Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 30 de noviembre de 2013

Oposición hondureña denuncia fraude

Xiomara Castro
Tomado de Moncada, Grupo de Lectores
Por Teodoro Díaz

TEGUCIGALPA, 30 (ANSA) - La idea de los sectores de derecha de imponer como presidente electo de Honduras al candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, podría tambalear si se permite el recuento de votos exigido por los partidos de oposición, que han fortalecido sus denuncias contra el fraude electoral, según analistas.

En las elecciones generales del pasado 24 de noviembre, participaron ocho candidatos de nueve partidos políticos, pero con anticipación se sabía que la contienda se libraría entre Hernández y Xiomara Castro, esposa del derrocado ex presidente Manuel Zelaya y candidato del izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre).

Según encuestas, había un aparente empate técnico. En su último informe parcial sobre el escrutinio de los votos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) atribuye a Hernández, del gobernante Partido Nacional, 1.007.002 votos (36,56%), seguido por Xiomara Castro con 794.522 (28,85%); Mauricio Villeda, del Partido Liberal (derecha), con 558.257 (20,27%), y Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción (PAC), con 377.075 (13,69%).

Los demás partidos cuentan con menos del 1%.

Según la oposición, el fraude electoral fue fraguado con antelación y "funcionó bien" con la complicidad de los miembros del TSE, dirigido por un militante del Partido Nacional.

En la última cita electoral se impuso otra vez lo que suele llamarse "elecciones al estilo de Honduras", en las que el pueblo es convocado para elegir a las autoridades del gobierno, pero en el escrutinio resultan "electas", incluso con mayor votación, otras personas que en las encuestas aparecían con bajo nivel de popularidad.

Los recién creados partidos Libre y PAC y el veterano Partido Liberal exigen el recuento de votos, porque consideran que hubo manipulación en favor del candidato oficialista.

Esas fuerzas coinciden que hay pruebas contundentes sobre la manipulación del censo electoral: traslado de personas a otros lugares para que no votaran o se les dificultara votar, personas desde hace muchos años fallecidas habilitadas para votar y personas vivas dadas como muertas.

Además, denunciaron que el candidato oficialista compró muchas de las credenciales otorgadas por el TSE a los partidos pequeños, y emitió una tarjeta denominada "cachureca" (a los seguidores del Partido Nacional se les llama cachurecos) para que la gente pobre se favoreciera con descuentos de precios en los supermercados a cambio del voto.

La candidata de Libre, Xiomara Castro, quien el domingo se declaró presidenta electa con los resultados de boca de urna, denunció la noche del viernes en rueda de prensa que Hernández le "robó" las elecciones al pueblo.

"Hemos encontrado innumerables pruebas de la asquerosa y monstruosidad con la cual le están robando a nuestro pueblo hondureño la Presidencia de la República", expresó Castro.
Advirtió que la posición del Partido Libre es "inclaudicable e irrenunciable: mientras no se nos permita ingresar al sistema del Tribunal Supremo Electoral no vamos aceptar los resultados emitidos por ese tribunal electoral". Castro presentó un documento con pruebas que, según ella, demuestran que Libre ganó la Presidencia de Honduras.

Pero "este triunfo está siendo robado por quienes llevaron a cabo un fraude de proporciones incalculables, del cual se aprovecha el oficialismo para hacer su trampa y cometer sus fechorías". La esposa de Zelaya exigió que se permita la revisión de 1.6135 actas originales "donde se expresó la voluntad popular, y en aquellas que presenten inconsistencias en su relación demandamos escrutar públicamente cada una de esas urnas".

Denunció que "este grupo que está gobernando el país no tiene ningún interés en la institucionalidad de Honduras, saben que se ha cometido el robo de la voluntad popular y ahora mismo se desconoce nuestra posición y se pretende imponer por la fuerza un régimen surgido por el fraude para continuar sosteniendo la violencia brutal, la intimidación, la violación a los derechos humanos". La política anunció que mañana se realizará la primera manifestación para defender el triunfo de Libre, partido que surgió del Frente Nacional de Resistencia Popular, constituido para protestar en las calles contra el golpe de Estado que depuso a Zelaya en junio de 2009.

Hernández cuenta con el apoyo de los principales medios de comunicación, así como de políticos, empresarios, militares y otras fuerzas de derecha que se unieron para derrocar del poder a Zelaya.

Los partidos de oposición temen que no se realice una impugnación de las elecciones, porque Hernández, como presidente del Congreso Nacional, ha logrado el control de la Corte Suprema de Justicia y del Ministerio Público a través del cambio de autoridades. El candidato del PAC, Salvador Nasralla, también presentador de televisión y narrador de fútbol, consideró que el fraude electoral afectó a su partido en su triunfo, por lo que exige el recuento de votos "acta por acta", de lo contrario procederá a la impugnación de las elecciones.

También el candidato del Partido Liberal, Mauricio Villeda, quien reconoció con anticipación la victoria de Hernández, ahora exige el recuento de votos y desconoce al candidato oficialista.

Es probable que el cambio de Villeda haya tenido que ver con la presión de sus seguidores.

MZU-ADG/ACZ 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...