Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 3 de febrero de 2014

Celac, el centro de gravedad de América ha cambiado


Tomado de Coordinadora de Solidaridad con Nicaragua y ALBA
Por Edwin Sánchez.

Hace unos 200 años, incomunicadas, las Independencias se hicieron en la más absoluta de las soledades. Cada quien por su lado y América repartida según las conveniencias de las metrópolis, y sus antiguos hidalgos, devenidos en las codiciosas oligarquías que arruinaron nuestros países con sus fronteras.
 
Hoy, en la II Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) presidentes de 33 naciones dieron un paso mancomunado que los próceres no pudieron, por distintas razones y algunas miserias humanas, materializar.

Muy simbólico que en la República más atormentada por las políticas inhumanas de la Guerra Fría, Cuba, haya sido la capital donde prácticamente se da por inaugurado el siglo XXI para nuestro subcontinente.

Trascendental además que un guerrillero de la Sierra Maestra, el presidente Raúl Castro, haya dado el banderillazo de salida. Y muy emblemático que otro guerrillero, con la divisa rojinegra del general Augusto C. Sandino --- el primero que derrotó a la primera potencia militar del mundo con sus USMC---, el comandante Daniel Ortega, fuera protagonista de este nuevo movimiento de la Historia.

Pensar distinto no vino en el paquete nunca estrenado de nuestras Independencias. Domesticados por las potencias coloniales, quien pensara como latinoamericano en el siglo XIX cometía un delito perseguible de oficio.

Por menos de lo que dijeron varios líderes, muchos hubieran sido desterrados, echados al calabozo o pasados por las armas. Y al tercer guerrillero de la Cumbre, Pepe Mujica, por su espléndido Himno a la Vida, una hoguera.

Todas esas grandes naciones europeas y norteamericanas, a excepción de México, pudieron hacer su propia historia, guerras y revoluciones para sacudirse de sus yugos, pero impidieron a sus excolonias cumplir con su deber, y por último, para no perder la costumbre, las hicieron importar constituciones del Viejo Mundo que nada tenían que ver con nuestras realidades.

Liquidan Doctrina Monroe

Entre los acuerdos suscritos están dos que liquidan la nefasta Doctrina Monroe: "El compromiso de los Estados de la región con el estricto cumplimiento de su obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos.

"El compromiso de los Estados de la América Latina y el Caribe de respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones".

Sin embargo, este inédito capítulo debe empezar a ser escrito desde Nuestramérica. Si bien en muchos de los foros internacionales los mandatarios, algunos abiertamente y otros tímidamente, imputan muchas de las culpas al Norte, para exonerar a nuestro vecindario, nadie se había atrevido a girar el índice acusatorio al Sur.

El comandante Daniel Ortega fue la voz de la conciencia de esta atascada parte del planeta: "Falta todavía entre nosotros mismos el Espíritu Solidario, Complementario, no para estar dando limosnas, sino para dotar de instrumentos a los países más empobrecidos de América Latina, para que puedan ser sujetos económicos, y sujetos de mercado de los Países Latinoamericanos más desarrollados".

Por eso su énfasis en "construir mecanismos económicos donde establezcamos los mismos principios y regulaciones que le exigimos al mundo desarrollado. (...) en la medida que se vayan acortando las asimetrías, tendremos mercados más dinámicos en toda la región. Habrá más capacidad de compra, habrá más demanda de los mismos productos de los países más fuertes de la región".

Daniel, pragmático, habló por la experiencia, es decir, no en un modelo soñado, sino en un instrumento validado por los resultados: Petrocaribe y el ALBA.

Ahora, hay que darle vida a los documentos firmados: la Seguridad Alimentaria y Nutricional, y la erradicación del Hambre y la Pobreza. Es, precisamente, la agenda impulsada por el presidente Ortega y la escritora Rosario Murillo, en Nicaragua.

El presidente Nicolás Maduro dijo que todos los Estados congregados en La Habana deben convertirse en una "poderosa zona económica de desarrollo complementario, compartido, financiero, industrial y tecnológico".

Cuba, que completó su Independencia en 1959, fue el Everest de las democracias, muy a pesar de la maquinaria mediática de la ultraderecha.

Con la presencia, también, de los secretarios generales de la ONU Ban Ki-moon y la OEA, José Miguel Inzulsa, superó a la cada vez menos Cumbre de Las Américas, deslucida y desigual en toda su composición.

Y esto no significa una declaración de guerra al "país de hierro" que describió Rubén. Es un canto de paz a la tierra donde vivió, "el gran viejo, patriarca sereno y santo" Walt Whitman: "Surgirá un nuevo orden/ y sus hombres serán/ los sacerdotes del hombre, / y cada hombre será/ su propio sacerdote". Sí, "aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa":

Con Fidel y Evo, se puede decir que con la Cumbre de La Habana, los condenados al exterminio no solo están absueltos por la historia: han movido el centro de gravedad del Hemisferio Occidental.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...