dictatorial donde se reprime salvajemente y a través del cual la censura viola la seguridad de la prensa y del pueblo. Por tanto, se hace constante la publicación de noticias donde lo que menos se informa es de la realidad de Cuba. Hay muchos ejemplos de pecheros multiplicando mentiras.
Pero si de obtusas manipulaciones contra Cuba se trata, veamos la del sitio web MSN, el cual publicaba el 4 de agosto una de esas usuales, estrafalarias y contradictorias mentiras. En la misma se situaba a Cuba como el país número 1 de los 10 países más peligrosos de América Latina para los periodistas. Seguidamente y en orden se encontraban: México en 2º, Venezuela en 3º, Honduras en 4º, Colombia en 5º, Guatemala en 6º, Paraguay 7º, Ecuador en 8º, Brasil en 9º y Bolivia en 10º lugar.
Pero, vayamos por paso.
1ª contradicción:
El medio MSN toma como referencia el informe para el 2015 de Reporteros Sin Fronteras (RSF), entidad descalificada por la UNESCO por “procedimientos manipuladores” y con vínculos directo a la NED (Nacional Endoument for Democracy) y el IRI (Internacional Republican Institute), dos entidades que manejan grandes fondos para la subversión en Cuba y otros países.
La “noticia” expone que Cuba ocupa en número 1º en América Latina (según la numeración expuesta en la parte inferior de la imagen presentada). Así mismo, y asumiendo los datos aportados por RSF, en el ranking mundial del propio informe de RSF, Cuba está ubicada en el lugar 169, por debajo de todos los demás países de América Latina mencionados anteriormente.
¿Si MSN se guía por el criterio de RSF y por ello se ubica a Cuba, en el ranking de América Latina, en primer lugar de país peligroso, y en el Ranking mundial aparece en posición inversa, en el lugar 163 (coloreado en el mapa hasta en negro para darle peor connotación), cómo es posible que en Cuba no hayan reportes de periodistas torturados, asesinados o desaparecidos y en países ubicados en puestos “más confiables”, como  Israel en el 101, Paraguay en el 109, Afganistán en el 122, Colombia en el 128, Honduras en el 132, México en el 148 o Irak en el 158 y en casi todos ellos sí hay víctimas mortales, secuestros y torturas de periodistas por grupos paramilitares o terroristas, bandas del narcotráfico o a manos de los propios cuerpos policiales de esos países?
2ª Contradicción:
¿Cuál es la metodología usada por RSF para calificar un país de peligroso para los periodistas?
Según RSF, exponen en su metodología que “estos criterios tienen como objetivo medir el nivel de la violencia y el acoso al que los periodistas y otros proveedores de información fueron sometidas durante el período evaluado”.
¿Cuántos periodistas_ repito: periodistas_ tanto extranjeros como nacionales sufrieron actos de violencia por parte de las autoridades o población cubanas?
Cuba está en el puesto 163, coloreada en NEGRO, para dar mayor connotación de nefasta y, sin embargo, lo único que se puede “reportar” es  que no se les renueve las acreditaciones para ejercer en Cuba la profesión o las cancelaciones de renovación del visado de periodistas a los extranjeros; también que la llamada oposición no tenga ni pizca de eco en los medios nacionales ni en la sociedad cubana o de detenciones de estos oportunistas al servicio de potencias extranjeras, quienes actúan como mercenarios, con el objetivo de crear el caos y la desestabilización dentro del país, la desorientación y desinformación en el exterior y posibilitar con ello una intervención militar extranjera o el mantenimiento del genocida bloqueo contra el pueblo de Cuba. Conducta que en cualquier país es sancionable a duras penas judiciales; pero ninguno puede alegar golpizas, encierros, torturas, interrogatorios forzosos, asesinatos o desapariciones.
¿Cómo puede ser Cuba un país más peligroso para los periodistas que México o Colombia, para el caso de América Latina, o de Irak, Libia o Afganistán, para el resto del mundo, por citar algunos ejemplos?
La lógica trae la siguiente pregunta: ¿Para RSF, MSN y todos los medios que repiten el mismo patrón es más peligroso la condena judicial al mercenarismo en Cuba frente a la pérdida de la integridad física o vida del periodista como ser humano en otros países?
