Tira Cuba

Tira Cuba

domingo, 19 de enero de 2014

Jóvenes, y cubanísimos










Foto:Roberto Suarez Piñón, JR
Tomado de Soy Cuba
Por Lisandra Leyé del Toro.



Más del 95 por ciento de los jóvenes entrevistados en la IV Encuesta Nacional de Juventud dijeron sentirse orgullosos de ser cubanos.

Cualquiera pensaría que el orgullo del cubano, en términos numéricos, va en caída, dada la tendencia de los jóvenes a consumir productos marcados por lo foráneo: ropas con la bandera del Reino Unido, llaveros, bufandas, pullovers que parecen hechos para fanáticos (y no fanáticos) del Barcelona o el Real Madrid, y también porque la reproducción de los peinados y estilos de vida de algunas grandes estrellas han invadido, de pronto, la cotidianidad adolescente.

in embargo, la IV Encuesta Nacional de Juventud, estudio más importante que se realiza en el archipiélago sobre este sector poblacional, arrojó en el 2012 que el 96 por ciento de la población entre 15 y 29 años de edad se sentía orgullosa de su cubanidad. Específicamente las mujeres, entre 25 y 29 años, fueron quienes más defendieron este criterio.

Al respecto, Soy Cuba conversó con el máster Rolando Julio Rensoli Medina, investigador del Centro de Estudios Sobre Juventud y profesor auxiliar de la Universidad de La Habana.

Hace más de 20 años que Rensoli estudia a la juventud cubana y tiene en curso la investigación Universo Juvenil Cubano: Cultura e Identidad, espacios de socialización, recreación y tiempo libre.
 En los negocios por cuenta propia, principalmente, es mayor la oferta de productos foráneos que nacionales. Calixto N. LLanes Vila. Archivo del Juventud Rebelde
Lisandra Leyé (LL) ¿Pensó alguna vez que la relación entre los jóvenes y su identidad nacional sufría algún tipo de «fractura»?

Rensoli (R): «No, aunque el interés por emigrar y la contradicción entre los problemas sociales que agobian a la juventud, sobre todo los acumulados durante 20 años de Periodo especial cuando muchos proyectos de vida se interrumpieron por la crisis económica del país, pudieron haber indicado eso. Sin embargo, ninguno de estos factores afectó el orgullo por haber nacido aquí.   

«Ni siquiera de los que viven en la emigración, porque con la lejanía el sentimiento de cubanidad no se pierde, por el contrario, se exacerba el deseo de representar las raíces y tradiciones: cocinando los platos típicos de la isla, poniendo la música salsera, estampando pinturas en las paredes con sitios de nuestro país, o colgando alguna bandera cubana.

«La IV Encuesta Nacional de Juventud del 2012 ratificó esa percepción. Se entrevistaron adolescentes y jóvenes de entre 15 y 29 años, que es la edad asumida por la Organización de Naciones Unidas y otros organismos internacionales para enmarcar el concepto de juventud.

«Aunque en Cuba, el universo juvenil se extiende hasta los 35 años por causas de índole política y social entre las que están el envejecimiento de la población del país debido a una elevada esperanza de vida (entre otros motivos), que la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) elevó su militancia hasta los 32 años, y las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) entre otras organizaciones, hasta los 35 años».

LL: ¿Entonces no puede decirse que exista una crisis de identidad nacional, a pesar de la impresión que a veces da al caminar por las calles?

R: «No, no se puede hablar de una crisis de identidad en los jóvenes cubanos. Solo como muestra le digo que la juventud en el occidente se identifica más con su historia local, pues predominan los elementos de índole socio-cultural, mientras que en el oriente del país, por los resultados obtenidos en la investigación, se manifiestan más afines al liderazgo nacional de la Revolución, o sea, que prevalece el elemento histórico».

LL: ¿Qué otros elementos tienen en cuenta los investigadores en este tipo de investigaciones?

R: «Los tres punteros identitarios que son: el de ser, el de estar y el de asumirse. La identidad de ser tiene en cuenta el cómo yo soy en cuanto a rasgos fenotípicos, el medio y clase social, la nacionalidad y la región.

«La identidad de estar se relaciona con el lugar donde estoy y del cual vengo, y la de asumirse es la del yo como individuo. Esta última evidencia la capacidad de la persona para asimilarse de una determinada forma, ya sea por oriental, bajito, hetero u homosexual, entre otras características. Claro que esas formas de identificarse dependen de cómo valore y comprenda el mundo cada cual.

«No se incluye al evaluarse la identidad el haber nacido en Cuba, porque la persona pudo nacer aquí pero sentirse más relacionado con otro espacio. Sí cuentan, por el contrario, las razones culturales por las que se siente cubano: lengua, música popular, tradiciones folclóricas, elementos idiosincráticos (gesticulación, hablar en jerga, la jocosidad). También cuenta la inclusividad, que es un criterio usado con respecto a quienes se aplatanan en la isla, y hasta la pasión por el beisbol como deporte nacional».

LL: ¿Cuáles fueron los principales resultados de la IV Encuesta?

R: «El más importante fue que el 96 por ciento de la población entrevistada entre 15 y 29 años, se sentía orgullosa de ser cubana. Este parámetro, altamente positivo, demostró que la juventud nacional, ya sea urbana o rural, profesional, técnico o con bajo nivel educacional, está satisfecha con nuestra cultura.

«De total de encuestados un 31,7 por ciento se identificó, sobretodo, con grupos específicos dentro de las llamadas Tribus urbanas, comunidades que engloban a rastafaris, hippies, punkis, frikis, los profundos y otras expresiones de lo que en el Centro de Estudios Sobre Juventud nombramos Culturas juveniles.

«Por lo general estos conglomerados de adolescentes y jóvenes se ven en la Calle G y la Fuente de la Juventud, de ciudad de La Habana, en el Mejunje, de Santa Clara, en el parque Calixto García, de Holguín, o el Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba.

«Las Culturas juveniles tienen un referente extranjero, y sus adeptos no constituyen ni siquiera un tercio de la totalidad de los jóvenes. Pero, por macroregiones, afloró entre los resultados que hay mayor predominio de ellas  en ciudad de La Habana (84,3 por ciento) porque es la única urbe cosmopolita del país, le siguen el resto de los territorios occidentales (34,5 por ciento), las provincias centrales (20,7 por ciento) y el oriente (29,1 por ciento)».

LL: ¿Qué cantidad de jóvenes no se identificaron con nada y por qué motivo?

R: «La investigación arrojó que existe un 68,3 por ciento que no se identificó con ninguna de las Culturas Juveniles, no obstante, se debe hacer la aclaración de que sí tienen una identidad cultural. Esta mayoría se siente cubana, pero se siente más representada por elementos culturales mencionados antes: la lengua, el uso de refranes, el folclor, el deporte, la música…

«Todos esos resultados, son enviados después por el Centro de Estudios Sobre Juventud con algunas recomendaciones, a groso modo, al Gobierno nacional y provincial donde son analizados y discutidos. También se mandan a las estructuras políticas y a los ministerios para que tomen las medidas que consideren pertinentes no sólo en cuanto a los temas de identidad nacional, sino de otros asuntos cuya percepción o impacto evaluamos en nuestras investigaciones».  
  
Gráfico
 

Más del 95 por ciento de los jóvenes entrevistados en la IV Encuesta Nacional de Juventud dijeron sentirse orgullosos de ser cubanos - See more at: http://www.soycuba.cu/noticia/jovenes-y-cubanisimos-graficos#sthash.ogKp36Yv.95YOBqvB.dpuf

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...