Tira Cuba

Tira Cuba

sábado, 14 de junio de 2014

Dos héroes, la misma lucha




El 14 de junio une en la historia a dos grandes hombres, ambos formaron parte importante dentro de la historia de Cuba y dejaron una huella imborrable para el presente y el futuro de todas las generaciones, para todos los pueblos que luchan por conquistar su independencia y dictar con voz propia y sin interferencias foráneas un camino que sobre todas las cosas se evidencie dos principios bases: soberanía y autodeterminación.


En Santiago de Cuba, en 1845, nació José Antonio de la Caridad Maceo y Grajales, quien se convirtió en el Lugarteniente General del Ejército Mambí. Un hombre que no admitía tregua si con ello se traicionaba a la Patria y a los cubanos. En todo momento llevó en su cuerpo, con modestia e hidalguía, las marcas de la guerra por alcanzar un principio ineludible: la independencia de Cuba. Por su indiscutible valentía y arrojo, su fortaleza y coraje excepcionales, por su talla como hombre integral, le valieron el eterno sobrenombre que Manuel Sanguily Garrite le dio el 20 de noviembre de 1895: el Titán de Bronce”.
Tomado de Bohemia. Hacer Click Aquí para entrar en página interactiva.

Su pensamiento libertario y fuerte convicción política marcó a toda una generación de cubanos. Dos ideas fundamentales dejó ver en su carta al Coronel Federico Pérez Carbó, el 14 de julio de 1896, para lograr el éxito del proceso revolucionario emancipador de Cuba: La libertad se conquista con el filo del machete, no se pide: mendigar derechos es propio de cobardes incapaces de ejecutarlos. Tampoco espero nada de los americanos, todo debemos fiarlo a nuestros esfuerzos; mejor es subir o caer, sin su ayuda que contraer deudas de gratitud con el vecino tan poderoso.”


Incluso, durante un homenaje que se le ofreció en Santiago de Cuba, el 29 de julio de 1890, donde J.J. Hernández Mancebo hizo alusión de la posible anexión de Cuba a Estados Unidos, el Titán respondió tajantemente: "Creo, joven, aunque me parece imposible…, que ese sería el único caso en que tal vez estaría yo al lado de los... españoles". Pero sus principios éticos y revolucionarios a favor de la independencia absoluta de Cuba y sin la “ayuda” de la intervención extranjera, se mostraron con anterioridad en una carta dirigida al Sr. Director de El Yara, el 13 de junio de 1884, donde expresa: “La dominación española fue mengua y baldón para el mundo que la sufrió; pero para nosotros es vergüenza que nos deshonra. Pero quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha. Cuba tiene muchos hijos que han renunciado a la familia y al bienestar, por conservar el honor y la Patria. Con ella pereceremos antes que ser dominados nuevamente; queremos independencia y libertad.”


En Rosario, Argentina, en 1928, nació Ernesto Guevara de la Serna, un joven que desde pequeño templó su cuerpo y carácter para luchar por la humanidad. Deponiendo su vida, cursó su reclamo de justicia a favor de los pueblos. Fue miembro de la expedición del Granma junto a Fidel y otros combatientes, su maletín de médico lo cambió por el fusil en la Sierra Maestra y en los primeros años de construcción y consolidación de la Revolución cubana desempeñó un importante papel en las diversas funciones que ejerció.


Fue un acérrimo estudioso de la historia de Cuba y se identificó con el ideario maceísta. El 7 de diciembre de 1962, en conmemoración del aniversario 66 de la caída en combate de Antonio Maceo, el Che expresó: Hoy, que estamos en la tarea de la construcción del socialismo en Cuba, que empezamos una nueva etapa de la historia de América, el recuerdo de Antonio Maceo adquiere luces propias. Empieza a estar más íntimamente ligado al pueblo, y toda la historia de su vida, de sus luchas maravillosas y de su muerte heroica, adquiere el sentido completo, el sentido del sacrificio para la liberación definitiva del pueblo.” Palabras que siguen cobrando significado en la tarea actual del pueblo cubano por preservar las conquistas socialistas y enfrentar las agresiones imperialistas y su genocida política de bloqueo contra Cuba.


El Che fue el hombre que se adelantó a todo tipo de muerte para trascender convertido en una bandera de lucha, en una antorcha de ideales revolucionarios, pero sobre todas las cosas en un altísimo exponente de humanismo y solidaridad internacionalista.


Hay diversas frases que pudieran mostrar los altos valores cultivados en un hombre identificado con los pueblos del mundo; pero para esto citaré una muy sencilla dedicada a sus hijos en carta de despedida: "Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario." 

 
Foto de Roberto Salas. 1964
El Che no vaciló en montar nuevamente su rocinante y con la adarga bajo el brazo, seguir en sus trotes, para continuar la lucha contra el mayor enemigo de los pueblos, cual una vez expresó: “¡No se puede confiar en el imperio, pero ni un tantico así!”.


Este 14 de junio de 2014 se cumplen los aniversarios 169 del natalicio de Antonio Maceo y el 86 de Ernesto “Che” Guevara. Dos gigantes, quienes dentro de la gran carga de sacrificio que llevaron consigo, vivieron satisfecho de haber cumplido con un deber más grande que ellos mismos: responsabilidad de luchar por un futuro mejor para todos.

Maceo y Che, dos grandes héroes, quienes conjugaron el verbo amar (amar a la Patria, porque ella es humanidad) con los principios de independencia y antiimperialismo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...