Para citar ejemplos de RSF en los últimos años:
2012
Periodistas muertos: 87
Colaboradores muertos: 7
Net ciudadanos muertos: 49
2013
Periodistas muertos: 79
Colaboradores muertos: 4
Net ciudadanos muertos: 55
2014
Periodistas muertos: 71
Colaboradores muertos: 11
Net ciudadanos muertos: 22
2015
Periodistas muertos: 49
Colaboradores muertos: 4
Net ciudadanos muertos: 12
¡NINGUNO DE ELLOS MURIÓ EN CUBA!
En este año 2015, en referencia a Cuba, sólo en la categoría de “Periodistas Encarcelados”, hace mención de Yoeni de Jesús Guerra García (quien fue encarcelado en marzo de 2014) y a José Antonio Torres (el único que trabajaba para el diario Granma, en Santiago de Cuba y fue encarcelado en mayo de 2011).
Sin embargo, el primero se dice que trabaja para la agencia independiente Yayabo Press_ una simple bitácora de Blogger y una cuenta de Facebook_ una agencia no acreditada ni oficial, creada para la labor subversiva, manipulativa, con publicaciones de chismografías sin aportar prueba alguna; y el segundo, muy a pesar de su historial periodístico, tiraba todo por el retrete al ser juzgado por vincularse a actividades subversivas con la SINA (Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana).
¡Vaya! Ambos con intereses que benefician los intereses extranjeros. Y precisamente con el objetivo de desacreditar la Revolución cubana y las autoridades. ¿Qué casualidad?
De contraste y recientemente, en la visita realizada por el Papa Francisco, más de mil reporteros se acreditaron para la cita del Pontífice en Cuba. Ninguno recibió amenazas y, muy a pesar de que siempre hubo quien se dedicó a manipular y mentir, todos continúan vivitos y coleando_ como se dice en el buen cubano.
3ª contradicción:
RSF esclarece en su sitio: “Atención: el cuadro “periodistas muertos" sólo incluye a los profesionales de los medios de comunicación que Reporteros sin Fronteras ha podido confirmar fueron asesinados a causa de su labor periodística. El cuadro no incluye a los periodistas muertos por motivos independientes de su profesión o casos en los que todavía no.”
¿Si MSN sabe que desde 1959, en Cuba, no ha habido ni un solo periodista o reportero muerto, aclaración omitida, cómo es que para exponer la peligrosidad de Cuba en la noticia, publique una imagen donde aparece una supuesta “manifestación” a favor de Yoani Sánchez, quien es una bloguera independiente, quien nunca ha tenido categoría de periodista? _ Bueno, aunque otros tantos de esa gran prensa sensacionalista no se merecen tampoco el título.
La “relevancia” de Yoani Sánchez es que en pocos años la transformaron en una de las “cara$” de la oposición, en una voz de la disidencia, que además nunca ha estado presa por ser periodista y que anda libre por toda Cuba, pululando cuanta mentira se le antoja para justificar que la SIP y El País le ingresen dinero en su cuenta.
¿Por qué siempre darle más credo a minúsculo grupúsculo de la oposición (quienes la mayoría son financiados desde el extranjero) y omitir o saltarse la opinión del resto de la población que no ven en estos disidentes, mercenarios asalariados a los intereses extranjeros, como sus representantes?
Conclusiones:
Cuba lleva soportando 56 años de agresiones de todo tipo: militares, bacteriológicas, económicas, etcétera; también de una tras otra campaña mediática de descrédito, sorteando entre los obstáculos el lidiar con personeros sujetos al interés individual y financiados por el imperialismo (es conocido que Estados Unidos ha destinado millones de dólares a la desestabilización interna) y, muy por encima de eso, Cuba nunca ha optado por una conducta de barbarie o criminal, como está ocurriendo en otros países donde el imperialismo y sus instrumentos (como la OTAN) generan guerras de rapiña en nombre de la “libertad y la democracia”: pagando la población con muerte y emigración forzosa, y también la prensa cuando no dice lo que los lobbies de poder orientan.
Porque si de obtusas manipulaciones contra Cuba se trata, nunca falta una mentira que publicar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...