Tira Cuba

Tira Cuba

miércoles, 19 de febrero de 2014

El “regaño imperial” y los “falsos eventos” de la oposición

Tomado de Aporrea.
Por Agapito Mañon.

Las manifestaciones y actos violentos de pequeños grupos de supuestos “jóvenes universitarios” opositores, son conocidos en propaganda como “falsos eventos”, acciones que vienen  realizando en puntos escogidos de la ciudad de Caracas que indican el próximo paso a la ofensiva de la oposición.
 
¿Qué son los llamados “falsos eventos” y cuál es su objetivo?
 
Buscan convertir un tema, una situación en noticia, en información de portada en los diarios y en imágenes en los telediarios. Casi siempre utilizan la tomas cerradas, ambientadas con pancartas, donde uno o varios voceros gritan a las cámaras en gestos desesperación, hay una sobreactuación premeditada para fijar algunos mensajes a través de frases hechas, eslóganes e imágenes con carga simbólica. Su objetivo es llamar la atención y provocar el rechazo colectivo, crispar a sectores específicos de la población, en este caso los jóvenes y sus familiares para involucrarlos en movilizaciones y actividades de protesta posteriores. También tratan de alimentar el rumor y otras informaciones falsas conectadas a su principal objetivo desestabilizador. De allí la importancia de estar alerta desmontando esta estrategia desinformativa.
 
Las acciones en desarrollo
 
Desde hace algunas semanas, circulan cadenas de informaciones de noticias  dirigidas a los estudiantes de secundaria y liceos que los incita a la rebelión. Para ello, utilizan publicaciones del año 2010 cuando aquellas “manitas blancas” protestaban en el centro y el Este la ciudad de Caracas donde se observan a policías metropolitanos reprimiendo. Cosa que llama la atención porque es muy fácil darse cuenta que esa policía está fuera de servicio desde mediados del 2010. Quienes ven este reportaje piensan que eso está ocurriendo en Caracas cuando son imágenes del 28 de enero de 2010. En el siguiente link podemos observar unos de esos ejemplos, enviado a través de la redes sociales Facebook y en Twitter.
 
Sin dudas, después de esta larga operación psicológica, ahora de guerra económica y de desestabilización que arrancó desde la última etapa del gobierno del Comandante Chávez, afecta a la mayoría del país. Toda esa estrategia maquiavélica dirigida desde  el exterior llega, al punto máximo de crispación esta semana ante la inminente aplicación de la Ley de precios justos que afecta a la pequeña y mediana burguesía comercial apátrida muy vinculada a la clases medias y medias bajas de la sociedad.
 
El paso a la ofensiva es una actuación opositora arriesgada “suicida” que protagonizan como punta de lanza de los sectores económicos y la burguesía comercial que puede conducir a la pérdida de ese aliado importante de la oposición que tiene como antecedentes: la perdida de PDVSA, la desintegración de la CTV y de los aliados en las Fuerzas Armadas; todos como consecuencia de eventos como el golpe de abril del 2002, la insubordinación de los generales en la Plaza Altamira, el paro petrolero y la más reciente baja de medios de comunicación voceros de la oposición como Radio Caracas Televisión y Globovisión.
 
El plan Imperial
 
Las acciones planificadas que profundizan el desabastecimiento, el incremento del mercado paralelo de dólares, la inflación, la sensación de inseguridad y la exacerbación de los indicadores criminales,  entre otras, persiguen a corto y mediano plazo crear reacciones en cadena de amplios sectores de la población que demanden la renuncia del presidente Nicolás Maduro y coloque al país ante un golpe de Estado.
 
Las medidas puestas en vigor por el gobierno revolucionario van directo a la afectación de la propiedad privada asociada a la burguesía comercial, quizás el sector más poderoso que hoy acompaña a la oposición venezolana y uno de los pocos sectores que pueden generar problemas en el país. Una apuesta peligrosa, desesperada, que puede colocar al gobierno ante la necesidad de aplicar medidas extremas relacionadas con la propiedad, como implementar las nacionalizaciones, las intervenciones de empresas y la expropiación. En vías de contrarrestar los sectores que generan la especulación en el mercado negro de los dólares y la masiva compra-venta de mercancías que se venden en precios por encima de las regulaciones sin que pase absolutamente nada.
 
Esa sensación de impunidad afecta la credibilidad y la popularidad del gobierno mientras no aplique la Ley de Precios Justos con la presencia del pueblo en cada unidad comercial. El papel de seguimiento y control de esta actividad debe pasar a las organizaciones comunitarias: consejos comunales, comunas, colectivos, instituciones del Estado que de manera permanente deben controlar la distribución disciplinada de los productos de primera necesidad.
 
La estrategia imperial
 
Durante la Cumbre de la CELAC en la Habana se realizó una “anticumbre en Miami”, en este evento debía haber participado Henrique Capriles y otros dirigentes de la oposición y lo que queda de la “gusanera” cubana en Venezuela. Las razones de la no asistencia fue la imposibilidad de conseguir boletos aéreos para esa fecha, según se rumoró entre los asistentes en Miami. Al final, fueron representados por algunos “exiliados” venezolanos en la Florida. Allí ocurrió que los sectores que financian a la oposición le reclamaron que los medios de comunicación informan del supuesto “caos económico que vive Venezuela”, pero al mismo tiempo no se observa la conflictividad natural que debía expresar la sociedad ante las denuncias que hacen los voceros de la oposición.
 
Ante el regaño imperial el propio Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado acordaron comenzar acciones de calle que conduzcan al fomento de una situación de inestabilidad e ingobernabilidad parecida a la de abril del 2002. No nos dejemos engañar, la vuelta a estas estrategias pareciera que divide a la oposición pero es de la boca para afuera. Hasta ahora no se observan voceros que quiera diferenciarse, deslindarse de esos propósitos oscuros y perversos.
 
También el rechazo dentro la oposición a la propuesta de Leopoldo López y María Corina Machado de iniciar un proceso constituyente es porque podría tener un resultado inesperado y contrario al deseado, donde el gobierno logre realizar cambios en la Constitución Bolivariana que contribuyan al afianzamiento en el poder y radicalización del proceso revolucionario socialista.
 
Hay que tener mucho cuidado con la desesperación y la falta de liderazgo de algunos dirigentes opositores: Leopoldo López-María Corina Machado, enloquecidos por asumir el protagonismo opositor ante la falta de liderazgo y de proyecto democrático. Hay que verse en los eventos de corte fascista ocurridos en la casa de los gobernadores del estado Táchira. ¡Buscan hechos violentos y acciones suicidas! Estos pueden involucrar y conducir a los sectores de la oposición  a cometer errores históricos que colocarían la oposición en la ilegalidad al apoyar pretensiones fascistas y antidemocráticas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...