Tira Cuba

Tira Cuba

viernes, 13 de junio de 2014

Obama abrió la puerta a otra intervención militar en Irak

“No descartamos nada para que los yihadistas no consigan consolidar su presencia en Irak”, afirmó Obama al responder acerca de si Estados Unidos considera atacar con drones (aviones no tripulados) u otro tipo de acción militar para frenar a los grupos armados que esta semana tomaron las norteñas Mosul y Tikrit.
Tomado de LibreRed

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que Irak “necesita ayuda militar inmediata” para detener el avance de los islamistas sunnitas que capturaron dos importantes ciudades del país árabe en los últimos días, y advirtió que no descarta “ninguna opción”.

El presidente estadounidense, que recibió a la prensa en la Casa Blanca antes de reunirse con el primer ministro australiano, Tony Abbott, dijo que Irak está en una “situación de emergencia” y que Estados Unidos “buscará cómo proveer asistencia más efectiva” al gobierno del primer ministro iraquí, el chiita Nuri al Maliki.

“Serán necesarias ciertas acciones militares inmediatas, y nuestro equipo de seguridad está examinando las opciones”, indicó Obama, a quien la oposición en su país acusa de ser dubitativo y critica por no decidirse a intervenir en Siria y no hacer cumplir las “líneas rojas” que él mismo se marca.

A poco más de dos años de que Washington retirara sus tropas de Irak tras ocho años de invasión, las milicias del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), presente en este país y en la vecina Siria desde su creación hace más de una década, se fortalecieron a fuerza de sangrientos ataques y avanzan hacia Bagdad.

Además de la segunda ciudad del país, Mosul, y de Tikrit, tomaron en diciembre Ramadi, capital de la provincia oriental de Al Anbar, la más extensa del país, y luego la vecina Fallujah, 70 kilómetros al oeste de Bagdad, impidiendo que se pudieran celebrar allí las elecciones del 30 de abril pasado.

“Irak va a necesitar más ayuda, de nuestra parte y la comunidad internacional”, dijo Obama, citado por la agencia de noticias EFE.

Si bien el mandatario norteamericana no especificó qué tipo de asistencia estarí­a dispuesto a proveer, dijo que no descartaba ninguna opción.

“Tenemos interés en asegurarnos que esos yijadistas no se afiancen en Irak ni en Siria”, agregó.

Las autoridades iraquí­es, luego de que perdieron el martes el control de Mosul y el miércoles el de Tikrit, enviaron ayer una solicitud a Washington para que contemple la posibilidad de utilizar drones estadounidenses para combatir a la insurgencia.

A la par del pedido de ayuda de Bagdad, legisladores republicanos criticaron al presidente demócrata por los recientes avances militares de los yihadistas en Irak y denunciaron como precipitada la retirada del Ejército en diciembre de 2011 del país árabe, a donde fueron enviados por la Administración de George W. Bush.

“El fracaso de la política estadounidense en Siria, Libia y Egipto y la ausencia de estrategia a largo plazo para Medio Oriente tienen un impacto directo en la situación en Irak”, dijo el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes.

Boehner agregó que la insurgencia está “a 100 millas de Bagdad. ¿Y qué hace el presidente? Duerme la siesta”, señaló.

Algunos parlamentarios presionaron a Obama para autorizar los ataques aéreos como apoyo al Ejército iraquí­.

“¿Podrí­a evitarse esto? La respuesta es absolutamente sí­”, dijo por su parte el senador republicano John McCain.

“Es necesario un giro espectacular de la situación antes de que la región se convierta en el lugar donde se orquestan los ataques contra Estados Unidos”, advirtió.

“El poder de la fuerza aérea estadounidense es la única esperanza para cambiar la ecuación militar en Irak”, señaló el senador Lindsey Graham, que pertenece al ala intervencionista del partido republicano.

“El próximo 11 de septiembre se está preparando mientras tanto”, añadió, en alusión a los atentados de la red Al Qaeda contra las Torres Gemelas y el Pentágono, en 2001.

La Casa Blanca, por su parte, informó que el vicepresidente Joe Biden llamó hoy por teléfono al primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, para expresarle su solidaridad y decirle que estados Unidos está preparado a aumentar su apoyo y cooperación con Irak.

Biden agregó que la asistencia norteamericana ayudaría a “enfrentar la amenaza urgente y creciente” que constituye el EIIL.

Telam

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...