Tira Cuba

Tira Cuba

lunes, 17 de febrero de 2014

Los Sueños de Sandino están cumpliéndose en los Nuevos Tiempos que vive Nicaragua

Tomado de Coordinadora de Solidaridad con Nicaragua y el ALBA
Por Ervin Sánchez Rizo

Tras el velo polvoriento del camino que deja Santa María de Pantasma y se adelanta hacia el municipio de Wiwilí, ubicado a casi 300 kilómetros al norte de Managua, van apareciendo, unos tras otro, distintos proyectos de desarrollo que evidencian los Nuevos Tiempos que vive Nicaragua.
Los últimos siete años han ido cambiando el entorno y la vida de las familias de localidades como Maleconcito, La Marañosa, El Jobo, El Subterráneo, El Carmen, Wamblán, Plan de Grama, El Malecón, acercándolos cada vez más al sueño del General Augusto C. Sandino, que creó en esa zona la primera cooperativa agrícola de Nicaragua.

En estos siete años, la inclemente pobreza que castigó a la zona durante siglos, ha ido reduciéndose bajó programas impulsados por el Gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes, según lo ratifican pobladores de la zona, mantienen en alto los ideales del héroe nicaragüense.

Herederos de los que lucharon con Sandino en la guerra anti intervencionista destacan que en el largo trayecto entre Jinotega y Wiwilí van apareciendo casas, nuevos tendidos eléctricos, escuelas, centros de salud, nuevas edificaciones, nuevos cultivos, mientras el pavimento y el adoquín comienzan a cubrir la vía.

Aristeo Salgado Zelaya campesino de la zona afirma que “la Revolución es como un vivero de café que fue sembrado en su tiempo y la semilla germinó, dando paso a una plantita y esa planta ya comienza a dar sus frutos, comienza la cosecha que recogemos el pueblo”.

Con la satisfacción en el rostro


Aristeo Salgado no oculta su satisfacción por estos frutos, esa restitución de derechos, como es la entrega de nuevas viviendas por parte del Gobierno Sandinista, la cual se realiza en el contexto de la jornada 80/35 Sandino, en la que Nicaragua entera celebra la Eternidad del General de Hombres y Mujeres Libres.

El compañero Salgado dijo “esto fue lo que Sandino dejó, Sandino está presente en las comunidades más profundas de la montaña, con distintos proyectos que están llegando porque nuestro Gobierno Sandinista está devolviéndole el derecho a nuestras familias, hacemos patria con esto todos los días, mes a mes, año con año”.

“Aquí están estas viviendas dignas. Yo creo que los beneficiarios ni las soñaban, pero ahí están las casas. Para llegar a esto, Sandino dejó la semilla y la semilla fue germinando, esa cosecha está aquí está presente, en primer lugar en los maestros, con la educación y la salud gratuita, la carretera, agua potable y la luz eléctrica”, explicó el campesino.

Señala el campesino que la Revolución es para todos, especialmente para los pobres, pero también para los ricos, porque los beneficios de las carreteras adoquinadas, de la extensión de la luz eléctrica también les llegan a ellos.

“Sandino está presente también en el corazón de las cooperativas. En el municipio de Wiwilí, aquí fue donde Sandino formó la primer cooperativa, esa cooperativa se llamaba Río Coco, entonces nosotros ahora ahí estamos, organizando cooperativas también, organizándonos mejor, ahí estamos en los financiamientos, en la semilla criolla”.

Cumpliéndole a Sandino


Uno de estos proyectos, que fue inaugurado este jueves en la comunidad de Maleconcito, a pocos kilómetros de Wiwilí, donde el arquitecto Mario Umanzor, gerente de operaciones del INVUR, explicó que en total son 41 casas entregadas a igual número de familias que involucran también a la comunidad de La Marañosa.

Las viviendas son de mampostería reforzada, concreto y refuerzos de acero en un área de 32 metros cuadrados de construcción, con una superficie trasera de crecimiento que puede llegar hasta los sesenta metros cuadrados, a un costo total de 4 mil 500 dólares, más el aporte de las familias protagonistas que es de 450 dólares en contrapartida y en mano de obra.

Celso Antonio Herrera Olivera explicó que las viviendas entregadas forman parte de la Jornada 80/35 que se ha venido desarrollando a pasos agigantados, cumpliendo con los sueños del general Sandino en la restitución del derecho a viviendas dignas, en los proyectos de agua potable, electricidad, educación y merienda escolar para los niños que asisten a clases.

Mientras tanto Noel Alberto Reyes López, concejal propietario del Frente Sandinista en el municipio de Wiwilí, afirmó que lo que ha estado ocurriendo en la zona, y en todo el país, es algo muy lindo que va de Victoria en Victoria en Nuevos Tiempos, que -no lo duda- iniciaron con la lucha del general Augusto C. Sandino.

“Estos sueños se vienen cumpliendo desde el triunfo de la Revolución Sandinista en sus hechos, en sus logros, con grandes líderes como son el compañero Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes en (tiempos de) paz vienen levantando a Nicaragua.

Entre los beneficiarios, cuyos derechos fueron restituidos, está la compañera Zaida Imelda Reyes Rivera quien dijo “estoy agradecida primeramente con Dios porque es el que nos da la vida, nos da la fuerza y con nuestro presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes nos han beneficiado con la entrega de una vivienda tan linda como ésta”.

Derechos restituidos

A su vez la compañera Reyes Rivera manifestó “nunca pensé tener una vivienda como la que nos ha entregado el Gobierno Sandinista, que es el único que se ha acordado de los pobres, porque ninguno de los anteriores ha hecho esto y por eso le damos gracias por el corazón que tiene al presidente Daniel Ortega”.

Por su lado, Rosa Emilia Muñoz manifestó “me siento alegre y agradecida con Dios y con el presidente Daniel Ortega, porque la casa que tenía no me servía, ahora mi familia, yo y mis chavalos, estamos contentos porque ya no nos mojamos, antes nos mojábamos porque la casita sólo era tapada con plástico”.

A su vez, Pabla González Poveda dijo que se siente agradecida con el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo porque ha visto por las familias pobres y agregó que por eso le piden que sigan haciendo proyectos para ayudar a otras familias empobrecidas del país.

Entre tanto, Alba Luz Castro manifestó sentirse tranquila y orgullosa de tener su vivienda, la que no había podido obtener en 12 años que tiene de vivir en la comunidad de La Marañosa, donde afirma que en invierno el plástico se pasaba y se mojaba con sus hijas, pero añadió que siempre tuvo la fe en Dios que iba a tener su vivienda.

Hoy su sueño, también se ha cumplido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...